jueves, 31 de marzo de 2016

La prótesis capilar parcial de Jamie Fraser (Outlander)

El post sobre la peluca del niño de The Room tuvo bastante éxito. Pero claro, el hecho de que usara peluca ya era vox pópuli, al menos en USA donde dieron la rueda de prensa en la que explicaron detalles sobre el tema. Es más, se trataba de dos pelucas de pelo ruso (según el director).

Empecé a ver Outlander a regañadientes por recomendación de una clienta (¡gracias, P!). Sin embargo, me enganché tanto que al final le llevaba yo a ella varios capítulos de ventaja, y ya voy por la mitad de la tercera novela (gracias a Dios hay publicadas por lo menos seis o siete, estoy tan viciada a la saga que no quiero que termine nunca, nunca). Lo bueno de leer los libros cuando ya has puesto la cara de los actores a los personajes es que, en este caso, no te haces tanto lío con los clanes (la historia está ambientada en las Tierras Altas, empieza un par de años antes a la cruenta guerra contra Inglaterra que prácticamente masacró o mató de inanición a media Escocia).

Pero vamos a la parte de caracterización, que es mi tema. Si habéis leído las novelas, la descripción de Jamie no va desencaminada al casting del actor que le da vida en la serie (Sam Heughan). Alto, fornido, de nariz recta, pómulos marcados, ojos azules rasgados y mentón ancho, así como un pelazo rojo y ondulado. Menudo papichulo, por favor. Heughan es rubio natural, pero le dan un tinte cobre que se va perdiendo con los lavados. Volver a su color le sirve para pasar desapercibido cuando no está de rodaje. Sin embargo, en muchas escenas y a medida que van avanzando los capítulos de la primera temporada, sale con una prótesis parcial superpuesta.

Me imagino que por tres motivos fundamentales:

1) Así no se tienen que preocupar de retocar las raíces rubias (racord).
2) Aportarle más volumen en esa zona.  Según la descripción del libro, tiene un pelo grueso, fosco y tupido, cosa que en las personas rubias por naturaleza (Heughan) el cabello es más bien fino.
3) Supongo que desde el rodaje de la primera temporada tenían en mente la caracterización de la segunda, pues los protagonistas pasan una larga temporada en París (en el libro es como un año) donde se viste según la moda francesa, recogido y con un lazo. Alargar el pelo y aportar más densidad a la coleta es más sencillo con un sistema.

Este fotograma es un adelanto de la segunda temporada, donde si os fijáis bien, tiene la pieza puesta:



Aquí otra foto más detallada, con un ligero aire a Tom Cruise como Lestat:


Esta es de los primeros capítulos de la primera temporada, también la lleva:

En este fotograma la lleva puesta demasiado atrás (asoma un poco el frontal). Bastante mérito tienen los de peluquería, casi todas las escenas son a caballo, coreografías de lucha o bajo la lluvia!

Sin embargo, este es su pelo biológico con las puntas todavía un poco rojizas. Las incipientes entradas le dan un toque varonil muy interesante:

En este gif en realidad se trata de su cabello real, no lleva prótesis ni nada, pero necesitaba una excusa para alegraros la vista. Qué torso por favor. Esculpido en carrara.



Fuentes: OUTLANDER http://www.starz.com/originals/outlander






martes, 29 de marzo de 2016

¿Cómo saber escoger los cosméticos que debemos usar en una prótesis o peluca?

No existe una única respuesta a esta pregunta. Hay tantas como experiencias. En muchos otros posts he hablado de mis productos favoritos, los que utilizo tanto en casa (para mí misma) como en el trabajo, aunque con varias diferencias, ya que gracias al curro tengo acceso a marcas más especializadas que no vas a encontrar en el Mercadona de tu barrio.

Mea culpa: en muchos posts he recomendado muchas marcas, como Garnier, Aussie, Salerm o TAHE, por nombrar algunas que me vengan a la memoria ahora. No sé ni lo que comí ayer como para acordarme de todo lo que escribo... Pero estas recomendaciones son precisamente consejos que no tienen por qué extrapolarse al 100% de los mortales que use prótesis capilar o peluca. Si utilizas una mascarilla y notas que no hidrata suficiente o que no deja el pelo tan bien como otra por mucho que te la haya recomendado yo, tu vecina, tu prima o Rita la Cantaora, ¿por qué empecinarse en usarla hasta que se termine el bote, cuando se trata de una peluca o de una prótesis? Si no va bien, no va bien, hay que cambiarla (y cuanto antes, mejor).

La industria cosmética, sobre todo la división de cuidados para el cabello, es inmensa. Si todos tuviéramos el mismo tipo de pelo habría cuatro productos contados. Pero existen miles de opciones para todos los gustos, bolsillos, modas y preferencias. Inclusive en muchas ocasiones la formulación de un producto a otro es idéntica salvo en un pequeño detalle, pero el departamento de marketing de turno ya se encargará de crear esa necesidad nueva.

Muchas mujeres, entre las que yo me incluyo, nos sentimos atraídas por las novedades en cosmética y maquillaje como las urracas por los objetos brillantes. Pero sabemos (aunque no queramos reconocerlo) que cada temporada te meterá por los ojos algo nuevo. Hace unos años se puso de moda la queratina y el aceite de argán (que es bueno, por cierto). Que si las proteínas de seda, el germen de trigo, que si los extractos de cojón de mico flores para un rubio más luminoso, que si las siliconas y los detergentes son más malos que el demonio... Todo esto no sólo responde a una necesidad de tener bonito y cuidarnos el pelo -que existe-, probablemente el 60 ó 70% se trata de marketing de producto.

Personalmente sigo en Youtube a muchas videoblogueras que te cuentan su experiencia con diversos productos (en mi caso me centro en el maquillaje).  Cosméticos que he querido comprar y probar, algunos me han encantado (ya no uso otro colorete que no sea Orgasm desde hace años) y otros que me han ido fatal (así a bote pronto varios eyeliners, bases de maquillaje y contornos). ¿Significa que esos productos eran fraudulentos o malos? NO, en absoluto. Significa que a mí no me encajaban.

Respecto al cabello. Las personas que no necesitan ningún tipo de aplique postizo tienen unas necesidades específicas en su pelo: graso o seco, lacio o fosco... etc etc, hay cientos de productos que lo corrigen y mejoran, por no decir miles de cosas. No sólo me refiero al champú y a las cremas (cosmética) también al utillaje o "herramientas" como tenacillas, planchas, cepillos específicos etc... PERO  las personas que hemos llevado o que llevamos actualmente posticería nos encontramos con tres factores importantes a tener en cuenta:

1) La necesidad específica que puede tener ese pelo que llevas en concreto. Si usas cabello que ha sido procesado, es más fácil de manejar al principio porque está parcialmente descamado (pero a medida que pasa el tiempo, no es tan sencillo). Hay pelos procesados que son una maravilla, mientras que el virgen, con la cutícula intacta, le puede dar por ponerse fosco o no brillar en absoluto. Normalmente los que manipulamos pelo sabemos rasgos comunes del cabello de modo genérico. Cuando digo "manipulamos" pelo me refiero a trabajar varias piezas distintas cada día: lavado, estilado, tinte, hacer permanentados, etc.  Por ejemplo, el cabello indio, por lo general, es ondulado y poroso (tira a seco), pero tiene buena flexibilidad y el tacto es suave (si está bien hidratado). El cabello chino es más duro, grueso y tieso, cuesta teñirlo (cutícula más cerrada). En cambio el europeo... Pues el europeo es casi perfecto, pero tiene sus peros: es demasiado fino (si eres bruta, lo partes). Cada cabello tiene su propio ADN, a no ser que tengas dos pelucas y cada una confeccionada con la melena de una gemela univitelina idéntica, no se van a comportar 100% de la misma manera anque tendrán rasgos comunes inherentes a la raza o proceso químico si lo lleva.

2) Nuestra ubicación geográfica, no es lo mismo vivir en Ciudad Real (ambiente seco) que en Barcelona. La humedad ambiental influye en cómo nos queda el pelo. No es lo mismo vivir en una zona en la que hace mucho frío en invierno (bajo cero) a estar en Málaga, con temperaturas más suaves. No es lo mismo vivir en una zona en la que suele estar siempre total o parcialmente nublado, que en donde pega el sol a todas horas. No es lo mismo vivir en Madrid, que tiene agua blanda, a vivir y lavarnos el pelo en una ciudad con agua mucho más dura (cal). Todo esto influye, y por lo tanto, todo esto es lo que hay que tener en cuenta. Además con estas cosas siempre nos acordamos como de Santa Bárabara cuando truena, no te das cuenta de lo buena que es tu agua hasta que te toca vivir una temporada en Barcelona (por poner un ejemplo), sin descalcificadora, sin hervir previamente el agua, sin usar cosméticos apropiados, y al final te salen rastas. Un cosmético que te va
bien con agua blanda (un sérum por ejemplo), puede que con agua dura no haga absolutamente nada.

3) La necesidad general  de cualquier peluca o prótesis capilar, que en definitiva es pelo postizo: no sanea (no crece) y no tiene glándulas sebáceas (grasa), por lo que está desprotegido. La grasa no es una secreción que produzca nuestro cuerpo para fastidiar. Tiene una función fisiológica: crea una película que protege el cabello.  En el caso de las prótesis o pelucas, el pelo no crece, pero roza con nuestra ropa, con las sábanas o con nuestra piel, así como el uso del secador o la plancha, lo reseca y lo afina. Se afina porque se produce un desgaste en la cutícula, y al no crecer no regenera. Observa en cualquier chica de pelo largo o muy largo cómo es su coleta: tiene el pelo más fino en las puntas que en la parte de arriba. Por lo que no nos vale cualquier producto cosmético para la melena. Ha de ser específico, probablemente no vale ni el que recomienda Isasaweis en su canal (que igual de pura casualidad va de perlas, todo es probar), ni el que te regala tu prima porque ha pillado un 2x1 en el Sephora, ni el que te recomiendo yo para agua dura si la de tu pueblo es muy blanda. No sé si me explico.

Entonces, siempre que quieras probar un champú o una mascarilla tres cosas:

1) Habla con el establecimiento / fabricante que te haya vendido la prótesis o la peluca. Ellos saben qué va mejor o peor para la prótesis o pelucas, porque son productos que en el día a día utilizan para manipular sus prótesis y sus pelucas.

2) Si no disponen de cosméticos para su venta pero tampoco dan asesoría postventa (recomendar qué hacer con ella) lo cuál es raro pero puede ser, prueba con cosmética que contenga silicona y evita los sulfatos irritantes (detergentes) en el champú que uses para lavar la prótesis o la peluca. ¿Cómo saber qué es una silicona? Busca entre sus ingredientes palabros con sufijo en -one u -ona. Los champús sin sulfatos irritantes no incluyen SLS ni SLES entre sus ingredientes.

Además, agénciate un sérum para usar en seco (con silicona) y si todavía lo notas deshidratado, un aceite (el argán suele ir de maravilla, pero asegúrate de que sea o de que contenga argán, a veces los puedes encontrar en mercadillos o por internet sin etiqueta y no sabes lo que te echas. El aceite de coco como mascarilla prelavado es muy bueno pero no protege el pelo (usar sólo antes de lavar). Nunca eches aceite ni sérum ni mascarilla en la base de las prótesis ni de las pelucas.

3) Si una cosa te funciona, ¿para qué cambiar si tienes mucho que perder y poco que ganar? Es decir, no me malinterpretéis, es genial probar cositas nuevas. A mí me hace ilusión estrenar hasta una mascarilla. De hecho, parte de mi trabajo consiste en experimentar con novedades del mercado.  Pero cuando tienes una peluca o una prótesis y usas un champú / mascarilla que te hidrata y te la deja de maravilla, hacer un cambio puede que no le siente igual de bien al pelo. Otra cosa es que llegue un momento en el que a pesar de tus mimos y cuidados esté seco. Porque como depende del ADN que tenga, igual un champú que iba genial con la peluca del año pasado no termina de maridar bien con la nueva. En ese caso seguro que hay muchas cosas nuevas por descubrir y mejorar. Pero si te está yendo bien, carajo, es mejor que los experimentos se hagan sólo con gaseosa!

Bueno, en definitiva esto son simplemente mis consejos y recomendaciones, estoy en un plan pasota total de sentar cátedra. Lo ideal siempre es que consultéis con los proveedores, os pueden aconsejar con conocimiento de causa. Cuando tratan de venderte la moto y presionarte para que te gastes una cantidad indecente de dinero (como Richard Gere en Pretty Woman) en catorcemil potingues de manera indiscrimiada, eso se nota. Pero cuando tratan de asesorarte de la mejor manera posible, es un valor añadido a todo lo demás. Con un fondo de neceser de tres o cuatro frascos (champú, mascarilla, sérum y argán), si son cosméticos efectivos, vas que te matas :-)














viernes, 25 de marzo de 2016

El post del viernes: estoy enganchada al canal de Youtube de Verdeliss

Sí, lo reconozco. No sé cómo ni por qué, pero el sábado pasado que no paraba de llover estuve más de tres horas embobada con su vídeo blog. Y desde entonces veo vídeos a trocitos de vez en cuando. No sé. Me tiene enganchada. Para quien no conozca a Verdeliss, se trata de una joven pamplonica de 29 ó 30 años (ahí andará) que tiene seis (6 SEIS 6) hijos de edades comprendidas entre las dos semanas de vida y los 10 años. Graba su día a día, cómo interacciona con su marido (Aritz) y sus chavales (Aimar, Irati, Laia, Julen y las mellizas Eider y Anne), generalmente en situaciones cotidianas: el desayuno, el parque, salir de compras, montar muebles del ikea, las vacaciones... ¡Si es que me sé hasta los nombres de memoria! Es como ver una partida de los Sims pero en carne y hueso.

Fotograma Youtube de Verdeliss
Y diréis... ¿A ti qué te importa un canal de Youtube sobre familias numerosas, niños, embarazos, partos y crianza? ¡Pues eso mismo digo yo! ¡No sé por qué me entretiene y me relaja tanto! Probablemente es cosa de la edición de vídeo pero los niños son adorables: ni un grito, ni un berrinche.  Y ella... ¡ella es divina! Seis embarazos y usa una talla 34. Además está súper fibrosa. No sé si aparte de madre numerosa y vídeobloguera hace una hora de cardio cada mañana, aunque seguramente criar a seis niños queme calorías cosa mala. Pero eso sí, ella tan feliz, cuando ya tenía cuatro churumbeles (que se dice poco) estaba deseando ampliar la familia y se quedó embarazada de las mellizas.

No sé si se ha plantado o si piensa tener más hijos. Desde luego que si no fuera por mujeres como ella la raza humana se extinguiría. Y tiene un súper pelazo, la voy a meter en mi ranking de ídolos capilares.

Es una persona que, a pesar de su juventud y de haberse quedado embarazada de penalty tan pronto (con 19 años, tal y como ella explica en un vídeo), se siente realizada teniendo a los niños, cosa que a mí me parece súper exótico pero admirable al mismo tiempo. Cero egoísmo y absoluta dedicación, aparte del sacrificio económico para poder mantenerlos. No sé cómo caí en su canal, de esto que vas de Isasaweis a Wismichu y de AuronPlay a Lizzy P, y mientras te van recomendando vídeos.

Ahora que por fin empieza el buen tiempo no voy a disponer de tantas horas muertas para estar enganchada a internet, tengo mucha faena por delante (desbrozar, cuidar del huerto...), pero estaré pendiente de sus actualizaciones y de sus ciclos de ovulación de vez en cuando.

Si tenéis tiempo libre y os gustan los canales de embarazadas / niños (o si no os gustan nada, como a mí, pero os va la marcha) aquí lo tenéis: https://www.youtube.com/user/Verdeliss


jueves, 24 de marzo de 2016

¿Se puede llevar coleta usando peluca?

Ejemplo de cinta wig grip
Hace poco una lectora del blog lo comentó, quería que le diera ideas para poder volver a peinarse coleta usando peluca, pero como soy una puta vaga una persona muy ocupada he tardado un par de semanas en organizar las ideas y trucos para redactar este post.

Mucha gente, quizá el 80% de la población a poco, no sabe que las pelucas de hoy en día  no son lo que eran, y que además de los  modelos con opción de colocar con adhesivos en la nuca (en todo el contorno más bien), los materiales son más ligeros así que puedes incluso integrarlos con tu pelo biológico a la hora de peinar diferentes estilismos. Pero para que no se note nada de nada hay que seguir algunos consejos:

1) La peluca te tiene que ajustarse lo mejor posible a la cabeza. Si está pequeña corres el riesgo de que se salga hacia arriba, y si está grande que haga efecto casco de Calimero.

2)  Si no es pegada en todo el perímetro con pelillos que imiten el nacimiento de la nuca, lo ideal es que conserves cabello biológico debajo, lo justo para integrarlo con "el otro" pelo.

3) En densidad  y pelucas la máxima es: "Menos es más". La densidad ha de ser algo natural, aunque te parezca poca cosa, pero es que las cabezas naturales no tienen tanta mata de cabello.

4) Si conservas pelo debajo y obviamente todavía no has dado el paso al pegamento, los clips a veces tiran que se matan. La wig grip será tu aliada. Se trata de una cinta elástica de material antideslizante (similar al terciopelo) que se coloca debajo de la peluca y la mantiene fija y "frenada" sobre tu cabeza. El principal inconveniente de llevar cabello debajo es que desliza.

Cuando vayas a hacerte una coleta, si tu peluca es de las de gomas y todavía conservas cabello, deja tu melena biológica suelta debajo, no pasa nada si los mechones asoman. Dóblala hacia arriba cubriendo la goma o el contorno de la nuca para hacerte la coleta. Es importante que la peluca esté bien sujeta o se te desplazará delante. Los clips o la wig grip  la mantendrán en su sitio.

Aparte si quieres reforzar la sujeción (por si las moscas), puedes usar las típicas horquillas de toda la vida para sujetar los laterales, y no te olvides precisamente de sacar mechones tuyos biológicos en la zona de las patillas, que enmarquen tu cara y disimulen bien justo en esa zona.

¡Espero que estos trucos os inspiren y os den ideas!  ¡Y feliz puente de Semana Santa!

lunes, 21 de marzo de 2016

Trucos para despegar la prótesis capilar o la peluca correctamente de la cabeza...

Sí, ya sé lo que estás pensando, que este post es más inútil que girar el cubo del Tetris, ya te apañas muy bien solit@ tirando. Pues eso es justo lo que no se debe hacer, ni aunque tu prótesis o tu peluca esté tan despegada que cuelgue literalmente de hilillosh de plashtilina. Nunca quitarla tirando.

En la mayor parte de los casos, se cambia el adhesivo cuando no queda más remedio hacerlo, es decir, cuando el sistema o la peluca se mueve cosa mala porque el pegamento se ha "desactivado" a causa de nuestra condensación, grasa o sudor. Sin embargo, no es recomendable esperar al útimo momento cuando ya se ha derretido tanto, pues es más difícil limpiar bien los residuos que cuando la cinta sale entrera. A pesar de eso, aquí unos truquillos y consejos para hacerlo bien:

Primero de todo: cepilla bien el cabello antes de manipular nada. Y si es largo o muy largo, te recomiendo que lo recojas en una coleta o trenza (mejor trenza). Esto te ayudará a tener el pelo bien controlado y protegido mientras haces maniobras. Si eres un chico que lleva el pelo más bien corto (no te da para coleta, vaya), usa pincitas de plástico.

1) Nunca tires de tu prótesis ni de la peluca. Aunque esté prácticamente suelto. No tires del sistema jamás, Carmena. Jamás. La tracción, aunque sea mínima, es algo que lo erosiona y al tiempo lo deteriora. Cualquier precaución es poca. Más vale tres minutos de retraso que cargarnos el frontal porque nos hemos pasado de confianzas tirando. Doy por hecho que usáis un disolvente para limpiar pegamento de prótesis capilares o pelucas ad hoc. En el peor de los casos, si te han pillado de viaje o en un renuncio, puedes usar alcohol de botiquín, pero sólo si no te queda otra. No me sorprende cuando alguna clienta, de las que lleva usando prótesis o pelucas años, se compra su primer bote de disolvente ahora. Usar un limpiador específico es importante.

2)  Los disolventes normalmente vienen en formato spray (y si no, puedes adquirir uno vacío en un bazar de los de todo a un euro). Rocía el disolvente en la zona que llevas pegada y espera de dos a tres minutos a que inactive el adhesivo. A mí me gusta mucho el disolvente citrus C22, limpia rápido y bien, pero es aceitoso y no te vale si quieres hacer un cambio rápido sin lavarte el pelo (en ese caso mejor usar otros que lleven mayor porcentaje de alcohol y por tanto sean de rápida evaporación).

3) Si lo llevas todo pegado, empieza a despegar desde atrás hacia delante. Sí, desde la parte de la coronilla o de la nuca si se trata de una peluca completa.

4) En un mundo ideal, gran parte del adhesivo se habría quedado en tu cuero cabelludo. Sin embargo, no siempre los cuentos de hadas se hacen realidad. Así que para facilitarnos la limpieza del perímetro del sistema, una vez que te hayas desprendido la pieza de la cabeza, pulveriza otra pequeña cantidad de disolvente en la zona donde quedan restos de tiras pegadas. Espera otro minuto más o menos y con suma paciencia retira los residuos.

5) Una vez que hayas quitado "lo gordo", utiliza una toallita de bebé (no me gusta los algodones, dejan fibrillas) empapada en disolvente para terminar de limpiar el tul o el poliuretano. Hazlo suave y despacio, asegúrate de que queda bien limpio antes de lavar el cabello de la pieza.

6) Para limpiar la cabeza, a mí personalmente me gustan las esponjas desmaquillantes de celulosa porque hacen un pequeño efecto exfoliante :-)

viernes, 18 de marzo de 2016

El post del viernes: solucionado el mal olor de las tuberías con levadura

Esta es la buena, pero hay que disolverla bien en agua caliente.
Bueno, hace algunos viernes os contaba que una de las múltiples desventajas de vivir en una casa (no bloque de pisos) es que a veces las tuberías apestan. Por suerte, hemos ido solucionando el problema: cambiando codos sifónicos o como se llame. Pero todavía quedan dos "fuentes" de embriagador aroma a puta mierda a alcantarilla que son mi taza de váter y mi ducha, pero para sustituirlos hay que hacer obra (picar baldosas). Y ahora no quiero gastarme tanto money.

Después de probar catorce mil productos contra el mal olor / atascos / ambientadores en tuberías que existen en el mercado, desde los que anuncian por la tele y valen casi 6 euros por frasco hasta los de marca blanca (mención especial el bote azul de Mercadona línea Bosque Verde, huele fenomenal y asequible), he encontrado una solución muy sencilla, económica, que no daña para nada las tuberías y lo mejor de todo: FUNCIONA.



Ahora me despreocupo. Eso sí, al cabo de cuatro o cinco días, si acaso percibo algún atisbo de olor a cloaca, lo echo otra vez y ni una peste. Espero que con la calor de verano sea así de efectivo...

Levadura de panadería o repostería. Dicen que la que mejor funciona es la que viene en cubos y se guarda en la nevera (para hacer pan artesano), pero yo he estado usando en polvo de las de toda la vida (la de hacer bizcochos) y a mí sí me funciona.

No encontré ninguna receta exacta así que lo hago a ojo. Lleno una botella de dos litros de agua caliente y echo 1 sobre completo o bien dos cucharaditas (tengo una levadura marca DIA en lata que ya estaba caducada pero parece ser que sigue "activa").  Luego lo reparto de esta manera:

Tres cuartos de litro con levadura por el sumidero de la ducha. Tres cuartos de litro por el wc (el mío coincide con el último tramo de la bajante a la alcantarilla, apenas dos metros nos separan).  A lo que sobra (medio litro aprox) añado como medio vaso de vinagre (el de aliñar ensalada de toda la vida) y lo echo directamaente por la rendija de la alcantarilla para que "macere". Espero al menos 5-6 horas antes de abrir los grifos (lo ideal es antes de acostarte) y en mi casa está siendo muy efectivo.

Sin tener mucha idea de química básica (soy de letras), mi intuición me dice que las enzimas de la levadura y el ácido del vinagre reaccionan con las bacterias de la mierda de los residuos orgánicos neutralizando el olor a tubería. Pero su efecto es limitado y tienes que ir repoblando la "flora".

¡Feliz fin de semana! ¡Yo voy a dedicarme a organizar el cultivo y a airear la tierra de la huerta de este año, a ver si tengo suerte y hay pocas plagas y buena cosecha!

jueves, 17 de marzo de 2016

¿Clips o cinta de doble cara? Ventajas y desventajas de raparse la cabeza...

Reconozco que no soy el mejor ejemplo y calladita estoy más guapa. Pero cuando decidí pasarme la cuchilla por la cabeza no tenía mucho menos pelo que ahora. Podía haberlo disimulado con fibras capilares o con un parcial de clips perfectamente. Peeero necesitaba "cortar por lo sano", rasurar todo aquello que tanto me atormentaba y acomplejaba, en definitiva: sentirme liberada. Y por eso me encerré en el baño que mis suegros tienen en el garaje, y con una cuchilla desechable me convertí en "Rappel".

¿La sensación con mi primera prótesis pegada? Una maravilla las primeras horas. Después me di cuenta de que usar pegamentos requiere responsabilidades y planificarse, y ser mañosa y cuidadosa. No era mi caso, pero bueno,  así a ensayo-error fui aprendiendo. ¿Me arrepiento de haberme afeitado la cabeza y de haber estado así unos años? No. ¿Me gustaba usar prótesis capilar pegada? Sí. ¿Me costó mucho habituarme a hacer los mantenimientos, pegarme, despegarme y limpiarla aunque a veces fuera tedioso y en ocasiones exasperante, sobre todo en verano? No demasiado. ¿Recomiendo que todo el mundo que esté acomplejado agarre la cuchilla como yo y lo haga? DEPENDE.

No seré yo la persona que anime a una chica con la rayita ancha o la típica androgenética difusa a que se pase la maquinilla y se ponga una prótesis o una peluca con adhesivo o con cinta de doble cara, habiendo alternativas menos drásticas (de las que puedes dar marcha atrás si te arrepientes). Pero como dicen en mi pueblo: que cada palo aguante su vela. Hay que tener bien claro que todos somos responsables de nuestros actos y debemos asumir las consecuencias de nuestras decisiones.

Estos consejos y reflexiones son a nivel personal, como usuaria de prótesis. A nivel profesional es todo mucho más simple o cuadriculado (al menos mi método de trabajo, en cada sitio tienen sus propias normas). No se afeitan cabezas si no se es mayor de edad y si no se firma la hoja de consentimiento informado. Al igual que nadie realiza ningún tratamiento estético, perforación, tatuaje ni retoque de cirugía plástica si ese documento no se firma. ¡Ni siquiera te sacan una muela del juicio contrariada! Es una garantía de que la persona está totalmente decidida y, aunque tratemos de disuadirla, su deseo es que le pasemos la cuchilla. Pero también es cierto que en cuatro de cada cinco casos, a la hora de rubricar la autorización, cambian drásticamente de opinión y prefieren probar antes otras alternativas. Personalmente creo que rasurar ha de ser siempre el último recurso cuando nos referimos a posticería femenina.

Ventajas de afeitarse total o parcialmente la cabeza:

Utilizar prótesis con adhesivos permite materiales más finos, indetectables y más livianos, con un resultado más realista, así como mayor versatilidad en el peinado sin tener que disimular clips o contornos que eventualmente asomen por alguna parte. En el caso de las pelucas, si son pegadas permiten moños altos, coletas y mayor libertad. Aunque no necesariamente tienen que ser adhesivas, también las hay de succión (ventosa) o de silicona antideslizante. Agarran que se matan y sin gota de pegamento.

Hay una regla matemática: cuanta más superficie rasurada más tiempo aguanta la pieza pegada. Si te afeitas uno o dos dedos de contorno no esperes que se mantenga más de cuatro o cinco días. Si lo colocas en todo el frontal, puedes estar con ella puesta hasta seis semanas (lo cual no es higiénico ni aconsejable, pero el adhesivo está preparado para aguantar carros y carretas, sobre todo si es acrílico).

Mayor libertad y seguridad a la hora de practicar deporte, natación, actividades al aire libre, para jugar al teto extreme etc...

Inconvenientes: 

Sí, sé que tienes menos pelo que el año pasado, y todavía menos que hace dos y que cuando tenías quince años. Es normal que a medida que pasa el tiempo, si padeces AGA, cada vez sea más fino y escaso. Pero sigues teniendo pelo, en el caso de las mujeres el patrón es difuso, hay poco pero hay pelo. Si te pasas la cuchilla creéme cuando te digo que incordia, escuece y pica. Y en muchas situaciones (sobre todo en el trabajo) no te puedes poner a rascarte la cabeza cual mandril desesperado, ¡ni mucho menos hacerlo con la capucha de un bolígrafo! (Recuerdo que uno de los directores de la empresa en la que estaba usaba las tapas de los Bic para sacarse cerumen, pensaba que nadie le veía pero resulta que los despachos eran acristalados).

Los adhesivos y disolventes suponen gastos extra, y también deterioran más rápido la base y el cabello (necesitas más recambios). Nunca recomiendo una prótesis capilar de pelo europeo si vas a "aliñarla" con pegamento. ¿Para qué gastarte más de cien euros en una botella de Vega Sicilia gran reserva si la vas a mezclar con coca cola? ¡Para eso bebe vino de caja, que te da lo mismo!

Eso sí, hay personas que o bien son extremadamente cuidadosas o extremadamente sibaritas, o ambas cosas. En ese caso ya no me meto, cada cual que se gaste como quiera sus dineros...

La Ley de Murphy es muy clara: si algo puede salir mal, saldrá mal. Bueno, tampoco hay que ser tan agoreros, pero soy de las personas que opina que siempre es mejor ponerse en lo peor, y tener un plan B.

Una vez tuve que ir a la calle a hacer un recado con media cabeza afeitada tipo mohicano debajo de un sombrerito. Ahora lo pienso y me descojono me parece hilarante, pero reconozco que pasé un rato un tanto agobiante. No recuerdo exactamente qué tenía que hacer con tanta urgencia, pero tuve que salir de esa guisa. Nunca sabes qué puede pasar. Por este motivo no sólo tengas una prótesis en casa. Ten al menos una de repuesto y una peluca completa, ¡por si las moscas!

miércoles, 16 de marzo de 2016

La peluca del niño protagonista de la película "The Room" (Jacob Tremblay aka Jack).

Fuente de la imagen: Bustle.com
La semana pasada quería ir al cine a ver The Witch, pero cuando llegué me di cuenta de que la habían estrenado sólo en América (a España llega en mayo). Mi gozo en un pozo, pero por suerte tomé la decisión de ver The Room (La Habitación), y me encantó. El lector o lectora que me pidió que hiciera una review de la peluca que lleva el niño protagonista tenía razón: no sólo la película es genial, sino que te dan ganas hasta de tener niños (si y sólo si te sale tan encantador como ese en concreto, aunque es un riesgo que por supuesto no pienso correr, pero me quedo con el buen sabor de boca de la película).

El niño, Jacob Tremblay, ha ganado un bien merecido Oscar. Y también la actriz Brie Larson, que hace de su madre en la película. Para quien no sepa de qué va, simplemente diré que es la historia de una chica que le sucede lo mismo que a Natascha Kampusch: la secuestra un sociópata malnacido de camino al instituto y la retiene durante siete años encerrada en un cobertizo, donde fruto de las violaciones da a luz a este niño (Jack). En fin, merece la pena que veáis la película, es genial a pesar de la dureza de la historia (se siente un poco de claustrofobia).

De hecho había visto el tráiler pero pensaba que se trataba de madre e hija (una niña de pelo largo). En realidad es un chaval, con peluca. En la web Bustle.com recogen las declaraciones del oscarizado actor en una rueda de prensa sobre su experiencia a la hora de llevar peluca, que por otro lado mucha gente no se ha dado cuenta porque el efecto es súper realista y está muy bien integrada con su línea de implantación natural (la lleva uns cm más atrás, en según qué escenas si sabes dónde mirar sí se nota, pero claro, yo tengo un ojo clínico...).  En la foto de arriba a la izquierda os he marcado con círculo rojo  dónde termina su cabello biológico y dónde comienza el "extra".

Esto es lo que dice:

Madre e hijo en la ficción. Fuente: Instagram
"It was really itchy wig, ahhhh", explica el chaval a un periodista de Variety. Itchy se puede traducir como "picona" (no picante), que le picaba la cabeza, vaya. "Wigs are horrible", continúa con su desparpajo propio de un niño de nueve años (en el rodaje tenía siete). "It felt... itchy. Like a toque". Toque es gorro de cocinero (en realidad toque es francés, este niño es canadiense y aunque no sea de la zona francófona adoptan muchos galicismos porque el roce hace el cariño entre idiomas. En castellano se podría traducir literalmente como toca, pero el contexto es erróneo).

"It was a wig. It was really... [I thought] it's really realistic myself," continúa diciendo, y se gira hacia el director Lenny Abrahamson. "...Remember this? We came on set with my short hair and then nobody recognized me."  Traducción:

"Era una peluca, y era realmente.... era realmente un yo realista con ella puesta, ¿te acuerdas? Fuimos al set de rodaje con mi pelo corto y después (con la peluca) nadie me reconocía". ¡No se puede ser más tierno explicando, por favor! ¡Ay, que me lo como!

"It was made from young Russian people's hair. People grow hair. That's a thing. And then they sell it". Traducción: "Es una peluca de pelo ruso procedente de gente joven. A la gente le crece el pelo, es un hecho. Y después lo venden. Es muy caro". Esta explicación es del director de la película.

Ojo SPOILER (marca con el ratón):

En la escena en la que su abuela le corta el pelo una vez que la policía les libera de su captor, Tremblay explica que no tuvo ningún problema en interpretarla, aunque todo el equipo estaba conteniendo la respiración mientras metía la tijera para cortar la coleta. 

"The cutting scene... it was nothing to me because then I didn't have to wear the wig anymore because the scenes go in order, but it was very stressful for the hair person, Joan, the director, all the producers....hahaha". La escena del corte de pelo... Para mí no fue nada, y ya no tuve que llevar la peluca más porque las escenas se rodaban en orden. Pero fue muy estresante para la peluquera, Joan, el director, los productores, jajajaja". Ni que lo digas, chaval. Por experiencia en trabajos de pelucas de pelo natural para la tele, si sólo hay una peluca para que el racord sea siempre perfecto, significa que sólo puede haber una escena de corte de pelo, una vez cortada no se puede volver a rodar. como por ejemplo en La Teniente Oneil... ¡más vale que salga todo perfecto! Aunque en The Room tenían dos pelucas,, ergo dos oportunidades para la secuencia).



Podéis leer la transcripción de la entrevista aquí (en inglés): http://www.bustle.com/articles/144256-did-jacob-tremblay-wear-a-wig-in-room-that-long-hair-was-very-convincing

Y este es el vídeo de la rueda de prensa: https://www.youtube.com/watch?v=_0CGzbXnUNc

viernes, 11 de marzo de 2016

El post del viernes: yerbas que tener siempre en el botiquín

Imagen: Herbolarios Cuídate.
Siempre he querido tener un herbolario. Y ya sabéis, las vueltas que da la vida. Ahora soy mayorista (no lavo cabezas, jejeje). Bueno, siempre me ha gustado leer y documentarme sobre los beneficios que pueden ofrecernos las plantas. El fin de semana pasado descubrí una propiedad de la cayena que me parece imprescindible en cualquier botiquín. De ahora en adelante voy a guardar un bote de cayena en polvo en mi baño junto a la mooncup, la caja de ibuprofenos y el betadine.

Quien me conoce sabe que soy extremadamente torpe y poco habilidosa, pero tengo grandes dotes culinarias. Me gusta pasar tiempo en la cocina, sobre todo ahora que en vez de vivir en el típico apartamento tamaño roulotte en el que he estado siempre, en mi casa la cocina es grande (habitual en los pueblos, cocina muy grande, dormitorios pequeños). Tengo espacio y  puedo moverme con comodidad sin que mi culo tropiece con la puerta de la lavadora o con el cubo de basura.

El finde pasado estaba fileteando una zanahoria con la mandolina (más afilada que la Hattori Hanzo de Uma Thurman) y me rebané la yema de un dedo. Aunque la herida tenía poco más de 2 mm de diámetro, me puse a sangrar como si no hubiera un mañana. Sé que hay zonas muy vascularizadas, como el cuero cabelludo, y creedme que por mi torpeza tengo experiencia en cortes, raspones y magulladuras de todo tipo. Pero eso no era ni medio normal. Llevaba casi una hora sin poder cortar la hemorragia probando de todo. Agua fría, agua oxigenada, presionar con algodón, dedo en alto... Incluso me hice un torniquete en el pulgar con el cable USB del móvil.

Estaba ya desesperada y a punto de tirar la toalla (manchada de sangre), esperando a que mi pareja llegara a casa para que me llevase a urgencias (sangrando de esa manera iba a dejar el volante y todo perdido). Hasta que leí en Google una manera casera de cortar hemorragias: la cayena.

Sí, sí, cayena molida para condimentar. Por suerte estoy bien surtida de especias y lo probé. La primera sorpresa es que pensé que iba a escocer de cojones mucho, pero no. No sentí nada. Si acaso calor. La segunda fue todavía mejor: en lugar de ver fluír la sangre a goterones, a los pocos segundos empezó a formarse una especie de coágulo oscuro gelatinoso. En cosa de cinco o diez minutos se hizo una costra. Por precaución esperé media hora, me lavé con agua y el corte había dejado de sangrar. Una tirita y a la cama, a ver capítulos de la quinta temporada de Girls. Ojo tiene que ser cayena molida, no vale la pimienta ni el pimentón (aunque se parezca). La capsaicina de la cayena tiene efectos cicatrizantes y también antiinflamatorios.

No entendía por qué de un corte de nada (de nada, en serio) había pasado algo tan gore y aparatoso. Pero creo que tengo la respuesta. Hace un año empecé a tomar té verde cada día (extracto). Es un antioxidante potente pero también un antiagregante plaquetario. Es decir, tiene un efecto (más laxo, por supuesto) similar al sintrom. Está recomendado en personas que han sufrido o tienen riesgo de padecer infartos y embolias. Ahora me voy a tomar un descanso de un par de meses sin tomar té verde, no vaya a ser que me corte con un folio y mi despacho parezca la matanza de Texas...

Otras cosas que son muy interesantes para llevar en el botiquín son las siguientes: la patata. Sí. Una patata normal y corriente, de las de cocinar. Si te quemas, corta por la mitad y restriega (obviamente si se trata de una quemadura importante vete corriendo a urgencias) la pulpa en la zona afectada. El alivio es casi instantáneo, funciona especialmente bien con las quemaduras solares (para mí, mejor que el aloe vera incluso, primero la patata y luego me doy crema de aloe o after sun).

Y por último (que se me ocurra ahora, pero hay muchas más), la miel. Miel de abejas de la buena, nada de esa que venden en el súper que es como sirope (de hecho probablemente sea sirope). La miel tiene propiedades antiinflamatorias. Una noche iba tan cogorza distraída que tropecé con un bordillo y me di de cara contra el asfalto. Al día siguiente amanecí desorientada y con un ojo morado. Menos mal que no caí de morros. Me puse un apósito de miel, previamente refrigerada, y se bajó muy rápido. A ver qué excusa iba a poner en el trabajo (sabían que tenía una despedida de soltera...).

En muchas ocasiones abusamos de químicos y fármacos cuando podemos encontrar un alivio casi instantáneo en la cocina. Y son productos muy cotidianos, no hablo de raíz de mandrágora o de extracto de belladonna (que también, pero para eso hay que ir al herbolario).

Feliz fin de semana! Espero no accidentarme!



miércoles, 9 de marzo de 2016

Haarnam Kaur, la primera modelo con hirsutismo que sube a una pasarela

Ya sabemos lo que se siente cuando tenemos pérdida de pelo, exceso de acné o de vello facial siendo chicas o mujeres. Sufrimos por nuestros complejos y por no "encajar" en el tiránico canon de belleza actual, pero en realidad precisamente la belleza sólo está en los ojos del que mira. La iniciativa de Haarnar Kaur, una mujer con hirsutismo severo facial a causa de su síndrome de ovarios poliquísticos (SOP), es un gran ejemplo. Esta joven de 25 años decidió convertirse en modelo para lanzar un claro y positivo mensaje a la sociedad: defender la diversidad y también luchar contra el acoso escolar.

Kaur, que siempre lleva turbante porque sigue la religión Sikh, abrió los desfiles de la Marianna Harutunian Royal Fashion Day en India la semana pasada. Después de años tratando de ocultar su problema, soportando dolorosas sesiones de cera tres veces a la semana, decidió asumir y aceptar su excesivo vello facial. También forma parte de la campaña de Instagram "Effyourbeautystandards", encabezada por la modelo de tallas grandes Tess Holliday, para la que también posó en una sesión de fotos que se hizo viral.

lunes, 7 de marzo de 2016

Prometedor nuevo fármaco para tratar la alopecia de patrón androgenético - según Forbes

En la revista online Forbes he leído un articulo interesante sobre un fármaco en fase de ensayo denominado SM04554, patentado por la empresa de biotecnología Samumed con sede en California,
podría haber ofrecido resultados prometedores, de acuerdo con los datos que se van a presentar en la próxima American Academy of  Dermatology en Washington.
El resultado obtenido es positivo pero aún se trata de datos preliminares, tienen que estudiar si estos resultados se sostendrían en estudios más amplios.
El tratamiento consiste en una solución vía tópica, y funciona sobre las vías de señalización celular WNT. Según Wikipedia: Las vías de señalización WNT son un grupo de vías de transducción de señales formadas por proteínas que transfieren las señales del exterior de una célula a través de la superficie receptora de dicha célula hasta su interior.

El estudio preliminar ha contado con 300 pacientes elegidos al azar, divididos en tres grupos: placebo, SM04554 al 0.15% y SM04554 al 0.25%. El fármaco a priori parece ser seguro en esas concentraciones testadas.

Resultados respecto al recuento en 1cm cuadrado:
- Pacientes placebo: se redujo de 114 pelos a 111,5 pelos.
-  Pacientes 0.15% aumentó de 104,9 pelos a 115 pelos.
- Pacientes 0.25% aumentó de 110.8 a 118 pelos.

Seguramente que en breve se amplíe más información sobre este nuevo tratamiento, en principio parece más efectivo enun porcentaje de 0.15% que en 0.25, pero me imagino que influye también la edad del paciente, su estado de salud etc... En una nota de prensa escueta no vamos a ver más datos que las cifras más vistosas y el titular que te ponga los dientes largos...

¡Seguiremos informando!

Nota: buscando una imagen sobre la vía de señalización WNT, he caído en una web japonesa en la que lo relacionan con los inhibidores de Jak, de los cuáles ya hemos hablado largo y tendido como nuevo tratamiento para la alopecia areta y universal. No sé, me estoy haciendo la picha un lío con tanta bioquímica que no manejo normalmente y no he estudiado en profundidad nunca...

fuente: http://www.forbes.com/sites/matthewherper/2016/03/05/experimental-drug-shows-early-promise-in-treating-male-baldness/#446cbb01600e

sábado, 5 de marzo de 2016

Lectores preguntan sobre alopecia VOL II

Hace ya dos meses que publiqué el primer artículo, con una gran acogida respecto a visitas, así que he seleccionado otras tres preguntas que seguro interesan a más personas (humanas).

1) ¿Si llevo un parcial de clips me lo tengo que quitar para hacerme una resonancia? Sí. Los clips no son de hierro, pero llevan una aleación de metales como por ejemplo el latón y el aluminio. Muchas personas tienen la suerte de programar estas pruebas diagnósticas y pueden planificarse con tiempo,  pero si ha de ser de urgencia (porque has tenido un accidente de tráfico o algo) y estás consciente deberías decírselo al médico o al ATS que te atienda. No sé si en el caso de que estés sedada o sedado (sí, hay chicos que llevan sistemas de clips, pocos pero haberlos háylos) se aseguran de estas cosas antes de meterte en el tubo y te palpan por si acaso la cabeza. Muchísimas chicas llevan extensiones de anillas (también metálicas) y quizá antes se detengan a mirarte el pelo, o quizá en estas máquinas nuevas pite o salte alguna alarma o bloque si detectan metal. Ni idea. A ver si algún lector o lectora nos puede confirmar o desmentir esto. Lo peor que puede pasar es que se "desesperen" para manipular los clips y tiren de tijeras.  Me imagino el percal de tener que hacerle una resonancia urgente a un chaval que lleve brackets dentales...

Ese día hay varias alternativas para que te hagan la prueba con más "dignidad" en la cabeza. Tienes la opción de las fibras capilares, de las bandanas anchas o las pañoletas estilo pirata, de sujetar la pieza con una goma elástica y una coleta... Hay bastantes maneras de pasarlo.

2) ¿Las fibras capilares obstruyen el folículo piloso y provocan más alopecia? Bueno, en realidad las fibras no tapan el cuero cabelludo como sí hace el maquillaje en la cara (que es cremoso). Las fibras tienen carga electrostática y debieran agarrarse al tallo (al pelo). Sin embargo, el excedente siempre cae sobre la piel, a veces es inevitable. No se recomienda ir por la vida con la cabeza "pintada", sino distribuirlas con un pincelito o con los dedos (yo uso una brocha viselada de colorete).  Obstruir el folículo es difícil a no ser que tengamos un problema dermatológico inflamatorio como por ejemplo foliculitis (con costras, pus y demás secreciones). O heridas abiertas (post injerto por ejemplo). En este caso, hay una marca de fibras capilares de keratina que está especialmente formulada para esto. Las demás, que son de otros ingredientes como el algodón o la poliamida, están orientadas a personas que no tienen ningún problema de salud. También  influye la rutina de higiene. Si no te lavas la cabeza con frecuencia, y además simultaneas fibras con lociones como el minoxidil, es lógico que te pique la cabeza. Si llevas una higiene buena (lavarte el pelo al menos cuatro veces por semana) no tendría que darte ningún problema.

3) ¿Puedo seguir usando los adhesivos estando embarazada? Tema peliagudo donde los haya. A ver... Todos los adhesivos (tanto en formato líquido como impregnado en tiras de doble cara) que hayas comprado de manera legal en España, disponen de hojas MSDS y de un permiso de puesta en el mercado (expedido por Sanidad). El etiquetado también lo verás en castellano. En la documentación aparece con detalle cada uno de sus ingredientes y las pruebas que se han hecho. Por supuesto ningún fabricante de cosméticos se atreve a tener como conejillos de indias a embarazadas. No porque necesariamente tenga que pasar nada, sino porque no se arriesgan a que haya cualquier complicación (la piel cambia por las hormonas del embarazo) y "se les caiga el pelo". Por supuesto a cualquier persona le puede dar alergia un tinte o una máscara de pestañas (soy un ejemplo viviente de ello), pero cuando estás embarazada te recomiendan no exponerte a ningún riesgo "nuevo".

Mujeres que se tiñen las canas una vez al mes durante años, siguen haciéndolo sin problemas durante los embarazos, aunque antes se hace una pequeña prueba de sensibilidad (tras la oreja o en la cara interna de la muñeca) por si acaso. Si nunca antes te has teñido y te da por cambiarte el color de pelo sabiendo que estás embarazada: allá tú. No creo que en ningún sitio te lo hagan, tendrás que comprar el tinte en el supermercado y apañarte en casa. Es tu decisión personal y darwinista.

Con los adhesivos pasa de manera similar. En cuanto una clienta nos cuenta que está embarazada le damos la enhorabuena y le facilitamos toda la documentación (hojas técnicas) para que lo revise su matrona o su médico. Hasta la fecha, que yo sepa, no les han prohibido nada (porque son adhesivos de uso cosmético muy controlados, entre otras cosas), y me refiero a las chicas que ya los utilizaban de manera frecuente antes de quedarse embarazadas, su piel ya ha estado expuesta.

No obstante, con las hormonas del embarazo se producen cambios a nivel cutáneo: sobre todo la foto sensibilidad (melasmas). Puede haber riesgo de que las cintas de doble cara que nunca te han dado problemas te puedan irritar. En este caso hay alternativas mucho más adecuadas, como la cinta hipoalergénica de doble cara 3M Healthcare. Pero  tendrías que reemplazarlas cada 24 horas (máximo), ya que no sujetan mucho. Son las únicas recomendadas para quimioterapia (y ojo, no a todo el mundo le van bien, no hay absolutamente nada 100% libre de reacciones adversas).

viernes, 4 de marzo de 2016

El post del viernes: películas que me hayan dado miedo de verdad...

La primera vez que vi "El Exorcista" tendría unos 11 ó 12 años, (pero antes me había leído el libro, también a escondidas). La echaron una noche en el "Alucine" de la 2 de televisión, el ciclo de pelis de terror de los sábados a partir de las 22.30h. La estrategia era la siguiente: pedía a mis padres que me  pusieran una película de vídeo de cualquier cosa (Disney o algo así), y luego me encerraba en la salita y cambiaba de canal (el aparato de vídeo estaba en el salón, donde mis padres se relajaban solitos y traquilos después de la cena). A mi hermana le sobornaba con dinero para que no dijera nada (en esa época lo que le podía dar era calderilla, pero funcionaba bien).

Quizá "El Exorcista" era de las más fuertes que echaban en esa cadena, la mayoría eran cutres de la Hammer Films (Van Helsing siempre era Peter Cushing), a excepción de alguna mítica como "La Residencia", "Los Pájaros" de Hitchcock o "¿Quién puede matar a un niño?". Al margen de "El Exorcista", no recomendada para una niña de esa edad (ni para nadie que sea impresionable jeje), pocas películas de miedo me han marcado en la memoria. Es decir, cualquier amante del cine de terror va a "disfrutar" con la adrenalina,  la tensión y los "sustos", pero cuando termina la peli, (generalmente bien), apagas y a otra cosa mariposa. Pocas me han dejado "huella".

En casa son muy aficionados a la lectura, especialmente mi padre (cosa que agradezco), así que había (y hay, aunque la mayoría en el trastero) cienes y cienes de libros  de todo tipo, casi todo novelas  (históricas, fantásticas, policíacas, ciencia ficción...). Cuando empecé a leer literatura orientada a adultos tendría unos 11 ó 12 años y lo hacía a escondidas. Mis autores favoritos eran Anne Rice, V.C. Andrews, Stephen King y Almudena Grandes (los libros llamaban más mi atención por lo prohibido que las manoseadas revistas guarras que circulaban entre los chavales de mi clase). Los alternaba con Michael Ende, Roahl Dhal y Enid Blyton (en definitiva era todavía una cría).  Ayudó mucho hacerme el carnet de adulto de la biblioteca municipal, donde no nos ponían ninguna pega para sacar cualquier tipo de libro (el que fuera, y gratis). Tenían más reparos en el videoclub del barrio: me prohibieron alquilar "Tu madre se ha comido a mi perro", de Peter Jackson, y tuve que pedirle el favor a un vecino que ya iba al instituto. ¡Ni que fuera porno!

Recuerdo que montamos una especie de "club de lectura clandestino" de libros no adecuados para nuestra edad, y los intercambiábamos a escondidas en el recreo. Una amiga le birló a su madre "Flores en el Ático" y yo le pasé de extranjis "Las edades de Lulú". Menudo escándalo. Si se llegan a enterar las monjas nos expedientan a todas...

No sé por qué me aficioné tanto al cine gore y de terror a tan tierna edad, supongo que por una mezcla entre el morbo, curiosidad y atracción por lo prohibido típico preadolescente. Hace poco leí en Reddit el comentario de una madre que estaba preocupaba. Había encontrado un DVD escondido en la habitación de su hijo de 12 años y se trataba de una copia pirata de la película "The human centipede". En lugar de asumir que su pequeño vástago apunta maneras de frikazo, deseaba haber encontrado un disco lleno de pornografía. Si es que nunca llueve a gusto de todos. Yo me preocuparía más si se tratase de "A Serbian Film", o si el chaval se dedicara a torturar animales.

Películas que me han dado quebraderos de cabeza aparte de "El Exorcista", son las siguientes:

"Poltergeist III" (1988). Recuerdo que la echaron un sábado o un domingo por la tarde, como cine de sobremesa "para toda la familia". Y me cagué viva. Estuve una semana entera sin mirarme al espejo. Se trata de la película póstuma de Heather O'rourke, que encarna a la niña Carol Anne en esta trilogía de fenómenos sobrenaturales. Falleció de una extraña enfermedad autoinmune cuatro meses antes del estreno de esta tercera entrega. Es más, se le ve bastante hinchada como consecuencia del tratamiento a base de corticoides que le daban durante el rodaje.

"Pesadilla en Elm Street" (1984). Cómo no. El que no se haya rilado por la pata abajo de crío viendo cualquier peli de la saga de Freddy Kureger es que es un pedazo de carne con ojos. Una, dos, canta a viva voz... Tres, cuatro, el hombre del saco...  ¡UFffff  se me ponen los pocos pelos de punta!

Estas tres me impactaron bastante, aunque reconozco que las he vuelto a ver en algunas ocasiones como adulta por pura nostalgia. Sobre todo "El Exorcista" (he visto El Exorcista 167 veces y cada vez que la veo me parece más graciosa). Desde que la Hammer hiciera público su catálogo de películas clásicas de terror en Youtube (gratis) de vez en cuando me veo alguna (mitiquísimas las del conde Karnstein, por favor). Aquí está:  https://www.youtube.com/user/hammerfilms

Como ya tengo "callo" mental de haberme tragado tantas películas de este género desde que era una cría, incluso "Holocausto Caníba"l (la escena de la tortuga es real. Menos mal que ya está prohibido maltratar o matar animales para rodar películas) de mayor he sido mucho menos "impresionable" a excepción de algunas cintas que sí me han tocado más la fibra sensible. Pero pocas:

Que recuerde las "peores" para mí han sido "Ichi the Killer", "Ringu", "Ju on" (el cine asiático me acojona más porque son conceptos muy distintos e impredecibles respecto lo que estamos acostumbrados a ver en cine de terror occidental), "Martyrs" (la original francesa, no el remake, vomité y estuve como una hora sin poder hablar de la congoja), y quizá "El proyecto de la bruja de Blair", todavía estaba cursando la ESO y organizamos una excursión al cine. En realidad en este falso documental ver no se ve nada, pero es la atmósfera de terror "psicológico" lo que me dejó un poco tocada del ala esa tarde. Era toda una novedad y marcó un nuevo género cinematográfico (mockumentary). Creo que estas son las "únicas" pelis que han llegado a quitarme el sueño (sin ser  pequeña), pero en general el cine fantástico o de terror me chifla: porque en definitiva sabes que todo es ficción.  Pasas mal rato pero todo se acaba. De hecho la realidad (guerras o enfermedades por ejemplo) siempre es mucho peor.

¿Alguna sugerencia? Este fin de semana voy a ir a ver The Witch. ¡Recomendadme pelis!

miércoles, 2 de marzo de 2016

¿Qué son los sulfatos SLS - SLES? Son malos para el pelo? ¿Hay champús sin sulfatos?

Si hasta hace nada los parabenos en la cosmética eran más malos que el demonio (eso está todavía por demostrar científicamente, no me valen las opiniones cuñadas) ahora les toca el turno a las siliconas y a los sulfatos. Ya me he encargado de limpiar el buen nombre de mis queridas amigas las siliconas en otros posts (casi siempre que hablo de cosmética lo hago pensando en pelucas de pelo natural, prótesis capilares, parciales de clips o extensiones; en todos estos casos las siliconas son buenas), y hoy quiero escribir una breve reseña sobre qué es eso de los sulfatos, para qué sirven, si de verdad son tan malos para el pelo y de sus alternativas.  En primer lugar, no tengo ninguna formación en químicas ni en biología ni nada por el estilo, así que he hecho una especie de resumen más bien en román paladino / divulgativo: 

Un sulfato es un detergente (lo que limpia y hace espuma, vaya), que normalmente se extrae de vegetales como el coco o la palma (de sus aceites más bien) mediante un proceso químico. También los hay sintéticos derivados del petróleo. Su composición química sirve para limpiar sobre todo la grasa de nuestro cuero cabelludo o de nuestra piel, y otro tipo de suciedades variadas. Los más "famosos" por ser los más utilizados, pero no para bien me temo, son estos: el SLS (sodium lauryl sulfate) y SLES (sodium laureth sulfate). Están presentes en la mayoría de jabones, geles, limpiadores y champús cosméticos. El más potente de los dos es el SLS, por eso suele utilizarse en pequeñas cantidades. Es el que pica más en los ojos.

El inconveniente de los sulfatos es que a la larga resecan el pelo (eso si lo tienes largo y nunca usas mascarilla, los chicos se lo cortan frecuentemente y sanea más), y también en el caso de las personas más sensibles o con problemas cutáneos (puede irritar y resecar más su piel).

Y ahora viene la pregunta del millón... ¿Existe el champú o jabón sin este tipo de sulfatos? Sí. ¿Limpian bien? Pues depende. Si tienes el cuero cabelludo muy graso, no. Seguramente el pelo te quede apelmazado o apenas unas horas más tarde notes las raíces sebosas otra vez. Pero si lo que necesitas es lavar una peluca de pelo natural, un parcial o una prótesis capilar, ¿hay alternativas? Sí. Ya deberías saberlo. A las chicas de verdad nos gusta el pollo frito.

En herbolarios y tiendas naturistas venden champú sin sulfatos (aunque a veces llevan otras cosas peores) pero... ¡Quieta parada! Si no contienen siliconas u otros agentes hidratantes te vas a cargar el pelo de tu prótesis o de tu peluca. Los cosméticos de herbolario o artesanía generalmente son buenos para tu piel -tanto del cuerpo como del cuero cabelludo (para el pelo biológico, discutible)-, pero para el cabello postizo es mejor gritar vade retro y acudir a marcas comerciales de cosméticos. De las que llevan otros productos químicos como la maravillosa silicona.

En marcas comerciales normalmente los champús no son 100% libres de sulfatos, lo que no incluyen son los más irritantes: SLS y SLES. Pero para que el producto limpie y haga cierta espuma (no tanta) suelen utilizar otros químicos como los sulfonatos alquil-poliglucósidos (SAPGs según sus siglas en inglés) que son mucho más suaves y por tanto resecan mucho menos el pelo.

A ver, si lavas tu peluca o tu prótesis con un champú que contiene SLS ó SLES pero te va bien porque incluye ingredientes hidratantes, y además aplicas una mascarilla adecuada, sérum o aceites (argán sobre todo) de manera disciplinada, ni te preocupes. Otra cosa es que uses el primer frasco que veas en el pollo de la bañera o que lo compres de oferta en el súper sin leer ni tan siquiera su etiqueta. En ese caso ten en cuenta que escatimar en cosmética puede hacer que gastes de más en pelo... Al final no ahorras, ¡todo lo contrario!  Lo ideal es, si necesitas comprar un bote de champú para tu prótesis o tu peluca, que esto lo empieces a tener en cuenta.

¿Qué champús comerciales no llevan SLS ó SLES? Pues por ejemplo el champú de argán de Biokera (Salerm), el champú del pack Magic de Tahe y también el champú Hydra Natural Flowers de Selective Profesional, aunque hay muchos más que seguro son muy buenos pero no conozco, ¡se admiten sugerencias!

martes, 1 de marzo de 2016

Adhesivos de manualidades en spray como sellador de nudos en pelucas y prótesis capilares

Una de las cosas más frustrantes que suceden en una prótesis capilar o en una peluca con el paso del tiempo es que pierde pelo. La mayoría "partido" porque no sanea y por tanto el roce o el abuso de las planchas / secador lo hacen más seco y más quebradizo. Pero el desgaste también afecta a los nudos que se van desprendiendo (sobre todo si duermes con ella en la cabeza).

Hay muchos selladores de nudos para pelucas y prótesis capilares en el mercado. Mi favorito por ejemplo es el de Walker (Top Loc Sealer), pero desde luego no es una opción muy barata. Y como todo en este mundo, los usuarios más "manitas" se buscan la vida y pasan muchas horas probando inventos que solucionen su necesidad (sellar nudos), a bajo coste y de manera efectiva.

Por ejemplo, un truco que se utiliza mucho es aplicar un adhesivo en spray muy famoso en Estados Unidos entre las personas aficionadas a las manualidades (crafting). Se trata de un bote de la marca 3M (adhesivo 77- 3M spray) y es económico a la par que efectivo.

Por lo que he estado investigando, no sólo se utiliza para este sellado, también pegan cortinas de cabello (unas con otras además de coserlas, no a la cabeza).

La ventaja del adhesivo 3M 77 es que no es grumoso, y que a pesar de ser un pegamento para manualidades, si tienes el problema de rociar el pelo, se limpia fácil con alcohol o con acetona quitaesmaltes. Otra ventaja es su precio, pues si utilizas adhesivos de doble cara o pegamento líquido para pegar tu peluca o prótesis al cuero cabelludo, es imprescidinble que apliques disolvente. Este disolvente también afectará al sellador de nudos, por lo que es recomendable pulverizar como "recordatorio" una vez cada dos o tres semanas (dejándolo secar 2 horas, pero lo ideal es toda la noche).

También es efectivo para pegar plástico (en el caso de que una peluca o prótesis de poliuretano se haya roto).  De todas maneras, si no eres una persona manitas o "apañada", mejor es que no lo intentes hacer sólo o sóla en casa.

Para aplicarlo bien:
- Agita muy muy bien el bote.
- La sala ha de estar bien ventilada (es recomendable, ya que el adhesivo huele)
- No hacerlo cerca de fuentes de calor como estufas, chimeneas, velas, hornos etc...
- Rocía a una distancia de 10-20 cm y procura no manchar el pelo (se quedará acartonado como en "Algo pasa con Mary").
- Cuando está húmedo tiene una textura más bien "viscosa" o "pegajosa" pero se vuelve transparente cuando se seca, de ahí que sea importante esperar al menos 2 horas (depende del clima). Si no puedes esperar tanto puedes darle un poco con el secador pero a media temperatura (adhesivo químico + fuente de calor es peligroso porque inflama).
- Es importantísimo que esté totalmente seco antes de ponerte la pieza en la cabeza. No es bueno que ningún tipo de adhesivo para pegar o hacer arreglos en telas, cartulinas o plásticos te toque la piel. Es de uso escolar, pero cualquier precaución es poca: la salud, primero.

Lo ideal, siempre que lo he usado para arreglar algo, es dejarlo toda la noche que se seque tranquilamente. Con los lavados y los disolventes este pegamento se va eliminando, por lo que es recmendable aplicar cada 2-3 semanas (a veces una vez al mes es suficiente).

Ni qué decir que no lo inhales, ni lo uses para pegar la prótesis a tu cabeza (un lector me dijo que usaba cinta de doble cara industrial de fijar moqueta para colocar su pieza, así que ya me espero cualquier cosa jejejeje). Rocía de manera uniforme en la base (por dentro), no mucha cantidad (una nubecilla es suficiente), procura no manchar el pelo y espera que se seque.


Espero que este truco os haya ayudado, y que os sirva para alargar la vida útil de vuestras piezas!

Fuente de la imagen: 3M

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin