jueves, 21 de enero de 2016

Errores que cometemos a la hora de mantener una peluca o prótesis capilar VOL II

imagen: blogdemujeres.com
Hace unos años publiqué otro post (aunque quizá hay alguno más) sobre malos hábitos y que, aunque pensemos que son pecata minuta y que "por un par de veces no pasa nada", estropean mucho las prótesis capilares y las pelucas. Está bien que de vez en cuando repasemos estas cosas pues a algunas personas la pieza no les dura ni dos telediarios, mientras que a otras les sucede justo lo contrario, las cambian no porque necesiten una nueva de urgencia sino por puro aburrimiento... Esto va de un extremo al otro. A las personas que les dura la peluca más que las pilas del conejito de Duracell siempre les pregunto cuáles son sus hábitos, y las respuestas generalmente coinciden: nada de pelo procesado (teñido), dejan que se seque al aire cuando la lavan en casa y si acaso utilizan un poco el secador para estilar el frontal, el resto, al natural. La plancha la pasan cuatro veces al año contadas, y al menos van cada quince o veinte días a que les hagan un mantenimiento profesional de peluquerías. Aunque también es cierto que generalmente se trata de modelos glueless (que no requieren adhesivo, y si los llevan, hacen el mantenimiento cada dos semanas).

En definitiva, lo que más deteriora las piezas de pelo natural es el calor (incluído sol, secador, plancha, tenacillas, este cepillo que han sacado ahora que va con planchas), la falta de higiene y el roce (en este orden). Aparte, hay otros detalles que quizá no estás haciendo bien:

1) Lavar la peluca o la prótesis capilar con champú de bebé tipo "jonsons". Por el concepto de bebé, parece un producto muy suave y apto para este tipo de pelo, más delicado. Sin embargo es lo peor que puedes hacer. El champú de bebé es bueno para los bebés (por la costra láctea del lactante entre otras particularidades). Para las pelucas o las prótesis necesitas o bien un champú suave ph neutro (NO de farmacia para cuero cabelludo sensible por favor), que puedes comprar en grandes superficies o en droguerías (normalmente pone champú familiar y es de litro), o bien usar un champú nutritivo que contenga mucha silicona. Con nutritivo y silicona me refiero a cualquier gama apta para pelo rizado, muy castigado o teñido. Sí. Aunque tu peluca no sea rizada ni teñida ni esté en malas condiciones, hazme caso, le irá bien. Aunque lo más idóneo es que el champú no lleve sulfatos, mi favorito es el champú Salerm 21, pero hay muchas otras marcas. Importante: fíjate que en el bote no venga el reclamo de "sin siliconas". Lo de la silicona lo hemos discutido ya aquí, porque algunos tipos no son muy buenos para el pelo biológico, pero para las pelucas o las prótesis no hay que temer. Es más, evitar siliconas nos puede traer problemas a medio-largo plazo.

2) Pasar las planchas para alisar u ondular con el pelo todavía  mojado. Aunque sean específicas para usar con pelo húmedo, no es bueno. El pelo húmedo está más débil, y si aplicamos 180 ó 200 grados de calor, lo vamos a resecar y a estropear mucho más. Primero hay que secarlo (con el aire a media o baja temperatura) y después ya lo puedes planchar a tu gusto. Tampoco es  bueno alisarlo así todos los días, es un pelo que no crece y por tanto no sanea. Es más, si el pelo está totalmente seco y le pones un protector térmico, vas a alisarlo de manera más sencilla que si está húmedo.
Si lo que buscas es un look lacio tipo liso tabla como Avril Lavigne a finales del siglo XX, usa pelucas de pelo sintético, chino o alisado japonés. Un alisado químico de keratina lo daña menos que pasarle la plancha 14.000 veces al día. En serio.  

3) Ponerte aceite en el pelo durante las horas de más sol en verano. En el Hemisferio Norte esto ahora es irrelevante, pero no en el Hemisferio Sur. Si vas a la playa y te echas aceite en la piel para tomar el sol, ¿te quemas? Pues lo más seguro. Acabas como una gamba a la plancha, sobre todo los que somos blanquitos. Para el cabello también hay productos que protegen de los daños del sol. Por ejemplo Salerm Express, pero hay muchos otras marcas de cosmética.

4) No desenredar el pelo. Parece algo de perogrullo pero hay personas que no lo hacen (o si lo hacen, no lo hacen bien). Peinar y eliminar todos los enredos es especialmente importante cuando llevas peluca de pelo natural, aunque también con las prótesis capilares. Es importante desenredar dos veces al día sobre todo de medios a puntas y la zona más próxima a la nuca (donde más fricción) ya que ahí es justo donde más roza y tiende a enredarse un poco más. Las chicas que pasan 24 horas al día con la peluca si la trenzan antes de mterse a la cama, minimizan la fricción y los enredos. Es recomendable desenredar por la mañana antes de salir de casa y por la tarde-noche cuando volvemos. No todos los cepillos son idóneos, recomiendo uno tipo tangle teezer que desenrede sin tirones, aunque los de púas de madera flexile que terminan en bolita son buenos también. Tampoco está de más llevar un cepillo en el bolso por si llueve, hace viento, te despeinas por el motivo que sea etc...

5) Usar laca / espuma / fijador con cierta frecuencia y no lavar. En este post os explico por qué la resina y el disolvente no marida muy bien con el pelo postizo...

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin