viernes, 1 de abril de 2016

El post del viernes: qué útil es Chicísimo

En anteriores episodios os comenté que me había puesto a dieta y que había adelgazado. Si bien las primeras semanas estaba motivadísima y la seguí con férrea voluntad espartana, reconozco que tras recientes acontecimientos que me han generado estrés me la he saltado. La mala noticia es que ya no bajo de peso tan rápido como antes (porque no soy tan constante), la buena es que ayer fui a comprarme vaqueros y quepo en la 42. En la 42 de esa marca, que es la del Hipercor, probablemente unos pantalones de la 42 de Zara no me pasen de las rodillas, si es que aún la siguen vendiendo.

Cuando estaba delgada, lustros ha, me pasaba la vida en Las Rozas Village, de hecho los de Calvin Klein Jeans me llamaban por mi nombre de pila. Sí, por aquel entonces me gastaba una burrada en ropa, compensaba mi ausencia parcial o total de pelo, según racha, con caprichos, sobre todo en  accesorios. Me gustaba ahogar mis penas en bolsos de marca y lambrusco barato.

Por suerte, algo he madurado desde entonces, y tengo más obligaciones que me impiden fundirme el sueldo en trapitos. De todas maneras, a medida que me echaba tanto peso encima ya no disfrutaba para nada comprando ni probándome ropa. Tengo lo justo para "taparme" de manera más o menos denigrante. Que sí, que tampoco es para tanto, que hay personas que tienen problemas de peso muchísimo más graves que yo, que sólo me he desviado 5 ó 6 kg del percentil médico... Pero es que me encuentro mejor de salud ahora que he adelgazado algo. Ya no me duelen las rodillas cuando paso tiempo de pie. Me encuentro más ágil y con más energía. La digestiones son mucho menos pesadas. Aunque no sólo lo achaco a la pérdida de peso, sino al cambio de alimentación. He trasladado la comida basura como algo que disfrutar de manera puntual, no como menú del día. Además, procuro comprar casi todo lo que puedo de cultivo o ganadería ecológica. Sí, es más caro (aunque en Alcampo tienen buenos precios), pero a final de mes consigo ahorrar bastante dinero, lo que es caro es gastarte 10 ó 15 euros cada día en comer o cenar fuera, o los fines de semana las dos cosas.

Esto no es un alegato a favor de adelgazar ni mucho menos. Hay personas que tienen una complexión ancha y una genética que, desde que eran niños, les ha dado la lata con los kilos. Y por supuesto hay mujers y chicas curvys (o gordibuenas) absolutamente saludables (más que yo, seguro). No sólo eso, sino que son y se sienten muy atractivas con su apariencia física.

Creo que en 2016 es ridículo adelgazar sólo porque quieras caber en una 38, los motivos no deben ser exclusivamente esos. En mi caso, aparte de la "frivolidad" de volver a ser delgada, es porque también empezaba a tener problemas médicos al pasarme tanto con el peso. De hecho, mis huesos son finos y con 22 ó 23 años estaba totalmente atlética, pasaba mucho tiempo en el gimnasio o corriendo. Pocos meses después empecé a trabajar. Han pasado nueve años y llevo otros tantos de batalla con la báscula. El sedentarismo y la afición por la bollería y carbohidratos me mata...

¡Menudo rollo macabeo que os he soltado! Quería compartir con vosotras una aplicación que me encanta que se llama Chicísimo. Durante meses la he pronunciado mal, decía "Chicismo". Por lo tanto nadie me entendía. Luego leí un poco más despacio pero me salió decir "Chiquismo" (fistro diodenal jarl). Desde que empecé a trabajar en una tienda, a veces tartamudeo y confundo sílabas, depende de cuánto esté estresada. Parece ser normal en ciertos casos de ansiedad por lo que me ha dicho una antigua compañera del colegio mayor, que está haciendo el MIR en neurología.

Bueno, pues en realidad es Chic-ísimo. Como Saritísima, vaya. Lo más Chic. Aunqe la c de Chic no tiene sonido /K/ sino /Z/. De ahí que me hiciera el lío. ¿Y  por qué me gusta tanto? Pues porque te da ideas de verdad. O sea, no es como los blogs de It Girls que eligen su modelito y se hacen fotos urban-style mirando lánguidas al infinito en medio del carril taxi-bus de Serrano. Ellas tienen el buen gusto para combinar ropa, las ideas, crean tendencias, tienen el "chic" como decía Givenchy. Pero a mí no se me ocurren esas cosas, de hecho siempre compro los conjuntos que veo hechos en el escaparate o en los maniquíes de dentro. Pero al final vas acumulando ropa de varias temporadas, o lo que pillas en segundas rebajas porque era muy barato pero no sabes con qué ponértelo. Y no es raro en mi armario ver bastantes prendas sin estrenar, con la etiqueta colgando (aunque la mayoría es porque no me caben, lo reconozco). Hay dos opciones: Wallapop o Chicísimo.

Te descargas la aplicación (aunque también tiene una versión web en www.chicismo.es) y haces una búsqueda por prenda. Por ejemplo, imagínate que tienes una blusa amarilla muerta del asco en un cajón. Pero no amarillo mostaza, que ese color es chulo, sino de tono de los meados vainilla. No sabes cómo ha llegado hasta ahí, pero ya que está, pues habrá que estrenarla. Entonces marcas el icono blusa y mueves el cursor por la paleta de colores hasta el que se asemeje más. En unos segundos la base de datos te devuelve ciento y la madre de outfits de chicas que llevan una blusa, camisa, top o parte de arriba de una tonalidad similar, con los complementos y resto del estilismo que mejor combinan. ¡Ya tienes el trabajo de pensar hecho!

Pero no sólo eso, además puedes filtrar según la indumentaria que necesitas: casual, de fiesta, negocios, formal, tendencia... (en la app de Android sí lo he visto). Y para que no se te olvide, si te registras tienes la opción de guardar en tu lista de favoritos los looks que más te hayan gustado, así como seguir a las chicistas que casen con tu estilo personal. Si te animas y tienes buen gusto, también puedes compartir tus outfits aunque me imagino que habrá algún tipo de moderación de fotos anti-troll. Seguro que si subo las mías con jersey de pelotillas salta el antivirus...

Así que, si sois estéticamente relajadas en el vestir como yo, pero queréis mejorar: Chicísimo es una herramienta im-pa-ra-bla!

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin