miércoles, 5 de octubre de 2016

Periodista se tiñe de platino y se da cuenta de que la gente le trata distinto...

¡Las rubias no son tontas! Aunque hay chistes de rubias que muy graciosos (al habla una morena natural que durante años ha sido rubia de bote, chocho morenote), el color de pelo es una herramienta más de cara a interactuar con nuestros semejantes, y al ver los resultados de este experimento más que herramienta es un arma jaja. El equipo de Buzzfeed en Los Ángeles (de California, no de Los Ángeles de San Rafael) ha realizado un experimento sociológico en el que una de sus periodistas tiñe su melena de platino, y comprueba en sus propias carnes cómo las personas la tratan de manera muy diferente a su antigua imagen con el cabello castaño natural:  


Me llamo Devin. He sido morena toda mi vida. En cualquier caso, en Los Ángeles, ser rubia no es sólo un color de pelo sino un estilo de vida. Así que, en nombre de la ciencia, he teñido mi cabello de platino y he realizado una serie de pruebas para averiguar si la gente trata a las rubias de manera diferente.

La primera fase del experimento fue una encuesta entre sus propios compañeros de trabajo y personas desconocidas por la calle, a los que varios voluntarios les piden que describan con breves palabras a la mujer que ven en la foto -les muestra una imagen en la que Devin aparece con su color castaño-. Los adjetivos más repetidos son: "mujer seria", "estirada" y "pretenciosa". Cuando se repite la misma situación a otras personas, pero mostrando la foto en la que aparece teñida de rubia, los calificativos más habituales cambian a: "dulce", "curiosa" y "pretenciosa".

La segunda parte consiste en el Test de Tinder. Para la minoría marginal que no está familiarizada con Tinder, se trata de una App para teléfonos móviles tipo smartphone (con internet y gps) que nos ayuda a conocer chic@s y, por tanto, ligar. Consiste en crear un perfil y subir una o varias fotos así como una breve descripción de nuestra personalidad o de nuestros gustos. La aplicación muestra perfiles de otros chicos /  chicas próximos a tu zona (te geolocaliza) y eliges si te hace tilín (deslizando a la derecha, corazón verde) o si no te gustan nada (deslizando a la izquierda, aspa roja). No sé si es así o al revés. Bueno, también puedes apretar los botones, me parece. Cuando se produce un "match" (ambas personas coinciden en dedicarse un corazón verde) puedes comunicarte con él o ella vía mensajería instantánea. No es una app de contactos heterosexuales, tú mism@ eliges qué género quieres ver (hombres, mujeres o ambos perfiles).

Devin, con su foto de morena, obtuvo 33 matches de 100 perfiles visitados. Al cambiar la imagen con su nuevo look (rubio platino) el 33% de corazones se incrementó hasta un 55% de coincidencia, lo cual nos indica que las rubias, a priori, tendrían mayor ventaja en la aplicación para ligar de Tinder (contando con que esta chica vive en Los Angeles - California).

Por último, los piropos. Devin asegura que cuando camina por la calle muy raras veces ha sido piropeada o molestada por otras personas (mayoritariamente hombres).  En cambio, al pasearse con su nueva melena rubia platino, incluso llevando la misma ropa, que por la mañana, tres hombres le dijeron alguna cosa durante el mismo trayecto.

Las conclusiones, en este caso, son demoledoras. Teñirse de rubia ha mejorado su éxito social. Personas que no le conocen de nada consideran que es más dulce, así como incrementar un 22% las posibilidades de conocer una pareja romántica (bueno, más bien pareja sexual porque todo el mundo sabe que el Tinder es para follar). Aunque no hace falta teñirse y dañarse el pelo para poder hacer este experimento, ¡podría haber utilizado una peluca sintética rubia!

Podéis ver el reportaje original (y el vídeo en inglés) aquí: https://www.buzzfeed.com/devinlytle/i-dyed-my-hair-platinum-to-figure-out-if-people-really-do-tr?utm_term=.xe0XMex4j8#.xtXLpeqgBn

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin