viernes, 18 de noviembre de 2016

El post del viernes: manicura permanente en The Lobby Beauty

Buenas. Hoy no me voy a extender mucho y la verdad es que me da hasta vergüenza. Quizá tendría que dejar el blog con un cartel de cerrado por descanso de personal, y resolver mis cosas, porque para lo poco que actualizo últimamente...

Hace tres años me hice mi primera -y última- manicura permanente. En un chino. Sí, la verdad es que ahorré dinero, pero menudo despropósito. Unos pegotones tremendos. Y al día siguiente, ya tenía algunas uñas descascarilladas. Era además una semana en la que el sábado tenía una boda y al viernes siguiente la otra, así que el sábado por la mañana me lo fui a hacer con la intención de llevar las manos arregladas para los dos eventos sin tener que pagar dos manicuras normales.

Ese lunes volví con las uñas hechas un cristo y en lugar de pulir, para arreglármelas me echó más esmalte y más top coat por encima. Una mierda. Cuando llegué al trabajo pedí a una compañera que me lo quitara. El otro día me acordé de este tema, pues últimamente me da por pintarme las uñas en casa de rojo (sí, tenía una máquina de gel doméstica que no encuentro por ningún sitio así que con los esmaltes Rimmel "60 segundos" me apaño fenomenal y no me da pereza). Lo malo de pintarse las uñas y trabajar con un teclado el 90% de la jornada laboral es que no me duran nada, pero nada es ni un día. Muchas se descascarillan, por mucho que me las lime y no sobresalgan (que tampoco puedo dejarlas crecer mucho, porque se me parten). Esta vez evité las tiendas de manicuras de chinos y pregunté en dos cadenas que están por mi barrio de trabajo. Desgraciadamente tenían lista de espera (porque lo hacen bien y sólo trabajan con cita previa). Como soy ansia viva las quería YA. Además, la comida era al día siguiente y ya era más tarde de las ocho. Me metí en El Corte Inglés porque me sonaba que había un corner de uñas, y efectivamente lo hay: The Lobby.  Tuve que esperar nada, ni diez minutos, y me atendieron.

Elegí un tono clarito,  nude, porque así si me apetece pintarlas de rojo por encima puedo hacerlo (no se borra con quitaesmaltes), y si no, se ve una tonalidad discreta, con efecto brillo gel y muy curiosa que embellece las manos y estiliza los dedos. Vamos, tener las uñas decentes todo el día. Llevo casi 72 horas y perfectas, ni una sola muesca. He fregado cacharros, he levantado peso, he jugado a lo bruto con mis perros, he tecleado... Fenomenal. Y por sólo 24 euros. Además me dieron un masajito en las manos  y antebrazos muy rico como llevo tanto tiempo sin sexo la verdad es que cualquier caricia me altera un poco, estoy enferma, chicas.
No sé de qué marca son sus esmaltes pero en la web podéis echar un vistazo:
http://www.thelobbybeauty.com/tratamientos/manicuras-y-pedicuras/

NO, no es un post patrocinado. Me ha gustado la experiencia y la comparto.


No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin