martes, 26 de septiembre de 2017

Tintes vegetales / orgánicos sin amoníaco y metales - reacción alérgica y reacciones químicas

Este tema es un tanto curioso porque siempre se ha dicho que existe relación entre tintes vegetales como por ejemplo puede ser la henna y los metales, por lo que una vez que se comienza a usar este tipo de cosméticos para cambiar el tono de nuestro pelo, es importante esperar varios meses antes de aplicar un tinte "normal" (de los de amoníaco y peróxido de toda la vida) o una permanente (aunque ya por las modas, raro es ir a hacerse la permanente).

¿Esto por qué es? Pues por una sencilla razón. En el proceso de sacar los extractos vegetales de ciertas plantas y resinas que pueden alterar el tono de pelo de manera más "natural" se utilizan enormes rodillos metálicos. No en todos los procesos, ni en todas las marcas por supuesto. Estos grandes molinos metálicos pueden transferir pequeñas lascas o briznas y entremezclarse con la pasta que se utilizará como base. Sobre todo puede suceder con la henna. No es que entre sus componentes o ingredientes incluyan los metales para producir algún tipo de alteración en el pelo, sino que es una contaminación involuntaria (e insisto, en la mayoría de marcas esto ya no sucede, pero siempre es mejor asegurarse de con qué tipo de maquinaria se realiza la primera presión de los extractos vegetales por si acaso).

Por lo tanto, esos metales pueden acumularse en nuestro pelo (de manera superficial, evidentemente) y se van desprendiendo con el tiempo y los lavados. Por este motivo no se recomienda aplicar un tinte permanente o un moldeado en cabello que haya sido recientemente teñido con extractos vegetales o con henna, pues los metales producen reacciones químicas inesperadas que pueden dañar el pelo.

Pues esta es la razón de por qué es mejor no teñirse inmediatamente después de ponerse henna en el pelo. Por si las moscas... 


No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin