jueves, 31 de agosto de 2017

Cabello europeo virgen remy, ¿merece la pena gastarse la pasta en una peluca o prótesis?

Cuando tomamos la decisión de invertir nuestro dinero en una peluca de pelo natural o prótesis capilar tenemos que pensar en diversos factores, y en muchas ocasiones las personas no reparan en ellos, sino que a veces se "distraen" mucho por alguna característica que les guste o por el precio (gastar mucho no significa que sea lo más idóneo para nuestro caso o viceversa).  Por eso, me gustaría plantear una serie de cosas a tener en cuenta para la decisión de compra más acertada:

En primer lugar, ¿qué es el cabello europeo virgen remy? Se trata de pelo humano procedente de personas caucásicas, es decir, de raza blanca. Virgen significa que no ha sido permanentado ni teñido, y remy, que su cutícula conserva la dirección natural (es decir, se conserva en coletas bien diferenciada la zona cercana de la raiz y las puntas, no en "bolas" de pelo o "rejunte").

Este tipo de cabello es mucho más escaso, por lo que los precios son (debido a la ley de oferta y demanda) más elevados. ¿Cuándo sería ideal lanzarnos a la piscina y desembolsar la a veces gran diferencia entre el pelo asiático y el europeo?

Pues estos son los motivos más importantes:
- Si tu alopecia es crónica e irreversible. Al tratarse de un problema que lleva muchos meses o años y no sabes si hay marcha atrás. En estos casos, al igual que sucede con otros artículos como por ejemplo el calzado o un buen abrigo, merece la pena gastar más y tener un producto más duradero.

Sin embargo, si te encuentras en un proceso oncológico puntual, a no ser que estés buscando un producto realmente premium, normalmente para utilizarlo sólo unos meses no merece la pena invertir tanto dinero.

- Si tu cabello biológico es castaño claro o rubio. El pelo asiático por definición es castaño o negro, para conseguir las tonalidades claritas hay que procesarlo (teñirlo de manera abrasiva). Si deseas una cabello virgen de la mejor calidad que coincida con tu tonalidad biológica, ha de ser europeo.
- Si no utilizas adhesivos / disolventes. Aunque sé que hay mujeres que utilizan prótesis capilar de pelo europeo y la colocan con adhesivos (los cuáles hay que limpiar con disolventes específicos), hay que tener en cuenta que es un pelo delicado a un precio más elevado, por lo tanto, es preferible emplearlo en sistemas de "quita y pon" como los sistemas de clips o pelucas que no requieran fijarse con pegamento.

- Si eres una persona cuidadosa. El cabello de origen europeo es más fino, por lo que no "marida" muy bien con la plancha, el secador ni las tenacillas a diario ni los cepillazos al desenredarlo. Aquí entono el mea culpa porque me he cargado ya varios de tratarlos fatal, y de ir con ellos a la playa por ejemplo. Lo ideal es que su textura original (liso, ondulado, rizado) coincida con la tuya, para que no tengas que emplearte a fondo a la hora de integrarlo con tu pelo o de estilar la peluca a tu gusto.
- No lo recomendamos si deseas decolorarlo o teñirlo. Está claro que con este tipo de pelo, sobre todo el que por naturaleza es clarito, se pone blanco en cuestión de pocos minutos con el oxidante adecuado. Sin embargo, este tipo de procesos no son recomendables para un cabello tan fino. Lo mismo sucede cuando el color no coincide y lo que quieres es darle un tinte. Técnicamente no hay problema en alterar su tonalidad, pero es un proceso que también lo daña. Aunque suene paradójico, si quieres el pelo rubio platino, elige el de origen chino. Ya sé que en origen es negro, pero al ser tan gordo aguanta carros y carretas con la deco.

Por lo tanto, a no todo el mundo le merece la pena invertir tanto dinero en una peluca de pelo natural o sistema de clips (tipo parcial o prótesis capilar)

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin