miércoles, 18 de mayo de 2016

¿Los cosméticos pueden realmente fortalecer el cabello y hacerlo más grueso?

Sí, ya sé que últimamente actualizo poquísimo. Excusas tengo varias, eso sí. Reconozco que estoy muy dejada con este blog, pero bueno, esto va por rachas. El día que esté inspirada y aposente mi culorro un par de horas para actualizar dejaré programados varios posts. Pero hoy no es ese día.

Muchas personas me preguntan qué champú o mascarilla es la mejor para fortalecer el pelo. En realidad: ninguna. El pelo está muerto. Son fibras de queratina (tallo), a excepción de su raíz, que está ubicada en el folículo piloso irrigado por vasos sanguíneos y rodeado por nervios. Por este motivo si te cortas el pelo no duele, pero si lo arrancas sí. Igual con las uñas. El otro día me arranqué media uña de cuajo haciendo fuerza para sacar la bobina de la desbrozadora. Qué dolor y dentera. Siempre usad guantes para manejar maquinaria agrícola.

Bueno tras este briconsejo sobre seguridad, vamos al lío:

- Los champús y mascarillas fortificantes no penetran en la raíz del pelo, es decir, no actúan como los fármacos (por ejemplo minoxidil o cortisona) en nuestro torrente sanguíneo. Su acción es cosmética, como el maquillaje. Si te pasa como a mí que te levantas por la mañana con cara de huevo cocido, te maquillas, te ves divina pero te lo quitas con una toallita y agua micellar: se acabó la magia. La cosmética funciona así, aunque es verdad que hay productos que son capaces de depositarse de manera semipermanente y durar días o semanas aunque te laves, como los tintes de pelo, algunas mascarillas con queratina o el lápiz de cejas Wunderbrow. Aún así, nada es para siempre, ni siquiera un tatuaje. Lo digo porque me tatué hace quince años y se me ha quedado verde legionario.

El efecto que tienen es simplemente nutritivo, aportan un extra de hidratación (suelen ser más untuosas). Esto lo que hace es sellar bien la cutícula y generar una capa protectora por fuera (temporal, generalmente hasta el siguiente lavado) que evita roturas de la fibra. Es decir, y suscribo las palabras de un comercial de una distribuidora de productos profesionales de peluquería (al que interrogo de vez en cuando): "El pelo es el mismo, simplemente con estos productos, al estar más hidratado, se partirá menos cuando se cepilla y en apariencia parece más resistente".

Una de los problemas de tener el pelo seco, estropeado e incluso estropajoso por la coloración (sobre todo machacarlo con tintes rubios teniendo el cabello moreno) es que se vuelve quebradizo. Cuando nace en la raíz, a no ser que tengas un problema de alopecia muy avanzado, el tallo piloso es más gordo. A medida que crece, "envejece",  se roza con nuestra ropa, almohada, secador, plancha etc.. se va poniendo fino. Por eso cuando lo cortamos o saneamos mucho da la sensación de que el pelo es más abundante o voluminoso. En realidad siempre lo has tenido así (de raiz a medios). Realmente lo que hacemos es "extirpar" la parte desgastada, la broza. Si está bien hidratado, se partirá menos, pero el problema es subyacente (no se elimina, se maquilla).

Esto viene a colación de que me dieron para probar un champú antigrasa y mascarilla fortificante de una marca bastante buena (productos que considero caros, pues el pack sale por más de 30 euros) pero me formaba unos enredos de campeonato y, contra todo pronóstico, notaba el pelo más acartonado. ¿Por qué me pasó esto, que es justo lo contrario a lo que estos productos están formulados? Pues porque antes tenía la manía de meterme en la ducha sin desenredar a fondo el pelo.

Si partimos de la base que los suavizantes de cualquier tipo actúan como la cola adhesiva, sellando la cutícula, los champús / mascarillas fortificantes son como el superglue, cierran la cutícula con mayor intensidad. Por lo que cualquier mínimo enredo por pequeño que sea, hace efecto velcro. Las cutículas están desordenadas (pelos para arriba, pelos para abajo) y luego le aplicas un producto que las hace cerrarse en varias direcciones. Como si fueran un cepo. Además, justo en mi caso, al ser para cabello graso, incluía ingredientes astringentes.

Por tanto, ¿es que es malo usar este tipo de cosméticos fortalecedores? NO. DIOS ME LIBRE. Que a mí me haya ido mal no significa que sean perjudiciales. Es como si digo que no hay que usar el pintalabios tono russian red de Mac porque yo parezca el Joker. Simplemente me gustaría exponer las siguientes advertencias, porque un gran cosmético conlleva una gran responsabilidad:

1) Nunca te duches / bañes / laves la cabeza con un champú / mascarilla / acondicionador fortificante sin haberte cepillado concienzudamente el pelo antes de mojarlo. Yo ya lo hago como rutina.

2) Si tienes el cabello graso, usa un champú equilibrante o astringente normal  + mascarilla fortificante. Los champús antigrasa fortificantes son demasiado duros para mi gusto, pero bueno, es mi opinión.

3) Jamás hagas cowash con una mascarilla o acondicionador fortificante. Ya sabéis que a mí el cowash me parece una guarrería no me convence mucho, pues el efecto pegamento atrapa la suciedad y la fija al tallo piloso, pero bueno, cada cual que haga de su capa un sayo.

4) Si usas una prótesis capilar, peluca, extensiones etc... NO uses champús ni mascarillas / acondicionadores / sérum o lo que sea con la coletilla fortificante detrás. Nunca. Never. Nie. Jamais. Kesshite. Aplicarlas en tu pelo es fenomenal si el producto te va bien. En las prótesis / pelucas y demás es otra historia diferente, pues la estructura de un pelo que no sanea (no crece) y que ha sido sometido a ciertos procesos químicos tiene unas necesidades distintas, como podéis ver en otros posts:

http://alopeciafemenina.blogspot.com.es/2015/01/ya-tienes-tu-parcial-o-tu-peluca-que_10.html

http://alopeciafemenina.blogspot.com.es/2015/04/que-champus-no-usar-cuando-llevas.html
http://alopeciafemenina.blogspot.com.es/2013/01/como-hidratar-el-pelo-de-una-peluca-o.html


No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin