miércoles, 15 de febrero de 2017

Cenizas de cáscaras de café para tratar la psoriasis...


Los que padecemos este problema en la piel, incluso en mi caso que no es excesivamente severo pero llevo ya unos cuantos años con esto, creo que hemos probado DE TODO, sobre todo cuando nos viene un brote fuertecillo que nos deja ciertas partes del cuerpo en carne viva, como el culo de un mandril. Esta noticia me ha llamado poderosamente la atención, y como no lo he probado, no sé qué tiene de efectivo y qué de magufada...  Pero es cuando menos curioso que las cenizas del café (o quizá de cualquier cáscara vegetal) funcionen para cicatrizar antes las lesiones.

Podéis leer la noticia original aquí, aunque voy a hacer un resumen.

Al parecer, un empresario cafetero, el fundador de Cafés Pont, tras ser diagnosticado de esta dolencia en la piel que, de momento es crónica, descubrió de casualidad que le funcionaba aplicarse cenizas de café, y que las lesiones sanaban más rápido que con el tratamiento médico que le habían prescrito.

«Me traté una mancha con la pomada que me recetó el médico y otra con las cenizas. La primera no desapareció y la segunda sí», explica Pont. «Me apliqué las cenizas cada día en las manchas y en un mes y mediodesaparecieron; hasta ahora», relata el empresario. Desde entonces, 1.805 personas han pasado por su pequeño despacho ubicado en la sede central de Cafès Pont, en Sabadell (Barcelona), buscando el preciado elixir, que desde hace unos meses se comercializa en cerca de 300 farmacias catalanas como «CeniPont».

 Según el informe técnico que encargó a la Univ Politécnica de Catalunya para poder comercializar este producto (que está patentado como cosmético por el momento), contiene básicamente potasio, magnesio, azufre y fósforo. Es decir, son todos componentes inorgánicos, y por lo tanto, no puede degradarse. En mi periplo por varias consultas médicas a la tierna edad de 13 ó 14 años, cuando tuve un brote tremendo de psoriasis en la barriga, pecho y escote, me diagnosticaron hasta sarna (porque me gustaba dar de comer a los gatos callejeros que vivían en las inmediaciones de mi colegio). Una de las pomadas que me recomendaron también contenía azufre entre otras cosas y era bastante efectiva (olía a culo, pero efectiva, y muy pringosa). Lo malo es que la psoriasis es un problema autoinmune, así que cuando se regeneraba la piel de la zona a los pocos días se me volvía a pelar, y así estuve unos cuantos meses...

 En el artículo hacen referencia a un estudio científico con placebo llevado a cabo por una consultora internacional, en el que se evaluó la efectividad del producto en 21 sujetos con diferentes grados de psoriasis durante 16 semanas. Los resultados del informe (que no especifican en el artículo) han sido contundentes respecto a que funciona. Parece ser que han replicado lo mismo en otro laboratorio aquí en Madrid. En 2015 el Colegio Oficial de Farmacéuticos lo ha aprobado como cosmético, bajo el nombre comercial de Cenipont.

Y como nadie es profeta en su tierra, este señor explica que lleva meses negociando con Argentina, Polonia y Corea. Aunque no pretende hacer negocio con este tema. A mí como damnificada de psoriasis, que haga o no negocio es algo que me deja entre fresca y tranquila ya que vivimos en un mundo capitalista, especialmente en lo que respecta al sector de la industria cosmética y farmacéutica. He encontrado una referencia en internet en la web de Clicfarma y el precio es de 39.90 para 40 gramos. No sé si cunde mucho o poco, depende también de la extensión de las lesiones y de lo severas que sean.  Bueno, no sé qué pensáis, pero para mí es una buena noticia.


No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin