viernes, 6 de octubre de 2017

¿Se puede estropear una prótesis capilar o una peluca de pelo natural que no hayas llegado ni a estrenar?

Sí. Y es mucho más habitual de lo que parece. Paso a explicar el por qué: 
pelo freepikEs muy normal que chicas (o chicos) que tienen diversos tipos de alopecia crónicos e irreversibles prefieran comprar dos o tres unidades (pelucas de cabello natural o prótesis capilar) para tener un repuesto por si acaso. Esto es recomendable pues, lógicamente cuando necesitas una peluca o prótesis para hacer vida normal cualquier "accidente" o problema que tengas te dejaría "con el coco al aire". Imagínate que tienes sólo un traje para todo: para ir al trabajo, ocio, practicar deporte, para dormir, para estar en casa... Es normal que al cabo de varios meses esté totalmente desgastado, descosido, descolorido... Además, en muchas empresas ofrecen descuento si compras más de una unidad precisamente por esto. 

Sin embargo, muchas personas, en lugar de ir alternando los sistemas (uno cada semana, cuando toca mantenimiento, por ejemplo) deciden utilizar uno durante meses o un año (o sé de casos que dos o tres años con la misma peluca), e inmediatamente al "jubilarlo", estrenar el otro que estaba "en la reserva". No siempre sucede, pero habitualmente este segundo sistema que ha estado bien guardadito en su caja, bolsa o maniquí en un armario, empieza desde el día uno a dar problemas: el cabello está seco, quebradizo, se enreda más, rebelde, tiende a bufarse... Y en lugar de ser una compra maestra, porque nos hemos ahorrado dinero ¡sólo nos genera preocupación, frustración y come come de cabeza! 

¿Por qué sucede esto? Pues porque el cabello natural, que está "muerto" (cortado e implantado en la base del sistema) no se renueva, carece de glándulas sebáceas y necesita hidratación, exactamente lo mismo que si lo llevaras puesto. Normalmente cuando es una peluca natural o una prótesis capilar "reservada" para el futuro, no es imprescindible que la laves una o dos veces a la semana. Pero siempre es aconsejable hacerlo cada dos o tres semanas. ¿Para qué molestarse? Pensarás. Si no la usas, no está sucia, ni sudada ni nada... Pues porque hay que hidratarla. 

Por este motivo, la finalidad de lavarla no es para eliminar suciedad, sino porque la hidratación que necesita este cabello (siliconas, aceites, grasas) sólo la vas a poder aportar con la cosmética. Y un cabello hidratado es más elástico, ¡y mucho más duradero! 

Así que recuerda: si deseas guardar una peluca de pelo natural (ojo, esto sólo se aplica al cabello humano, no sintético) durante una buena temporada por el motivo que sea: ¡lávala al menos una vez cada dos o tres semanas! 

 Créditos imagen: Freepik.

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin