jueves, 16 de noviembre de 2017

La peluquera de Stranger Things revela los secretos de los personajes: postizos y pelucas!

Stranger Things fue una de las series revelación con más éxito de la temporada 2016 en Netflix. Este año, recién estrenada la segunda temporada, son muchos los blogs y medios digitales que recogen detalles sobre su trama y la caracterización tan cuidada de sus personajes (ambientada en los 80).
Leemos en la famosa página web www.syfy.com, portal dedicado a la ciencia ficción, un repaso en detalle a las pelucas y postizos que utilizan tanto sus actrices como sus actores. No os lo perdáis aquí (original en inglés). 

La jefa de estilistas de esta serie, Sarah Hindsgaul, ha revelado algunos de los secretos capilares, por eso sabemos que ni el entrañable personaje de Steve (G. Matarazzo) tiene esos bucles por naturaleza, ni tampoco Billy ni Hopper. De hecho el actor que da vida a Jim Hopper tiene el cabello rapado en su vida real. 

Uno de los personajes, Billy Hargrove, encarnado por el actor Dacre Montgomery, es un ejemplo del típico peinado mullet que lucían muchos hombres en los 80 y principios de los 90. Se trata de corto por arriba y largo por detrás, que tanto nos horroriza ahora (pero que sex symbols como Brad Pitt o George Clooney han llevado, así como Rob Lowe). "Si miras las fotos de Brad Pitt, es demasiado épico, y el peinado mullet era lo que mejor podía representar al personaje de Dacre", explica Sarah en una entrevista. Cuando esta estilista vio un fotograma de Rob Lowe en la película St Elmo's Fire, se dio cuenta de que ese era exactamente el look que necesitaba recrear para Billy. "Fue un momento muy feliz para nosotros", explica la peluquera. 

Pero no ha sido todo tan sencillo para Sarah. Antes de empezar el rodaje de la primera temporada, el actor Charlie Heaton (Jonhatah Byers en la serie) le llamó para explicarle que se había quemado el pelo accidentalmente con una vela en la fiesta de nochevieja. ¿La solución? Extensiones. Esto sucedió también justo antes del rodaje de la temporada 2, el actor David Harbour (Jim Hopper en Strangers Things) tuvo que afeitarse la cabeza para hacer un personaje Shakesperiano en otra producción. "Esto fue todo un shock", explica Sarah, "El actor me envió fotos y me pidió por favor que no le matara ni le odiara por eso, pero yo le dije: Sí, te voy a matar". Así que tuvimos que confeccionar una peluca completa para él que ha estado usando los tres primeros meses de rodaje. "Como este tipo de pelucas de caracterización no son lo más cómodas, considero que estamos en paz", explica Sarah. 
Pero no todas las pelucas de la serie se han hecho por una emergencia. Para la actriz Cara Bouno, Sarah le ofreció una peluca para evitar maltratar su pelo biológico a la hora de encarnar el personaje de Karen Wheeler. 

El estilismo más divertido en Stranger Things es definitivamente el de Steve Harringtons. No está basado en nadie en concreto, pero Sarah se inspiró en el grupo de música noruego A-ha (seguro que os suena la canción Take on me, el estilismo viene de ese videoclip). En la temporada 1, el actor tenía el pelo más largo así que la estilista se valía de laca y bastante maña con los dedos para apañarlo. En la temporada 2, el pelo lo lleva más largo y está más inspirado en el Ángel de Charlie Farrah Fawcett. Así que tiene que emplearse bastante a fondo con el cepillo y el secador para darle el toque especial. 

Y ahora el turno de los niños. Gaten Matarazzo (Steve) tiene un "pelazo" en la segunda temporada que da mucho más trabajo que el peinado de los demás. Sin embargo, para la estilista de la serie, marcar bien los rizos de este entrañable y joven actor es uno de los momentos más agradables del día. Utiliza mucho gel y bastante trabajo de secador para aportar volumen en la zona de arriba: "Es un niño muy bueno, no podíamos parar de reír en la prueba de peinado", comenta. 


Por último Eleven. Si en la primera temporada la joven actriz tuvo que rasurarse el pelo (en este post podéis leer más detalles sobre cómo la convencieron para pasarse la maquinilla y raparse la cabeza siendo tan pequeña), para la segunda temporada juegan con dos caracterizaciones: más aniñada con los bucles ya creciendo y rodeando su cara, y también mucho más "malota" con un look mojado. 



 "Es que son niños", comenta Sarah, "les gusta corretear, sudan, y cualquier peluca podría acabar malparada. El año pasado la actriz que da vida a Eleven estaba tan harta de la peluca platino que la colgó de las ramas de un árbol", explica Sarah divertida. 
   

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin