miércoles, 27 de septiembre de 2017

Qué diferencias hay entre una peluca de pelo humano (o prótesis) y tu cabeza de pelo humano

Aunque este titular parezca algo raruno, como un acertijo o una pregunta con trampa o mal formulada en realidad es un tema bastante "peliagudo". ¿En realidad qué queremos decir? Cuáles son las diferencias entre una peluca o prótesis capilar fabricada con cabello natural (humano, ya que para el cine, el teatro, los jueces o la televisión también se usan crines de animales) y tu melena (o la cabeza de alguien) que tiene, por supuesto, cabello natural de "persona humana" valga la redundancia.

Como es lógico y normal, pensaremos que una peluca de pelo natural y cualquier melena va a tener las mismas necesidades y a comportarse igual. Esto sobre todo sucede a las mujeres en tratamiento de quimioterapia a las que han fabricado la peluca con su propio pelo. Pero no. No es lo mismo, y estas son algunas razones:

1) En primer lugar, la principal diferencia es que una peluca no tiene glándulas sudoríparas ni sebáceas. Es decir: no excreta sudor, pero lo que es más importante: no tiene grasa. Vale que la seborrea nos da un aspecto de personas poco aseadas, pero tiene una función biológica importantísima: hidratar y proteger nuestro propio pelo. Por eso doy tanto la tabarra en este blog respecto a los cosméticos para lavar y acondicionar nuestras pelucas o prótesis: deben de ser muy ricos en siliconas.
2) Un champú o una mascarilla que le vaya bien a tu pelo (sobre todo el champú, que influye más en el cuero cabelludo) no tiene por qué funcionar de la misma manera en tu prótesis o peluca. Incluso aunque lleves tu propia melena cortada y convertida en una peluca. Es importante que seas disciplinada con los cosméticos aptos para pelucas y con las rutinas de lavado. Parece una tontería, pero a veces por ahorrarnos unos eurillos
en la mascarilla podemos llegar a estropear la peluca (o al revés, gastamos mucho en un producto que nos recomienda una amiga y no le va bien a una peluca porque está formulada para otro tipo de cabello "vivo" que se regenera) ¡y eso nos sale mucho más caro al final!

3) La higiene. Normalmente si no nos lavamos nuestro pelo todos los días, se hace varias veces por semana. No te preocupes, no necesitas lavar con tanta frecuencia tu prótesis o tu peluca, pero sí es importante que lo hagas con productos adecuados (cosméticos aptos para pelucas o prótesis): 
      Si usas la peluca / prótesis 24 horas al día = 2 veces por semana.
      Si te quitas la peluca o la prótesis para dormir = 1 vez por semana.
      Si usas la peluca o prótesis sólo los fines de semana o eventos =  aunque no esté sucia, es importante que la laves, ya que son los  cosméticos los que van a aportarla hidratación de manera externa para que no se eche a perder. Al menos tres veces al mes es recomendable.

4) Cómo estilar y peinar tu pelo Vs cómo peinar y estilar una peluca de cabello natural o una prótesis capilar. Aquí las personas somos más o menos habilidosas con esta rutina de peinar nuestro cabello, y por suerte, si no se te da bien o quieres arreglarte más de lo normal, siempre puedes acudir a una peluquería o salón de belleza. Sin embargo, el cabello de las pelucas no brota como desde la piel de la cabeza sino que está sujeto a una base (depende de la técnica puede estar anudado, inyectado, cosido...) y esto influye a la hora de cómo peinarte. ¡Ojo! Aunque resulte paradójico, peinar y estilar una peluca de pelo natural de cabello corto o muy corto es siempre más difícil que una melena.

5) El proceso de oxidación y de desgaste. En nuestra melena siempre percibiremos que las puntas tienen varios tonos más claros que la raíz (si no nos teñimos). Esto sucede porque nuestra piel renueva el cabello y normalmente crece a razón de centímetro por mes. En las pelucas esto no se produce, pues no se regeneran (el pelo no crece, vaya). Nos daremos cuenta de que se irán aclarando (oxidando) paulatinamente en general, ¡no solo por las puntas, sino también por arriba! Esto tiene fácil solución con tintes cosméticos, pero con el paso del tiempo (generalmente una vez al año) se recomienda renovar la peluca completa.

Por otro lado, el uso de los propios tintes, secador, planchas o tenacillas van afinando el cabello. Esto es lógico, sobre todo por el calor. En nuestra "cabeza" basta con ir cortando las puntas para sanear el trozo más deteriorado, pero en las pelucas o prótesis no pueden seguir creciendo, y cuanto más cortes, más corto llevarás el pelo (de cajón). Por tanto, la textura del cabello es algo muy importante a la hora de elegir tu prótesis o tu peluca. Si deseas un pelo lacio extra liso, es siempre preferible que sea así por naturaleza (o con una permanente tipo alisado japonés, que ya ni lo es tanto porque el formol está prohibido), para que no tengas que "agredirla" con la plancha o brushing todos los días...  O lo mismo con el pelo rizado, si quieres que sea idéntico a tu rizo es mejor permanentarla a estar poniéndole rulos calientes o tenacillas.

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin