viernes, 29 de abril de 2016

El post del viernes: receta de tortilla de patata hipocalórica :-)

No sé si lo he compartido en otro post del viernes, no me suena. La verdad es que podría llamarse "la tortilla demigrante de alopecia femenina", porque es más bien tristona e insípida comparada con una buena tortillaca tradicional. Pero, de cómo lo hacía al principio a cómo la hago ahora (perfeccionada) la verdad es que casi es tan buena como la que cocinaba antes de la dieta  (la mejor siempre será la de mi madre, no sé cómo lo hace, no usa huevos ecológicos ni nada pero el sabor es imbatible, seguramente sean "poderes mágicos" de madre).

Mis primeras tortillas hipocalóricas eran tal que así:

Cocer las patatas en agua, sofreír la cebolla en 1 cucharada de aceite de oliva (ojo que no se queme, a fuego medio), escurrir, batir huevos, mezclar y cuajar la tortilla en otra cucharada de aceite de oliva. Sal al gusto (siempre salar una vez que las patatas estén cocidas.

¿Resultado? Bueno, sí que podía recordar a una tortilla de patatas pero descafeinada por así decirlo. Como de las que te ponen en el aeropuerto y te cobran a cojón de mico a precio de jabugo.

Así que mi versión 2.0 es esta:

Como en la receta sólo puedes / debes usar 2 cucharadas soperas de aceite de oliva como máximo (en realidad creo que incluso menos porque uso un spray), para darle sabor después de asar las patatas (en el microondas) las paso por la sartén.

Esta es la receta paso a paso:

Ingredientes para 2 personas (o para 3 si son pequeñas).

4 huevos de gallina (a poder ser ecológicos, yo uso las del gallinero de unos vecinos. Son deliciosos, fresquísimos, ¡del culo a la boca!).
2 patatas no muy grandes (unos 300-350 gr). La proporción ideal (según El Comidista) es 100 gr de patata por cada huevo de tamaño grande, pero, los huevos ecológicos son siempre más pequeños.
2 cucharadas soperas de aceite de oliva (como máximo).
Cebolla al gusto (la tortilla de patatas sin cebolla no es tortilla ni es ná).
Opcional: 1 diente de ajo para aromatizar el aceite.
Sal al gusto. Mejor no pasarse, retiene líquidos.
Sartén antiadherente (muy importante que no se pegue nada, no vamos a usar apenas aceite).

Paso 1: Lava bien y haz varios cortes en las patatas, sin pelar. Mételas al microondas para asarlas. Normalmente con 5-10 min a máxima potencia están listas (dependiendo de su tamaño). Abre el micro cada 4 minutos y pínchalas para valorar si están cocidas o no.

2: Pica la cebolla en cuadraditos bien pequeñitos, rehógala en la sartén a fuego medio con una cucharada de aceite de oliva. Salar un poco (sólo para que la cebolla suelte agua y se "poche" sin riesgo de quemarse). El truco es poner tapa a la sartén para que "sude" al principio.

OPCIONAL: antes de pochar la cebolla, lo que hago primero es dorar un ajo con un buen chorro de aceite de oliva. Ojo que no se queme porque amarga, sólo dorarlo ligeramente para que el sabor del ajo aromatice el aceite. Una vez que está doradito, retiro el sobrante de aceite y dejo lo equivalente a una cucharada (lo bueno es que el aceite caliente se expande, así que quizá es menos de una cucharada). El sobrante lo reciclo en una aceitera para otras recetas (sobre todo va bien con la pasta). Ya sé que no es bueno recalentar el aceite cocinado, pero no me da la gana de tirarlo.

3: Una vez que las patatas estén asadas, quita la piel y corta en tacos (en realidad se deshacen pero procura que no quede una pasta sino trozos irregulares). Échalas a la sartén con la cebolla, sube el  fuego un pelín más fuerte para que se marquen ligeramente y espachurra con un tenedor para que se integre bien el sabor. Ojo que no se queme ni se pegue. Echa sal al gusto.

4: Bate los huevos en un bol aparte y añade la patata / cebolla. Espera 3-5 minutos que repose para que absorba bien. En este paso corrijo la sal (por si hay que echar más) pero dicen que no hay que ponerle sal a los huevos, sólo a la patata. Cada escuela de tortilla tiene sus propias teorías...

5: En la misma sartén pulveriza un poco de aceite de oliva (si no tienes atomizador, echa una cucharada sopera)  y calienta a fuego fuerte hasta que humée unos segundos. Vuelca la mezcla del bol y cuaja la tortilla. Yo lo que hago, cuando la tortilla se está cocinando de un lado, bajo un poco el fuego al 7 o así por si se quema. Mi vitro va del 1 al 9. Lo importante cuando lo eches es que la sartén esté bien bien caliente para que selle rápido y la puedas voltear sin liarda parda.

Espera 45 segundos y da la vuelta. Espera otros 45 segundos más, ó 1 minuto completo si te gusta recocida. A mí me encanta doradita por fuera y cruda (babosa) por dentro. Probé la receta de El Comidista (30 segundos) pero se quedó tan líquida que todavía cacareaba.

EDIT IMPORTANTE: he consultado con mi asesora gastronómica (aka mi madre) y me ha dicho que el tiempo de cocinado de la tortilla varía en función de muchos factores: si es cocina de gas o vitrocerámica, la potencia que tenga la misma, el material de la sartén, el grosor del culo de la sartén... (termodinámica, vaya). En mi caso particular, con 45 segundos está a mi gusto, PERO, lo ideal es que pruebes 30 segundos por cada lado, y si queda demasiado cruda, la pasas de nuevo. 

A ver, no es lo mismo que una tortilla normal, de esas que llevan 2 dedos de aceite o más para freír la patatorra, pero creo que con la mejoría de asar las patatas en vez de cocerlas, marcarlas en la sartén y aromatizarlo con un poco de ajo tanto la propuesta gastronómica como la textura en boca es mucho más interesante (gracias a Master Chef / Top Chef aprendo muchos tecnicismos que suelto durante la comida de manera aleatoria, y quedo como una auténtica foodie sin tener mucha idea).

En calorías calculo que:

Aceite: 200 kcal
Patatas asadas (300 gr) - 300 kcal aprox
Huevos (x4): 280 kcal aprox
La cebolla ni la cuento como calórica, no creo que tenga ninguna repercusión. 

Una tortilla completa para 2 ó 3 personas = menos de 800 kcal (200 por ración). Me parece muy asequible como para comerla dos veces por semana. Si fuera una tortilla "normal", con todo el aceite que chupa la patata, probablemente pasaría de las 1.500 kcal (unas 350-400kcal por ración).

También puedes añadir pimientos, guisantes, atún (de lata al natural), calabacín (queda muy jugosa) taquitos de pavo o de york (no de chorizo, maja, que estás a dieta)... Estilo tortilla paisana. Incluso algo de queso fundente mientra sea light.


Bon apetit!


Fuentes:
http://elcomidista.elpais.com/elcomidista/2015/10/26/receta/1445890274_521730.html
Diariomascota.com

miércoles, 27 de abril de 2016

Por qué cambia tanto la cara el tipo de pelo... o la ausencia de pelo.

 ¿Qué tienen en común estas seis mujeres?



En realidad tienen todo o nada en común, porque en cada fila, se trata de la misma modelo. No son seis, son dos. Sólo cambia el estilo del pelo (porque además llevan pelucas sintéticas).   Aunque es verdad que el gesto, la iluminación, el fondo de la foto y el estilo de maquillaje también influyen. Pero si a la misma mujer le cambias la ropa e incluso el pintalabios pero dejas igual su pelo, la identificarás más rápido y sin problemas.

Ahora mismo estarás repasando las fotos una por una para ver si estoy tomándote el pelo o no. Un color, un estilismo o un largo puede echarte o quitarte años. De hecho, en la peluca que podéis ver en el cuadrante inferior izquierdo aparenta tener más de 50 años (bien llevados). Justo en el lado contrario podría pasar por una veinteañera en el festival de Coachella.

Aunque existe un corte o peinado más adecuado para cada tipo de rostro (no es lo mismo tener la cara redonda que cuadrada respecto a cómo llevar el pelo), en este post en realidad quiero reflejar lo contrario: una persona que cambia de color o estilo (le favorezca o no) puede estar irreconocible en un primer momento. ¿Por qué sucede este fenómeno? Pues se podría denominar  como "memoria de rostros y reconocimiento emocional", para lo cual están implicadas varias áreas de nuestro cerebro. Es más, las lesiones o tumores pueden alterar esto (incluso ser incapaz de reconocer a un familiar).

Cuando vemos a una persona conocida, percibimos su visión, comparamos de manera automática su cara y características con huellas de memoria previamente aprendidas y almacenadas (esto de "me suena tu cara" o "tú tienes que ser hijo de Lola, te pareces mucho"). Cuando conectamos esta percepción con la huella de memoria, se produce un sentimiento de familiaridad y se activa el acceso a su reconocimiento. Explicado así parece un lío, pero se procesa en centésimas de segundo.

De hecho la tarea se lleva a cabo por las unidades de reconocimiento facial, que son como un almacén de caras (como el de Jaqen H'ghar, jijij), que establecen conexión entre lo que vemos (la cara) y nuestra memoria.

Lo que ha pasado con las fotos que he puesto (tienen truco) es algo muy normal. Aunque sea la misma cara (mismos rasgos) de la primera a la segunda, cambia el pelo, cambia el ángulo y cambia el color de fondo. Por lo tanto, vuestras unidades de memoria no son lo suficientemente sólidas como para daros cuenta en el primer momento de que lo único que cambia es la peluca que lleva la chica. Lo almacenáis como tres personas diferentes .

En cambio si conociérais o hubiérais visto más veces a la modelo (si fuera vuestra vecina, compañera de trabajo, prima del pueblo...) el truco no habría tenido éxito. Os habríais dado cuenta en seguida de que es la misma persona, pero con algo diferente en el pelo. Entonces, sin ánimo de ofender pero con curiosidad felina, le habríais dicho: "¿Te has hecho algo en el pelo, verdad? ¡Estás diferente!". Comentario que a los que usamos prótesis capilares, pelucas y demás nos jode sobremanera que nos digan, pero en realidad la culpa es de las unidades de reconocimiento facial, que se lían :-)

Esto también se aplica para las personas que por cualquier circunstancia han perdido totalmente su pelo (alopecia universal, quimioterapia...) y en muchas ocasiones, aunque tengan la misma cara, quedan literalmente irreconocibles durante unos segundos incluso para sus familiares más cercanos, hasta que hacen "sinapsis". Es decir, el cabello puede realzar tanto nuestras virtudes (un estilo que marque más nuestros pómulos) y ocultar nuestros defectos (un flequillo que oculte una frente exageradamente ancha), pero también potenciarlos para bien o para mal (un tinte negro o rojo nos endurecerá las facciones y nos echará años encima, mientras que un rubio dorado dulcifica). Lo que no cambia para nada son nuestros rasgos. Es decir, cambies radicalmente de pelo o se te caiga, siempre vas a tener la misma cara, el impacto es para la percepción y en los mecanismos de reconocimiento facial de los demás, sobre todo si el cambio es muy radical.


Fuente: http://www.uninet.edu/neurocon/congreso-1/conferencias/neuropsicologia-2-2.html
Fuente de la imagen: Pelucas sinteticas Sepia y pelucas sinteticas Gabor 

lunes, 25 de abril de 2016

Descubierta la fábrica secreta de pelucas de Donald Trump...

donadl-trump-cultivo-pelucas

¡Y está en Noruega! En realidad en la imagen se ve una especie autóctona de hierba, que crece de forma salvaje en las costas de la región noruega de Tromson, en el Círculo Polar Ártico.

Como el parecido de los penachos de paja con el pelo del candidato republicano es más que razonable, a pesar de que el político haya desmentido que lleve prótesis capilar, el canal noruego VG ha emitido un vídeo satírico en el que hacen parodia sobre su peinado. "Durante décadas, Donald Trump ha cultivado sus pelucas en las orillas de Noruega", explican los subtítulos.

El viral tiene más de 15 millones de visitas: Podéis verlo aquí (inglés):  https://www.washingtonpost.com/news/worldviews/wp/2016/04/21/donald-trumps-secret-wig-farm-gets-discovered-by-norwegian-tv/

viernes, 22 de abril de 2016

El post del viernes: alzas o barras metatarsianas

Reconozco que me pasa un poco como al señor Willoughby, soy una entusiasta de los pies femeninos enfundados en unos tacones. Aunque en mi caso no es algo que me resulte sexualmente atractivo, simplemente me parecen ideales. Cuando era joven y sustancialmente más delgada siempre llevaba cuña o tacón. De 7 a 9 cm entre semana en el trabajo. De 10 para arriba para  el ocio (ya sabéis eso de salir de casa como Doña Letizia y volver con los tacones en la mano como Amy Winehouse... De hecho una vez perdí un zapato cual Cenicienta dipsómana en Torre Europa, ¡menos mal que eran del Bershka o del Stradivarius!).

El problema es que con los años he perdido la forma y he ganado mucho peso. Porque los tacones estilizan, hacen que siente "mejor" la ropa y te dejan los gemelos que ni Induráin en sus buenos tiempos, ¡pero te destrozan la espalda y las articulaciones de tobillo, rodilla y cadera! No es algo muy saludable, consultad con cualquier traumatólogo o podólogo: más de 5 cm se considera perjudicial (para eso prefiero el calzado plano). Cuantos más kilos encima, menos soporto el taconeo en mi caso. Y a menos ejercicio físico, menos musculada la espalda como para aguantar esa postura tan forzada. Así que he pasado lo últimos años en converse, alpargatas, havaiianas y victorias. Muy cómodo, eso sí, pero lo que viene siendo glamour bien poquito.

Por suerte hay una cosa que he probado y me ha reconciliado con los taconazos. Las alzas metatarsianas. Son como colocar herraduras en las suelas de los zapatos. Si eres de las que te chiflan unos buenos stilettos pero a la media hora no puedes ni con tu alma, ¡pruébalas! ¡No te arrepentirás!

Es más, a veces me cuesta más dinero ponerlas que el zapato en sí. La semana pasada pillé unos salones de aguja de 12 cm (sin plataforma) en un outlet por 15 euros, y colocar la herradura me ha salido por 24 (los llevé a una franquicia de Mr Mint porque lo hacen en tres horas y me corría prisa, pero en los talleres de reparación de calzado es más barato).

Fuente de la imagen: ostraspedrin.blogspot.com
Fuente de la imagen: Bodas.net

Y si encima lo combinas con las plantillas party de gel / silicona blandita por dentro, ¡gloria bendita! ¡Este fin de semana, a taconear!


jueves, 21 de abril de 2016

Por qué no debes procrastinar el lavado de tu peluca de pelo natural (o de tu parcial)

A este tampoco le hace mucha gracia lo de lavarse :-)
Aunque por tu estilo de vida no notes que la peluca esté sucia (porque no vas con ella al gimnasio, te la quitas para dormir, no te toqueteas el pelo con las manos sucias, no cocinas fritanga con la peluca puesta etc...) es muy importante que la laves una vez por semana, ¿por qué? Pues por los siguientes motivos:

1) Hidratación: las pelucas de cabello natural carecen de glándulas sebáceas, y el pelo no crece (no sanea). Por tanto, para mantenerla nutrida debes aportar  la hidratación mediante el champú, el acondicionador, la mascarilla, el sérum o el aceite específico para cabello.  Es importante que apliques mascarilla de medios a puntas durante 10 ó 15 minutos siempre que la laves. Y, aunque no te haga mucha gracia destinar más dinero en cosmética, es preferible que inviertas en productos buenos de mantenimiento. Si escatimas en eso, terminarás gastando más en sistemas o pelucas de repuesto (lo cual a la larga es más caro, lo mires por donde lo mires). 
Para abreviar, necesitarás: 
Champú hidratante que contenga siliconas (y si puede ser, sin sulfatos irritantes). 
Mascarilla hidrantante con siliconas a cholón. 
Sérum sin aclarado para aplicar con el cabello en húmedo o en seco. 
Opcional: aceite para las puntas (a poder ser de argán. El de coco es muy bueno como tratamiento prelavado, pero no protege).

2) A medida que van pasando los días, notarás que la peluca va perdiendo brillo y el cabello se apelmaza, que no se mueve igual sino que va "por bloques". Es normal, miles de partículas de suciedad (polvo, polución etc) se van quedando atrapadas en las escamas que conforman la cutícula. Aunque no la veas en apariencia sucia (porque no le sale caspa ni grasa) ni huela especialmente a chotuno, lavándola con frecuencia (una vez por semana si no duermes con ella) consigues que esté sedosa y sueltecita.
3) Una peluca limpia significa menores enredos y menor encrespamiento. Aunque hay pelos que son más sensibles a la humedad ambiental que otros (y no es lo mismo vivir en Madrid que en Galicia), es importante que la peluca esté bien hidratada si quieres que el pelo esté más disciplinado y no se enrede más de lo normal.
4) Aunque está de moda, nunca hagas cowash de manera sistemática. Cowash significa lavar las pelucas de pelo natural sólo con acondicionador o con mascarilla, sin usar champú. Esto, si lo haces con el pelo limpio, no perjudica. Pero si no usas jabón para retirar la suciedad de tu peluca, los ingredientes de la mascarilla harán efecto "pegamento" entre la guarrería y el tallo piloso: se formará una amalgama que se traduce en un pelo más opaco, apelmazado y con tendencia a enredarse. Suena paradójico pero es la verdad verdadera.

5) Si usas laca / espuma con frecuencia para mantener tu peinado en orden, con más razón para que la laves con más frecuencia (cada 4-5 días ideal). Aunque un gran porcentaje del barniz que contiene la laca se elimina con el cepillado, el remamente se queda agarrado al pelo y funciona como un "imán de porquería". Por eso es importante que, de usar laca, espuma o gomina laves tu peluca o prote una vez cada 4-5 días.

sábado, 16 de abril de 2016

Exceso de estrógenos, hinchazón y SPM: el milagro de la avena

Aunque este tema no está directamente relacionado con la caída de pelo, sí tiene sentido. Muchas mujeres sufren alopecia porque algunas hormonas van a su puta bola están desequilibradas,  sobre todo el binomio estrógenos-andrógenos. Mi caso particular es atípico, porque he sido erróneamente diagnosticada de AGA durante años, y si bien en unos análisis de sangre hormonales mis estrógenos estaban por las nubes, en los demás todo ha dado normal. Al final resulta que lo mío es autoinmune y  que padezco alopecia areata ofiásica y difusa en según qué zonas. The End. Pero bueno, no voy a dejar de lado a las mujeres que buscan información o soluciones sobre problemas hormonales y alopecia, durante años investigué mucho y, aunque haya dejado de hacerlo en cierta medida, todavía me preocupa (aunque no se note mucho últimamente).

Hace más de un año empecé a tener problemas digestivos, notaba muchas molestias y sobre todo gases. Prrr. Por arriba y por abajo. Lo saludable es expulsarlos, pero no siempre estoy sola, así que esto me condicionaba bastante tanto en la convivencia de pareja como en el trabajo (aunque mi chico no se corta cuando tiene que expeler, si es que la confianza da asco). Probé mil historias (el finocarbo va bien, por cierto), hasta que di con la tecla: los malditos lácteos. Y restringirlos de la dieta me fue de maravilla en un principio, aunque eventualmente me daba el pincho en la tripa. Incluso llegué a pensar que podría tener colon irritable o algo así y demás paranoias que nos acompañan a los cibercondríacos. Total, hace unos meses descubrí el blog de un fisioterapeuta que relaciona el exceso de estrógenos durante el SPM - período menstrual que se absorben a través del intestino provocando esas "molestias" (o me estriño o me cago viva, aunque lo peor sin duda es la hinchazón y el dolor de tripa en plan cólico sorpresa por los gases). 

Hace poco escribí en este santo blog que estaba enganchadísima a unas novelas en las que buena parte de la trama transcurre en la Escocia del siglo XVIII. ¿Y qué tiene que ver esto con los estrógenos y con el SPM pensaréis? Pues mucho. Porque los highlanders desayunaban porridge, es decir, gachas de avena. Y no sólo lo consideran un alimento muy nutritivo e imprescindible para la buena salud de sus intestinos, sino que se trataba de una seña de identidad, algo representativo de su cultura gastronómica. Como dato histórico cuando estaban subyugados por los ingleses, tras la batalla de Culloden, vestir tartan (cuadros escoceses) fue prohibido y se negaban a dar porridge a los presos políticos en las cárceles (para desmoralizar).

Me llamó la atención y busqué la receta en el Youtube. Aquí podéis ver al cocinero Jamie Oliver preparando un buen perolo de porridge para desayunar: copos de avena, agua y una pizca de sal. Hay personas que lo cuecen en leche (como el arroz), pero se puede quemar muy fácil. Y, por Dios bendito, si lo que quieres es un desayuno saludable y digestivo ¡no lo mezcles con lácteos! ¡Es como poner bacon en una hamburguesa de tofu!

Seguí las indicaciones de Oliver pero me supo más bien soso. Así que añado una cucharadita de sirope de ágave, dos partes de agua mezcladas con leche de soja y al final espolvoreo canela. Me encanta, es lo que llevo desayunando dos semanas largas, a veces solo avena y a veces con fruta cortada (especialmente plátano o manzana, con cítricos no pega mucho).

De hecho cuando llevaba cuatro o cinco días con mis gachas para desayunar, tenía que venirme la regla (y así fue), pero esta vez sin molestias intestinales. Me sorprendí mucho y miré en internet a ver si es que el cambio de dieta, al introducir la avena, tendría algo que ver. Y sí. Desde luego que sí. La avena, en el intestino, bloquea un % de los estrógenos. Y no sólo eso, es muy saciante, ayuda a controlar el colesterol "malo" y los niveles de azúcar en sangre. O sea, que este cereal tan arraigado en la cultura escocesa desde hace más de trescientos años (que yo tanto he ignorado por soso y por "alpiste") me está ayudando a controlar mi tocata y fuga en re menor mensual :-)
Aunque por otro lado, mi afición por la cerveza y la coca cola zero también tiene bastante que ver, jijijiji.

En estas webs sobre endometriosis y SOP hablan de la importancia de integrar la avena en la dieta:

http://www.saludplena.com/index.php/dieta-para-ovarios-poliquisticos/
http://www.aesopspain.org/guia-de-nutricion-para-el-sop/
http://infoendometriosis.jimdo.com/nutrici%C3%B3n-y-endometriosis/






viernes, 15 de abril de 2016

El post del viernes: Kitchen Garden Aid y trucos para el huerto

Fuente imagen: buendiario.com
No hay mucha gente aficionada a la horticultura (aunque cada vez más hipsters plantan huertos verticales en el balcón), pero esto de cultivar o criar tu propia comida es algo que me llama mucho la atención. Con criar me refiero exclusivamente a gallinas ponedoras, aunque de momento estoy muy bien abastecida por los vecinos. Eso sí, lo de preparar la tierra, quitar piedras, desbrozar, rastrillar para airear, allanar etc.. es bastante trabajo (y que conste que mi huerto no tiene ni seis metros cuadrados, es pequeño). Por fin voy a traspasar las frutas y verduras de los semilleros este finde. Me apetece mucho, dada la chapuza que hice el año pasado (no me salió nada, cuatro cebollas raquíticas). Esta vez me lo he currado y he invertido bastante dinero. Porque tener una huerta no es muy rentable, a no ser que puedas vender el excedente (y necesitas licencia para eso, yo lo voy a regalar). En definitiva es un hobby como cualquier otro...

De todas maneras para facilitar el trabajo, hay trucos interesantes:

1) Manta de cultivo: así te ahorras lo de arrancar las malas hierbas y conserva bastante la humedad. Son comodísimas y tienen otra ventaja: generalmente están cuadriculadas, así puedes alinear perfectamente los plantones y dejar el mismo margen de distancia entre matas.

2) Riego por goteo. De momento no tengo el programador, abriré y cerraré la llave de paso 15-20 minutos dos veces al día (temprano por la mañana y al anochecer). Pero tengo planeado comprar una válvula electrónica que me quite ese trabajo, por si me voy de vacaciones o si se me olvida.

3) Control de plagas: lo ideal es no fumigar con pesticidas (por el tema de que el cultivo sea ecológico y tal), y aunque hay productos naturales en el mercado no son ni de coña tan efectivos. Por lo tanto un % de tu cosecha se lo van a comer los bichitos, eso tenlo claro. También tienen sus derechos. Si fumas o conoces gente que fuma, no tires las colillas. Mételas en un táper y haz un caldo con ellas dejándolas "macerar" durante 24 horas en un litro de agua. Verás que forman un líquido amarillo-marrón. Pulverízalo en las hojas, eso arrasará casi con todo (sobre todo con los hongos). Y eso es, ni más ni menos, lo que te metes en los pulmones cada día. También he leído acerca del té de cáscara de plátano para abonar las plantas. Pero para prepararlo sí que hay que hervir las pieles un buen rato, colarlo y pulverizar en la época de floración. Receta aquí: https://www.youtube.com/watch?v=rV0Ot5yUf90

4) Planificar los cultivos con Kitchen Garden Aid. Es un software (de momento sólo lo he encontrado para ordenador, no para android) con el que puedes crear una réplica de tu huerto virtual y te enseña exactamente cuáles son las mejores combinaciones entre las plantas, así como las incompatibiliades. Por ejemplo, los tomates (solanáceas) deben estar junto los pimientos (son primos) pero nunca con los pepinos (cucurbitáceas). ¿A que esto no lo sabías? ¡Yo ni puta idea!

5) Respecto al control de plagas, hay maneras de hacerlo simplemente con aromáticas como la albahaca, la menta, la yerbabuena, salvia etc... Mi huerta en realidad es un cultivo en bancal con el mantillo (tierra) rodeada de adoquines (adoquines de materiales de construcción de toda la vida). Es precisamente en los huecos de los adoquines donde he metido tierra a modo de maceteros, y voy a transplantar ahí tanto las aromáticas como las semillas de capuchina (una flor también conocida como Llagas de Cristo). Además de ornamental (es de la familia de las magnolias), la capuchina se puede comer en ensalada y su olor repele a los bichos.

6) Cucharillas de plástico para poner el nombre de cada planta. En muchos sitios venden cartelitos en los que escribir el nombre y clavarlo en la tierra. La alternativa lowcost (la mía) es comprar un paquete de cucharas por 0.60 en los chinos, y con un rotulador indeleble escribir el nombre en la parte convexa (por ejemplo "tomatera"). clávalas en la tierra. Esto va bien para los principiantes, me imagino que el próximo año (o quizá dentro de un par de meses) ya sabré identificar la planta sólo con ver las hojas. Antes era incapaz de diferenciar el kanekalon de la fibra modacrílica en las pelucas y ahora no me hace falta ni tocarlas :-)
7) Mis amigas las arañas. Me dan un asco terrible (y miedo, por mi zona hay una variedad de araña que no sólo es gorda y muerde, sino que salta). Pero son útiles. Hay un artilugio para cazar arañas tipo escobilla de wáter: http://www.nopuedocreer.com/quelohayaninventado/1790/el-recoge-insectos/
Si tienes una huerta, estás pensando montar una o has puesto unas cuantas macetas en la terraza, procura cazar todas las arañas que puedas (con meterlas en un vaso de cristal vale, no pueden trepar por el vidrio) y llévalas allí. Que planten sus telas  entre los tallos o planten sus madrigueras en la tierra. Ayudan muchísimo en el control de plagas, por muy feas y grimosas que sean (sobre todo las de patas largas, arghhh).

¡Feliz cosecha y que la suerte esté de tu parte!





martes, 12 de abril de 2016

Abril aguas mil: trucos para vencer el encrespamiento de tu prótesis o peluca

Aunque también sirve para tu pelo biológico si lo tienes fosco por naturaleza o si los días de lluvia se te bufa, pero especialmente estos trucos sirven para las prótesis capilares y pelucas de pelo natural, ¿por qué? Pues porque son más porosas y más resecas. Es lo que tiene no regenerarse...

Bueno, la humedad influye mucho por supuesto, pero también una mala decisión a la hora de elegir los cosméticos para este cabello. Aunque existen cienes y cienes de opciones en el mercado dirigidas a hidratar pelo seco, no están formuladas pensando en las prótesis ni en las pelucas. No es que tengas que buscar una línea exclusiva para posticería (haberlas háylas), no es imprescindible: lo importante es que le preguntes directamente a tu proveedor qué y qué no aplicar.  Porque si el pelo de tu peluca o de tu prótesis no está bien hidratado, va a encresparse más de lo necesario.

Sí, ya sé que últimamente os doy mucho porculo la brasa con el tema de los cosméticos, pero es que no os imagináis la cantidad de problemas que pueden evitarse si se aplicaran con regularidad champús, mascarillas, acondicionadores, sérums y aceites que sean apropiados...

Otro de los talones de Aquiles que determina el % de encrespamiento cuando hay lluvia o humedad es el abuso del calor: secador, planchas y tenacillas. Cuanto más seco esté el pelo (porque la mascarilla  que usamos no hidrata bien o porque lo torramos cada mañana) más se bufará.

Y por último, pero no menos importante: el proceso químico que lleve el cabello también tiene buena parte de curpita. Todo el pelo que procede de Asia requiere ser fumigado (ley). Especialmente el pelo indio. Se gasea durante horas para evitar que sobreviva cualquier tipo de parásito. Y menos mal. Aunque es algo imprescindible desde el punto de vista higiénico-sanitario, es cierto que este proceso no es 100% inocuo, aunque al cabo de pocos días el gas se desvanece sin dejar rastro. Pero inmediatamente después del fumigado hay dos tipos de procesos químicos más:

1) El cabello virgen (virgen porque mantiene su cutícula y su color natural) que vaya a ser anudado requiere ser descamado con ácido sólo en un primer tramo, para poder hacer los nudos. Esto no es necesario para los sistemas o pelucas que van inyectados ni en las extensiones.

2) El cabello que, además de ser descamado, ha de ser teñido.

Si bien el paso 1 podría influir sólo en que la parte más próxima a la raíz esté un pelín más desprotegida y potencialmente más seca, es en definitiva la opción 2 la que más influye a la hora de que se encrespe mucho, poco o nada (bueno, lo de nada no es cierto, el pelo siempre reacciona algo con la humedad, de hecho los meteorólogos usan mechones para sus previsiones).

Aunque también es cierto que el pelo muy procesado (de origen chino teñido de rubio por ejemplo) puede, en un principio, mantenerse perfecto bajo la lluvia mientras que una peluca de pelo indio remy virgen se pone más esponjosa que mi gato cuando se cruza con el mastín del vecino (al que desprecia y llama "perro plebeyo", bueno, esto no me lo ha dicho el gato pero me lo imagino). ¿Por qué puede pasar esto? Pues por la mezcla maravillosa de siliconas y parafinas industriales que sellan la cutícula. Pero cuando esa capa se pierde por el uso, roce y lavados, se termina la magia y da comienzo el frizz (esto es en parte evitable si la cuidas como Dios manda bien).

Eso sí, aunque siempre que se habla de proceso industrial menciono la fumigación y el teñido (que por cierto se hace en ollas, como la ropa), existe un tercer elemento en discordia que es mucho peor: la permanente con agua hervida / al horno es el mismísimo infierno (para el pelo). Es mucho mejor la que se hacemos en peluquerías, aunque deje el salón apestando a huevos podridos durante todo el día.

Bueno, ya basta de enumerar los peligros y de penar. Lo importante son las SOLUCIONES, es decir, cómo arreglar el daño (si lo hubiera) y evitarlo para que el pelo no se encrespe tanto:

1) En el país de los pelos, el buen cosmético es el rey. Recuerda: siliconas a cholón, aceite (el de argán es magnífico porque además de hidratar protege), serúms a borbotones y proteínas como la seda o la queratina para facilitar el alisado. Los potingues son tus amigos, no dudes en usarlos cada día. Un guisante de sérum de medios a puntas cada mañana te va a ahorrar muchos quebraderos de cabeza en el futuro. Y sobre todo, la higiene. Si usas la prótesis o la peluca a diario, lávala una vez por semana. Dos si pasas con ella las 24 horas del día o duermes de vez en cuando.

El champú, mejor si no contiene sulfatos irritantes. Nunca utilices champú bebé, sólo el específico para cabello seco (aunque tu pieza esté nueva y no lo sea) o bien un champú suave para uso frecuente de ph neutro. Echa mascarilla siempre que lo laves, y sérum sin aclarado preferiblemente a diario (aunque si notas que se te apelmaza o se queda más opaco puedes racionarlo 3 ó 4 veces por semana, nunca menos de 3, con un pequeño guisante de sérum es suficiente).

2) Peinarse. Sí, pensaréis que es una chorrada como la copa de un pino, pero no todo el mundo se peina a diario. Desenderedar correctamente la peluca y cepillarla una vez al día (lo ideal dos, pero a veces no es necesario) tiene varias funciones. La principal es distribuir bien la grasilla de los cosméticos (hidratación), eliminar partículas de polvo, suciedad y demás detritus, así como ayudar a mantener la cutícula "en su sitio" (más sellada) y que brille más.

3) Si va a llover o hay humedad en el ambiente, no lo planches ni te emplées a fondo con el secador. Parece una contradicción, pero es precisamente la sobreexposición al calor lo que va a hacer que se reseque y por tanto se encrespe más todavía. Si es absolutamente necesario alisarlo justo ese día, no te olvides del protector término para el pelo.

4) Aunque las lacas, espumas y fijadores no son santos de mi devoción por los disolventes que contienen, es verdad que la mayoría son hidrófobas. Es decir, la resina (que es lo que fija el pelo) repele el agua y mantiene las escamas más cerraditas. Por ejemplo hay una laca muy típica de toda la vida que es la antihumedad de Salerm. Tampoco hace falta bañarse en laca, ojo, con una ligera nube es suficciente. 

5) Si está recién lavada y por tanto recién hidratada, no se va a bufar tanto. Si el pelo está sucio, y reseco, se encrespará bastante más.

6) El truco del almendruco si nada funciona (porque el pelo es más bien rebelde o está ya gastado), una gota (un granito de arroz) de crema hidratante para las manos. Sí. Aquí tenéis cómo hacerlo.

lunes, 11 de abril de 2016

La prótesis parcial (o quizá media peluca) de Claire Fraser en Outlander

Estaba deleitándome con el estreno de la segunda temporada de una de mis series preferidas (Outlander), cuando de repenente me di cuenta de que a la actriz que hace el papel protagonista -Claire Fraser- le habían puesto (o quizá siempre ha llevado) un postizo parcial o quizá media peluca.  Esta fijación malsana que tengo por los pelos ajenos me desconcentraba de disfrutar!

Hace poco publiqué algo que era bastante obvio, y es que el personaje principal masculino (Jamie Fraser) sí está caracterizado con una prótesis cobriza. Pero nunca había reparado en el pelo de Claire. En muchos capítulos lo lleva recogido en un moño, es en las secuencias en las que aparece con el pelo suelto en las que seguramente sea postizo (en este primer capítulo de la segunda temporada seguro).

Aquí se puede ver bien, su raya biológica (cuero cabelludo) termina en un corte horizontal, si os fijáis justo a 3-4 cm de su frente.






Este gif es de la primera temporada, y quizá se trate de una media peluca o incluso completa colocada unos cm más atrás del nacimiento (su cabello natural se integraría para disimular contornos):



Aunque en otras secuencias aparece con su cabello biológico, que si os fijáis, queda más ensortijado que el presunto postizo (los rizos no son tan gordos):


¿Por qué se lo ponen si la actriz tiene un buen pelo castaño? Pues por varios motivos, tanto en el cine como en la televisión se echa mano de la posticería desde sus inicios. Es mucho más cómodo y en ocasiones imprescindible para el racord (porque casi nunca se ruedan las escenas en orden cronológico). Además, según el libro, Claire tiene el pelo castaño y muy rizado. De hecho, la actriz es más bien tirando a rubia pero se lo oscurece. Con permanente se daña mucho y ponerle rulos o hacer tenacillas cada día es una tortura para el pelo, y una pérdida de tiempo. Con un postizo o pelucas obtienes el resultado mucho antes. Si no, que se lo digan a Jennifer Lawrence después de rodar las dos primeras entregas de los Juegos del Hambre...


Siempre he pensado que la actriz protagonista, Catriona Balfé, ya lo tenía rizado por naturaleza. Aunque lo tiene bonito, sano, de un tono chocolate precioso, tampoco es que vaya sobrada de volumen. Mi veredicto es que lo más probable intercale postizos y pelucas en la serie.

Esta noche voy a empezar la cuarta novela de la saga (Tambores de otoño). Lo que he visto en el arranque de la segunda temporada es bastante fiel al libro (Atrapada en el tiempo). ¡Promete!

Imágenes: fotogramas de la serie OUTLANDER

Bonnus track:


sábado, 9 de abril de 2016

Retratos artísticos sin peluca para potenciar la belleza en la alopecia femenina

unfanding
"Potenciar" o "resaltar" las virtudes de una persona y hacerla única es precisamente lo que persigue el fotógrafo alemán Christoph Soeder en su serie "Unfading": retratos de mujeres con alopecia que posan sin peluca, para empoderarlas. En primer lugar consideró hacerles fotos con la cabeza cubierta, pero finalmente pidió a una de las modelos que se mostrara tal cual. Ella accedió y el resultado fue muy bueno. "Que las modelos confiaran en mí para hacer eso me hizo muy feliz. Estaban mostrando una identidad totalmente invisible para la gente", explica el artista en declaraciones a CNN. Más de 147 millones de personas en el mundo padecen alopecia areata, de acuerdo con la organización National Alopecia Areata Foundation (con sede en USA). Para algunas, el cabello se cae en rodales mientras que en muchos otros casos se pierde totalmente, incluso el vello facial o corporal, y no vuelve a crecer.
"El efecto de la alopecia puede suponer mucho dolor emocional pero también aislamiento social". Este fotógrafo ha contado para su proyecto artístico con una docena de mujeres que padecen alopecia areata, de edades comprendidas entre los 20 y 60 años. Una de ellas le dijo que nunca antes había conocido a otra chica con su mismo problema. Según Soeder, la alopecia "realmente puede suponer una crisis de identidad y exige un proceso para recuperarse emocionalente, que va a diferente ritmo dependiendo de cada persona".  Pero de lo que sí está seguro es de que la alopecia es especialmente difícil para las mujeres, y por eso la mayoría tratan de ocultarla.

Por este motivo, en los retratos de Soeder, sus modelos posan tal y como son, sin pañuelos, sombreros ni pelucas. "Aunque parezca repetitivo, quiero enfatizar la individualidad de cada mujer, mostrar que son únicas". El artista espera que su proyecto revele al público la importancia de aceptarse tal y como somos. "Cuando plantamos cara a la adversidad, tenemos que tomar una decisión. Cada uno elige su camino a seguir", explica.

Podéis leer la entrevista completa (inglés), aquí: http://edition.cnn.com/2016/04/05/health/cnnphotos-alopecia-portraits-unfading/

Blog de Christoph Soeder: http://blog.christophsoeder.com/

viernes, 8 de abril de 2016

El post del viernes: trucos domésticos marujiles VOL I

¡Hola!

Fuente imagen: Islapelagatoscanarias.wordpress.com
Hoy me gustaría compartir algunos trucos domésticos que me facilitan la vida. Quizá no sean muy originales, pero bueno, me funcionan y me ayudan a hacer las cosas. Aunque en primer lugar, si el tema del trabajo doméstico supone un problema en la convivencia de pareja, yo lo tengo muy claro: mejor contratar a una persona profesional de la limpieza que vaya X horas a la semana que discutir. A mí de momento no me llega (€) pero si los números mejoran, lo haré.

En nuestro caso en particular, no somos unos nazis del orden ni de la limpieza precisamente, pero yo trabajo más que mi pareja dentro de casa porque soy más perfeccionista. A él le da casi todo igual. A ver, no es que sea una histérica que no puede soportar ver cuatro platos en el fregadero (ojalá, así tendría una casa de revista), pero sí es cierto que me preocupo más por tener las cosas mínimamente recogidas. Sobre todo cuando compartes zonas de la casa con animales. Con la cantidad de pelos que barro se puede crear otro mamífero desde cero. Hace unos meses compré el aspirador robot, aunque en realidad es más un "recogemigas" porque no succiona. Va bien, pero muchas veces ni lo pongo, tardo menos con la escoba. Además, no sé si se ha descalibrado después del último hostión golpe que le endiñó mi perra (le da miedo el ruido y el movimiento, así que lo ataca) pero ahora tiene una fijación malsana con aspirar la alfombra. Sólo da vueltas y vueltas encima hasta que se acaba la batería. En fin. Este tipo de electrodomésticos resuelven mucho la vida, pero creo que se lo voy a dar a mi madre, a mí personalmente no me acaba de encajar. Ah, si tenéis animales, la moda de decorar con alfombras tipo shaggy es estupenda, ¡no se notan NADA los pelos!

De lo que sí me he dado cuenta es que, ahora que no vivo en un apartamento tamaño roulotte, ya no puedo fregar toda la casa en media hora. Puedo tirarme dos o tres, y si soy puntillosa limpiando por dentro de los armarios y tal, a veces más. Tampoco me paso el día con la mopa, ojo, pero es que las cosas y los muebles, aunque no los toques, se manchan. Así que me pongo los podscast de Iker Jiménez y le doy al mocho una o dos veces por semana.

Tengo un truco de limpieza que me gustaría compartir. Si bien hay cosas que no me molestan tanto, sí hay algo que me da un asco espantoso: el frigorífico sucio. Que haya cercos, goterones o manchas parduzcas de vete a saber qué sustancia reseca y pegajosa. El coñazo tremendo es vaciarlo y fregarlo, porque no es plan de rociar con KH7 los tomates o el estante donde dejamos las sobras, por mucho papel film que haya por encima. Así que tengo un truco para dejarlo reluciente sin tener que estar sacando toda la comida y volviéndolo a colocar: agua, vinagre de manzana y limón.

En un pulverizador de estos de los chinos lo tengo preparado. Para medio litro de agua mineral (la de mi casa tiene mucha cal), una cucharada sopera de vinagre de manzana y el zumo de medio limón. Agitas bien, pulverizas, pasas una rodea y lo dejas cual patena. Además desinfecta. Si cae encima de un tomate, pues lo aliñas, no pasa nada.

Otro truco que tengo, no tanto para limpiar sino para ahorrar, es congelar las lonchas de queso. De vez en cuando compro las ecológicas de queso gouda que hay en el Alcampo. La verdad es que no saben a nada, pero son las únicas que tienen. El problema es que no siempre me apetece comerlas y con el paso del tiempo se van quedando duras y mojosas enmohecidas. Al final acabo tirando medio paquete, y eso sí que es una lástima. Solución, congelarlas. Si te apetece comer una loncha para hacer un sandwich, la sacas, la metes 20 segundos en el microondas (como mucho) y ya. Lo mismo hago con la salsa de tomate si veo que hay de sobra y se me va a estropear (se pone ácida rápido). La congelo en una cubitera. Cuando me hace falta un poco para un sofrito, saco dos o tres cubitos y directamente a la sartén.

Ahora que hablamos de cocina, un día le estaba haciendo una hamburguesa con huevo frito a mi contrario, y se me ocurrió lo siguiente. En lugar de poner lechuga, cebolla cruda, queso y huevo, caramelicé la cebolla con miel y vinagre de módena en el aceite de freír la carne. Al terminar, usé la misma sartén para el huevo, pero por los restos de miel se pegó todo al fondo. Iba a repetirlo en otra limpia cuando se me ocurrió echar un poco de champiñón laminado y hacer un revuelto. Al final la hamburguesa, en lugar de llevar huevo frito, lo llevaba revuelto y le gustó. La ventaja es que conserva el sabor a huevo, pero no chorrea la yema (aunque por otro lado a mucha gente le gusta frito precisamente por eso, para que al morder la yema estalle y empape el pan y la carne, aunque te pringues más que cenando un kebap doble estando de borrachera).

La verdad es que últimamente cocino yo no por una razón altruista, sino porque mancho 300 veces menos. Ay, la dichosa convivencia...

Por último, tengo otro truco más: los cristales. La limpieza de ventanas es bastante odiosa de por sí, pero bueno, con Fairy termino mucho antes. Sí, fairy el lavaplatos. Llenas un caldero con agua, un chorrito de Fairy y verás qué bien quedan los cristales. Muy limpios y sin restregones.

Para quitar las manchas de maquillaje, fibras capilares, pasta de dientes y derivados de la encimera o espejo del baño, uso un trapito empapado en un poco de agua micelar. Se quita sin casi esfuerzo. Lo mismo hago cuando he tenido que limpiar algo que llevara tiempo con polvo (como los altillos de los armarios y eso). Un poco de agua micellar y no se tarda nada.

¡Espero que os hayan resultado útiles estos trucos! Hace un par de semanas también os comenté cómo neutralizo la peste de las tuberías con levadura de hornear. Aunque al final resulta que hay un atasco, así que en cuanto venga el pocero a desatrancar con agua a presión, mi baño va a volver a oler a colonia y no a puta mierda alcantarilla.

Si sabes alguno más, ¡deja un comentario!

miércoles, 6 de abril de 2016

¿Sabías que los astronautas son más proclives a la caída de pelo?

Y se denomina "alopecia espacial". Es más, viajar al espacio es perjudicial para la salud, si no eres un annunaki o un pleyadiano. Se produce desgaste óseo, muscular, así como episodios de ansiedad o depresión. Para colmo, hace poco han descubierto que también afecta a los ciclos del cabello.

Según publica Xataca.com, un grupo de científicos japoneses liderados por Masahiro Terada, han descubierto  que las largas estancias en entornos de microgravedad tienen efectos sobre la expresión genética de los folículos capilares. Vamos, que nos dejan calvo. Por fin entendemos por qué los extraterrestres siempre vienen sin pelo.

En los últimos años, los trabajos con ratones en el espacio venían insinuando que el número de folículos en fase anágena (la fase en la que el cabello crece) disminuye en condiciones de microgravedad. Esto hace que el pelo crezca más ralo y más despacio. Pero no se queda ahí, a medida que las estancias se prolongan aumentan las probabilidades de desarrollar atrofias en la piel y dañar los folículos pilosos.
¿Podrían estos problemas darse también en humanos? Eso fue lo que se preguntaron el equipo de Terada y la Agencia Espacial Japonesa (JAXA). Desde 2009, llevan desarrollando el proyecto 'Hair' gracias al cual han realizado estudios genéticos a diez astronautas que han pasado más de seis meses en el espacio.
El equipo ha analizado seis folículos de cada astronauta (dos arrancados antes del viaje, dos arrancados durante el viaje y dos arrancados tras la vuelta) y han estudiado la expresión genética de los mismos. Y las conclusiones son claras: al menos cuatro genes que disminuyen el cabello intensificaron su efecto durante el viaje. Curiosamente, estos efectos solo se dieron en hombres.


Podéis leer el artículo original aquí: http://www.xataka.com/espacio/y-ademas-calvos-asi-afecta-la-gravedad-cero-a-nuestros-genes

martes, 5 de abril de 2016

¿Qué es mejor, el pelo europeo o el pelo indio?

¿Qué es mejor? ¿El caviar o las sardinas? Pues para mí, las sardinas. Me chiflan incluso en crudo (marinadas y ahumadas). Hace años probé el caviar. Personalmente no me pareció una delicia, pero será que no está hecha la  miel para la boca del asno... Hay otras cosas (cien veces más económicas y no precisamente gourmets) que disfruto más. Pero si la pregunta es, ¿qué vale más? ¿Un kg de caviar o un kg de sardinas? La respuesta la conocemos todos (o al menos deberías saberlo...).

Para el tema de elegir el pelo, ¿qué es lo mejor? ¿Lo mejor siempre es el europeo porque es más exclusivo y más caro, o lo mejor siempre es el indio porque es lo más abundante en el mercado de la posticería y por tanto barato? Depende. Todo depende. Eso sí, hay varios factores que influyen a la hora de tomar la decisión final.

Creo que el principal factor para la mayoría es el económico. El cabello caucásico (de origen europeo, es decir, de raza blanca) es más escaso y por tanto es mucho más caro. No existe una cultura muy arraigada de vender o de donar el cabello a las Iglesias (al menos no en los últimos cuarenta años). Mientras que en la India miles de peregrinos cada día se lo rapan. Esto se rige por la ley de la oferta y la demanda. Asia exporta miles de toneladas. A más oferta, precios más baratos. Otra minoría no mira el gasto en estas cosas, y no son necesariamente personas caprichosas, sino que su alopecia les supone mucho trauma y desean lo mejor de lo mejor. Igual se lo tienen que quitar de otras cosas o por suerte tienen un poder adquisitivo más alto.

Otros motivos son las características del pelo en sí. Cada cabello tiene unas ventajas y unos inconvenientes. Por ejemplo, el pelo asiático es oscuro por naturaleza, mientras que en Europa encontramos todos los colores habidos y por haber: morenos, medios, rubios y pelirrojos. Eso sí, las tonalidades más "preciadas" son las más claritas. De hecho, precisamente por eso es tan famoso el pelo ruso (porque es rubio natural). Es más, si el pelo europeo ya de por sí abarca un mercado muy restringido, el rubio (virgen) es todavía más escaso. Por otro lado, el cabello indio no sólo se utiliza más en posticería por ser un pelo de gama económica debido a su abundancia, sino también porque es domable, fácil de trabajar, suave al tacto y no demasiado grueso. Las mujeres mediterráneas normalmente tienen un cabello de un grosor y tonalidad similar, a no ser que la alopecia esté muy avanzada o nuestro color sea rubio o castaño medio-claro ceniza por naturaleza.

NO existe cabello asiático rubio, SIEMPRE será teñido. Hay dos maneras de aclarar ese cabello: con productos cosméticos (a veces requiere varias decoloraciones y matices hasta llegar a la altura que necesitemos), o con tintes industriales. Si bien leer o escuchar la palabra "industrial" suena muy fea, y  sí, por normal general es un método abrasivo, en ocasiones para alcanzar un tipo de rubio determinado se necesita un sólo proceso industrial o bien varias decoloraciones y matices en cosmética. En este caso, el daño estructural infligido al cabello será peor con los cosméticos, por la sobreexposición. Lo creáis o no, esto no lo digo yo porque sí, porque tengo exceso de tiempo libre y me gusta elucubrar cosas, sino porque me lo ha mostrado la experiencia. Por suerte, las personas que son rubias por naturaleza tienen la opción de utilizar pelo rubio virgen sin preocuparse de tintes ni de hacerse mechas (se mezcla rubio virgen más oscuro con rubio virgen más clarito, y voilà). Algo que con el cabello de origen asiático esto no es biológicamente posible (bueno, vale, que también hay albinos asiáticos, pero no es cosa de cogérsela con papel de fumar, creo).

La excepción confirma la regla. Hay personas que, a pesar de su problema de alopecia, tienen unas características de cabello en grosor, tono y textura que necesitan suplirlo con asiático, y  no les va nada bien el europeo. En otras ocasiones es por motivos de manipulación y mantenimiento. Una chica que no es cuidadosa o no tiene adquiridos buenos hábitos de higiene (limpieza de adhesivos, uso de disolventes, lavado del sistema...), una pieza de cabello excesivamente fino le va a dar más problemas  que una de pelo chino (más resistente).

Pero también hay chicas con un pelo tan sumamente delicado que necesitan otro de iguales características para poderlo integrar o engranar sin que se noten los cortes, sobre todo sucede con los sistemas de entresacar (rejilla) y con los rizados. Un pelo asiático permanentado siempre va a dar il veces más guerra (enredos, porosidad, sequedad) que un cabello europeo que sea naturalmente rizado (aunque este tipo de pelo siempre se enreda, se encrespa y se reseca más que el lacio, esto es un hecho 100% real y me da igual su procedencia). 

Así que no se puede responder cuál de los dos tipos de pelo es el mejor, depende de cada caso y de cada persona. A veces elegimos uno u otro para ahorrar dinero porque no nos merece la pena el desembolso económico (en pelucas oncológicas que se usan para pocos meses por ejemplo), en otras ocasiones queremos darnos un capricho pues nuestra alopecia va para largo, o porque simplemente somos rubias y no nos queda más remedio... 

lunes, 4 de abril de 2016

El posticero de Nicky Minaj le ha puesto una demanda por 30 millones de dólares!!!

Pero por suerte la cantante ha llegado a un acuerdo con el demandante, Terrence Davidson, su ex proveedor de pelucas. La querella que el posticero interpuso en 2014 por la astronómica cifra de 30 millones de dólares ha sido finalmente retirada, aunque los términos de la resolución son confidenciales. Según informa la web The Jasmine Brand, la cantante dispone de su propia marca de pelucas con tonalidades y diseños de un estilo muy característico, negocio que le supone grandes beneficios por las ventas. 
Davidson acusó de plagiar los diseños que había fabricado para ella, y por tanto, de lucrarse de ellos. Sin embargo, el juez en primera instancia desestimó la demanda a favor de Minaj porque no existía ningún contrato firmado. 
El fabricante de pelucas recurrió al tribunal de apelaciones, que ha admitido a trámite la reclamación de 30 millones de dólares como compensación, por la existencia de un acuerdo "verbal" en el que la cantante estadounidense se comprometió a utilizar las pelucas de manera personal, no con fines comerciales. 

Finalmente el pasado viernes 1 de abril tanto Nicky Minaj como el posticero Terrence Davidson llegaron a un acuerdo. Podéis leer la noticia original (en inglés), aquí: http://bit.ly/1VqfWZo
Imagen: la cantante Nicky Minaj con una peluca rosa.

viernes, 1 de abril de 2016

El post del viernes: qué útil es Chicísimo

En anteriores episodios os comenté que me había puesto a dieta y que había adelgazado. Si bien las primeras semanas estaba motivadísima y la seguí con férrea voluntad espartana, reconozco que tras recientes acontecimientos que me han generado estrés me la he saltado. La mala noticia es que ya no bajo de peso tan rápido como antes (porque no soy tan constante), la buena es que ayer fui a comprarme vaqueros y quepo en la 42. En la 42 de esa marca, que es la del Hipercor, probablemente unos pantalones de la 42 de Zara no me pasen de las rodillas, si es que aún la siguen vendiendo.

Cuando estaba delgada, lustros ha, me pasaba la vida en Las Rozas Village, de hecho los de Calvin Klein Jeans me llamaban por mi nombre de pila. Sí, por aquel entonces me gastaba una burrada en ropa, compensaba mi ausencia parcial o total de pelo, según racha, con caprichos, sobre todo en  accesorios. Me gustaba ahogar mis penas en bolsos de marca y lambrusco barato.

Por suerte, algo he madurado desde entonces, y tengo más obligaciones que me impiden fundirme el sueldo en trapitos. De todas maneras, a medida que me echaba tanto peso encima ya no disfrutaba para nada comprando ni probándome ropa. Tengo lo justo para "taparme" de manera más o menos denigrante. Que sí, que tampoco es para tanto, que hay personas que tienen problemas de peso muchísimo más graves que yo, que sólo me he desviado 5 ó 6 kg del percentil médico... Pero es que me encuentro mejor de salud ahora que he adelgazado algo. Ya no me duelen las rodillas cuando paso tiempo de pie. Me encuentro más ágil y con más energía. La digestiones son mucho menos pesadas. Aunque no sólo lo achaco a la pérdida de peso, sino al cambio de alimentación. He trasladado la comida basura como algo que disfrutar de manera puntual, no como menú del día. Además, procuro comprar casi todo lo que puedo de cultivo o ganadería ecológica. Sí, es más caro (aunque en Alcampo tienen buenos precios), pero a final de mes consigo ahorrar bastante dinero, lo que es caro es gastarte 10 ó 15 euros cada día en comer o cenar fuera, o los fines de semana las dos cosas.

Esto no es un alegato a favor de adelgazar ni mucho menos. Hay personas que tienen una complexión ancha y una genética que, desde que eran niños, les ha dado la lata con los kilos. Y por supuesto hay mujers y chicas curvys (o gordibuenas) absolutamente saludables (más que yo, seguro). No sólo eso, sino que son y se sienten muy atractivas con su apariencia física.

Creo que en 2016 es ridículo adelgazar sólo porque quieras caber en una 38, los motivos no deben ser exclusivamente esos. En mi caso, aparte de la "frivolidad" de volver a ser delgada, es porque también empezaba a tener problemas médicos al pasarme tanto con el peso. De hecho, mis huesos son finos y con 22 ó 23 años estaba totalmente atlética, pasaba mucho tiempo en el gimnasio o corriendo. Pocos meses después empecé a trabajar. Han pasado nueve años y llevo otros tantos de batalla con la báscula. El sedentarismo y la afición por la bollería y carbohidratos me mata...

¡Menudo rollo macabeo que os he soltado! Quería compartir con vosotras una aplicación que me encanta que se llama Chicísimo. Durante meses la he pronunciado mal, decía "Chicismo". Por lo tanto nadie me entendía. Luego leí un poco más despacio pero me salió decir "Chiquismo" (fistro diodenal jarl). Desde que empecé a trabajar en una tienda, a veces tartamudeo y confundo sílabas, depende de cuánto esté estresada. Parece ser normal en ciertos casos de ansiedad por lo que me ha dicho una antigua compañera del colegio mayor, que está haciendo el MIR en neurología.

Bueno, pues en realidad es Chic-ísimo. Como Saritísima, vaya. Lo más Chic. Aunqe la c de Chic no tiene sonido /K/ sino /Z/. De ahí que me hiciera el lío. ¿Y  por qué me gusta tanto? Pues porque te da ideas de verdad. O sea, no es como los blogs de It Girls que eligen su modelito y se hacen fotos urban-style mirando lánguidas al infinito en medio del carril taxi-bus de Serrano. Ellas tienen el buen gusto para combinar ropa, las ideas, crean tendencias, tienen el "chic" como decía Givenchy. Pero a mí no se me ocurren esas cosas, de hecho siempre compro los conjuntos que veo hechos en el escaparate o en los maniquíes de dentro. Pero al final vas acumulando ropa de varias temporadas, o lo que pillas en segundas rebajas porque era muy barato pero no sabes con qué ponértelo. Y no es raro en mi armario ver bastantes prendas sin estrenar, con la etiqueta colgando (aunque la mayoría es porque no me caben, lo reconozco). Hay dos opciones: Wallapop o Chicísimo.

Te descargas la aplicación (aunque también tiene una versión web en www.chicismo.es) y haces una búsqueda por prenda. Por ejemplo, imagínate que tienes una blusa amarilla muerta del asco en un cajón. Pero no amarillo mostaza, que ese color es chulo, sino de tono de los meados vainilla. No sabes cómo ha llegado hasta ahí, pero ya que está, pues habrá que estrenarla. Entonces marcas el icono blusa y mueves el cursor por la paleta de colores hasta el que se asemeje más. En unos segundos la base de datos te devuelve ciento y la madre de outfits de chicas que llevan una blusa, camisa, top o parte de arriba de una tonalidad similar, con los complementos y resto del estilismo que mejor combinan. ¡Ya tienes el trabajo de pensar hecho!

Pero no sólo eso, además puedes filtrar según la indumentaria que necesitas: casual, de fiesta, negocios, formal, tendencia... (en la app de Android sí lo he visto). Y para que no se te olvide, si te registras tienes la opción de guardar en tu lista de favoritos los looks que más te hayan gustado, así como seguir a las chicistas que casen con tu estilo personal. Si te animas y tienes buen gusto, también puedes compartir tus outfits aunque me imagino que habrá algún tipo de moderación de fotos anti-troll. Seguro que si subo las mías con jersey de pelotillas salta el antivirus...

Así que, si sois estéticamente relajadas en el vestir como yo, pero queréis mejorar: Chicísimo es una herramienta im-pa-ra-bla!

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin