lunes, 24 de octubre de 2016

La verdad -algo incómoda- sobre el Ruxolitinib y la cura de la alopecia

Aunque mis problemas de alopecia areata femenina son, ahora mismo, el menor de mis problemas y tenemos una convivencia simbiótica bastante buena por el momento (porque básicamente nos ignoramos, aunque he hecho un pacto con mis defensas para que me dejen las cejas y pestañas en paz jaja, esperemos que nos se rompa), sí que se está avanzando en fármacos que pueden controlarla bastante bien, como es el caso de Ruxolitinib (de marca comercial Jakavi).

Recientemente se ha publicado un pequeño dossier con todas las características de este fármaco, que he traducido y comparto aquí para quien le pueda interesar el tema:

Nombre: ruxolitinib
Marca comercial: jakavi
Fórmula molucular: C17H18N6
Nombre completo: 3R)-3-cyclopentyl-3-(4-{7H-pyrrolo[2,3-d]pyrimidin-4-yl}pyrazol-1-yl)propanenitrile.  Creo que deberíamos llamarlo cariñosamente "Pyrrolo", que es más fácil de recordar. Ya que ni ruxolitinib ni jakavi me convencen en absoluto.

Hace poco compartí los resultados de un nuevo ensayo en la Universidad de Columbia, en el que consiguieron respuesta en la mayoría de los pacientes que fueron tratados con esta droga. Es decir, el 77% de los pacientes que obtuvieron mejoría en su pelo, consiguieron recuperar más del 90% lo cual es una cifra para estar dando palmas con las orejas gritando aleluya.

A pesar de esto, es importante que comprendáis que es un fármaco para tratar la alopecia de tipo autoinmune como es la areata o la universal siempre y cuando no sea de tipo cicatricial. No se puede usar para la alopecia de tipo androgenético, que es la más frecuente entre ambos sexos a lo largo y ancho del planeta. Para la AGA se está avanzando en otro tipo de fármacos que actúan sobre la señalización

Por lo que el ruxolitinib (que es un inhibidor de kinasa de jano) sirve para sólo una de cada 1000 personas con caída de cabello. Otra pequeña mala noticia es que el estudio realizado por Columbia es pequeño, en 12 personas. No pueden extrapolar que, por tanto, ruxolitinib pueda arrojar estos maravillosos resultados en alopécicos y alopécicas del mundo mundial en general.

¿Cómo funciona exactamente? Pues no lo sé explicar muy allá, pero con mis propias palabras, evita que células inflamadas liberen este tipo de enzima (kinasa de Jano) para impedir que afecten a otras. ESte tipo de fármaco ya se utiliza para tratar algunos tipos de leucemia y ćancer de huesos.

No es una cura absoluta de la alopecia areata pero sí que es una gran ayuda. Existe otro inhibidor de JAK que también ha sido estudiado en Yale y Stanford: tofacitinib (seguro que os suena también). Aunqeu por el momento no son la panacea, los investigadores se muestran optimistas y entusiasmados por esta nueva vía terapéutica que ofrecen.


No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin