jueves, 28 de enero de 2016

Expediente X: Por qué las pelucas de tul frontal son TAN perfectas en series y pelis?

Ayer llegué pronto a casa, comí a eso de las 17.30h de la tarde (MAL, lo sé, todavía no soy capaz de llevar un orden en los horarios de las comidas) y me vi los dos primeros capítulos de Expediente X, que acaba de estrenar su décima temporada 14 años después de que terminara la novena, con los actores originales: David Duchovny y Gillian Anderson (agentes del FBI Mulder y Scully). Nunca es tarde si la dicha es buena...

Ni qué decir que cuando escucho la música de la cabecera de la serie ¡se me pone la carne de gallina! ¡Es la sintonía más mítica de mi adolescencia friki! Recuerdo que en verano, los días entre semana, reponían los capítulos cada noche a eso de las 12 ó 1 de la madrugada y podía quedarme despierta hasta tarde, sola en el salón de casa de mis padres, viciándome. También tengo por ahí muchos de los libros que publicaban en base a los capítulos (o incluso guiones de capítulos no rodados), así como merchandising de la época (sobre todo el poster de "I want to believe", espero que mi madre no lo haya tirado porque quería enmarcarlo y colgarlo en mi casa).

Bueno, Gillian Anderson confesó en una entrevista que empezó a tener problemas de caída de pelo en el rodaje de la segunda temporada de "The Fall" (sí, la serie en la que Christian Grey es un estrangulador consumado), así que volver a teñirse de pelirrojo para dar vida a Dana Scully era impensable (ella es rubia natural). Para evitar tintes y brushing diario, debido a sus problemas de alopecia, le han hecho una peluca a medida. En otra entrevista, en el programa de Jimmy Kimmel, cuando el presentador le preguntó por el supuesto "mal rollo" entre ambos protagonistas al cabo de tantos años y horas de rodaje juntos, ella dijo de broma que nada de eso, que sólo estaba cabreada por la humedad que había en el set de Vancouver, ya que tenían que interrumpir constantemente las tomas para que los peluqueros le retocaran su melenita (parece que su pelo natural es un poco fosco).

Hace meses ya publiqué que Gillian Anderson utilizaba peluca, y por supuesto es en lo primero que me he fijado cuando he visto el primer capítulo, sobre todo en su frontal. Entonces, la pregunta del millón:

¿Por qué en las series y en las películas los frontales son tan milimétricamente perfectos y en la vida real a veces es frustrante que se despegue un trozo, o que la línea de implantación no sea tan jodidamente indetectable? Porque...

1) En un rodaje la actriz o actor protagonista no tiene una peluca. A lo mejor tiene hasta media docena de pelucas iguales y a medida de su cabeza. Esto significa que pueden ser todo lo finas y delicadas que necesiten para que queden perfectas en cámara, porque si se estropea alguna, ¡no pasa nada! ¡Son producciones millonarias, la reemplazan por otra y ya! Una persona normal como tú y como yo quizá no tiene la misma suerte de destinar ese presupuesto tan holgado a sus pelucas, por lo que los materiales tienen que ser más resistentes y duraderos al trasiego diario.

2) Hay rodajes y rodajes. En la serie Sin Identidad (Antena 3) por ejemplo, la protagonista lleva peluca y tenía que hacer escenas de acción, bailar en una barra cabeza abajo (pole dance), nadar en una piscina y en una playa  (siempre con peluca puesta, y sus dobles también). En el momento de asesorar al equipo, esto lo tienes en cuenta, y has de recomendar los materiales más adecuados para que puedan "dar tralla" y que el 100% de su presupuesto en caracterización no se les vaya en pelucas. En una serie como Expediente X donde el 90% de las secuencias de Scully sale tranquilamente hablando (o empuñando un arma), lógicamente pueden usar materiales mucho más finos y mucho más delicados.

3) Cuando una persona particular (no actriz) comienza a llevar peluca, y todavía tiene pelo debajo, normalmente decide no rasurar totalmente su cabeza. De hecho, siempre es más natural que se vea la línea de implantación biológica de la persona, y que el frontal postizo de la peluca se integre unos milímetros detrás. No muchas se "atreven" a afeitarse la cabeza y a depender de adhesivos, al menos no al principio. En cambio, en los rodajes, salvo algunas excepciones (The Good Wife), normalmente las pelucas van sí o sí pegadas: se hace un molde de la cabeza de la actriz para que la línea de implantación de la peluca no coincida con la suya propia, sino con su piel.

Esto, en mujeres que tienen la frente ancha o muy ancha (Lady Gaga, Emilia Clarck, Beyoncé o Gillian Anderson por ejemplo) las pelucas pegadas unos milímetros delante de su línea de nacimiento natural -aunque la acorte un poco- no quedan nada mal.

Esta foto es del fitting de la peluca de Khaleesi (Juego de Tronos). Si os fijáis, se nota que lleva un cap (un gorrito igual que el tono de la peluca) debajo. Su peluca va pegada justo delante, en su frente.


También  hay chicas que por el motivo que sea: quimioterapia, alopecia areata, alopecia universal... han perdido todo su pelo. En estos casos, pueden usar los mismos materiales tan realistas y delicados, por supuesto, pero la durabilidad de la peluca será menor si piensas ponértela 24h cada día (lo cual se traduce en un mayor gasto y en una dependencia de adhesivos, disolventes y otros productos de mantenimiento, así como dedicarle más tiempo al pelo). Hay personas que "renuncian" a esta perfección para que su prótesis o su peluca dure lo máximo posible en buenas condiciones, y no dé tanto trabajo (por no hablar de que si quieres la indetectabilidad tan asombrosa de una prote masculina, y recalco lo de masculina, olvídate de larguras y de densidades femeninas).

Por otra parte, hay actrices con frente normal tirando a estrecha, y las pelucas pegadas quedan fatal, como por ejemplo el despropósito de Anne Hathaway en Brokeback Mountain:




En estos casos, los estilistas y peluqueros de la productora hablan con el equipo de posticería (normalmente con empresas externas subcontratadas) y plantean otra manera que no se note tanto. Por ejemplo, la actriz Kristen Stewart lleva peluca en "Crepúsculo: Amanecer parte I y II". Se la pusieron detrás de su frontal para dar densidad y largura en coronilla, medios y puntas. En esta foto lo podéis ver:

Por cierto, Robert Pattison también lleva prótesis capilar total.
Y otro ejemplo muy obvio es el de la modelo Gigi Hadid, el frontal es suyo, pero el resto es peluca (y sintética, además):



4) Materiales. En el cine, tv, teatro etc... las pelucas normalmente son de una sóla pieza, es decir, de un sólo material (normalmente tul). No hay transiciones ni costuras. Y los planos no son a mala leche (no van a poner la cámara en un ángulo que se note la peluca, obviamente). En la vida real, esos materiales son un poco traicioneros, porque el ojo humano puede alcanzar recovecos que un director de fotografía va a evitar. Por eso, otros materiales como el lace inyectado (nudos ocultos) a pesar de que técnicamente es más grueso y supone transición (costura) con otros (tul, poliuretano, silicona...) engañará mucho mejor "a vista de pájaro" en tu día a día.

5) Contínuos retoques profesionales. Dicen que mucha gente nace con estrella, pero la mayoría estrellados: tenemos que madrugar, trabajar, pagar hipoteca, hacer la compra, limpiar nuestra casa, cuidar de los niños, pasar horas en atascos o en transporte público etc... Y para colmo, no disponemos de un equipo de peluqueros, maquilladores, estilistas y asistentes personales que nos siga a todas partes, ¡no somos Jennifer López ni Brangelina Jolie-Pitt!

En la entrevista que le hizo Jimmy Kimmel con motivo del estreno de Expediente X, Gillian Anderson dijo estar harta de que peluquería interrumpiera constantemente sus escenas para retocarle el peinado. Esto no era una inquina personal ni mobbing laboral de los estilistas contra Scully, sucede exactamente igual en cualquier rodaje; hay una o varias personas que se encargan exclusivamente del pelo (propio o postizo) de los actores: que no te despeines, que no se te mueva, retocar el frontal las veces que haga falta si acaso se levanta un trocito, de colocar, pegar, quitar, limpiar, lavar y peinar a diario. No es raro que en una misma jornada de rodaje (suelen durar mínimo 12 horas) laven y peinen la peluca o la pieza más de una vez, y que el proceso de colocación, peinado y maquillaje requiera el trabajo de un par de personas y varias horas cada mañana (normalmente empiezan a prepararse sobre las cinco o las seis).  ¿Te imaginas esto en tu día a día? Impensable. Pero claro, con un equipo de profesionales y esos madrugones estaríamos siempre perfectas y divinas... Cuando te preguntes por qué a las famosas la peluca les queda increíble mientra todas las mañanas te "peleas" para colocar los mechones del frontal, acuérdate de "la magia del cine".

Cuando termina el día de rodaje, no se llevan las peluca a casa. Emilia Clarck (Juego de Tronos) contó en una entrevista que muchas veces rogaba a sus compañeros de peluquería que le dejaran ponerse la peluca de Khaleesi para salir de fiesta (sin éxito). Son postizos que se usan sólo para rodar, y la manipulación es 100% profesional, no duermen con ellos, no van al gimnasio con ellos, ni a la playa, ni de viaje, ni a otros rodajes, ni de juerga.

Aquí unas fotos muy ilustrativas:

Scully con peluca (2015), línea de implantación recta, haz click para ampliar:


La frente biológica de Gillian Anderson tiene el nacimiento del pelo picudo:



En esta foto se ve mejor el pico, aunque es de hace unos años:


Un claro ejemplo de esta "magia" tan "envidiada" y "esclava" es John Cryer, el protagonista de "Dos hombres y medio". Después de pasar años en interminables sesiones de peluquería para cubrirle toda su alopecia con fibras capilares (tal y como él mismo también explicó en el programa de Jimmy Kimmel), al terminar la serie se rapó y luce su calva tan ricamente:





6) El tul nunca se corta al ras, se deja siempre una "rebaba" de unos mm, normalmente de 0,5 a 1 cm. Pensarás: ¡Mentira! ¡Eso no es posible! ¡Si no lo cortan justo por los nudos, se nota! Bitch please, ¿para qué está el maquillaje? Porque en el cine y en la televisión no usan Margaret Astor, Rimmel London ni Deliplus precisamente, aplican bases de cobertura muy alta y específica para dejar la cara más suave, mate, lisa y tersa que la calva de Voldemort. Contiene muchas siliconas y parafina. Sin embargo, no suelen ser los mismos cosméticos que utilizan en eventos ni en sesiones fotográficas (más que nada porque las fotos siempre se retocan con Photoshop). De hecho, el "pote" de televisión, cine o teatro no es muy "sano" para el cutis que digamos, y tras un duro día de rodaje de 18 horas, aunque ni los actores ni el equipo puedan con su alma, no se van derechitos a la cama: tienen que volver al tocador para limpiarse la cara (y tardan un buen rato).

Foto detalle del tul maquillado sin cortar.
El tul no se corta completamente porque aporta más superficie de adhesión y más volumen en la zona de la raíz, y además, aumenta la durabilidad de las prótesis y de las pelucas (evita shedding, que se deshilache, que se rasgue...). De hecho, si os fijáis en las fotos HD de Beyoncé, ella también lo deja como mínimo 5 mm por este mismo motivo. Sólo que a veces no se lo maquillan perfecto y el objetivo de las cámaras le ha jugado malas pasadas. Obviamente que la gente se entere de que Beyoncé lleva peluca, a ella le resbala (sólo con que mire los ceros en su cuenta bancaria le tiene que compensar que se rían mil veces de ella). Pero si a una persona le preguntan en su oficina por qué le asoma un centímetro de tul en la frente, quizá no le haga tanta gracia...

Seguramente me dejo más cositas, si me acuerdo de otros trucos de la televisión o del cine lo actualizo. Porque la verdad está ahí fuera.

4 comentarios:

Marta dijo...

La peluca que llevaba la prota de Sin identidad me flipaba, que lo sepas (la de melenita corta cuando regresa para vengarse).

Blog de Alopecia Femenina dijo...

Hola Marta, gracias por tu comentario. Jo, pues se subastó a muy buen precio el año pasado para recaudar fondos para una ONG :-)

http://www.antena3.com/objetivotv/actualidad/espana/pelucas-identidad-salen-subasta-buena-causa_2015041300269.html

Anónimo dijo...

Hola!! Tengo 15 años. No tengo alopecia, pero tengo tricotilomanía, que si bien no es lo mismo, también implica la falta de cabello. Mi caso es bastante grave, tengo sin pelo la mitad de la cabeza . La otra mitad decidí rapármela y comprar una peluca. De esto hace ya un año (la peluca es de pelo natural, está como nueva) Lo que siempre me ha preocupado es el tema de hacerse coletas o recogidos. La peluca que yo tengo tiene bastante pelo, pero aún así es inevitable que a veces se vea la red. Me gustaría saber si hay productos de fijación como lacas etc... Para fijar el pelo y que no se mueva mucho, pero que tampoco quede muy rígido. Me cuesta mucho hacerme peinados, que tampoco son muy elaborados, máximo una trenza, pero me desespera muchísimo y ojalá sepas de algún producto o truco. Me gusta mucho tu blog, que a pesar de que no tengo alopecia, das consejos muy buenos sobre cuidado capilar, pelucas, etc... Saludos!!

Blog de Alopecia Femenina dijo...

Hola anónimo, gracias por leer mi blog. Sí, puedes usar lacas "normales" pero ten en cuenta que una laca siempre es un barniz + disolvente y eso es malo para el pelo que no crece y por tanto no sanea (no se renueva). COmpra una marca de laca que sea buena, no de estas de 1 euro (cuanto más barata más disolvente lleva y más grumoso se queda el pelo). Mi favorita es la de Fixonia o la de Salerm. pero para gustos colores. La gama wella profesional tambien es muy buena. En este post hablo de usar lacas o fijadores en las pelucas y cómo hacerlo bien para que no se estropee el pelo:
http://alopeciafemenina.blogspot.com.es/2015/12/todo-sobre-mi-laca-se-puede-usar-laca.html

Por otro lado, de dónde te arrancas? De delante o de atrás? Si sigues manteniendo tu pelo atrás, puedes integrarlo con la peluca de modo que si te haces una coleta alta se vea tu nuca y tape los contornos. Gracias!

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin