viernes, 20 de mayo de 2016

El post del viernes: trucos marujiles (domésticos) vol 2

Desde que me cambié de casa, reconzco que no me prodigo mucho por los pubs de moda, restaurantes ni saraos. Aunque vivir en el quinto lilaila respecto a la zona A de Madrid también influye en lo de salir por la noche, claro. En su lugar, llevo una vida más bien casera y muy rústica: me encargo del "jardín" y del huerto, cocino mucho, hago conservas, horneo galletas y tal. Antes me hacía ilusión recibir los paquetes de Asos. Ahora, los de Planetahuerto. Hace algunas semanas publiqué unos cuantos trucos domésticos que me facilitan la vida.  Hoy voy a compartir más:

1)  ¿Malas yerbas entre las baldosas del patio / terraza / jardín? Lo ideal en estos casos es usar herbicida (roundup) pero es muy tóxico si tienes mascotas, niños etc... Un truco es pulverizar bien sobre las hojas una mezcla 50% de agua y lejía (lejía de la de fregar), hacerlo en primavera y en otoño para evitar que las semillas remanentes germinen. Al final no saldrá nada, como si hubiera pasado el caballo de Atila por ahí. 

2) Reparar un sofá de piel de arañazos de gato. Me regalaron un sofá de esos de cuerazo. Lo agradecí porque sé que son muebles muy caros. Pero pronto me di cuenta por qué se habían desprendido de él: lo habían usado los gatos de rascador en uno de los laterales. Estaba más arañado que el iPad de Eduardo Manostijeras. Así que miré en internet cómo arreglaro y me ha quedado muy apañado. Primero tienes que limar la superficie de los arañazos, para alisarla. Usé el Micropedi (una lima de pies) porque en mis talones no sirve de nada. En el sofá fue muy efectiva, desde luego. Después, lo suyo es extender una crema específica para cuero. Si no queréis gastar mucho dinero, la Nivea sirve (es lo que puse). Finalmente, una vez que la crema se haya absorbido en su totalidad, se puede aplicar el tinte del mismo color (es más bien un betún) para que el arañazo se cubra y se disimule respecto al tono del sofá. Los tintes son específicos para este tipo de arreglos. Para evitar que vuelvan a las andadas y se afilen las uñas, pulverizar Feliway ayuda (en mi caso no dejo que entren al salón sin supervisión  humana. Teniendo árboles para arañar siguen prefiriendo afilarse las uñas en muebles y alfombras esos pequeños hijos de puta adorables felinos).

3) Evitar llorar cuando picas cebolla: mete el trozo de cebolla que vayas a cortar durante 20 ó 30 segundos en el microondas. Magia.

4) ¿Galletas caseras en menos de 20 minutos sin montar un cristo en la cocina? ¡Sí se puede! Esta receta original es de Isasaweis, yo la he simplificado bastante. Necesitas una taza de copos de avena, un huevo, medio vaso de zumo (piña, naranja, manzana o el que te guste más, aunque puedes hacer previamente chocolate líquido con agua aunque eso te va a dar más trabajo y tardarás más tiempo), dos cucharadas de sirope de ágave para endulzar (o dos cucharadas de azúcar si no tienes sirope), dos cucharadas de aceite de oliva, medio vaso de harina de trigo (mejor integral) y medio sobre de levadura tipo Royal. Con esto salen 12 galletas de buen tamaño.

Antes de preparar los ingredientes pon el horno a calentar 180 grados con ventilador y calor arriba, así cuando termines la masa estará a la temperatura. Mezcla todos los ingredientes en un bol hasta que te salga una pasta con la consistencia de la bechamel. Si es demasiado líquida añade más copos de avena, si es demasiado espesota añade más zumo. En papel de hornear o un mantel de estos de silicona ve poniendo pequeños montoncitos (para que no te pringues los dedos, mójate las manos). Aplasta los montoncitos y hornea a 180º durante 10 - 15 min (se doran rápido, vigila). Si las quieres crujientes, aplástalas más. A mí me gustan abizcochadas así que las dejo gorditas. Yo calculo que tardo unos 16-18 min en total, ¡y me quedan muy ricas!

5) Para frikis de los smoothies, ahora que empieza el caloret (al menos en Madrid), congela las fresas (o moras, frambuesas, arándanos...). Echa las fresas congeladas en la batidora de vaso con el resto de las frutas que quieras en el batido (ojo, fíjate que tenga función de picar hielos, si no, te cargas la cuchilla). Bébelo en el momento: bien fresquito y nutritivo.

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin