martes, 13 de junio de 2017

Patillas a mano o patillas a máquina en la peluca? Ésa es la cuestión

Pues sí, a veces un pequeño detalle a la hora de comprar una peluca de pelo natural a medida puede ser un quebradero de cabeza. Creo que nunca antes he hablado de patillas (de frontales mogollón), y reconozco que son las grandes olvidadas y también las grandes desconocidas...

En las pelucas básicas, sobre todo sintéticas, es normal que las patillas estén hechas a máquina. Esto tiene varias ventajas: abarata costes en mano de obra, hacen esa zona más resistente a perder pelo con el uso y también dispone de mejor agarre (como que se nota más segura en la cabeza, presiona más).

Pero como todo en esta vida, también un principal inconveniente: que no te puedes apartar el pelo de la cara, porque se nota el reborde (al ser a máquina) y eso es un poco antinatural. Aunque habrá gente que ni se dé cuenta, y a veces los que más nos agobiamos somos los que llevamos o hemos tenido que llevar peluca, y creemos que lo notan (aunque nadie se dé cuenta).

Por tanto, ¿qué ventajas disponemos al llevar una peluca con patillas confeccionadas a mano? Generalmente el cabello va anudado a un fino tul o monofilamento o inyectado en un plástico (poliuretano). Sobre todo nos aporta naturalidad si queremos apartar el pelo de la cara y ponerlo tras la oreja, aunque si no utilizas adhesivos de doble cara para pelucas y prótesis (que son especiales para la piel) siempre vas a notar la zona más insegura. Porque las patillas a mano no agarran la cara sino que se apoyan en. Normalmente incluyen unas pequeñas varillas endebles metálicas (forradas de tul) para doblarlas hacia el rostro y tenga una mayor sujeción. Pero ojo, al no estar pegada pero sí doblada, notarás que estás más segura aunque se puede percibir un pequeño hueco de unos milímetros. Para disimular esto lo mejor es peinar los abuelillos (o baby hairs) hacia adelante (hacia la cara) y echar el cabello para atrás.

Peluca con patilla a máquina:



Peluca con patilla a mano (anudada tul) sin adhesivo:

Por otro lado, una cosa a tener en cuenta es la medida de esa referencia (patillas) si tenemos que tomar nosotros mismos la medida de la cabeza. Muchas de nosotras tenemos patillas que en realidad se "juntan" con nuestro vello facial, pero en sí la patilla nace del pliegue de la oreja con nuestra cara, lo que sucede es que el pelito más largo cae hacia abajo (y yo por ejemplo tengo algo de vello pantojil a ambos lados de la cara, vestigios de haber usado minoxidil tantos años, sobre todo en la parte izquierda). Pero ni el pelito más largo que cae ni el vello facial es "patilla" en sí. Por lo que en una peluca no podemos bajar la cinta métrica hasta casi el mentón, pues cuando nos llegue el sistema vamos a parecer Curro Jiménez (aunque si es de tul, siempre está la posibilidad de recortarla. Si es a máquina no lo vas a poder arreglar).

En esta imagen os marco en rojo hasta donde hay que medirse. Luego los pelitos baby que tenga la peluca harán el efecto de patilla e incluso se pueden sacar más con navaja.

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin