jueves, 21 de abril de 2016

Por qué no debes procrastinar el lavado de tu peluca de pelo natural (o de tu parcial)

A este tampoco le hace mucha gracia lo de lavarse :-)
Aunque por tu estilo de vida no notes que la peluca esté sucia (porque no vas con ella al gimnasio, te la quitas para dormir, no te toqueteas el pelo con las manos sucias, no cocinas fritanga con la peluca puesta etc...) es muy importante que la laves una vez por semana, ¿por qué? Pues por los siguientes motivos:

1) Hidratación: las pelucas de cabello natural carecen de glándulas sebáceas, y el pelo no crece (no sanea). Por tanto, para mantenerla nutrida debes aportar  la hidratación mediante el champú, el acondicionador, la mascarilla, el sérum o el aceite específico para cabello.  Es importante que apliques mascarilla de medios a puntas durante 10 ó 15 minutos siempre que la laves. Y, aunque no te haga mucha gracia destinar más dinero en cosmética, es preferible que inviertas en productos buenos de mantenimiento. Si escatimas en eso, terminarás gastando más en sistemas o pelucas de repuesto (lo cual a la larga es más caro, lo mires por donde lo mires). 
Para abreviar, necesitarás: 
Champú hidratante que contenga siliconas (y si puede ser, sin sulfatos irritantes). 
Mascarilla hidrantante con siliconas a cholón. 
Sérum sin aclarado para aplicar con el cabello en húmedo o en seco. 
Opcional: aceite para las puntas (a poder ser de argán. El de coco es muy bueno como tratamiento prelavado, pero no protege).

2) A medida que van pasando los días, notarás que la peluca va perdiendo brillo y el cabello se apelmaza, que no se mueve igual sino que va "por bloques". Es normal, miles de partículas de suciedad (polvo, polución etc) se van quedando atrapadas en las escamas que conforman la cutícula. Aunque no la veas en apariencia sucia (porque no le sale caspa ni grasa) ni huela especialmente a chotuno, lavándola con frecuencia (una vez por semana si no duermes con ella) consigues que esté sedosa y sueltecita.
3) Una peluca limpia significa menores enredos y menor encrespamiento. Aunque hay pelos que son más sensibles a la humedad ambiental que otros (y no es lo mismo vivir en Madrid que en Galicia), es importante que la peluca esté bien hidratada si quieres que el pelo esté más disciplinado y no se enrede más de lo normal.
4) Aunque está de moda, nunca hagas cowash de manera sistemática. Cowash significa lavar las pelucas de pelo natural sólo con acondicionador o con mascarilla, sin usar champú. Esto, si lo haces con el pelo limpio, no perjudica. Pero si no usas jabón para retirar la suciedad de tu peluca, los ingredientes de la mascarilla harán efecto "pegamento" entre la guarrería y el tallo piloso: se formará una amalgama que se traduce en un pelo más opaco, apelmazado y con tendencia a enredarse. Suena paradójico pero es la verdad verdadera.

5) Si usas laca / espuma con frecuencia para mantener tu peinado en orden, con más razón para que la laves con más frecuencia (cada 4-5 días ideal). Aunque un gran porcentaje del barniz que contiene la laca se elimina con el cepillado, el remamente se queda agarrado al pelo y funciona como un "imán de porquería". Por eso es importante que, de usar laca, espuma o gomina laves tu peluca o prote una vez cada 4-5 días.

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin