martes, 7 de marzo de 2017

¿Se puede teñir una peluca de pelo natural o un parcial / prótesis capilar en casa?

A la pregunta de si se puede teñir una peluca de cabello natural o una prótesis capilar siempre que sea de pelo natural, la respuesta es sí. Pero parafraseando a Felipe González y la OTAN, también he de añadir: "de entrada". Es decir, ¿Se puede teñir una peluca o una prótesis capilar? Sí, de entrada. Y hay varias razones de por qué esto puede salir fenomenal o salirse de madre...

1) Cuando hablamos de una peluca de pelo natural o de una prótesis o un parcial de clips, no contamos con el calor corporal. Las personas humanas tienen una temperatura que oscila entre los  35 y 37 grados. Una prótesis o peluca no, y esto es algo que influye en la reacción química que produce cualquier tinte cosmético y el peróxido en el pelo. Porque lo creáis o no, los tintes están diseñados y formulados para personas "vivas y coleando".

2) Porque no sabes qué procesos químicos ha tenido ese cabello previamente. No me refiero a que haya sido teñido antes o no, eso es lo evidente, sino de la fumigación (se gasea), de si está la cutícula sellada con silicona o si no etc...

3) Si tenemos una peluca de cabello indio virgen o una prótesis de tono castaño medio-oscuro pero con reflejos rojizos, es lógico y normal que quieras aclararla y que el matiz tire a dorado o ceniza. Seguramente opines que esto es sencillo: aplicar un tinte de la numeración X.1 que puedas conseguir en cualquier supermercado o tienda de productos de peluquería. Pero en realidad no es así. Cuando aplicamos peróxido para poder aclarar, las características del pelo asiático virgen, por su eumelanina oscura, es que siempre va a tirar a naranja o a cobre. Lo importante tras aclarar y teñir es matizar, y esto no es uno sino dos trabajos en los que es preferible dominar la técnica. Lo ideal es que sea un trabajo que se realice en un entorno controlado (peluquería, estética, a poder ser especializada en posticería), pero si lo quieres hacer en casa, pueden darse estos dos escenarios:

a) Aclarar el tono de pelo pero seguirá siendo cobrizo o incluso más anaranjado, sí, aunque hayas dado un tinte con el .1 ceniza, WTF!!! Sucede.
b) Conseguir el matiz ceniza (que cuando brille el pelo lo haga gris o verde) pero no aclararlo, sino que quede todavía más oscuro. WTF!!! También pasa.

Si usas pelo de origen europeo tanto remy como europeo virgen, esto no suele ser un problema, ya que por las características biológicas se controla mucho mejor el color final deseado.

3) Importante proteger nudos y base. No sólo porque se ensucie el efecto cuero cabelludo o la micropiel si es un sistema de caballero. Siempre que apliquemos un químico, aunque sea un tinte de uso doméstico, produce cierta abrasión: no sólo en el tallo piloso, también en la base del sistema, sellado de los nudos y en el propio nudo. Son muchas las personas que se quejan de que la peluca no daba ningún problema hasta que la decidieron teñir, empapando bien la base de tinte, y que inmediatamente después el pelo empezó a desprenderse... Hay que proteger siempre.

4) Conocer las mezclas. En peluquería los tintes se confeccionan a la medida del cliente, en función del tono de base del que partimos, de sus características y de los resultados que queramos obtener. Se combinan los pigmentos y hay peróxido de diferentes porcentajes (sobre todo hay que tener en cuenta si hay canas o no hay).  Cuando compramos un tinte de caja en el súper, no podemos jugar con las proporciones ni con las mezclas de pigmentos. Es "lo que hay". Normalmente deja un tono muy intenso porque el peróxido tine un volumen bajo (10 ó 20). De hecho en las peluquerías la báscula de precisión para medir la cantidad de color y de peróxido a proporción (no siempre es al 50-50) es una herramienta tan indispensable como las tijeras o el datáfono...

5) Si deseas liarte la manta a la cabeza y teñir tú misma o tú mismo, ¡al ataque, mis valientes! Pero te recomiendo que, si dudas entre dos tintes de "caja" de uso doméstico, compres siempre el más claro de los dos. La buena noticia de los tintes que se adquieren para aplicar en casa sin ningún conocimiento técnico en peluquería es que, si la cagas si el resultado no es el que esperabas, son bastante reversibles. ¡La mayoría escupen el color (aclaran) bastante desde el primer lavado!
Imagen: bezzia.com

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin