martes, 10 de octubre de 2017

Cinco trucos para cuidar mejor - y alargar la vida - de una peluca de fibra sintética!

Muchas personas (y yo misma al principio) se decantan por utilizar pelucas de fibra sintética (pelucas de cabello artificial) para ocultar su problema de alopecia o durante la quimio. Esto normalmente se hace por varios motivos: por no peinarse, para tener un pelazo espectacular e ir siempre bien peinada, porque son más baratas, etc etc. Usar una peluca sintética tiene ventajas (aunque también inconvenientes, como los que podéis leer en el post de pelo natural versus pelo sintético). 

Sin embargo, una peluca sintética, sobre todo cuando es una melena larga, tiene menor duración que su homóloga en cabello natural. Así que os paso algunos trucos para que os dure más tiempo la peluca: 
1) Champú. Lo ideal es utilizar un champú adecuado y específico para fibra sintética (como por ejemplo yo uso el champú para pelucas sintéticas de Salerm Lamarvi). Pero si no lo encuentras o no deseas utilizarlo, asegúrate de que utilizas un champú neutro de uso frecuente (de los familiares de litro, vaya, que además son los más baratos). 

2) ¿Cuál es el truco al lavarla? No es necesario que frotes ni masajées el champú en el cabello de la peluca, pues no es como en las pelucas de pelo natural. Lo ideal es que llenes el lavabo con agua tibia (o un cubo), añadas champú en el agua y sumerjas la peluca durante unos minutos antes de aclararla. Puedes frotar, suavemente con las yemas de los dedos, su parte interior (la que está en contacto con tu piel donde lógicamente transferimos sudor y grasa). 

3) Usar un acondicionador o mascarilla especial para pelucas de fibra sintética. Esto, aunque te suponga un gasto extra en la cesta de la compra... ¡sí es importante! Pues el cabello sintético se deteriora con la fricción, y lo que hacen estas mascarillas específicas es precisamente lubricarlo para que friccione menos. Por lo tanto, utilizarla (se utiliza en húmedo sin aclarado) puede aumentar la vida útil de tu peluca sintética, y a la larga, ahorrarte dinero.  

4) Cepillado y desenredado. Aunque normalmente no se enredan o si lo hacen no es mucho (ya que la fibra sintética carece de cutícula) sí es necesario, cuando lleves una melena larga, proceder a su cepillado. Recuerda SIEMPRE comenzar por las puntas hacia abajo y sujetar con la mano libre los mechones para no dar tirones de la base de la peluca. Hazlo despacio y con cuidado, si lo haces de manera enérgica puedes estropear ese cabello y que se vuelva áspero antes de tiempo. Utilizar un poco de mascarilla para pelucas sintéticas aplicándola en seco va a facilitar el desenredado. 

5) Ojo con las fuentes de calor. Si tu peluca no dispone de fibra sintética resistente al calor, ¡es mejor que la mantengas bien lejos de secadores, planchas o tenacillas! Es cierto que disponemos de pelucas con fibra coreana (heat resistant) hasta 180 grados. Esto es genial pues te permite utilizar el secador cuando tengas prisa, y también la plancha o las tenacillas si deseas cambiar de estilado. ¡Ojo! Que puedas hacerlo no significa que aguante fuentes de calor a 180 grados a diario. Recuerda, si deseas tener una versatilidad absoluta respecto a tu forma de peinar, elige mejor pelucas de pelo natural. 

 

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin