jueves, 26 de octubre de 2017

50 sombras del clip: Trucos y métodos de sujeción para soltarnos la melena en la cama con prótesis o peluca

Ya estoy viendo que me voy a arrepentir de publicar esto... Pero en fin. La sexualidad y la alopecia es un tema que debería tener más relevancia. En este blog, al menos.

En la cama, en la ducha, en la encimera de la cocina, contra la pared, en la parte trasera de tu SEAT Panda etc. Porque las novelas de 50 Sombras son malísimas (tan malas, tan malas, que me leí las tres del tirón en una semana, pero no lo reconoceré ni bajo tortura) y que en la literatura erótica no son nada nuevo bajo el sol (aka la sonrisa vertical). Pero sé de buena tinta que esta inefable trilogía ha reavivado muchas pasiones entre parejas aburridas. Y luego está la industria pornográfica, que tanto influye en materia de cama, y en ocasiones tienes un rollo esporádico con algún chaval (o chavala) cuyas preferencias y posturas recuerdan bastante al plató de Brazzers. Pero eh, que no todos son superdotados, ojo. Cada uno con sus cadaunadas o cadaunaditas.

Es lógico y normal que te sientas insegura si llevas cualquier tipo de cabello supletorio y, por supuesto, no le/la hayas dicho nada. Bien porque simplemente no te da la gana, o porque sí te gustaría compartirlo, pero todavía no tienes suficiente confianza.

Si es una prótesis capilar que vaya con adhesivos o con clips, lo más sencillo es recoger el pelo en moño o coleta (baja, media o alta). De esta manera estarás más segura y no te dará tanto "miedo" a que en un vaivén o mala postura se te mueva o levante de algún sitio. Que lo más probable es que sólo tú lo notes, pero es un rato incómodo y no vas a poder concentrarte a lo que tienes que estar: en pasarlo bien.

Lo de los tirones de pelo es algo que a algunas mujeres les resulta excitante, pero a mí (y a todas las que tenemos cualquier problemilla ahí arriba) a veces me da mucha rabia. La comunicación es esencial en este caso, da igual que sea tu marido, tu novio de toda la vida o un maromo que has conocido en la discoteca: al mínimo agarrón, si no te gusta (o crees que pueda peligrar la integridad física de tu peluca o sistema) dile que se ande con las manos quietas. Eso sí, el truco de recogerse el pelo no en coleta sino en un moño o en la típica castaña, es ya bastante disuasorio.

La alternativa, en el caso de que a ti te apetezca un encuentro sexual más "salvaje", es que tu compañero/a te sujete por el cuello contra la almohada. Eso sí, si tienes algún problema o lesión de espalda o cervicales, no es, para nada,  lo más recomendable. Que luego te puedes pasar unos días con la zona dolorida o entumecida (como las agujetas).

Pero desde luego, lo que siempre digo, para desviar la atención de nuestras pelanas (ya sean prótesis, pelucas, sistemas de integración de cualquier tipo e incluso simples extensiones...) es potenciar otras cosas. Y es cierto que no todos somos campeones de acrobacias, pero si dejamos volar nuestra imaginación y somos creativas, seguramente se te ocurran mil maneras de que no tenga que haber ningún tipo de contacto físico del cuello para arriba.

Las personas que llevan el sistema cosido o anillado a la cabeza tienen digamos más "libertad" a la hora de "soltarse la melena" sin preocuparse tanto por si se desata o se mueve. Pero ojo, no por eso tenemos que recibir tirones o agarrones, principalmente por tres motivos:

1) Porque duele más.
2) Porque se te puede saltar alguna grapa o punto (imagínate que sale la anilla volando y se le incrusta en el ojo a tu compañer@ en pleno fragor de la batalla y tienes que llevarle a urgencias).
3) Porque no a todas las mujeres les gusta que les enganchen de la cabeza. Y no tienes por qué hacer nada que no te apetezca.

Si lo que llevas es una peluca completa, hay algunas alternativas para que se mantenga más sujeta, sobre todo si no está fija con adhesivos:

1) Las cintas antideslizantes o wig grip, que hacen de "freno". Esto si no puedes llevar pegamentos por tu tipo de piel, si tienes pelo debajo o si simplemente la peluca te va un poco grande y la necesitas calzar (como cuando nos ponemos una plantilla en el zapato).
2) Ojo, si te pones la peluca sobre tu propio pelo, esto es lo más riesgo, ya que el pelito (aunque tengas poco y fino) desliza. Los clips es lo más idóneo en este caso, aunque entiendo que a muchas mujeres les "tiran" y les molestan. En este caso si tienes pelo medio largo, sácalo por debajo de la peluca y hazte una coleta tapando el contorno con tu propio pelo biológico de la nuca. En los laterales puedes meter horquillas de moño disimuladas entre el cabello, aunque lo ideal es que cosas peineta. Para darle más sujeción, si te apetece o te gusta por tu estilo, usa una diadema elástica o una bandana, tipo pin up.
3) Si eres manitas, puedes coser una goma extra en la parte de dentro de la peluca pero por detrás de las orejas (patillas), para que se sujete mejor sin pegamento o para combinarla con los pegamentos. En este caso llevarías dos elásticos. El que tú cosas que se colocará más o menos a la altura del bajo cogote, más el elástico que tiene ya la propia peluca en la nuca. Te recomiendo que cosas un elástico de "cinturilla" pero de ancho y que sea oscuro (si la peluca es castaña pues marrón o negro, si es rubia muy clarita pues beige).

Hasta aquí hemos hablado de los prótesis capilares y pelucas, pero ¿y qué pasa con las fibras capilares? Porque  muchos y muchas somos incondicionales de este tipo de cosméticos para disimular nuestras miserables pelambreras / calvas de diversa consideración. Ya sabéis que tengo alopecia areata y me va por rachas. Ahora mismo estoy en caída libre.

Esto a much@s no les parecerá divertido, pero sí que me he topado con algún que otro fans de los tirones de pelos, aunque a mí, a priori no me molesta. El problema es que cuando terminamos la faena, se les quedan las uñas como si hubieran estado buscando tesoros entre la tierra: marrón oscuro. Y en serio, si lo llego a pensar hace algunos años, me moriría de la vergüenza. Pero ver su cara entre la confusión y la sorpresa al descubrir que llevan las uñas negras, es que no tiene precio. De hecho en una ocasión hasta pregunté: "¿Pero qué has hecho con las manos, hombre de Dios? ¿Cambiar las ruedas de la fragoneta?" "Euuuhh, pues no sé, no sé, no tengo ni idea de cómo me he manchado". Y su cara, un poema, rojo como un tomate.

¿Truco? Pues muy sencillo. Si creo que va a haber tema, el recurso de la coleta es lo más disuasorio para que no te hundan los dedos en las raíces para sujetarte la cabeza, que es donde por la fricción o el rascado involuntario pueden transferirse a las uñas. Si voy con el pelo suelto me doy laca normal y corriente de la que no deja costrones en la cabeza (yo ahora uso Fixonia que es un bote compacto para llevar conmigo, pero tanto Salerm como Wella profesional son super buenas).

Otra cosa que me ha pasado en alguna que otra ocasión es el tema de la almohada. Porque tanto con las fibras capilares como con Dermmatch, hago siempre lo contrario a lo que recomienda el fabricante: para mí, cuanto más, mejor. Así que me embadurno toda la cabeza. Pero ojo, echarse de más también significa que si te apoyas en una almohada o sábana BLANCA pues puedes dejar cierta silueta como si fuera la sábana santa.

¿Cómo salir airosas de este tema? Si eres chica, y te maquillas, super sencillo. "Joder, cómo me has puesto la almohada con el rímel / eyeliner, por favor lávate la próxima vez que te quedes a dormir en casa". Y fin del problema. Si es que ha habido una segunda ocasión, tampoco "me he desmaquillado" la cara. Nada que no se solucione en la lavadora.

Pero tengo un truco, del almendruco, que es bastante infalible, y que funciona tanto en chicas como en chicos que se echan un extra de fibras capilares para estar más "tranquilos": toallitas. Por ejemplo si te aplicas correctamente Dermmatch, no sólo es resistente al agua sino que también es resistente a los roces. Pero tienes que hacerlo con el aplicador prácticamente en seco y en la raiz, procurando no pasar la brocha por el pelo. ¿Qué hago yo? Pues siempre deprisa y corriendo, me unto la cabeza como si no hubiera un mañana, ¿y qué pasa? Pues que si hay un exceso de producto (porque está mal aplicado, insisto), mancha. Ojo, que se quita con un lavado, pero el "frenazo" que dejas en la almohada es algo que te pueden echar en cara...

Por lo tanto una vez que me aplico las fibras capilares o el Dermmatch a cholón, termino haciendo la prueba "del algodón". Me paso una toallita de bebés (del Mercadona, que te vienen quinientas en el paquete) por la melena, como si me acariciara la cabeza. La desecho y paso otra hasta que salga blanca. Ahí te aseguras de que el producto quede en el cuero cabelludo y no haya ningún tipo de transferencia en el pelo, por lo tanto no puede pasar a las manos, ni a la ropa de cama. Esto lo he comprobado y sí funciona.

Luego está otro subgrupo que es el de los polvos bajo el agua. Piscina, duchas, ríos, bañeras, jacuzzis, albercas, playa... Cualquier medio acuático es lo que más les pone. Aquí, si llevas sistema de clips, siempre en moño o coleta, o trenza, pero  bien sujeto el pelo. Así si voluntaria o involuntariamente tienes que mojar la cabeza, eso ni se mueve. ¿Que es un aquí te pillo aquí te mato sea en tierra, mar o aire? Lleva SIEMPRE una goma para el pelo (o varias) de pulsera en la muñeca. Yo tengo esa costumbre y nunca nunca me falta. A mí me dicen: ¿Qué prefieres? Un peluco con cronógrafo y correa de incrustación de diamantes o una goma de las que no se deforman? ¡La goma! ¡La goma! ¡Me quedo con la goma! Si es que nunca uso reloj.

 Con las pelucas, más de lo mismo: sujétalas a tu propio pelo si no las llevas pegadas (el adhesivo tiene que ser resistente al agua, ojo, como Ultra Hold).

Con las prótesis o pelucas adhesivas apenas hay problemas (con adhesivos waterproof, se entiende) pero es importante el "timming". Es decir. Si acabas de ponerte el adhesivo nuevo hace menos de dos horas, mojarte la cabeza es contraproducente, porque si no está curado / sellado se te puede mover o despegar de ciertas zonas. Por otro lado, justo el caso contrario. Si llevas ya una semana y te toca mantenimiento, pues tienes más probabilidades de que el agua (más que el agua es el calor, el movimiento, tu propia transpiración) no aguante el viaje. Ya sé que es un incordio tener que planificar hasta "esto", pero cuando llevamos sistemas pegados, la planificación es nuestra mejor baza para evitar cualquier mínimo problema.

En el caso de fibras capilares... No. Mejor no arriesgarse. Pues aunque hay un truco que es aplicar bien de laca de la barata (la que más resina tiene), normalmente con el agua es fácil que se desprendan. En este caso, siempre Dermmatch. Además si lo reservas para actividades acuáticas, te va a durar meses, pero meses por no decir años, el bote.

En resumen, parafraseando a la gran Marilyn Monroe:

"El sexo forma parte de la naturaleza. Y yo me llevo de maravilla con la naturaleza".

Y citando al refranero popular... "Hay que follar más, y joder menos".




No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin