viernes, 17 de junio de 2016

El post del viernes: beauty blender y brocha falsiyo (clon de yachiyo)

Buenos días mozas,

Hoy me he levantado con una flojera y una bajona del carajo. ¿Por qué? Pues porque ayer por la noche fui a cenar, me salté la dieta y me puse morada. Poco más y salgo rodando del restaurante. En realidad no estoy haciendo una dieta específica, he cambiado hábitos de alimentación y sigo pautas más saludables. Sólo con eso y con lo que me muevo he perdido kilos pero sobre todo volumen (en invierno no levantaba el culo del sofá, lo reconozco, pero llevo un mes y medio metiéndome palizas de trabajo en el "jardín" por llamarlo de alguna manera que se me están poniendo los brazos como a Popeye).

Cuando comes cantidades normales y frugales, incluso muchos días no ceno porque no tengo hambre, y la dieta está basada en alimentos sanos y en su mayoría ecológicos (o comprados o de mi huerto), el estómago se acostumbra rápido a eso, y te sientes mucho mejor. Somos lo que comemos. Eso sí, como un día te pongas como la Moñoño, el cuerpo sufre mucho al digerir un cambio tan brusco. Así que he dormido fatal, he tenido pesadillas, me he levantado con dolor de cabeza, dolor de codos, de mal humor, cansada, con ardor de estómago, con muchísima sed... En fin, a ver si espabilo, ya no me puedo dar atracones como antaño porque mi cuerpo me castiga con una resaca (bien que hace).

Bueno, no me pidáis hoy mucha complejidad en este post porque según termine de trabajar tengo pensado languidecer tirada por ahí entre unos matorrales mientras escucho podcasts de Iker Jiménez. Hoy os voy a hablar de dos cosas cuyos clones he probado.

La primera, la imitación de Beauty Blender, que compré en una farmacia de marca Better. Creo que me costó unos 6 ó 7 euros (no me acuerdo). No tiene la forma idéntica de la Beauty (que es como una lágrima) pero el material es casi el mismo (más compacto) y funcionaba igual. Cuando se me estropeó (se me rajó, pero me duró más de un año), fui directa a comprarme la de marca (que me ha salido muy bien de precio porque estaba de oferta, no recuerdo si 10 ó 12 euros pero por ahí). La original es mucho mejor que la de Better. O sea, la de Better no está nada mal, cumple su función, pero me quedo con la "buena".  Es más suave, difumina más finito y cuando se moja incrementa mucho más su tamaño. Es un producto que uso a diario y por lo tanto, según mi opinión 100% recomendable.

Para las que no sepáis que es la Beauty Blender, se trata de esa esponja de colorines que parece una nariz de payaso y sirve básicamente para extender y difuminar la base de maquillaje dejando un efecto aerógrafo, aunque también puedes usar su piquito para el corrector, y su culete redondo para aplicar el colorete a toquecitos. El acabado es muy natural.

La Falsiyo o clon falsa de Yachiyo (foto). Desde hace años tengo una brocha de kabuki que me gusta mucho para aplicarme los polvos compactos. No sé dónde la compré, pero no fue barata porque es de pelo natural. Cuando vi la Yachiyo de Nars me encantó, no sólo por el diseño tan genuino, sino por lo bien que parece (en los vídeos) que difumina el colorete. El precio, quizá, es alto, unos 36 euros al cambio. Decidí comprar el "clon" (bueno, más bien es una imitación) por Amazon al módico precio de 3 ó 4 euros. Por supuesto es sintética y los acabados son más toscos, pero bueno, llevo ya cosa de una semana usándola a diario y no pierde pelo (lo cual es buena señal, siendo una brocha de los chinos). Es menos tupida que la original, pero la forma de su borla redondeada y su tamaño es ideal para el blush. Así que, lo más probable es que cuando se me rompa (no creo que estas de imitación pasen el año) me pediré la original para reyes o por mi cumpleaños.

Que paséis un feliz viernes!!!

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin