viernes, 3 de febrero de 2017

Cuántos cosméticos necesitas para mimar tu prótesis capilar o peluca de pelo natural?

Estoy en un pico de hiperactividad y tengo que aprovecharlo. Después de casi dos meses de sequía en este blog hace bastante falta. No tengo muchas ganas de escribir sobre sensaciones y autoestima ahora mismo, pero creo que puedo (y tengo el deber) de compartir todo el conocimiento técnico que he ido adquiriendo a lo largo de los años, en base a mi experiencia personal pero también por el trabajo. Y es algo que seguramente valoréis más que mis despojos cerebrales.

Bueno, cuando se tiene una peluca o prótesis capilar, sobre todo si es la primera, te asaltan mil dudas. Y este proceso es totalmente bipolar. Hay personas cuya primera pieza es la más duradera de todas porque tienen tanto miedo de estropearla que no se atreven ni a respirar encima. En cambio lo habitual es que precisamente pague la novatada, pues es lógico tener mil dudas y cometer errores, a veces sin solución, al manipularla.

Pero otra de las preocupaciones es qué cosméticos utilizar, cuándo y cómo. La principal premisa es NO COMPLICARSE LA VIDA. Tres productos bastan y sobran:

- Un buen champú, si tiene silicona genial (aunque no es determinante en el champú porque necesitas aclararlo, pero algo ayuda eso sí), si es un champú suave y neutro también fenomenal. Si además no tiene sulfatos, estupendo. Qué champús NO usar: los champús de farmacia / herbolario. Los champús que especifican no contener silicona. Está de moda el rollo eco con los cosméticos cuando hablamos del pelo biológico que nos sale en la cabeza. Cuando estamos manipulando prótesis o pelucas esto no funciona así. Ni las pelucas ni las prótesis tienen glándulas sebáceas.

- Una muy buena mascarilla. Esto es lo más importante. Además, tiene que ir acompañada con buenos hábitos de higiene. Si usas una peluca  o prótesis capilar 24x7 al menos lávala cada 4-5 días, para aportarle hidratación externa (mascarilla). Si te la quitas al llegar a casa o para dormir, entonces una vez a la semana. NO soy partidaria para nada del cowashing si la pieza está sucia. El cowashing significa usar exclusivamente agua y mascarilla en lugar de champú. ¿Parece buena idea, a que sí? Pues nada más lejos de la realidad. La mascarilla actúa de pegamento cuando hay suciedad entre el pelo. No me refiero a suciedad visible, con sólo el hecho de salir a la calle tanto el polvo como la contaminación como varias impurezas que nos podamos transferir con nuestras manos / cepillos / incluso con la plancha manchan el cabello desde el primer momento, aunque no lo veas sucio.

Mi mascarilla favorita es Salerm 21 porque es versátil, funciona como acondicionador (lo aclaras en 3 minutos y ya), también hidrata en mayor profundidad si la dejas 10-15 min (no hace falta más) y por supuesto como sérum en seco (o en húmedo) sin aclarado con una pequeña cantidad de medios a puntas. Esto lo puedes usar prácticamente a diario, además controla el frizz cuando hay humedad y lubrica el pelo para proteger las puntas de la fricción (sobre todo si lo llevas largo o muy largo). Para el verano, o cuando el pelo está más seco, hay una versión más intensiva que es Salerm 21 Express. 

Aceite, especialmente argán pero también vale de coco. Esto se aplica de medios a puntas exclusivamente, puedes usarlo cuando lo laves, después de la mascarilla (aclarando la mascarilla, después en húmedo puedes aplicar una pequeña cantidad de aceite que funciona mejor así, o tras el secado). No pasa nada si lo utilizas a diario, el pelo quedará más hidratado y si es aceite de argán, también protegido. La desventaja es que puede dar un aspecto de sucio o apelmazado.

Cuando el pelo es teñido, permanentado o procesado de alguna manera, hay packs que contienen el champú y el secador. Una clienta me recomendó el pack Magic de TAHE, la verdad es que funciona genial en estos casos. Eso sí: aporta brillo al pelo (no a todo el mundo le gusta) y si el cabello está en buenas condiciones, lo puedes utilizar, pero queda apelmazado.

Pues estas tres cositas son más que suficientes, aunque lo imprescindible es un buen champú y una buena mascarilla. El aceite suele introducirse más adelante, cuando la pieza o peluca está ya más desgastada. Sé que nos bombardean a diario con catorce mil productos cosméticos y novedades en el mercado a través de anuncios, banners, blogs, youtubers etc. El problema de ir alternando productos y aplicando ocho mil historias en el pelo es que, primero: no son cosméticos especialmente diseñados para posticería (aunque los que yo uso tampoco lo están, pero al ser ricos en silicona vemos desde hace años que ofrecen buenos resultados), y segundo, en la mayoría de las ocasiones es más de lo mismo pero con un packaging más cuqui o con un precio más atractivo para relanzar el producto.

Menos es más...

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin