jueves, 17 de agosto de 2017

RCGD423 y UK5099: nuevos fármacos para tratar la alopecia, descubiertos gracias a "las agujetas musculares"

Recientemente se ha publicado en la revista Nature Cell Biology que investigadores de la Universidad de Los Ángeles, California (UCLA) han descubierto que el proceso metabólico de las células madre en el folículo piloso es distinto al que se produce en otras células de la piel. Parten de la base de que las células madre pueden "hacer de todo", desde el crecimiento del cráneo hasta la generación de nuevos tejidos cardíacos. Por esta regla de tres, se puede pensar que también serían capaces de regenerar cabello en personas con alopecia. De hecho, en breve esto podría materializarse.

Los investigadores de UCLA han creado una forma de activar precisamente estas células madre para que en los folículos pilosos inactivos vuelvan a hacer su trabajo. En este nuevo estudio han descubierto que en el proceso metabólico estas células convierten la glucosa en una molécula llamada piruvato, pero este metabolito puede tomar dos caminos: ser enviado a la planta energética de la célula (mitocondrias) y convertirse en energía, o reconvertirlo en lactato (sustancia responsable cuando sentimos "agujetas" en nuestros músculos tras hacer ejercicio).
"Nuestras observaciones sobre el metabolismo de las células madre del folículo piloso nos indujeron a examinar si la disminución genética de la entrada de piruvato en la mitocondria obligaría a las células madre del folículo piloso a prod de UCLA de química biológica, farmacología molecular y médica en la UCLA.

Para probar esto, el tándem de doctores Christofk y William Lowry estudiaron ratones genéticamente modificados para producir lactato, así como los que no. Descubrieron que el bloqueo de lactato impedía que las células madre del folículo piloso se activaran, mientras que el aumento del lactato estimuló la producción de cabello nuevo.
 
"Antes de esto nadie sabía que el aumento o la disminución del lactato tendría un efecto sobre el folículo piloso", explica Lowry, profesor de biología molecular, celular y de desarrollo en la UCLA. "Una vez que vimos cómo la alteración de la producción de lactato en los ratones influye en el crecimiento del pelo, nos llevó a buscar posibles fármacos que se puedan aplicar a la piel con el mismo efecto".
En la búsqueda de estos medicamentos, Lowry, Christofk y su equipo encontraron dos que podrían hacer el trabajo de diferentes maneras. El primero se llama RCGD423 y funciona abriendo una vía de información de tipo entre el exterior de una célula y su núcleo a través de un camino conocido como JAK-Stat. La construcción de esta carretera aumenta la producción de lactato y, por lo tanto, convierte las células madre foliculares en un estado activo, lo que conduce a un aumento en el crecimiento del vello.
El otro medicamento se llama UK5099. Evita que el piruvato entre en las mitocondrias de las células, obligándolas a producir lactato en su lugar y provocar un crecimiento acelerado.
Hasta ahora, los dos fármacos aún no han sido probados en seres humanos, pero si los experimentos con roedores son relevantes, los medicamentos podrían ser prometedores para revertir la alopecia, pérdida de cabello causada por situaciones como el estrés, desequilibrios hormonales o por causas de envejecimiento.
La investigación ha sido publicada en la revista Nature Cell Biology .
Fuente: UCLA

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin