viernes, 12 de agosto de 2016

El post del viernes: Eyeliner Master Precised Curvy de Maybelline, ¡funciona!

El viernes pasado os hablé del contorno de ojos milagro antibolsas-ojeras en minutos Remescar, y ha tenido más éxito que todos los posts anteriores y posteriores sobre alopecia femenina  / prótesis capilares juntos de las últimas dos semanas. Así que este viernes aprovecho para hacer una review de otro producto que me ha ido muy bien: Eyeliner Master Precised Curvy de la marca Maybelline New York.

Pero antes de nada, una anotación sobre Remescar. Es muy efectivo, pero reseca mucho la piel de alrededor de los ojos y he descubierto que si antes de ponérmelo me aplico mi contorno de ojos antiarrugas, aún esperando varios minutos a que la piel lo absorba totalmente, Remescar no funciona para nada igual. Así que me lo doy con la cara bien lavada. Y a pesar de llevar poco tiempo, noto que me reseca mucho esa zona tan sensible. Lo compenso hidratando bien cada noche. Ahora mismo estoy usando un contorno que me ha venido en la Birchbox de agosto, también antibolsas, de la marca Naobay (con resveratrol) Me hace gracia lo de Birch porque me suena a bitch. ¡Ya me ha llegado la bitchbox, jiji! 

Bueno, pues aunque el look cat eye esté súper de moda y parezca algo sencillo, favorecedor y chic, que con dos "brochazos" te deja bien mona sin tener que andar con el engorro de pinceles y las paletas de sombras de ojos (por cierto, he descubierto la estupendérrima comodidad de los lápices jumbo, otro viernes hablaré de ellos), a mí me ha costado mucho hacerme una raya decente sin tirarme media hora por párpado y sin acabar pareciéndome a Amy Winehouse de resaca. Por no hablar de que no recuerdo cuándo fue la última vez que ambas rayas / rabos me quedaron iguales.

O sea, que el típico maquillaje sencillo de ojos de gato y labios rojo mate a mí me daba más trabajo que un couturing + baking + smokey eyes. En serio. De hecho, he probado eyelines de todo tipo: en líquido con su propio pincel, en crema, en formato rotulador, en líquido pero con un palito, en lápiz khol... Y salvando el tema del rotulador, con los demás no me apañaba.

Así que, cuando vi el anuncio del nuevo Master Precised Curvy de Maybelline pensé: vaya, no soy la única inútil en hacer esto. Antes de ayer fui a BodyBell y descubrí que el producto es bastante más barato (8 euros, no llega) de lo que pensaba, así que lo he comprado. Como para los cosméticos soy ansiaviva, no pude esperar a llegar a casa para probarlo. Me pinté la raya en el garaje, mirándome en el espejo retrovisor y con bastante mala luz por cierto. Bueno, bueno, bueno, qué jodida maravilla el invento este. Habré tardado menos de 10 segundos por cada ojo, las dos rayas con el mismo grosor y los dos rabillos prácticamente idénticos, con sólo una pasada.

Según explica el maquillador profesional que presta su imagen a Maybelline, que casualmente se hace llamar Gato, es por la combinación de su punta con forma de huso y por el diseño del mango (supuestamente antitemblores, yo sí lo he notado, porque de tanta cafeína que bebo a lo largo del día tengo el pulso como para robar panderetas y no me he torcido nada).

Además es waterproof, pero me ha sucedido algo raro. He estado un rato en la piscina esta tarde y cuando he salido del agua uno de mis ojos tenía la raya impecable aún habiendo buceado. Pero la otra, la raya del derecho, había desaparecido. Igual me he frotado sin darme cuenta con el párpado mojado, no sé. O es cosa de mi piel, que resbala en según qué zonas jaja.

Bueno, si sois un poco torpes con el eyeliner por probar este producto no perdéis nada.

Más info: http://www.maybelline.es/Productos/ojos/perfilador-de-ojos/Master-Precise-Curvy.aspx

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin