miércoles, 15 de noviembre de 2017

¿Es un sistema de integración capilar sin cirugía o de base de rejilla idóneo en tu caso de alopecia?

En primer lugar, cuando estás buscando información sobre soluciones capilares de integración de cabello sin cirugía aparte de volverte loca con teras y teras de información, muchas veces poco fiable, contradictoria o muy sesgada, es normal que leas acerca de los postizos de rejilla o de integración de cabello como una de las múltiples posibilidades. Este tipo de prótesis parcial (porque cubre parcialmente la cabeza, no es como una peluca integral) es de las que se consideran de "antigua generación". Esto no significa que sea ni mejor ni peor, sólo que en los últimos años ha habido otros avances y métodos novedosos, aunque sigue habiendo mujeres (e incluso hombres) que son fans incondicionales de este tipo de posticería con base de rejilla, y por lo tanto, casi todos los salones especializados en sistemas continúan dando el servicio, porque seamos totalmente sinceros: no sólo es una venta puntual sino que también en el 90% de los casos requieren servicio de mantenimiento mensual, y esto conlleva más ingresos.
¿En qué consiste?
Se trata de un postizo cuya base tiene una rejilla en la que va implantado el cabello postizo mediante un anudado específico (a veces a mano, a veces a máquina). Dependiendo del tipo de alopecia o del resultado que desee el cliente, la malla o red tendrá las celdillas (o agujeros) más anchos o más pequeños. Este tipo de postizo se sujeta mediante peinetas (clips) o bien con métodos fijos (anillas, trenzados, puntos de queratina) y a través de las celdas se entresaca el cabello biológico con un pequeño gancho, de manera que queda todo integrado. El pelo del postizo debe de ser lo más similar en cuanto a textura y tono.
¿Cuáles son las ventajas?
Si lo llevas fijo, el mantenimiento es en salón por lo que puedes "olvidarte" de tu cabeza durante 3 semanas (por el crecimiento natural del pelo los puntos de sujeción se mueven así que hay que recolocarlo). Esto es cómodo para personas que no desean manipularlo en casa. Sin embargo has de seguir unas normas a la hora de lavarte la cabeza y cepillar el cabello a diario, para que se mantenga lo mejor posible sin problemas (esto es sin enredos, sin que se descuelgue de algún sitio, sin que se note). Si deseas un look muy tupido, con mucha densidad de pelo y volumen, este es tu sistema. Sobre todo si te gusta corto o con un estilo clásico, mientras que tengas bastante cabello biológico en los laterales que puedan engranarse bien. No es para nada natural ni indetectabe cuando llevamos mucho pelo en la zona frontal de la cabeza y muy poca densidad en las demás áreas. Porque en la naturaleza es justo al revés, incluso una cabeza sin alopecia tiene un recuento folicular menor en la zona de arriba que en la parte de atrás.

La base, al estar horadada (una red), es muy ligera y totalmente transpirable. Los nudos son más resistentes y duraderos que otros materiales ultra finos, por lo que la duración es mayor.

¿Los inconvenientes? 
Si la colocación es en tu casa, ten en cuenta que necesitas dedicarle tiempo a entresacar tu pelo a través de los agujeros del sistema. Esto para algunas personas es parte de su rutina y no les importa, pero para otras es realmente odioso por no decir insufrible, frustrante y que dan ganas de estamparlo contra la pared. También depende de la maña y del tiempo disponible, porque en este caso sería integrarlo todos los días. Por eso es más recomendable que se lleve fijo y que la integración se realice por un profesional de la posticería que sepa cómo sujetarlo. Sin embargo, para algunos usuarios de este tipo de sistema el hecho de fijarlo a la cabeza les resulta molesto y doloroso los primeros días, mientras que otros se quedan plácidamente dormidos en la butaca mientas se lo trenzan o anillan. Si tienes el cuero cabelludo muy sensible o alguna patología como dermatitis. foliculitis, efluvio telógeno o alopecia de tipo cicatricial activa, no están para nada indicados. Ten en cuenta que cualquier tipo de servicio o mantenimiento profesional conlleva un desembolso económico mensual. Hay bonos que salen más baratos (normalmente) pero esto requiere que se paguen por adelantado y si al poco tiempo decides cambiar por un modelo de quita y pon, este servicio lo pierdes.

Por otro lado, si te gusta llevar mechas, cuando el sistema se integra con tu pelo y se entremezcla por arriba, es un poco más complicado de calcular el resultado, pues hay que hacerlas por separado y luego ir entresacando tu pelito. Es decir, cada mes el resultado de las mechas puede variar en función de cómo se hayan entremezclado los mechones. Para personas que no desean dar explicaciones sobre absolutamente ningún cambio en su look esto puede ser bastante incómodo cada mes.

Si quieres llevar la frente totalmente despejada y el pelo hacia atrás, no hay problema si tienes suficiente cabello biológico en el frontal para poder cubrir el contorno de la rejilla. Si no es tu caso, para evitar que se note, recomendamos flequillo en cualquiera de sus variantes.

Normalmente no se puede cambiar la raya de sitio (en el caso de que tu sistema la lleve hecha). Pero por normal general son sistemas para un estilo de peinado sin ningún tipo de raya.

¿Hay alternativas?

Por supuesto. Aunque este tipo de sistemas eran la novedad hace 20 ó 25 años, ahora existen otros materiales igual de cómodos, ligeros y que te permiten peinarte con más libertad. También los puedes llevar con clips, fijos mediante adhesivos o con otras técnicas (anillas, reajuste, puntos de queratina...).

¿Mi opinión? Pues a ver, lógicamente si lo que quieres es naturalidad y discreción, los sistemas de rejilla dejan un resultado con mucho más pelo que utilizando cualquier otra base anudada o inyectada. O sea, no sólo el pelo postizo que requieren para cubrir la base (las celdas) sino que se mezclan con el tuyo y eso suma. Depende también del estilo que lleves y de cómo te guste. Normalmente esto lo colocamos a señoras que van con un estilo clásico (que yo lo llamo forma de algodón de azúcar, aunque este tecnicismo no existe en peluquería y siempre me echan la peta cuando lo digo en el trabajo). Sí, también hay mujeres jóvenes que lo llevan en melena o media melena pero con dos características: 
- O bien que no se peinan con raya. 
- O bien que la raya que trae el sistema es fija a un lado o a otro y no se la cambian.

Desde el punto de vista comercial, cualquier tipo de sistema que sea fijo en el cabello es más rentable, por los mantenimientos mensuales, pero siempre es importante informar al usuari@ de sus pros y sus contras, para que pueda tomar la mejor decisión. Aunque en la inmensa mayoría de los casos son personas que los utilizan desde hace varios lustros y décadas, no se han adaptado a los "nuevos" y vienen de otros establecimientos que ya han cerrado o que han dejado de prestar este servicio por el motivo que sea.

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin