lunes, 6 de febrero de 2017

Cómo cuidar correctamente nuestra piel para evitar irritación o problemas con el adhesivo de la prótesis o peluca

En este blog me he detenido mucho explicar cómo manipular de la mejor manera posible, desde la intimidad de vuestro hogar, una prótesis o peluca para llevarla con diversos tipos de adhesivos especiales para el cuero cabelludo. Sin embargo, que nuestra piel esté en las mejores condiciones posibles es algo indispensable que no debemos ignorar. A veces ponemos de ejemplo el uso de lentes de contacto. En algunas ocasiones, si no somos escrupulosos con la higiene, puede que nuestro ojo diga: ¡ya está bien! Y personas que durante meses o años han utilizado lentillas simplemente las rechazan porque les molestan o les producen irritación. Por este motivo, tenemos que estar muy pendientes de los cambios, posibles molestias o irritaciones de nuestro cuero cabelludo para poder solucionarlas en el momento. Y si el problema empeora, visitar inmediatamente a un dermatólogo.

En primer lugar, si estás en tratamiento de quimioterapia, consulta siempre con tu médico o enfermera si puedes utilizar este tipo de sistemas. No soy partidaria de llevar pelucas oncológicas adhesivas, pero también comprendo los miedos a que se mueva, te encuentres insegura o por motivos personales no puedas prescindir de la peluca ni para dormir.  Y aquí puede suceder exactamente lo m mismo para cualquier persona con piel excesivamente sensible que necesite llevar una prótesis o peluca completa. En este caso hay alternativas como por ejemplo las cintas de doble cara de la división Healthcare de 3M. Este pegamento es hipoalergénico, pero, ¡ojo, hipoalergénico no significa antialérgico! Siempre antes de usar cualquier tipo de cinta adhesiva es necesario realizar un pequeño test de sensibilidad tras la oreja o en la cara interna de nuestra muñeca. La piel durante la quimioterapia está más sensible y puede reaccionar de manera inesperada, aunque no hayamos tenido ningún problema de piel atópica antes del tratamiento.

Por otro lado, si necesitas una prótesis capilar o una peluca para cualquier otro tipo de alopecia, recuerda que los adhesivos no pueden colocarse sobre pelo. La zona tiene que estar totalmente rasurada o bien sin cabello porque se haya caído por algún motivo. Es importante que no tengas heridas, irritaciones, erupciones, dermatitis o problemas de sensibilidad. Además, antes de colocar el pegamento, asegúrate de que la piel está limpia, libre de grasa, restos de adhesivo, sudor o cremas.

Cuando rasures la zona a pegar, hazlo con sumo cuidado sin producirte ningún corte ni irritación en la piel. Es normal que a medida que pase el tiempo  notes esa zona más reseca o tirante, incluso con ligera descamación. Puedes utilizar puntualmente champús cosméticos que contengan exfoliante suave, y también hidratar la zona con aloe vera puro entre 10 y 20 minutos antes de cada lavado. Deja que absorba bien, lava la cabeza y aplica tus mascarillas o cosméticos habituales, pero recuerda que no pueden quedar restos de ningún cosmético  en la piel en el momento que apliques el adhesivo de doble cara o líquido.

Por otro lado, los materiales que transpiran son los más idóneos para las personas que tengan un problema de excesiva grasa o excesivo sudor. Estos materiales son el tul o el monofilamento en las pelucas o prótesis capilares. Evita las siliconas y el poliuretano, pues aunque son microporosos, la transpiración no es igual: tu calor corporal y el sudor producirán condensación. Esto hace que la piel pueda irritarse con mayor facilidad. Aunque hay personas a las que este problema nunca les ha sucedido: ¡cada caso es un mundo!

Otro truco es utilizar siempre un protector para el cuero cabelludo. Este cosmético genera una película transparente que preserva tu piel de estar en contacto directo con el adhesivo, además crea una barrera invisible que evita el sudor (algo así como un desodorante para el cuero cabelludo) y esto está especialmente aconsejado para todos aquellos usuarios que van a nadar o al gimnasio,  que sudan mucho, tienen exceso de grasa o para utilizarlo durante los meses de verano. Por el momento conozco las dos gamas que tiene el fabricante Walker, pero seguramente haya más en el mercado (sólo que no me constan y tampoco las he usado así que no os puedo orientar mucho más, si sabéis de alguna alternativa, por favor postead un comentario).  Scalp protector thick y scalp protector Maxihold SPORT (indicado para deportistas). 

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin