martes, 2 de mayo de 2017

Cuero cabelludo grasiento, verano, humedad y prótesis adhesiva o peluca? Trucos

En primer lugar pido disculpas porque no tengo manera de ver los comentarios, no publico ninguno porque no puedo verlos. Así que quiero pedir perdón a la gente que me lee y que se toma la molestia de enviarme dudas o comentarios, porque no es desidia (ya estoy bastante recuperada de lo mío) sino porque no los veo. También agradecer todas las muestras de cariño, la verdad es que me siento fatal porque no sabía que hay gente que, aunque no nos conocemos por desgracia personalmente, se ha interesado por cómo me siento.

En paralelo también quiero comentar que estoy preparando un post bastante extenso y documentado con fotos sobre maquillajes capilares resistentes al agua, pero no puedo publicarlo todavía porque necesito hacer pruebas con agua clorada (en piscina). Ya que con agua "dulce" digamos de ducha sí que está saliendo bien el experimento, pero no es algo definitivo hasta que no pueda bañarme, bucear y sumergirme. Según los comerciales de este tipo de productos esto aguanta lo que no está escrito, pero lo necesito probar primero para cerciorarme. No es plan que nadie se dé un buen chapuzón pensando que va a tener todos los clareos a cubierto, que salga de la piscina (o de la playa) y que se le vean hasta las ideas...

Hoy quiero compartir trucos para la gente que lo pasa fatal porque tiene el cuero cabelludo excesivamente grasiento o con un exceso de transpiración. Ahora con el buen clima este tema empeora. Algunos consejos son de perogrullo y os parecerá una tontería perder el tiempo, pero si tenéis cinco minutos os recomiendo que lo leáis.

1) Dieta y estilo de vida. Sí, ya sé que no tiene que ver, pero es cierto que el exceso de grasa e incluso de transpiración forma parte de nuestro sistema endocrino. Sobre todo el exceso de sudoración, que sí que tiene una correlación médica con el metabolismo y con un exceso de peso. Esto puede afectar a un porcentaje de usuarios de prótesis y pelucas.

Además de que puede estar relacionado con el sobrepeso, hay otros factores que también desencadenan este problema como puede ser el estrés, la ansiedad, la práctica de ejercicio físico intenso (esto es lógico y tampoco lo veo insano), abusar de las comidas picantes  y el consumo en exceso de café, tabaco o alcohol.

Es cierto que las personas con sobrepeso pueden sudar más porque un exceso en la grasa acumulada provoca cambios en la función de sus glándulas, sobretodo a nivel piel (grasa subcutánea). Pero esto no es cierto al 100%, ya que como todos sabemos, la genética manda.

Sabemos que una dieta sana, equilibrada, evitar alimentos muy procesados y una dieta basada en grasas saturadas de origen animal (cárnico), hidratos de carbono simples, azúcar refinado etc etc empeoran esta situación, mientras que las dietas ricas en cereales integrales (hidratos de carbono complejos), verdura, fruta, y sobre todo alimentos ricos en calcio, vitaminas del grupo B y zinc ayudan a controlar esto, además no sólo verás mejoría en el tema de la transpiración, también mejorará el aspecto de tu piel (si tienes acné por ej) y se regula el exceso de seborrea (muchas personas padecen dermatitis seborréicas crónicas en la cabeza que pueden ver mitigada gracias a un cambio a mejor en su dieta y hábitos alimenticios). Por supuesto ante cualquier duda consulta con un médico endocrino o con tu nutricionista. Normalmente los consejos en estos casos de exceso de grasa o de sudoración es utilizar siempre protector de cuero cabelludo antes de pegar la prótesis, esperar 2-3 horas antes de sudar o de meterse en la cama cuando te aplicas el adhesivo, usar adhesivos resistentes al agua (base acrílica). Pero esto son sólo parches, no actúan en la génesis del problema, sólo mitigan los síntomas...

2) Evita abusar del alcohol.  Sí, tanto del que se bebe como del que se usa a nivel cosmético. Es cierto que puedes aplicar un poco de alcohol con una toallita o algodón en la piel y dejar que se evapore durante unos segundos antes de aplicar el protector de cuero cabelludo, adhesivos, prótesis o peluca. Esto eliminará cualquier residuo de champú, mascarilla, pegamento antiguo que no se haya desprendido en el lavado o resto de disolvente de base aceitosa (idóneos para limpiar los adhesivos acrílicos). Sin embargo, es cierto que si abusas del alcohol y lo utilizas varias veces por semana esto puede generar un efecto rebote y que tu piel segregue más grasa para "protegerse". ¿Qué alternativas tienes? Alternarlo con un champú exfoliante suave para el cuero cabelludo o con una mascarilla de arcilla (la misma para secar los granos de la cara, pero aplicada en la cabeza). Esto también elimina el exceso de aceite sin irritar ni sobreestimular.

Ojo, también hay soluciones en la medicina estética que te pueden ayudar mucho con esto. Como las infiltraciones de botox. Hay personas que el exceso de sudor les producen problemas sociales, sobre todo en las palmas de las manos y en las axilas. Incluso estando en reposo, por motivos de estrés o simplemente debido a su genética, sudan mucho más de lo normal. Esto tiene solución pero necesitas consultar con un médico, incluso existe cirugía (ya que el botox no es para siempre).

3) Utilizar un adhesivo adecuado para tu estilo de vida. Aquí lo ideal es pensar: vale, tengo piel muy oleosa y además por mi estilo de vida / trabajo sudo mucho más que si estuviera sentado o sentada en una oficina todo el día, por lo que tengo que usar necesariamente un pegamento acrílico resistente al agua. No. No tiene por qué. Hay pegamentos que son de base acuosa para retirar frecuentemente que incluso podrían ser una solución en este caso. Vale que no puedas (mejor dicho no debas) tirarte a la piscina sin un pegamento de perfil ultra fuerte, pero para tu día a día quizá crees erróneamente que lo ideal es usar el adhesivo más fuerte posible pero con uno flojito puedes estar mejor (¿cada cuánto vas a la playa o a la piscina? No es lo habitual, en ese caso puedes cambiarlo por uno waterproof). Si pruebas uno de perfil bajo puede aportarte varias ventajas:

- Dura menos (máximo 48h-72h, habitualmente 24-48h es la media), pero también deja menos residuos tanto en tu piel como en el sistema (léase prótesis peluca etc). Por lo que tienes que sustituirlos con más frecuencia, vale, de acuerdo, pero tardas menos en limpieza, la prótesis se desgasta menos, y ahorras tanto en tiempo como en sistemas como en disolventes y pegamento (suelen ser más baratos).

- Son versátiles en cuanto a que se pegan a todas las superficies sin importar si tu sistema es de tul, poliuretano, silicona... (mientras que el acrílico líquido no se adhiere en piezas de plástico ni silicona). Hay pegamenots de base acuosa en formato líquido pero lo más cómodo es la cinta.

4) Siempre protector de cuero cabelludo específico para cuero cabelludo graso, deporte, climas húmedos o sudor (aunque uses pegameno base acuosa). Coloca cinta de doble cara en el sistema (más fáciles de limpiar aunque sean acrílicas respecto a su homólogo líquido) y si necesitas combinar líquido para una mayor adhesión, el líquido siempre sobre la piel. La cinta generará una barrera respecto al pegamento y a la base. De esta manera te ahorrarás mucho tiempo de limpieza y muchos quebraderos de cabeza... Sé que me repito más que el ajo pero este es mi ejemplo:

- Imagínate que derramas un esmalte de uñas rojo sobre una blusa y sobre una mesa de cristal. ¿De dónde es más fácil eliminarlo? Del cristal. Porque no es una superficie porosa. Ojo, las prótesis de poliuretano o silicona sí que son ligeramente porosas, pero apenas nada si lo comparas con un tul. Las cintas de doble cara con el calor corporal, la transpiración y la sudoración se derriten eventualmente, por eso es importante no retrasar los mantenimientos...

5) ... Más de lo necesario. Es decir, si eres consciente de que tienes un pequeño problema de grasa y sudor, no esperes más de cuatro días para reemplazar los adhesivos totalmente. Sí, es cierto que las piezas sufrirán más por el hecho de tanto poner o quitar, pero puedes utilizar materiales más gruesos y resistentes que compensen esta situación para no tener que hacer excesivo gasto. Eso sí, en el momento que busques la comodidad y rapidez a la hora de limpiar... Lo más habitual es el poliuretano (ojo, esto puede hacer que sudes más en verano).

6) Be water my friend. Sí, esto ya sé que es imposible y que a veces estás tan desesperado/a que lo que más te apetece es estrangular al señor walker, al señor super tape, al señor 3M o  tu peluquera / tu fabricante de prótesis. Sí, puede ser frustrante que lo que te iba ideal en invierno ahora empiece a dar problemas en primavera / verano. Y también una prótesis que se haya desgastado (aunque el pelo veas que está bien) acumulará más residuos en su base (aunque no te des cuenta, pero si dejas pegamento reseco sin limpiar con disolvente, por muy minúsculo que sea, ya no pegará tan bien como al principio).  En estos casos, es importante no perder la calma y tener paciencia, ir probando opciones, materiales, cambio de hábitos etc.. Ser flexibles y tener la mente abierta.

Por ejemplo este caso es real. Una chica quería probar un sistema de clips (peinetas) para ir tanteando la posticería como solución estética a su alopecia (difusa). Yo soy más bien conservadora respecto a esto y considero que para pasar la cuchilla siempre hay tiempo, pero que teniendo cabello (fino y escaso, pero tenía pelo) es mejor empezar con algo de quita y pon primero para irnos habituando y acostumbrarnos a nuestra nueva imagen.

 Sin embargo, acudió a un establecimiento en el que la única opción consistía en rapar toda la zona superior de su cabeza. Al principio, con una prótesis nueva, fenomal. Al paso de unos meses, ya no adhería tan bien, y la rutina del cambio de adhesivos, limpieza, mantenimiento etc se convirtió en algo engorroso y esclavo. ¿Consecuencias? En vez de una solución a su problema ha sido empeorarlo. Revertir esto y pasar a clips, fibras capilares o cualquier otro tipo de sistema de integración supone pasar meses con pañuelos o peluca.

La actitud en este caso ha sido de deprimirse y de tener mucha ansiedad. Todos nos equivocamos, porque somos humanos. A veces tomamos decisiones en nuestra vida que pensamos que son una gran idea pero al final salen rana. ¡Qué os voy a contar! Yo tengo un ojo para eso... Más que ojo, parece que tomo decisiones con el ojete directamente. Sin embargo, antes de plantearnos si queremos clips, anillas, trenza o adhesivos en el sistema, es importante pararnos 2 minutos a reflexionar:

1) Si tomamos una decisión y nos equivocamos, la lectura puede ser en negativo o en positivo: habremos aprendido una valiosa lección para no volver a tener, en el futuro, ese mismo problema.

2) Que todo tiene solución, menos una cosa (y hay que tocar madera).

3) El que no arriesga, nada tiene.

4) Es mejor tener un plan B, e incluso un plan para todas las letras del alfabeto hasta la Z, por si algo falla siempre haber planificado con antelación.

5) Una prótesis capilar o una peluca se considera, desde el punto de vista comercial vendemotos o como lo queráis denominar, como una solución estética al problema de alopecia (sobre todo en chicas). Esto técnicamente es verdad. Tienes una necesidad (ausencia total o parcial de pelo) y este producto te aporta un beneficio que te ayudará a obtener una mejor calidad de vida. Pero cuando hablamos de sistemas que van adheridos al cuero cabelludo o al mantenimiento del cabello natural per se (que se reseca con el tiempo, se puede enredar, el tema de la coloración etc) nadie dijo que sea 100% chupado y sencillo, sobre todo si eres tú misma la que se lo guisa y se lo come sola en casa (sin acudir a un sitio donde el servicio de colocación, mantenimiento, limpieza etc es profesional, bien porque no existe en tu localidad o bien porque es un gasto económico que no deseas o no puedes asumir, y esto es totalmente comprensible).

Por eso lo importante es seguir las instrucciones, consultar todas las dudas y todas las dificultades que te hayan podido surgir con tus proveedores, y no entrar en pánico. Gritar, insultar, amenazar y las faltas de respeto, aunque todos reconocemos que alivian nuestra tensión emocional en un momento dado no nos ayudan para nada. Todo lo contrario, se genera un clima muy negativo y hacen que las personas se cierren en banda sin ofrecer una solución a tu problema, que es lo más importante. Antes de adquirir cualquier sistema primero infórmate en detalle de cuáles son sus cuidados, de si es algo relativamente sencillo (cualquier postizo de clips normalmente lo es) o si necesita tener maña o conocimientos más avanzados (rasurar y pegar). En función de tu estilo de vida, predisposición y situación mental (si estás muy agobiada o eres muy ansiosa o nerviosa por naturaleza por eje) piénsalo bien antes de decantarte por el sistema.

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin