jueves, 25 de febrero de 2016

Ningún champú puede hacer que el cabello crezca más sano... Según Wella

Ojiplática me hayo. Y no sólo porque la edición digital de El País (sección Verne) haya publicado una entrevista que va en contra de los intereses de un gran número de anunciantes. El titular no es cosa de la redactora, se trata de una frase (quizá un pelín descontextualizada) de María Castán durante su entrevista. Castán es directora global de comunicación científica de la marca Wella.

Ahora mismo no recuerdo ninguna campaña en concreto en la que Wella haya "prometido" un cabello más sano y fuerte si se usan frecuentemente sus cosméticos, pero esto es como las meigas, haberlas háylas, seguro. Este cambio de registro en su estrategia de comunicación por un lado me tranquiliza (por fín cumplen con la directiva europea de no flipárselo con las propiedades de los cosméticos) y por el otro, me doy la razón a mí misma como a los tontos. Porque siempre siempre siempre he dudado de las "promesas" de los cosméticos más allá de que el pelo esté más bonito.

Un inciso. Sí hay champús que pueden hacer que el pelo crezca más sano. Son medicamentos. Y los recomienda el médico si tienes algún problema. Pero Wella sin lugar a dudas es un fabricante de cosméticos. He aquí algunas perlas de la entrevista:

"Ningún cosmético, ni siquiera el tinte, daña el cabello. Pero tampoco lo regenera ni lo hace mássano. Algunos lo ponen bonito, suave y brillante".

Según mi opinión, el tinte sí que daña el pelo biológico a medio-largo plazo. Pues incluye reactivos químicos que alteran su estructura (puentes cistínicos) y el pigmento. No existe ningún tinte 100% inocuo para el pelo (ni el farandol, ni la henna). Como poco, lo resecan. Ojo, no es lo mismo una coloración con o sin amoníaco. Con o sin metales pesados. Con o sin aceites. Con o sin deco. Me he teñido durante muchos años. Y sí, a pesar de utilizar buenas marcas (una vez lo compré de marca blanca, castaño medio, y se me quedó violeta) a la larga estropea el pelo. Desde el punto de vista profesional, teniendo una peluquería y gastando una cifra indecente en tintes cada mes para que sean lo más premium posible, confirmado, también a la larga estropean el pelo: lo resecan. Por eso insistimos tanto en usar mascarilla, sérum, argán.. Si el tinte no lo dañara, no harían ninguna falta. Entonces Wella sólo fabricaría tintes, ¿para qué más?

La opinión de María Castán, como portavoz de Wella es la siguiente:

 

“El tinte tiene mala fama y no es justo; está diseñado para no dañar el cabello. Y tampoco es verdad que no se puede aplicar durante el embarazo o tomando cierta medicación. Si esto fuera así, la UE nos obligaría a ponerlo en el prospecto".

Respecto a lo que comenta sobre el embarazo: esto no es del todo cierto. Es decir, un tinte no es teratogénico per se a nivel de usario ocasional (una cosa es que te tiñas de vez en cuando y otra que trabajes en la industria química embarazada o lo inhales todos los días). Simplemente puede producir reacciones adversas en la piel. Y eso le puede pasar a cualquiera, embarazada o no. Si nunca antes te has teñido y te quedas embarazada, creo que ninguna peluquería se arriesgue a teñir. Otra cosa son las mechas: que no tocan para nada el cuero cabelludo, aunque siempre advertimos que la reacción química provoca algunos vapores (ese olor fuerte a deco), y hay personas que les puede molestar o irritar depende lo sensible que seas. Por tanto, si nunca te has teñido, estás embarazada, vas al súper, te compras una caja y te apañas en tu casa... Allá tú. También son ideas de peregrino por no ser bruta y decir darwinista que se te ocurra cambiar de color de pelo por primera vez en la vida cuando estás embarazada. Si sufres una reacción alérgica, probablmente termines un par de días ingresada (para asegurarse de que al bebé no le haya pasado nada). Tengo clientas que se tiñen una vez al mes desde hace años, y siguen haciéndolo embarazadas, sólo que antes ponemos un poco detrás de la oreja o en la muñeca por si reacciona. Las hormonas del embarazo siempre afectan a la piel. Siempre, siempre, siempre.  Cuando una persona -sea hombre o mujer- no embarazada desea teñirse por primera vez, se le hace la misma prueba. Insisto: ningún tinte está exento de producir una reacción adversa, y aunque tengamos seguro de responsabilidad civil, cualquier precaución es poca... ¡El disgusto no te lo quita ni Rita!   

Respecto a teñirse el pelo tomando medicación como por ejemplo antibióticos, aplicando minoxidil en la raíz o por ejemplo haber estado expuesta a radioterapia o quimioterapia:
físicamente puedes aplicar tinte en la cabeza de la clienta si la prueba no le ha dado reacción de ningún tipo y vigilando bien si le molesta o no. Otra cosa es cómo quede el resultado. Sobre todo en personas que se tiñen por primera vez después de la quimioterapia: te puede quedar naranja, rosa.. O nada. Simplemente no hacer efecto.

Se puede teñir sin amoniaco?





“El cabello tiene, de media, siete capas de tejas de queratina completamente transparentes, una encima de la otra, que protegen el núcleo, también formado por proteína pero con una estructura en fibra. Dentro de las fibras de queratina del interior están los dos tipos de melanina (eumelanina y feomelanina), cuya combinación determina el tono natural del pelo. Es ahí donde tienen que penetrar los tintes. Y para ello, es necesario un cambio de pH (que se consigue con el amoniaco o el peróxido) que haga que las tejas de queratina se separen. Los pigmentos de los tintes ‘sin’ solo recubren la capa exterior de la fibra: no la colorean, se pegan a ella. Esto también explica la sensación de que son más sanos, porque engrosan un poco el cabello”. Estoy 100% de acuerdo con ella.

Ciertos cosméticos penetran en profundidad?

“Como hemos dejado dicho, para que cualquier cosa penetre es necesario un cambio de pH, y ningún champú o acondicionador lo hace. Como mucho, se pegan a la superficie hasta el siguiente lavado (o hasta que se erosionen con el cepillado)”.

100% de acuerdo con ella. Es más, los champús que incluyen medicamento y se venden en farmacia (no son cosméticos, no dejan el pelo bonito más bien todo lo contrario) sólo actúan en el cuero cabelludo y a veces a nivel folículo para desinflamarlo o desinfectarlo. También existen cosméticos con efecto acumulativo, no soy química pero me imagino que contienen un alto nivel en siliconas no solubles al agua para que aporte un sellado más intenso y duradero. Por ejemplo para verano a mí me encanta el pack Keratin Gold de Tahe. Cuanto más lo uses, mejor tienes el pelo. Desconozco si en Wella han formulado o paquetizado algo similar, probablemente no, por eso su departamento de prensa lo pone en "cuarentena". De todas maneras la experiencia me ha enseñado que somos esclavos de nuestras palabras, así que a veces es mejor no ser tan asertivo: no vaya a ser que en el futuro den con la tecla, pero entonces nadie se lo crea. 

El champú degrada el tinte?

“Si el champú solo es capaz de llegar a la superficie, es imposible que lo degrade…”.

Aquí no estoy de acuerdo del todo. No es imposible. El champú generalmente contiene detergentes (sulfatos) y otros productos químicos como conservantes y estabilizantes que pueden reaccionar con el tinte de pelo, alterando su tonalidad con el tiempo. Ojo, no es sólo el champú lo que hace que "escupa": el agua clorada es mucho más "culpable", pero también el sol, el viento, las partículas de polución, el roce y el calor (planchas, secador, tenacillas) y otros cosméticos como lacas, gominas, espumas, sérum, ceras, y mascarillas también oxidan. No es el champú de forma aislada, es un cúmulo de circunstancias. Me refiero al pelo biológico, cuando teñimos una peluca, un parcial o una prótesis capilar influyen otros muchos factores (si eso otro día los cuento).
 

Hay champús que frenan la caída?
“Muchas veces el daño que hacemos al cabello, sobre todo con el cepillado y el styling con herramientas de calor, no solo rompe la cutícula sino que daña las fibras interiores. Imaginemos que el pelo es una casa y la queratina los ladrillos que se destruyen dejando agujeros. Si no se tapan, el edificio se desmorona (el pelo se rompe). Esto lo que suele ocurrir en la mayoría de los casos en los que las mujeres se quejan de caída: en realidad lo que sufren es rotura. Los cosméticos funcionan como cemento, pero se va con los lavados”.

Olé!

Los acondicionadores y mascarillas regeneran?

 

“El único tratamiento que de verdad regenera es el brasilian keratin treatment (tratamiento de keratina brasileña), que tiene tantas contraindicaciones que jamás lo recomendaría. Tenemos que ser muy conscientes de que toda esta industria es cosmética: no hacemos medicamentos, y la base legal sobre la que desarrollamos nuestros productos solo nos dejan llegar hasta donde lo hacemos. Además, el pelo está formado por células muertas, por lo que, como mucho, lo que podemos hacer es prevenir daños y embellecer”, finaliza la experta de Wella.

En mi opinión, el tratamiento de keratina brasileña es una jodida maravilla. PERO, como bien dice Castán porque obviamente está muy bien informada, tiene contraindicaciones. Aunque a mí sólo se me ocurre una: el formol. Aún trabajándola en proporciones de 0.5% los vapores hacían llorar los ojos cosa mala. Se pasaba mal rato haciendo un alisado brasileño a la semana. No me quiero ni imaginar en las peluquerías que lo usaban varias veces cada día. Necesitarían máscaras de gas como las de la Segunda Guerra Mundial. Hace más de un año usar cosméticos con formol, aunque sea mínimo del 0.5, está totalmente prohibido. Tuve que tirar unos cuantos botes llenos (y no son precisamente baratos). Cualquier tratamiento de keratina sin formol (ya sea brasileña, peruana o de la Estepa) no es lo mismo. Estamos haciendo pruebas con taninos y con otras cosas nuevas que van saliendo al mercado (respetando la nueva ley), pero nada es, de momento, para siempre.


Os recomiendo que leáis la entrevista completa aquí: http://elpais.com/elpais/2016/02/22/buenavida/1456130770_886290.html












No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin