viernes, 11 de noviembre de 2016

El post del viernes: trucos de maquillaje raros que funcionan

En primer lugar, tengo chorrocientos comentarios sin leer y sin publicar. Lo siento. Me interesan mucho pero ahora mismo es que estoy en un momento en el que si monto un circo, me crecen los enanos, así que no me da la vida para leerlos y responder a todos. Los iré poniendo poco a poco.

Por otro lado, sí es verdad que eso del maquillaje está muy de moda, y que si antes lo único que hacíamos era embadurnarnos la cara con la base, un poco de colorete, rímel y pintalabios, ahora ya casi todas somos bastante "pro" en esto de dedicarnos un rato largo cada mañana (en mi caso de 10 a 15 minutos diarios) a pintarnos con el pack completito: hidratante, prebase, base, base en los párpados, corrector, coutouring, strobing, bronzer, etc etc y todos estos palabros que tan guay te hacen parecer al soltarlos. Por no hablar de las chorrocientas brochas que, al menos una servidora, va acumulando con el paso de los años: que si mofetas, que si kabukis, sintéticas para corrector, viseladas para contorno, en borla para rubor, abanico para el iluminador etc etc etc Bueno, es una afición como cualquier otra.

Siempre hablamos de los trucos más habituales, pero hay algunos que son bastante raros y que no todo el mundo conoce. Verbigracia:

1) Si necesitas perfilar mucho tus cejas, hazlo a contrapelo. Hay chicas con unas cejas tan finitas y despobladas (o rubias) que tienen que básicamente maquillarlas desde cero. Si lo que quieres es que el trazo quede natural, y no termines pareciendo Charlot (aunque la verdad es que está de moda de todas maneras lucir unas cejas bien gruesas y morenotas) pinta a contrapelo. Esto hará que los trazos sean más naturales cuando te peines las cejas en su dirección correcta con el gupillón.

2) En línea con el primer truco, no sé si lo habré dicho alguna vez, en mi caso por ejemplo para que no se me despeinen las cejas y no parecer una licántropa, uso un gel especial (como el rímel de pestañas transparente, pero para cejas). Pero una alternativa más económica es usar la misma laca del pelo, eso sí, pulveriza en un gupillón o cepillo redondo para peinarlas, no te rocíes fijador directamente en la cara, no seas bestia. La verdad que quedan muy bien y todo en su sitio.

3) Si quieres que tus ojos parezcan más grandes, más despiertos y lozanos, perfila la línea de agua inferior de un color clarito (evita el negro o el marrón, ya no se lleva). Lógicamente todos pensaremos en el blanco o en el beige. Pero no, el color que mejor queda sin dar mucho el cantazo de que te lo has pintado así para ganar amplitud, es el rosita claro. De hecho me he congratulado mucho cuando he ido recientemente a Mercadona y he visto que siguen vendiendo el perfilador de cejas e iluminador rosita claro marca Deliplus, pero que fabrica Faber Castell (sí, el mismo de las pinturas de palo que usábamos en clase de dibujo en el cole). Es un must que no llega a 3 euros!

4) Si te pasa como a mí que hay días que no duermes nada bien  y te levantas con cara de huevo cocido, o sea, inflamada y amarillenta, un truco para verte algo más fresca es mezclar iluminador líquido (una gotita) con tu base de maquillaje habitual. Ya sé que milagritos a Lourdes, pero bueno, es una manera de mejorar algo. Eso sí, luego no te olvides de contornear, para no salir de casa como el vampiro moñas de Crepúsculo.



No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin