martes, 22 de agosto de 2017

Las seis preguntas más frecuentes que formulan las personas que se van a poner prótesis capilar o peluca por primera vez

Hay preguntas verdaderamente interesantes (que no son muy habituales, por ejemplo un chico me preguntó si entre los ingredientes de los cosméticos había lactosa pues es alérgico) y también algunas un tanto rotodosianas (o surrealistas) que no te esperas (una señora me preguntó si los particulares que venden el pelo en Europa o lo donan en la India están vivos o muertos, y en el caso de estar vivos si le podíamos poner en contacto con esa persona en concreto que lo había vendido/donado). Pero en general lo que más preocupa a cualquiera (sobre todo mujeres) que se vaya a poner peluca o prótesis capilar por primera vez puede resumirse en seis grandes bloques temáticos, que paso a explicar como buenamente pueda aportando experiencia personal y profesional.

 1) ¿Los sistemas o prótesis capilares realmente quedan naturales? Esto es más complicado de responder con un sí o con un no, porque no todo es blanco ni negro, tiene matices. Si el sistema queda bien, encaja de manera adecuado con el tipo de alopecia, color, textura, densidad, estilismo, peinado, largura, ¡no tiene por qué notarse para nada! Aunque también influye el hecho de que la persona que lleva la prótesis tenga más o menos maña o "gracia" a la hora de peinarlo, integrarlo con su cabello biológico y disimularlo. No pasa nada si no es tu caso, siempre hay servicios profesionales de peluquería para hacer el mantenimiento de los mismos. Esto supone por supuesto un desembolso económico, pero bueno, tiene la ventaja de que te ahorras tiempo, disgustos (si a ti no te sale o no te queda bien) y a la larga cualquier manipulación profesional garantiza que el sistema o peluca va a durar más tiempo. Esto es como en la mecánica, si lo llevas a un taller o si haces el mantenimiento del coche en casa porque eres aficionada o aficionado al motor. En talleres cuentan con herramientas, productos y maquinaria que normalmente no solemos tener en el maletero y son más eficientes. Pero bueno, cada cual que haga lo que quiera.

2) ¿Siempre hay que afeitarse la cabeza? Esta decisión es muy personal. Yo sí lo hice durante unos años, aunque no soy partidaria de rasurar cabezas así por las buenas siempre que se pueda aprovechar y mantener el pelo que queda. Conservadora que es una, y con la edad, cada vez más.

Por supuesto si quieres un resultado más indetectable es preferible que la prótesis (o la peluca) vaya pegada a tu cuero cabelludo, aunque hay otros sistemas de "quita y pon" que no tienen nada que envidiar en naturalidad. Lo importante es ver opciones, poder probarte cosas in situ y experimentar por ti mism@ cómo te ves mejor y estás más cómod@.  Rasurar tiene sus ventajas, ¡pero también sus inconvenientes! Así que piénsalo mucho antes de agarrar la maquinilla. En este post os lo explico mejor: 
http://alopeciafemenina.blogspot.com.es/2014/09/pasar-de-un-parcial-de-clips-una.html
3) ¿Cuánto tiempo se puede llevar una prótesis o peluca pegada al cuero cabelludo sin quitarla? Los adhesivos acrílicos (por ejemplo yo trabajo y conozco muy bien la gama walker ultra hold tape y no shine, pero hay otras marcas como supertape) están preparados para mantenerse adheridos hasta cuatro semanas. Que técnicamente puedas llevar una peluca o prótesis todo este tiempo no significa que sea lo ideal para que la higiene del cuero cabelludo sea la más correcta, e incluso para la supervivencia del sistema. Con nuestro calor corporal, sudor y la propia evaporación de la transpiración el adhesivo se va derritiendo. Esto significa que a más tiempo colocado, más compleja es su limpieza. Por lo tanto, siempre se recomienda hacer un mantenimiento por semana, máximo 10 días si tu piel lo tolera (pero no dejar pasar más de cuatro o cinco días en los meses más calurosos del año).

4) ¿Cada cuanto hay que lavarlo o cómo es el mantenimiento? Aquí siempre tienes la opción de un mantenimiento profesional, en el que te despreocupas (simplemente pides tu cita en tu salón de referencia y te olvidas de eso). La ventaja es que si la manipulación es profesional, tanto el acabado como la duración es superior a hacerlo en casa (aunque hay gente muy apañada que se lo deja fenomenal). Normalmente te tienen que dar las instrucciones por escrito, explicártelo paso a paso o facilitarte un mail / teléfono por si necesitas cualquier tipo de soporte o resolver dudas. Siempre tiene que haber un servicio postventa por cualquier cosa que pudiera surgir. Al menos es así cómo lo entiendo... 

5) ¿Qué cosméticos son los más adecuados? Es cierto que muchas  estamos acostumbradas a acumular chorrocientos tipos de frascos en las repisas del baño. Y que probar un nuevo champú o mascarilla es algo que también nos gusta, casi tanto como cuando estrenas un teléfono móvil o unos zapatos. Sin embargo, todas estas campañas de marketing de cosmética están orientadas a melenas "biológicas" sin cabello postizo. Para mantener tu prótesis capilar o tu peluca, es mejor ser pragmático y minimalista: "menos es más": un buen champú, una buena mascarilla y adicionalmente un sérum o un aceite que te proteja de medios a puntas. No hace falta que acumules catorce botes sin ton ni son, y sobre todo, que sean productos cosméticos aptos para este tipo de sistemas: es decir, que contengan silicona. ¿Qué no utilizar? Pues nada de champús de tratamiento (antigrasa, anticaspa, anticaída, fortificantes, pieles sensibles etc) tampoco los de herbolario (los de herbolario son buenos para tu cabeza, pero destrozan los sistemas). Un buen truco es fijarnos en la etiqueta, tiene que decir que es para pelo muy seco y muy castigado (o pelo teñido). Aunque tu sistema o peluca no esté teñida, ten en cuenta que no tiene glándulas sebáceas ni sudoríparas, por lo que no recibe ningún tipo de lubricación que lo proteja. Para eso: silicona.
Mi favorito, cómo no, es salerm 21. Que uso casi para todo, hasta para proteger la vitrocerámica (es broma, pero técnicamente la silicona genera una película que protege las superficies de los daños externos y precisamente por eso, en el pelo, conserva la hidratación entre la cutícula).



6) ¿Cuánto duran? Tampoco se puede dar  un plazo exacto de x meses, x días, x horas. Todo depende. Depende de tu estilo de vida (si practicas deporte, si realizas un trabajo físico como en hostelería en el que sudes...), climatología, método de sujeción (no es igual un sistema que te quitas para dormir que algo que llevas pegado las 24 horas del día), química corporal (sudoración, seborrea), tipo de cabello (si es virgen, asiático, europeo, teñido, permanentado...), delicadeza de los materiales de la base (malla fina, resistente, poliuretano...) y técnica de implantado (anudado individual, doble, inyectado, a máquina...), densidad (si llevas una cantidad justa o si llevas una cantidad muy abundante que a medida que va perdiendo paulatinamente por el uso se nota menos)... Hay personas que pueden llevar el mismo aplique durante años, mientras que otras más exigentes (o menos cuidadosas, como yo) estrenan pelo cada pocos meses. No obstante siempre existe una garantía para solventar cualquier problema, reparar o rehacer (siempre que sean problemas no derivados de un uso inadecuado, claro, no es lo mismo que se desprenda un mechón de una zona determinada a que el pelo esté áspero y se enrede después de decolorado en casa). 
Normalmente una peluca o sistema de clips de cabello natural que se lleva para salir durante unas horas al día se suele cambiar una vez al año, pero una prótesis que va totalmente adherida o una peluca a parcial que se usa también para dormir, lógicamente requiere renovarse con más frecuencia (2-3 al año). También depende de si haces el mantenimiento desde tu casa o si vas siempre a salón.

Todo depende, no es una respuesta universal que sirva para todo el mundo, ¡ojalá! 

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin