viernes, 16 de septiembre de 2016

El post del viernes: ensanchar unos zapatos / zapatillas en el congelador!

Sí, parece una cosa un poco surrealista, pero funciona la mar de bien! En verano se me ponen los tobillos más hinchados que el currículum de Paquirrín. Parezco una elefanta vaya. Como dicen en la película de "Amor ciego" durante los meses estivales no tengo tobillos sino pantobillos.

Ahora en Madrid las temperaturas han bajado sustancialmente y amenaza lluvia así que decidí estrenar unas zapatillas Converse. Error. Las compré en las rebajas y sólo quedaba el número 38, lo cual es fenomenal porque es mi pie en primavera-otoño-invierno pero en verano necesito un 39. Me destrocé los tobillos por las rozaduras, se me han quedado en carne viva y cuando me hago heridas en los pies tardan mucho más de lo normal en sanar. Así que ahora llueva, granice o sople un rasca siberiano voy con forro polar, chancletas y unos andares que ni Lina Morgan.

Por suerte me acordé de un truquillo para dar de sí zapatillas sin necesidad de una horma. Sólo necesitas: dos bolsas de congelados con cierre hermético zip. Y una bolsa de supermercado para meter las zapatillas dentro y que la suela no entre en contacto con los alimentos.

Paso 1. Llena una bolsa con agua (un poco más de un tercio) y métela en la zapatilla como si fuera tu pie. El agua tiene que ocupar por dentro lo máximo posible del zapato o playera. Haz lo mismo con la otra si es que necesitas agrandar las dos.
Paso 2. Introduce las zapatillas en una bolsa de plástico de supermercado por higiene (opcional).
Paso 3: mételas en el congelador y espera al menos 12 horas (yo las dejé 24h).
Paso 4: sácalas del congelador y espera unos 30 min que se descongele un poco antes de extraer la bolsa para no deformar demasiado el zapato o zapatilla. NO las metas en el microondas, pero puedes ponerlas encima de un radiador si se da el caso de que has encendido la calefacción.

Aquí tenéis la foto de Wikihow:


En mi caso ha funcionado! Eso sí, si necesitáis agrandar un poco unos zapatos de vestir, es preferible que los llevéis a la horma de un zapatero o taller de reparación de calzado, pues este truco es efectivo pero puede deformarte unos zapatos o unos tacones muy caros, y no es lo ideal!

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin