sábado, 30 de enero de 2016

Pelucas, prótesis capilares, parciales de clips... El pelo rizado también existe... ¿o no?

Esto sí que es un bad hair day felino.
Vamos a olvidarnos en este párrafo de que estamos hablando de posticería, y fijémonos en las chicas que tienen el pelo rizado o muy rizado por naturaleza. No era mi caso, aunque de pequeña tenía tirabuzones como una muñeca de esas de porcelana que acojonan tanto. A medida que iba creciendo se me iba alisando el pelo. A los 14 años lo tenía liso como una tabla, duro y grueso como los chinos. Hasta que empezó a caer y cambió la textura a ligeramente ondulado, con tendencia a enfoscarse por la humedad. Muchas niñas de mi clase que lo tenían fosco o rizado, se lo chamuscaban con la plancha para alaciarlo. En esa época (años 90) las planchas del pelo se llamaban "placas" y eran una mierda (suela de aluminio, tardaban media hora en alcanzar la temperatura, no llevaban termostato, el plástico que las recubría no estaba aislado y con el tiempo te quemabas las manos... Un primor, vaya). Así que las compañeras de clase de pelo especialmente rebelde, fosco y ensortijado usaban la plancha de la ropa para alisarse la cabeza. Y era la única manera por aquel entonces de llevar una melena decente sin tener que ir a la peluquería, según la moda de esa época.

¿Qué otros inconvenientes tenían y tienen las chicas de pelo rizado por naturaleza? Pues que se bufa o  enfosca (encrespa) con la humedad, se enreda mucho y es un pelo más poroso y reseco. Esto, si lo trasladamos a una peluca, a una prótesis capilar o a unas extensiones es un problema. ¿Por qué? Porque el pelo de los sistemas postizos no crece, y por lo tanto no sanea. Sin embargo, hay chicas que tienen alopecia o están en tratamiento de quimioterapia y desean recuperar sus rizos, ¿esto es posible? Sí, por supuesto, pero hay que tener en cuenta ciertas limitaciones:

1) Lo ideal es que sea pelo rizado u ondulado natural. Es decir, que la persona que haya vendido (o donado a los Dioses hindúes) su pelo, lo tuviera ya rizado. En el pelo europeo esto es sencillo de ver (porque las coletas van tan cual). Pero en el cabello hindú es difícil asegurar el diámetro exacto del rizo debido a la fumigación. La fumigación es muy necesaria para desinfectar químicamente este tipo de pelo (asiático). Primero se lava a conciencia con insecticidas, y se gasea. Lógicamente esto puede afectar a la textura, nunca sabes con exactitud qué diámetro de rizo te vas a encontrar si lo pides "natural". Con el europeo insisto en que es más sencillo, normalmente es un cabello que no va procesado (no debería, vaya). A mí me gusta llamarlo pelo europeo wysiwyg: what you see is what you get (los que hayan pillado este chistaco es porque entienden o se dedican al desarrollo web, jeje).

2) La permanente industrial se hace con agua hirviendo. Es la manera menos contaminante y más segura para la salud del operario, así como barata. Me imagino que todas sabéis cómo se hacen las permanentes en peluquería, ¿verdad? Se ponen los rulos, se protegen las puntas con un papel y se aplican dos reactivos químicos que abren la cutícula y alteran la estructura del pelo (rompiendo los puentes cistínicos). La permanente siempre lo daña, como un tinte. Imagínate que un operario en la fábrica tuviera que rizar, qué sé yo, 100 kg de cabello a diario. Sólo con inhalar los vapores de estos productos químicos se moriría en cuestión de semanas. Por este motivo, se usan ollas: el pelo está ya separado en mazos (normalmente 1 mazo = 1 coleta = 1 persona), colocan rulos metálicos de diferentes diámetros en función del tipo de rizo que quieran conseguir y lo hierven en grandes calderas: también se riza el pelo pero se estropea más que con la permanente cosmética. Por otro lado, es un método mucho más rápido (grandes ollas que hierven kilos y kilos de una vez) y económico. Habitualmente el pelo muy rizado (sobre todo ricci o afro) es de origen chino, que aunque sea por naturaleza muy liso, es más grueso y aguanta bien el proceso.

2) Un cabello postizo, sea rizado natural o permanentado, va a dar más trabajo que uno liso o ligeramente ondulado. Hay personas que no desean dedicar más tiempo a cuidar de su cabello o gastar más dinero en productos cosméticos adecuados. El pelo rizado se enreda más, es más seco y tiende al encrespamiento. En cualquier cabeza rizada sucede así, sólo que en los postizos es peor ya que no se renueva, no tiene glándulas sebáceas y no sanea. Además, las espumas y gominas que disciplinan los rizos lo resecan mucho más a la larga...  Una chica tiene un blog muy interesante sobre cuidados de pelo afro, os lo recomiendo: www.afrohair.es (le dieron el premio 20Minutos, de hecho). Ya sé que una peluca con rizos de 25 ó 30 mm no es afro (es el típico rizo español-latino para que nos entendamos), pero la rutina ha de ser prácticamente igual (mucha disciplina):

- Champú SIN sulfatos, lavar una vez a la semana (2 veces si la usas 24x7).
- Usar una mascarilla de hidratación profunda. Tiene que ser una mascarilla capilar de silicona pura y dura. Esto es muy importante para el pelo fosco y rizado.
- Co-wash 2 ó 3 veces por semana (ojo, si el pelo está sucio, el co-wash es un problema). En este post (en el último párrafo) os explico qué diantres es el co-wash. 
- Hidratación con sérum en seco dos veces al día, mañana y noche.
- Aceite de argán una vez al día para sellar las puntas (preferiblemente aplicarlo con el pelo húmedo por la mañana, o por la noche).
- Cepillar el cabello dos veces al día como mínimo o "a demanda" (si la has cepillado ya dos veces pero con el roce, especialmente en la zona de al nuca, se forma algún enredillo, es mejor que dediques dos o tres minutos más en peinarlo que dejarlo así hasta que se haga una bola). Importante: comienza a desenredar siempre por las puntas y vas subiendo. Sujeta cada mechón con la mano libre para no traccionar de la base y evitar el shedding (que se caiga el pelo).

Como véis, una peluca o una prótesis capilar que sea rizada (permanentada o no), requiere más dedicación, más inversión económica en cosméticos  (ojo, cosméticos aptos, sin sulfatos y con muuuuucha silicona), y, en definitiva más trabajo. Por mi parte, menos mal que no tengo rizos, porque como soy una puta vaga, a las dos semanas tendría la prótesis llena de rastas...

Mis consejos basados en mi experiencia (personalmente odio las prótesis y las pelucas rizadas, pero manipulamos varias cada semana):

1) El cabello indio-asiático es más económico. Si no te importa que los rizos no sean al 100% idénticos a tu cabello, elige siempre ondulado o rizado natural. Nunca vas a saber exactamente el diámetro o cuánto va a encoger una vez definas los rizos a la pieza o peluca, pero es lo menos malo. Si puedes destinar más dinero a una prótesis o una peluca, en el cabello europeo hay más variedad de rizos, tonalidades y texturas. Pero ten en cuenta que te gastes lo que te gastes, un cabello rizado siempre va a ser más rebelde, más fosco y va a darte más trabajo.

2) Si es para una prótesis capilar, al igual que en cualquier cabeza rizada biológica, no es lo mismo la textura de un rizo de la nuca que los rizos de las capas superiores. No es imprescindible que todos lso rulos sean idénticos (parecerías un repollo). Normamente los rizos, aunque tengan distinto ADN, se suelen integrar bien. Pero si no hubiera manera humana de casarlos, entonces...

3) ...entonces permanente cosmética en salón. Evita las industriales. Además, al hacerla en una peluquería especializada en postizos, se combinan diferentes diámetros y orientación de la espiral en función de la zona de la cabeza, para que los rizos se integren mucho mejor.

4) Si tu alopecia es reversible (quimioterapia) o simplemente quieres llevar rizos perfectos sin dedicarle mucho tiempo o dinero: pelucas sintéticas. Cada vez la fibra está más conseguida, y con estilismos actuales.

Fuente de la imagen: http://www.noticiascaracol.com/antioquia/entretenimiento/gato-con-pelo-de-oveja-conquista-con-su-mirada-amenazante-instagram

viernes, 29 de enero de 2016

El post del viernes: smoothies a go go

La palabra smoothy está en boca de todos, es como muy trendy,  súper cool, y mucho más fitness que pasear un tanque de frapuccino con caramelo del Starbucks en la mano. Bueno, para los que os rechinen los anglicismos: Smoothy es puré de frutas y/o verduras, con una textura un poco más cremosa que los potitos de bebé. El primero que probé fue hace dos años, de fresa y plátano con hielo y más azúcar que un puñado de mazapanes. Y eso no es sano. O sea, el concepto sí lo es (porque al llevar la pulpa los smoothies contienen mucha más fibra que un zumo natural), pero en muchos sitios añaden dulce. Así que, como tengo una bendita batidora de vaso, desde entonces me los hago prácticamente a diario.

El verano pasado llené unos cuantos tápers de moras y fresas del bosque (salvajes), me comí la mayoría a puñados (uff, con las manchas de mora telita, nunca mejor dicho), pero congelé una pequeña parte que he ido añadiendo a modo cuentagotas a mis creaciones. Le dan un punto dulce muy rico (además de ser muy antioxidantes).

Mi favorito es el de fresa, mango, apio y kiwi. Es otra manera de comer verdura cruda (que es mucho más sano que cocinada, sobre todo las de hoja verde) sin "enterarte". Y en el caso de que no quieras ni siquiera percibir el leve sabor amargo o alcalino como consecuencia de mezclar fruta con verdura, añade un poco de estevia o de sirope de ágave: delicioso.

Aunque hay smoothies que llevan toda la huerta triturada, es preferible que tengan como máximo 3-4 ingredientes. En verano, en lugar de añadir un chorrito de agua (o de limonada natural), los hago picando hielo primero, y luego añado la fruta y la verdura. Muy refrescantes (aunque donde esté una cerveza heladita que se quite lo demás...)

En esta web tenéis 50 recetas: http://www.foodnetwork.com/recipes/articles/50-smoothies.html

Hay gente que le añade yogur, miel, leche vegetal (o de vaca), chocolate líquido (arghh, odio el chocolate con frutas) e incluso mantequilla de cacahuete (que son los smoothies más gochos).

Y luego está el smoothie de la Preysler. Yo ya no lo tomo porque sabe a culo no me gusta mucho su sabor, al principio vaya, pero cuando llevas cuatro días desayunando lo mismo le coges una tirria que te cagas. Aunque es una receta súper antioxidante y sana. Aquí lo tenéis:

http://alopeciafemenina.blogspot.com.es/2015/04/el-post-del-viernes-el-batido-de.html

Entre mis favoritos está el de mango, apio, fresa y kiwi por un lado. Frutos del bosque (moras y fresas salvajes) con tomate, por el otro (sí, yo tampoco me lo creía, pero el tomate resulta que es una fruta, no una hortaliza). Plátano, fresa y limón (el plátano espesa muchísimo, es mejor mezclarlo con frutas que tengan alto contenido en agua como la piña, sandía, fresas... para que no se  te forme una papillorra - engrudo intragable).  También hay otro bastante rico (aunque no lo parezca) que lleva manzana verde, melón, espinacas y hojas de menta fresca.  Mucha gente elige las combinaciones por el color: rojo con rojo  (por ejemplo fresas y tomate), naranja con naranja (mandarina, kaki y zanahoria), verde con verde (manzana, espinacas y menta),  pero hay otros trucos para saber combinar, y en el blog de www.cocina.es dan unas nociones interesantes:

http://www.cocina.es/2014/05/28/se-pueden-mezclar-frutas-y-verduras/

Ahora que soy "hortelana" (en proyecto, por supuesto), me he enterado de que hay frutas y verduras que pertenecen a la misma familia, por ejemplo: pepinos, calabazas, calacines, melones y sandía. O sea que un smoothie que lleve pepino, sandía y hierbabuena estará riquísimo sin que te deje regustillo a gazpacho (aunque no lo creas). Es más, puede ser un genial trampantojo para tus invitados a una comida o una cena como postre: falso gazpacho con almendras laminadas o macarons ;-)

Bueno, espero que este post del viernes os haya gustado, ¡yo creo que es la pera limonera!

jueves, 28 de enero de 2016

Expediente X: Por qué las pelucas de tul frontal son TAN perfectas en series y pelis?

Ayer llegué pronto a casa, comí a eso de las 17.30h de la tarde (MAL, lo sé, todavía no soy capaz de llevar un orden en los horarios de las comidas) y me vi los dos primeros capítulos de Expediente X, que acaba de estrenar su décima temporada 14 años después de que terminara la novena, con los actores originales: David Duchovny y Gillian Anderson (agentes del FBI Mulder y Scully). Nunca es tarde si la dicha es buena...

Ni qué decir que cuando escucho la música de la cabecera de la serie ¡se me pone la carne de gallina! ¡Es la sintonía más mítica de mi adolescencia friki! Recuerdo que en verano, los días entre semana, reponían los capítulos cada noche a eso de las 12 ó 1 de la madrugada y podía quedarme despierta hasta tarde, sola en el salón de casa de mis padres, viciándome. También tengo por ahí muchos de los libros que publicaban en base a los capítulos (o incluso guiones de capítulos no rodados), así como merchandising de la época (sobre todo el poster de "I want to believe", espero que mi madre no lo haya tirado porque quería enmarcarlo y colgarlo en mi casa).

Bueno, Gillian Anderson confesó en una entrevista que empezó a tener problemas de caída de pelo en el rodaje de la segunda temporada de "The Fall" (sí, la serie en la que Christian Grey es un estrangulador consumado), así que volver a teñirse de pelirrojo para dar vida a Dana Scully era impensable (ella es rubia natural). Para evitar tintes y brushing diario, debido a sus problemas de alopecia, le han hecho una peluca a medida. En otra entrevista, en el programa de Jimmy Kimmel, cuando el presentador le preguntó por el supuesto "mal rollo" entre ambos protagonistas al cabo de tantos años y horas de rodaje juntos, ella dijo de broma que nada de eso, que sólo estaba cabreada por la humedad que había en el set de Vancouver, ya que tenían que interrumpir constantemente las tomas para que los peluqueros le retocaran su melenita (parece que su pelo natural es un poco fosco).

Hace meses ya publiqué que Gillian Anderson utilizaba peluca, y por supuesto es en lo primero que me he fijado cuando he visto el primer capítulo, sobre todo en su frontal. Entonces, la pregunta del millón:

¿Por qué en las series y en las películas los frontales son tan milimétricamente perfectos y en la vida real a veces es frustrante que se despegue un trozo, o que la línea de implantación no sea tan jodidamente indetectable? Porque...

1) En un rodaje la actriz o actor protagonista no tiene una peluca. A lo mejor tiene hasta media docena de pelucas iguales y a medida de su cabeza. Esto significa que pueden ser todo lo finas y delicadas que necesiten para que queden perfectas en cámara, porque si se estropea alguna, ¡no pasa nada! ¡Son producciones millonarias, la reemplazan por otra y ya! Una persona normal como tú y como yo quizá no tiene la misma suerte de destinar ese presupuesto tan holgado a sus pelucas, por lo que los materiales tienen que ser más resistentes y duraderos al trasiego diario.

2) Hay rodajes y rodajes. En la serie Sin Identidad (Antena 3) por ejemplo, la protagonista lleva peluca y tenía que hacer escenas de acción, bailar en una barra cabeza abajo (pole dance), nadar en una piscina y en una playa  (siempre con peluca puesta, y sus dobles también). En el momento de asesorar al equipo, esto lo tienes en cuenta, y has de recomendar los materiales más adecuados para que puedan "dar tralla" y que el 100% de su presupuesto en caracterización no se les vaya en pelucas. En una serie como Expediente X donde el 90% de las secuencias de Scully sale tranquilamente hablando (o empuñando un arma), lógicamente pueden usar materiales mucho más finos y mucho más delicados.

3) Cuando una persona particular (no actriz) comienza a llevar peluca, y todavía tiene pelo debajo, normalmente decide no rasurar totalmente su cabeza. De hecho, siempre es más natural que se vea la línea de implantación biológica de la persona, y que el frontal postizo de la peluca se integre unos milímetros detrás. No muchas se "atreven" a afeitarse la cabeza y a depender de adhesivos, al menos no al principio. En cambio, en los rodajes, salvo algunas excepciones (The Good Wife), normalmente las pelucas van sí o sí pegadas: se hace un molde de la cabeza de la actriz para que la línea de implantación de la peluca no coincida con la suya propia, sino con su piel.

Esto, en mujeres que tienen la frente ancha o muy ancha (Lady Gaga, Emilia Clarck, Beyoncé o Gillian Anderson por ejemplo) las pelucas pegadas unos milímetros delante de su línea de nacimiento natural -aunque la acorte un poco- no quedan nada mal.

Esta foto es del fitting de la peluca de Khaleesi (Juego de Tronos). Si os fijáis, se nota que lleva un cap (un gorrito igual que el tono de la peluca) debajo. Su peluca va pegada justo delante, en su frente.


También  hay chicas que por el motivo que sea: quimioterapia, alopecia areata, alopecia universal... han perdido todo su pelo. En estos casos, pueden usar los mismos materiales tan realistas y delicados, por supuesto, pero la durabilidad de la peluca será menor si piensas ponértela 24h cada día (lo cual se traduce en un mayor gasto y en una dependencia de adhesivos, disolventes y otros productos de mantenimiento, así como dedicarle más tiempo al pelo). Hay personas que "renuncian" a esta perfección para que su prótesis o su peluca dure lo máximo posible en buenas condiciones, y no dé tanto trabajo (por no hablar de que si quieres la indetectabilidad tan asombrosa de una prote masculina, y recalco lo de masculina, olvídate de larguras y de densidades femeninas).

Por otra parte, hay actrices con frente normal tirando a estrecha, y las pelucas pegadas quedan fatal, como por ejemplo el despropósito de Anne Hathaway en Brokeback Mountain:




En estos casos, los estilistas y peluqueros de la productora hablan con el equipo de posticería (normalmente con empresas externas subcontratadas) y plantean otra manera que no se note tanto. Por ejemplo, la actriz Kristen Stewart lleva peluca en "Crepúsculo: Amanecer parte I y II". Se la pusieron detrás de su frontal para dar densidad y largura en coronilla, medios y puntas. En esta foto lo podéis ver:

Por cierto, Robert Pattison también lleva prótesis capilar total.
Y otro ejemplo muy obvio es el de la modelo Gigi Hadid, el frontal es suyo, pero el resto es peluca (y sintética, además):



4) Materiales. En el cine, tv, teatro etc... las pelucas normalmente son de una sóla pieza, es decir, de un sólo material (normalmente tul). No hay transiciones ni costuras. Y los planos no son a mala leche (no van a poner la cámara en un ángulo que se note la peluca, obviamente). En la vida real, esos materiales son un poco traicioneros, porque el ojo humano puede alcanzar recovecos que un director de fotografía va a evitar. Por eso, otros materiales como el lace inyectado (nudos ocultos) a pesar de que técnicamente es más grueso y supone transición (costura) con otros (tul, poliuretano, silicona...) engañará mucho mejor "a vista de pájaro" en tu día a día.

5) Contínuos retoques profesionales. Dicen que mucha gente nace con estrella, pero la mayoría estrellados: tenemos que madrugar, trabajar, pagar hipoteca, hacer la compra, limpiar nuestra casa, cuidar de los niños, pasar horas en atascos o en transporte público etc... Y para colmo, no disponemos de un equipo de peluqueros, maquilladores, estilistas y asistentes personales que nos siga a todas partes, ¡no somos Jennifer López ni Brangelina Jolie-Pitt!

En la entrevista que le hizo Jimmy Kimmel con motivo del estreno de Expediente X, Gillian Anderson dijo estar harta de que peluquería interrumpiera constantemente sus escenas para retocarle el peinado. Esto no era una inquina personal ni mobbing laboral de los estilistas contra Scully, sucede exactamente igual en cualquier rodaje; hay una o varias personas que se encargan exclusivamente del pelo (propio o postizo) de los actores: que no te despeines, que no se te mueva, retocar el frontal las veces que haga falta si acaso se levanta un trocito, de colocar, pegar, quitar, limpiar, lavar y peinar a diario. No es raro que en una misma jornada de rodaje (suelen durar mínimo 12 horas) laven y peinen la peluca o la pieza más de una vez, y que el proceso de colocación, peinado y maquillaje requiera el trabajo de un par de personas y varias horas cada mañana (normalmente empiezan a prepararse sobre las cinco o las seis).  ¿Te imaginas esto en tu día a día? Impensable. Pero claro, con un equipo de profesionales y esos madrugones estaríamos siempre perfectas y divinas... Cuando te preguntes por qué a las famosas la peluca les queda increíble mientra todas las mañanas te "peleas" para colocar los mechones del frontal, acuérdate de "la magia del cine".

Cuando termina el día de rodaje, no se llevan las peluca a casa. Emilia Clarck (Juego de Tronos) contó en una entrevista que muchas veces rogaba a sus compañeros de peluquería que le dejaran ponerse la peluca de Khaleesi para salir de fiesta (sin éxito). Son postizos que se usan sólo para rodar, y la manipulación es 100% profesional, no duermen con ellos, no van al gimnasio con ellos, ni a la playa, ni de viaje, ni a otros rodajes, ni de juerga.

Aquí unas fotos muy ilustrativas:

Scully con peluca (2015), línea de implantación recta, haz click para ampliar:


La frente biológica de Gillian Anderson tiene el nacimiento del pelo picudo:



En esta foto se ve mejor el pico, aunque es de hace unos años:


Un claro ejemplo de esta "magia" tan "envidiada" y "esclava" es John Cryer, el protagonista de "Dos hombres y medio". Después de pasar años en interminables sesiones de peluquería para cubrirle toda su alopecia con fibras capilares (tal y como él mismo también explicó en el programa de Jimmy Kimmel), al terminar la serie se rapó y luce su calva tan ricamente:





6) El tul nunca se corta al ras, se deja siempre una "rebaba" de unos mm, normalmente de 0,5 a 1 cm. Pensarás: ¡Mentira! ¡Eso no es posible! ¡Si no lo cortan justo por los nudos, se nota! Bitch please, ¿para qué está el maquillaje? Porque en el cine y en la televisión no usan Margaret Astor, Rimmel London ni Deliplus precisamente, aplican bases de cobertura muy alta y específica para dejar la cara más suave, mate, lisa y tersa que la calva de Voldemort. Contiene muchas siliconas y parafina. Sin embargo, no suelen ser los mismos cosméticos que utilizan en eventos ni en sesiones fotográficas (más que nada porque las fotos siempre se retocan con Photoshop). De hecho, el "pote" de televisión, cine o teatro no es muy "sano" para el cutis que digamos, y tras un duro día de rodaje de 18 horas, aunque ni los actores ni el equipo puedan con su alma, no se van derechitos a la cama: tienen que volver al tocador para limpiarse la cara (y tardan un buen rato).

Foto detalle del tul maquillado sin cortar.
El tul no se corta completamente porque aporta más superficie de adhesión y más volumen en la zona de la raíz, y además, aumenta la durabilidad de las prótesis y de las pelucas (evita shedding, que se deshilache, que se rasgue...). De hecho, si os fijáis en las fotos HD de Beyoncé, ella también lo deja como mínimo 5 mm por este mismo motivo. Sólo que a veces no se lo maquillan perfecto y el objetivo de las cámaras le ha jugado malas pasadas. Obviamente que la gente se entere de que Beyoncé lleva peluca, a ella le resbala (sólo con que mire los ceros en su cuenta bancaria le tiene que compensar que se rían mil veces de ella). Pero si a una persona le preguntan en su oficina por qué le asoma un centímetro de tul en la frente, quizá no le haga tanta gracia...

Seguramente me dejo más cositas, si me acuerdo de otros trucos de la televisión o del cine lo actualizo. Porque la verdad está ahí fuera.

miércoles, 27 de enero de 2016

¿Qué champú usar para lavar una prótesis capilar o una peluca de pelo natural?

 Holi.

Aunque en este blog siempre, siempre, siempre hable de lo importantísimo que es utilizar un buen sérum y una buena mascarilla, también es importante saber cómo elegir el champú para lavar nuestro parcial de clips, nuestra prótesis capilar, nuestras extensiones o nuestra peluca de pelo natural.

Pero antes de nada (por si se me olvida): NUNCA, NUNCA, NUNCA uses champú de bebé.

Si utilizas pelucas sintéticas, el tema del champú no es tan relevante. A ver, está bien que uses uno indicado para pelucas sintéticas, pero si no tienes, no lo encuentras o no te apetece gastar dinero en eso, no pasa nada. Con que sea ph neutro y de uso frecuente, te vale. Incluso puedes usar gel de ducha (neutro, como el Sánex). Lo que es muy importante para las pelucas sintéticas es que uses siempre una mascarilla o acondicionador específico para fibra. Esto marca mucho la diferencia y alarga su vida útil. No son productos súper baratos, pero a la larga salen muy a cuenta.

Champú para pelucas de pelo natural, extensiones, prótesis capilares etc: importante que sea suave, hidratante, y que no lleve sulfatos. ¿Por qué es importante evitar los sulfatos? Porque los sulfatos son detergentes sintéticos responsables de formar espuma, y como nuestras pelucas, prótesis o extensiones no tienen glándulas sebáceas  -por tanto no segregan grasa- este agente químico no es necesario, y además a medio-largo plazo reseca mucho el pelo. Para mi cabello biológico, que es grasiento, sí necesito usar champú con sulfatos para que me limpie bien. He utilizado champús que no los contienen y a las pocas horas noto la raíz grasa. Desde mi experiencia personal, prefiero sulfatos para que me limpien a fondo la cabeza. Para lavar una prótesis, un parcial o una peluca: sulfatos NO, siliconas SÍ.  De las siliconas ya hablamos largo y tendido por aquí.

¿Marcas? Pues hay muchas marcas, mi favorito es Salerm 21 (el champú) y como opción lowcost, el champú Magic de TAHE (que hidrata en profundidad, huele muy bien y controla el encrespamiento). La única "pega" del Magic es que aporta brillo. Esto para el pelo biológico de cualquier chavala es algo muy positivo, pero por experiencia personal y profesional, un cosmético que haga brillar el pelo de una peluca o de una prótesis capilar en ocasiones no es bien recibido por la usuaria. Cuanto más mate, anodino y discreto, mejor.

Y, aunque esté de moda el co-wash (chicas que algunos días sólo se lavan el pelo biológico con acondicionador, sin usar champú), no es recomendable hacerlo en un parcial, una prótesis o una peluca que esté sucia. Es decir, si hace varios días que no la lavas y la has usado, no apliques acondicionador o mascarilla sin haber usado champú antes.  En cambio, si el cabello está limpio, puedes hacer un co-wash para nutrirla de medios a puntas (nunca le pongas mascarilla, aceite, sérum o acondicionador en las raíces o cerca de la base).

Espero que este post os sea útil, ¡adiosito!

martes, 26 de enero de 2016

Abrótano Macho Bescansa, el primer crecepelo de España

Según leo en el diario digital "El Español" (el nuevo de Pedro Jota), la familia de una diputada del congreso  (Carolina Bescansa) formuló el primer "crecepelos" de la historia de España en el sXIX.

Mucho se ha hablado sobre los orígenes farmacéuticos de Bescansa, la responsable de Secretaría de Análisis Político y Social de PODEMOS. En 1812 Fermín Bescansa Medioroz fundó un laboratorio de farmacia en La Coruña, que actualmente es el más antiguo de España: Laboratorios Bescansa.

Hasta ahora se había publicado que la mayor parte de la fortuna familiar de la diputada se había conseguido gracias a su popular laxante, pero según cuentan fuentes cercanas de la familia su fórmula magistral de la loción anticaída Abrótano Macho Bescansa es lo que les hizo ricos en sus comienzos.

El Abrótano Macho Bescansa es el remedio más antiguo aún en activo en nuestro país. La planta aromática y terapéutica tiene su origen en Europa, concretamente en el sur de Francia. Hoy en día se cultiva en los jardines y parques porque desprende un exquisito y fragante aroma a limón.

En la Farmacia Bescansa del centro histórico de Santiago de Compostela aún se comercializa a nueve euros el frasco de medio litro. Está compuesto a base de abrotamina, vitaminas y sustancias específicas que fortalecen la raíz del cabello evitando su caída. Este tónico capilar se usaba allá por el año 1875, y hoy día sigue produciéndose con la misma fórmula original con el que su fundador lo creó y conservando el diseño de su envase casi intacto.

Podéis leer el curioso artículo original en El Español: http://www.elespanol.com/corazon/20160120/95990446_0.html

sábado, 23 de enero de 2016

¿Es un efluvio telógeno o es la tiroides?

Tiroides de peluche. www.curiosite.es
Mucha gente experimenta caída de pelo bastante acuciante en otoño. Otras personas lo notan más en primavera. Esto es normal, no hay que alarmarse, el cuerpo se adapta a los cambios, y generalmente el pelo perdido se recupera (de manera más lenta si ya padeces otro tipo de alopecia).

No era mi caso (seguramente sí se me caía algo más, pero tampoco nada exagerado) hasta este año pasado. He quitado madejones de pelo del cepillo cada día (así como desastascar el sumidero) durante casi todo el otoño, cosa que otros años no he percibido igual. También he estado aproximadamente dos meses con una falta de energía muy importante. Muy fatigada, apática, desganada, irritable, triste, con problemas para conciliar el sueño por la noche... Luego por la mañana no había quien me echara de la cama (e ir a trabajar se me hacía un mundo)..

No sé si recordáis mi fugaz episodio de "meteorismo aerofágico" el día de Halloween, por comer una tarta de chocolate elaborada con alubias rojas en lugar de harina refinada. Y que conste que la receta ha sido un éxito (es el post más leído del año pasado), pero a mí me sentó fatal. Tuve unos dolores punzantes horrorosos durante horas. Estuve a punto de llamar al 112. Al final, todo fue un susto. Eran gases. Prrrrr. Bueno, pues justo desde principios de noviembre hasta que he vuelto de vacaciones de Navidad (me cogí unos días entre Año Nuevo y después de Reyes) estaba hecha un trapito, y el pelo se me caía como nunca. De hecho,  perdí hasta pestañas (todavía no me han crecido, por cierto).  A nivel físico me encontraba bastante mal, pero a nivel emocional mucho peor. El otoño es mi estación favorita del año, me encanta su luz, sus colores ocres y naranjas, su atmósfera... ¡Cómo iba a estar triste en otoño, si es la repera!

Pues el otro día leí un artículo muy interesante sobre la glándula tiroides y los problemas metabólicos en el blog Fisiomorfosis, y vi algo que me llamó poderosamente la atención:

  • ¿Tiendes a la depresión durante el otoño o la primavera?
Las fluctuaciones ambientales de la temperatura pueden causar estragos en la función tiroidea normal. Por ejemplo, durante el otoño y la primavera puede existir una diferencia de 2-5 grados de un día para otro. La tiroides tarda una semana en ajustarse al cambio de temperatura. Muchas fluctuaciones pueden sobrecargar el sistema tiroideo, haciendo que estas estaciones sean un problema.
Y tirando del hilo (Googleando un poco más, vaya), he encontrado este otro artículo: ¿Es depresión o es la tiroides? En el que explica de manera sencilla por qué es tan importante esta glándula y que a veces un trastorno metabólico (que puede ser crónico o puntual) que no está correctamente diagnosticado puede confundirse con depresión, y por tanto, estar mal medicado. También habla de la relación entre problemas tiroideos e infertilidad.  Y como a todas en general nos encanta la casuística, recoge el testimonio de una damnificada:


Matilde Recondo, valenciana de 39 años, llevaba más de ocho tomando un tratamiento farmacológico contra la depresión. “Hace dos años acudí a un endocrinólogo para que me ayudara a perder los 20 kilos que me sobraban. Cuando le hablé de mi problema de depresión, pidió unas pruebas tiroideas. Finalmente, resultó que tenía tiroiditis de Hashimoto, una causa frecuente de esta enfermedad. Me trató con levotiroxina (una versión sintética de la hormona tiroidea), y la depresión y la ansiedad remitieron. Es increíble pensar que todos aquellos síntomas y esa tristeza tenían que ver con niveles bajos de una hormona.

Esto me ha hecho recordar a un antiguo compañero de trabajo. Era el chico nuevo, por lo que no teníamos todavía mucha confianza. Estábamos en primavera y ese año recuerdo que hacía un calor en Madrid tremendo. Por aquella época a veces fumaba, y todavía "era legal" hacerlo en tu lugar de trabajo, así que salimos juntos a la terraza a echar un cigarrillo. Me dijo, sin venir a cuento, que se encontraba como más decaído y triste últimamente. Le iba a recomendar un suplemento de vitaminas reconstituyentes cuando se cubrió la cara con las dos manos y se echó a llorar a moco tendido. Que un tipo de 30 y pico años que no conoces de nada se te ponga a berrear como un niño es una situación bastante surrealista, máxime porque apenas llevaba unos días en la empresa (y antes estaba en el paro, no es que hubiera hecho un cambio de trabajo a peor). Le estuve consolando como buenamente supe. Esa misma tarde fue al psiquiatra. Al día siguiente, durante el café, me dijo que le había puesto tratamiento con antidepresivos y ansiolóticos,  que estaba muy contento de poder solucionar su problema porque jamás se había sentido así de mal consigo mismo de repente. Me ha dado por pensar que quizá lo que le pasó a este chico pudiera estar más vinculado con su tiroides que con una depresión. El psiquiatra, desde la primera consulta, le dio psicofármacos y que yo sepa no le derivó a otro médico para descartar un trastorno endocrino. Igual es que es muy difícil diagnosticarlo... Estuvimos trabajando juntos hasta el verano, y a veces tenía la mirada perdida, supongo que por las pastillas...

Creo que es la primera vez que escribo sobre tiroides en estos siete años y pico de existencia del blog (en breves tendré uso de razón). Mi experiencia estos últimos dos meses me ha parecido algo suficientemente indicativo: un bajón tremendo durante otoño, una caída de pelo como nunca antes (ahora ya no, frenó en seco a mediados de diciembre), y tras incoporarme de las Navidades noto, después de dos meses de letargo, más energía e hiperactividad que nunca. Ya no me despierto una media de tres veces cada noche, ¡he vuelto a dormir del tirón!  Sé que debería ir al endocrino a que me mire este tema (porque mi madre tiene hipotiroidismo subclínico "de toda la vida" pero no la medican, y me parece un error). Pero es que ahora me encuentro tan TAN bien que me da pereza ir al médico... ¡Sólo me acuerdo de Santa Bárbara cuando truena!

Fuentes:

Blog Fisiomorfosis
Mujerhoy.com


viernes, 22 de enero de 2016

El post del viernes: DIY cómo hacer ambientador casero (reciclaje)

La ventaja de vivir en una casa nueva, de reciente construcción, es que las tuberías están perfectas. El problema de las casas más antiguas (la mía es de tercera mano) es que con el paso del tiempo, sobre todo si es una vivienda unifamiliar, huelen. En mi caso particular el problema es bastante endémico por la proximidad de un río, y porque no es lo mismo un bloque en el que 100 personas hacen correr los grifos varias veces cada día que una casa de pueblo (aunque conozco gente que vive en un primero y se queja  de olores también, supongo que por las bajantes).

Los primeros días de mudanza no notamos nada, pero a medida que empezamos a habitar la casa surgieron los olores: una mezcla de humedad, basura, pecina y culo (olor típico a tuberías, vaya). Lo curioso es que habían cambiado la instalación hace cosa de ocho años (tengo la factura en la que viene el contacto del fontanero por si necesitamos algo). Descartando que fuera un problema de atrancos o infraestructura, no quería resignarme a convivir el resto de mis días con ese perjumen que me sulibeya.

Empecé a echar desatascatuberías por todas partes. En todos los formatos: en gel, perlitas, en polvo... Eso mejoraba el asunto durante un par de días. Purgué los radiadores, por si era agua putrefacta.  Hice el loco de meter la lanza de la karcher y soltar chorros presión por si hubiera algún atasco, y menos mal que no destrocé nada...

Cambiamos el sifón de la cocina y el desagüe de mi ducha. Eso mejoró bastante el panorama olfativo, pero aún así,  sobre todo los días de lluvia, entrabas a casa desde la calle y pasabas de sentir el olor de los pinos del campo a percibir el aroma a pinos de otro tipo.

Creo que en cuanto cambie el resto de sifones y de desagües la cosa va a mejorar mucho más. Por el momento, estoy tomando las siguientes medidas. Como mantenimiento, de vez en cuando compro una botella de dos litros de coca cola pero de marca blanca (que no cuesta ni un euro) y lo voy echando por los sumideros. Dicen que eso desatasca de lo lindo. Los ácidos de los desatascadores específicos son efectivos, pero a la larga corroen demasiado y pueden causar reventones. Aparte que los vapores son bastante tóxicos.

He comprado ambientadores de enchufe para colocar en los lugares más estratégicos: a la entrada y en los baños. En la cocina pongo velas aromáticas, sándalo o artemisa, pero dentro de un par de meses tendré las macetas de menta y hierbabuena (a ver lo que tardan en destrozarlo los mininos...). A veces me entra la locura y me pongo a rociar todas partes con el spray "Isla Blanca" de Mercadona.

Y también he reciclado unos ambientadores de palitos más secos que el gargajo de una momia. ¿Cómo? Muy sencillo. Tienen un recipiente que normalmente es de cerámica, cristal o plástico donde está el perfume y los palitos (creo que son de naranajo, como los de manicura) se impregnan y lo difuminan. He cogido un frasco de una colonia que me regalaron pero no me gusta (Chloé)  y los he vuelto a llenar hasta la mitad más o menos. Como este tipo de fragancias están disueltas básicamente en alcohol se evaporan rápido, así que para evitarlo he llenado la otra mitad con aceite de bebé. Le das unas vueltas con los palillos para que se impregnen, e ya. Ambientador para rato. Lo puedes hacer con Nenuco (aunque ya hay específicos) o con tu suavizante favorito por ejemplo.

Entre las velas, el incienso, los ambientadores de enchufe, el Isla Blanca y los palitos entras a mi casa y huele como en Woodstock jaja. Creo que me voy a hacer un canal de Youtube que se llame Crazy Bald Hacker, como el notas ruso que enseña trucos para la casa (por cierto, el de meter el relleno de la funda nórdica en dos minutos es para que le den el Premio Nóbel).


jueves, 21 de enero de 2016

Errores que cometemos a la hora de mantener una peluca o prótesis capilar VOL II

imagen: blogdemujeres.com
Hace unos años publiqué otro post (aunque quizá hay alguno más) sobre malos hábitos y que, aunque pensemos que son pecata minuta y que "por un par de veces no pasa nada", estropean mucho las prótesis capilares y las pelucas. Está bien que de vez en cuando repasemos estas cosas pues a algunas personas la pieza no les dura ni dos telediarios, mientras que a otras les sucede justo lo contrario, las cambian no porque necesiten una nueva de urgencia sino por puro aburrimiento... Esto va de un extremo al otro. A las personas que les dura la peluca más que las pilas del conejito de Duracell siempre les pregunto cuáles son sus hábitos, y las respuestas generalmente coinciden: nada de pelo procesado (teñido), dejan que se seque al aire cuando la lavan en casa y si acaso utilizan un poco el secador para estilar el frontal, el resto, al natural. La plancha la pasan cuatro veces al año contadas, y al menos van cada quince o veinte días a que les hagan un mantenimiento profesional de peluquerías. Aunque también es cierto que generalmente se trata de modelos glueless (que no requieren adhesivo, y si los llevan, hacen el mantenimiento cada dos semanas).

En definitiva, lo que más deteriora las piezas de pelo natural es el calor (incluído sol, secador, plancha, tenacillas, este cepillo que han sacado ahora que va con planchas), la falta de higiene y el roce (en este orden). Aparte, hay otros detalles que quizá no estás haciendo bien:

1) Lavar la peluca o la prótesis capilar con champú de bebé tipo "jonsons". Por el concepto de bebé, parece un producto muy suave y apto para este tipo de pelo, más delicado. Sin embargo es lo peor que puedes hacer. El champú de bebé es bueno para los bebés (por la costra láctea del lactante entre otras particularidades). Para las pelucas o las prótesis necesitas o bien un champú suave ph neutro (NO de farmacia para cuero cabelludo sensible por favor), que puedes comprar en grandes superficies o en droguerías (normalmente pone champú familiar y es de litro), o bien usar un champú nutritivo que contenga mucha silicona. Con nutritivo y silicona me refiero a cualquier gama apta para pelo rizado, muy castigado o teñido. Sí. Aunque tu peluca no sea rizada ni teñida ni esté en malas condiciones, hazme caso, le irá bien. Aunque lo más idóneo es que el champú no lleve sulfatos, mi favorito es el champú Salerm 21, pero hay muchas otras marcas. Importante: fíjate que en el bote no venga el reclamo de "sin siliconas". Lo de la silicona lo hemos discutido ya aquí, porque algunos tipos no son muy buenos para el pelo biológico, pero para las pelucas o las prótesis no hay que temer. Es más, evitar siliconas nos puede traer problemas a medio-largo plazo.

2) Pasar las planchas para alisar u ondular con el pelo todavía  mojado. Aunque sean específicas para usar con pelo húmedo, no es bueno. El pelo húmedo está más débil, y si aplicamos 180 ó 200 grados de calor, lo vamos a resecar y a estropear mucho más. Primero hay que secarlo (con el aire a media o baja temperatura) y después ya lo puedes planchar a tu gusto. Tampoco es  bueno alisarlo así todos los días, es un pelo que no crece y por tanto no sanea. Es más, si el pelo está totalmente seco y le pones un protector térmico, vas a alisarlo de manera más sencilla que si está húmedo.
Si lo que buscas es un look lacio tipo liso tabla como Avril Lavigne a finales del siglo XX, usa pelucas de pelo sintético, chino o alisado japonés. Un alisado químico de keratina lo daña menos que pasarle la plancha 14.000 veces al día. En serio.  

3) Ponerte aceite en el pelo durante las horas de más sol en verano. En el Hemisferio Norte esto ahora es irrelevante, pero no en el Hemisferio Sur. Si vas a la playa y te echas aceite en la piel para tomar el sol, ¿te quemas? Pues lo más seguro. Acabas como una gamba a la plancha, sobre todo los que somos blanquitos. Para el cabello también hay productos que protegen de los daños del sol. Por ejemplo Salerm Express, pero hay muchos otras marcas de cosmética.

4) No desenredar el pelo. Parece algo de perogrullo pero hay personas que no lo hacen (o si lo hacen, no lo hacen bien). Peinar y eliminar todos los enredos es especialmente importante cuando llevas peluca de pelo natural, aunque también con las prótesis capilares. Es importante desenredar dos veces al día sobre todo de medios a puntas y la zona más próxima a la nuca (donde más fricción) ya que ahí es justo donde más roza y tiende a enredarse un poco más. Las chicas que pasan 24 horas al día con la peluca si la trenzan antes de mterse a la cama, minimizan la fricción y los enredos. Es recomendable desenredar por la mañana antes de salir de casa y por la tarde-noche cuando volvemos. No todos los cepillos son idóneos, recomiendo uno tipo tangle teezer que desenrede sin tirones, aunque los de púas de madera flexile que terminan en bolita son buenos también. Tampoco está de más llevar un cepillo en el bolso por si llueve, hace viento, te despeinas por el motivo que sea etc...

5) Usar laca / espuma / fijador con cierta frecuencia y no lavar. En este post os explico por qué la resina y el disolvente no marida muy bien con el pelo postizo...

martes, 19 de enero de 2016

De qué color dibujar o rellenar las cejas para que queden lo más natural posible?

Este post también se puede aplicar a las chicas que no tienen ningun problema de alopecia en las cejas, pero les gusta perfilarlas con maquillaje (quedan más bonitas).

Servidora ha pasado meses con una calva en la ceja como las rayas que se afeitaban los canis / modernos canallescos a principios de los 2000, pero por suerte ya me ha vuelto a salir el pelo. Ahora estoy perdiendo las pestañas pero del ojo contrario, que tiene guasa la cosa.

Bueno, muchas mujeres, sobre todo en tratamiento de quimioterapia, pierden densidad en las cejas (y a veces se cae el pelo totalmente). En estos casos, si estás con la quimio, las cejas postizas por muy bien que queden no son recomendables ya que requieren pegamento (no es lo mejor usarlos cuando tu piel está tan sensible). No suelen caerse al completo, sino que se van clareando y puedes repasarlas con una paleta de sombras específicas para cejas o con un lápiz.

Antes de las recomendaciones para que el tono te vaya bien, un inciso: nunca usar lápiz de ojos, siempre especial para las cejas. Hay unos de clinique que son geniales. Una marca de precio medio es Ardell, tienen bastante variedad.  Y si ahora mismo no puedes garstarte mucho dinero, el que uso es de Faber Castell, comprado en el Mercadona hace más años que la pera, y me va muy bien (dentro de nada voy a tener que sujetarlo con pinzas, el lápiz está enano de tanto sacar punta). Me costó como mucho unos 3€. No sé si lo han descatalogado, espero que no, porque necesito otro igual.

El lápiz de ojos tipo delineador pigmenta demasiado, es muy blando y generalmente graso.


Una alternativa al maquillaje es tatuarlas (micropigmentadas), pero como se van oxidando y a lo mejor la moda cambia o te cansas de su forma, con el maquillaje tenemos el mismo efecto pero reversible (hay lapiceros waterproof, por cierto).

Para elegir el color:

1) Chicas de cabello castaño oscuro o moreno, normalmente las cejas por naturaleza son bastante oscuras. Utilizar un lápiz o sombra de tono negro nos va a endurecer mucho la mirada y a vernos poco favorecidas. Para chicas morenitas el truco es siempre perfilar o pintar nuestras cejas de un tono más clarito, por ejemplo marrón oscuro o bien color topo (que es un marrón ligeramente grisáceo). 
2) Chicas de cabello claro, rubio o cobrizo natural: justo al revés que nuestras "vecinas de arriba" morenas. Usaremos un tono más oscuro que nuestro pelo, por ejemplo el marrón o el marrón claro si nuestro cabello es rubio muy clarito. 
3) Chicas de cabello rojo, violín o caoba: usaremos también un tono ligeramente más claro que nuestro cabello, pues el rojo ya endurece nuestras facciones por lo que este tono nos suavizará la mirada. 

Ejemplos: 

Ceja oscura casi negra, se la han perfilado y rellenado con marrón: 

Fuente de la imagen: www.castellspa.com

Chica muy rubita, se perfila las cejas con un tono topo (gris claro amarronado, o marrón claro agrisado, qué más da que da lo mismo): 
Fuente imagen: Youtube




Ceja perfilada con negro (vade retro Satanás):


Fuente imagen: www.trucosbelleza.co




domingo, 17 de enero de 2016

Por qué la silicona es BUENA para prótesis capilares y pelucas, y quizá no tan buena para tu pelo biológico

Desde hace unos tres o cuatro años la industria de la cosmética ha cambiado mucho, no sólo sus fórmulas sino la estrategia de comunicación con sus clientes y prospects. Ahora sabemos mucho más respecto a la composición que tiene cada producto, sobre todo desde el prisma de qué no es presuntamente bueno, como el debate sobre parabenos, siliconas, sulfatos...

Hoy vamos a hablar de las siliconas, esas grandes amigas mías (y deberían serlo de todos los usuarios de prótesis capilares y pelucas de pelo natural), aunque últimamente están siendo un poco vapuleadas. Muchas personas me dicen: "Si esta mascarilla lleva parabenos o siliconas ya no la quiero". Lo de los parabenos lo puedo entender, ya que son conservantes que podrían aumentar el riesgo de padecer ciertos tipos concretos de cáncer y asma, según el CSIC (si rechazas los parabenos porque son cancerígenos y mainstream pero fumas, jamás haces deporte o te pones ciega a comida rápida es para darte palmaditas en la espalda, maja. Es más, el simple hecho de vivir en Madrid dentro del cinturón de la M-30 ya es un riesgo más grave para la salud debido a los altos niveles de contaminación).

 Para no sembrar una  paranoia innecesaria sobre estos productos de uso tan habitual, la Agencia Española del Medicamento se encarga de que ningún cosmético que esté en el mercado de nuestro país sea dañino o un potencial riesgo para la salud. Y no son  para nada laxos ni permisivos. Esto lo sé de primera mano porque hay que pasar todos los filtros con los adhesivos, disolventes y protectores que se fabrican fuera de nuestro país, especialmente para los de fuera de la UE (los adhesivos Walker Tape Ultra Hold por ejemplo se elaboran en Estados Unidos).

En primer lugar, antes de rechazar algo "de oídas" es mejor saber de qué se trata y tener nuestra propia opinión no cuñada. La silicona es un compuesto químico, generalmente derivado del petróleo (aunque hay algunas vegetales), que actúa sellando la cutícula de nuestro cabello (recordemos que cada pelo al microscopio es como la corteza de un árbol) para que tenga un aspecto más brillante, sedoso y flexible. Pero no sólo eso, normalmente las mascarillas o sérums contienen varios componentes entre los que destacan agentes hidratantes que penetran entre "las escamas", y la silicona es lo que sella o los atrapa en el interior para que sean más efectivos. Aparte de eso, también aporta "cuerpo" y "peso", por lo tanto evita el encrespamiento.

¿Por qué es bueno usar siliconas en las prótesis capilares y las pelucas? Pues porque no sanean (no crecen), y no disponen de glándulas sebáceas así que toda la nutrición o hidratación que aportemos ha de ser exógena (externa, mediante cosmética). La silicona nos facilitará el desenredado y crea una película que protege el tallo piloso de los roces, el desgaste, las fuentes de calor, así como nos ayuda a que esté más nutrido (evita que los agentes hidratantes se evaporen tan rápido).

Entonces, si las siliconas ayudan a que el pelo se vea en mejores condiciones, ¿por qué ahora son el demonio y las meten en el mismo saco de los parabenos y los sulfatos? Pues porque un uso muy frecuente de ciertos tipos de silicona no soluble al agua puede, a largo plazo, acumularse en nuestro cabello creando una barrera fija que impide que los otros compuestos (aceites, proteínas etc) lo hidraten. Por lo que al principio el pelo está muy bonito y todo es jauja, pero al cabo de varios meses (o años) sucede un efecto rebote: pelo quebradizo, opaco, seco, con tendencia al encrespamiento etc etc...  No todos los tipos de silicona provocan este problema, por supuesto.

Por tanto, ¿qué tipos de silicona hay en el mercado? ¿Cuáles son las buenas? A ver, si estamos aplicando cosméticos con silicona en nuestras prótesis capilares, extensiones o pelucas da un poco igual,  porque normalmente se lavan una o dos veces por semana como máximo, no siete, así que el riesgo de posibles efectos negativos en relación a sus beneficios a corto-medio plazo en el pelo es irrelevante. Además, los sistemas capilares y las pelucas (cuando se usan a diario, no dos horas a la semana) normalmente se reponen una o dos veces al año, por lo que ni te darías cuenta. Si aún así quieres aplicar sólo las "mejores siliconas" para prevenir cualquier atisbo de daño en el pelo, estas son las "más mejores" del mundo mundial:

Las siliconas solubles al agua se eliminan en el lavado (pero también su efecto se va perdiendo con los cepillados, viento, roces, lluvia, sudor etc), normalmente incluyen el prefijo PEG si os fijáis en los ingredientes, pero hay algunas que también son solubles y no lo llevan: Lauryl methicone copolyol, Hydrolyzed Wheat Protein, Hydroxypropyl Polysiloxane, Behenoxy Dimethicone Sparingly, Dimethicone Copolyol y Cetyl Dimethicone Copolyol. Con este grupo (además de las PEG-) el riesgo es muy bajo por no decir nulo.

¿Y cómo identificar las siliconas entre los ingredientes de la mascarilla? Esto es fácil, fíjate en sus sufijos principales: -cono, -cone y -oxane.

Desde mi opinión manipulando cientos de piezas entre prótesis capilares, extensiones y pelucas (probablemente ya tres ceros después de tres años y pico): siliconas SÍ.  En tu pelo biológico ya no me meto, cada cual elige lo que le parece, le funciona mejor o le aconseja su vecina del rellano, pero en el cabello postizo permíteme que insista, como dice Matías Prats: Siliconas SÍ. 

viernes, 15 de enero de 2016

El post del viernes: cepillos faciales

Son casi las 20.30 y tengo que ir a comprar una cosa a un sitio que cierra a las 21h, así que no puedo esmerarme mucho en este post por falta de tiempo. Hoy he tenido que trabajar sustituyendo a una compañera que está de vacas y por suerte no he parado en todo el día (cada vez tengo menos tablas, pues paso mucho tiempo currando desde casa).

Bueno, me trajeron los reyes un cepillo facial de estos, muy cuqui, no demasiado sofisticado como el que vale casi 180 pavos, pero bueno, yo creo que si no tienes la piel tan mal (la mía aunque es sensible es bonita dentro de lo que cabe) con estos modelos de precios más populares vale (el mío es de marca Jata y creo que no llega a 30 euros).

Lleva dos cabezales, uno espnjoso y flexible (creo que es de silicona) y un cepillo de cerdas blancas como los peines de bebés.  Lo llevo usando desde el día 6 de enero y la verdad es que quizá sí que noto la piel más lozana o luminosa (hace efecto mini peeling, activa la circulación y demás historias), pero tampoco la tenía tan tan mal antes de usarlo. Eso sí, sólo puedo utilizar el cabezal de silicona. El de filamentos es muy suave al tacto, pero al contacto con mis mejillas es como si estuviera apagando incendios con la cara. Dolor. Mucho dolor. También es cierto que tengo piel atópica y psoriásica, así que no sé para qué me tengo que cepillar yo nada.

Lo combino con el limpiador en gel Nuttraeffects de AVON que amo con locura, y todos los días me doy un masajito agradable. Dicen que también ayuda a combatir la flacidez en la piel y claro, una ya no es una veinteañera.

La única pega, aparte de que el cabezal cepillo personalmente no me va bien por mi tipo de piel, es que tengo tantos abuelillos en la frente que con el gel facial y la rotación hace espuma y se enredan. Pero bueno, lo ideal es sujetarse el pelo hacia atrás con una bandana de esas que venden para tratamientos de estética.

Si tenéis mucha grasa, puntos negros o tendencia a que os salgan granos (ojo, no acné severo) o simplemente si os maquilláis como puertas y queréis limpiaros rápido la cara al llegar a casa, desde luego lo recomiendo, además da gustirrinín. El mío es de Jata pero hay muchas otras marcas.

jueves, 14 de enero de 2016

¿Usas una peluca de monofilamento frontal y te pica mucho o te irrita? Solución!

Como todo en esta vida, el monofilamento tiene sus pros y sus contras. La ventaja es que es un material más transparente sobre la piel y más resistente que la malla suiza estándar (la malla suiza fina es otra cosa). Además, permite blanqueados de nudos más intensivos sin miedo a que la decoloración (bleach) tace el tul  (aunque sucede un efecto paradójico y es que el nudo queda muy muy rubito pero los pelos se desprenden con más facilidad, mientras que la base ni se inmuta).

Sin embargo, al tacto es un material rugoso y más bien áspero. Si lo colocamos sobre nuestro pelo o sobre un cap de nylon para pelucas, ni tan mal, pero si la llevamos sobre la cabeza desnuda (por alopecia universal, alopecia areata, quimioterapia) a muchas personas les resulta incómodo: les pica, roza, molesta...  Sobre todo en la zona frontal.

Hay tres soluciones:

1) Cinta antideslizante para pelucas (también conocidas como wig grip) (se sujeta mediante una tirita de velcro). Se trata de un tejido suave y agradable que cumple tres funciones: añade contorno a tu cabeza gracias a su grosor y te "calza" una peluca que te queda un poco grande o que se mueve. Es sustituto al adhesivo de doble cara, ya que por su material antideslizante la peluca se queda fija (a ver, si te pones a tirar pues se mueve, pero si vas andando por la calle o te estás tomando una cerveza, pues no). Por último para chicas con cabello debajo que no soportan el cap y prefieren usar esta cinta para evitar que les deslice la peluca por su pelo. Por supuesto es transpirable, y se coloca debajo de la peluca, así que no se nota que la llevas.



2) Caps de nylon para pelucas: se trata de un gorrito tipo media ejecutivo que se pone debajo, es muy fino y cubre toda la cabeza. Evita que la peluca entre en contacto con la piel.

3)protector de cuero cabelludo en roll on (Scalp protector). Es un cosmético que protege la piel de los adhesivos para pelucas, pero, en definitiva lo que genera es una capa protectora  que minimiza cualquier roce.  Normalmente es en roll on (aunque hay algunos en spray). Lo aplicas directamente en la cabeza y esperas 2 ó 3 minutos a que se seque. Lo notarás acartonado. En ese momento puedes ponerte la peluca encima para tu mayor comodidad ;-)

Si tu peluca de monofilamento está justa a tu cabeza y no te cabe una cinta antideslizante debajo, pero además es que te agobian los caps de nylon (especialmente en verano), la solución es aplicarte

miércoles, 13 de enero de 2016

Qué pelazo el de Charles Puigdemont

El otro día vi en redes sociales el comentario de un amigo catalán que no le gustaba la idea de un señor con "peluca" como su nuevo President.  Yo en politiqueos no me meto (en este blog no es desde luego el lugar más apropiado, ni a nadie le interesa mi opinión sobre la independencia), pero sí que me gustaría publicar una reseña de sus pelambreras, y cómo ha dado esquinazo a la espada de Damocles alopécica. Ni un atisbo de entrada, oiga, ¡qué barbaridad! Me recuerda a este chiste:

- Oye, dime la verdad, ¿a que llevas peluca? + No, es mi pelo natural. -¡Ah! Pues parece peluca. 

Al margen de sus ideas políticas, hay que reconocer un mérito genético.




martes, 12 de enero de 2016

¿Qué aspecto tendrían los famosos con pelo otra vez?

Por fortuna, la idea de peluquín o bisoñé se está desterrando cada vez más del panorama de la peluquería y de la belleza, una prótesis capilar ya no es algo sumamente tabú. Dentro de unos años seguramente se utilicen con tanta naturalidad como ahora las fibras capilares. En una página web de chorradillas han hecho un montaje de famosos que ahora lucen alopecia sin complejos, con cabello de nuevo. ¿Qué os parecen? Nobleza obliga: la mayoría de ellos están mejor rapados.

Bruce Willis: bueno, vaya, no está mal.

Jason Statham: el arrebato.

Patrick Stewart: vaya, ok.

Pittbu vs Congresista Pittbul

Vin Diesel: mejor rapado por favor.
Fuente: http://viralmaniaco.com/mira-como-lucen-estos-famosos-con-cabello-el-5-te-dara-risa/

domingo, 10 de enero de 2016

Alternativa a pegamento o tape para prótesis capilar / peluca sólo si tienes una emergencia

Ojo. Esto es para casos de extrema necesidad. Por ejemplo, hace poco me llamó un cliente agobiadísimo porque había tenido que irse de casa justo el día que la agencia de mensajería le tenía que entregar sus cintas de doble cara, y coincidía que era víspera de Año Nuevo. No podía esperar al nuevo reparto del lunes y necesitaba ir al almacén a recoger su paquete. Al final se solucionó in extremis (porque además en Nochevieja cerraban a las 13.00h en lugar de a las 19.00h), y pudo hacer el mantenimiento de su prótesis capilar indetectable.
Este truco lo aprendí viendo cómo maquillaban a un Drag Queen, porque es una manera económica y efectiva de ocultar las cejas biológicas en lugar de usar látex o cera facial. Inmediatamente me acordé del lector que me había preguntado si era posible usar cinta de doble cara industrial de moqueta para pegarse el sistema en la cabeza. Antes de escribir este post, lo he probado en mi brazo, y parece ser que funciona. Ojo, no me he pasado el día con una prótesis capilar pegada entre la muñeca y el dorso de la mano, pero aparentemente se sujeta, espcialmente si el pelo es cortito (como es el caso de los chicos). A más largura más peso, y más dificultad.

Si se os ha terminado la cinta de doble cara o el adhesivo líquido especial para prótesis capilares o pelucas, hay una manera de colocarla de forma provisional. Esto que os voy a decir no significa que sea algo bueno, ni para el sistema ni mucho menos para vuestra piel. Sólo usar en caso de emergencia. Pegamento escolar en barra.

Hay varias marcas, obviamente si lo compras en un todo a cien no vas a tener la misma garantía que si vas a una papelería. Recomiendo que sea una buena, como por ejemplo Pritt o Scocht Glue. Ha de ser uso escolar (apta para uso infantil, en su defecto) y que no contenga disolventes (esto significa que el adhesivo no es acrílico, sino que se puede limpiar con agua). 

En Carlin por ejemplo (que es donde la compré), una barra de pegamento Pritt cuesta 1.9€ aprox.

Ojo, con la cabeza bien rasurada, muy limpia de grasa, sudor, restos de adhesivo, etc, etc, aplica una fina capa de adhesivo primero directamente con la barra. Espera un par de minutos, y después corta un trozo del tamaño de un guisante y con una espatulita (con un cuchillo romo de untar la margarina, vale) o con tus dedos, extiéndelo en las zonas más "conflictivas" como la línea de implantación frontal en las prótesis capilares, o en las patillas si llevas peluca completa. Espera otros 2-3 minutos y coloca el sistema presionando suavemente con las púas de un peine. No aprietes con las yemas de los dedos pues a mayor presión, más pegamento puede atravesar el tul y manchar el pelo (si es de poliuretano, no te preocupes por esto).

Insisto, esto es para casos muy concretos en los que no tienes nada para pegar tu peluca o tu prótesis. Nada. Ni siquiera cuatro mini trocitos de cinta de doble cara que puedas apañar como apoyo en los puntos más estratégicos hasta que compres o recibas el adhesivo nuevo.  No es bueno para la piel (aunque su uso infantil garantiza que no es mortal de necesidad ni por contacto ni al ingerirlo, pero no significa que sea bueno comérselo o untarse la cabeza con este pegamento), ni para la prótesis.

Con el paso del tiempo se secará y será fácil de retirar con disolvente específico para prótesis capilares, o bien con agua. Luego tenéis que limpiarlo muy bien y eliminad todos los residuos de pegamento de vuestra pieza. Espero que este truco os saque de un apuro.

viernes, 8 de enero de 2016

El post del viernes: pescado que crudo está muy rico

En el año 2012 me aficioné al sashimi cosa mala. Antes no comía ni carne ni pescado. En 2005 empecé a interesarme por la comida japonesa pero sólo algunos platos como el miso, las algas y el futo maki vegetariano (calabaza, daikon, pepino, aguacate etc). Su alimentación se basa en el pescado y las verduras, es de las más sanas del mundo (quizá algo más que la dieta mediterránea, incluso).

Por Reyes me han traído unos cuchillos especialmente afilados para sushi (en realidad para filetear pescado crudo = sashimi) y me gustaría compartir qué pescados son los que más me gusta comer en crudo (crudo crudo, ni siquiera marinado, aunque el ceviche me encanta).

A pesar de que es muy típico porque no suele generar rechazo en general (al estar acostumbrados a los ahumados), a mí personalmente no me emociona mucho el salmón crudo. Es más, lo evito. Prefiero otros.

1) Palometa. En algunas ciudades se llama zapatero, castañeta o japuta. En serio. Japuta. Tiene una carne blanca, un poco nacarada  y textura  muy suave. Por su sabor se le llama pez mantequilla. Si no eres espcialmente fans de comer pescado crudo, dale una oportunidad a la japuta, ¡te sorprenderá!

2) Atún rojo (Barbate). Me gusta veranear en Cádiz, y la verdad es que la próxima vez que pida atún en algún chiringuito de la zona, voy a pasar del vuelta y vuelta, ¡que me lo traigan crudo en el plato! En Madrid se suele encontrar fácilmente en  pescadería de grandes superficies, pero normalmente es congelado (o sea, ha sido congelado en alta mar y luego se descongela para su venta). Y ya el sabor no es igual. Si podéis conseguir atún rojo fresco-fresco, está mucho mejor crudo que cocinado.

3) Salmonete: si bien el salmón crudo no es algo que me fascine en absoluto, el salmonete es una jodida maravilla para mi gusto. La desventaja es que tiene como 100.000.000 de espinas (aprox), y, al ser un pez pequeño es mucho más complicado de manipular sin destrozarlo. Los filetes han de ser lo más finitos posibles, de ahí la importancia de que los cuchillos que utilices para el sashimi estén más afilados que la navaja de Sweeney Todd.

4) Fletán: tiene un sabor similar (que no igual) a la palometa y la ventaja es que es mucho más baratillo.

5) Mero: dicen que de la tierra el cordero, y del mar, el mero. Lo compré para hacer ceviche, y mientras preparaba el aliño comí algún dadito en crudo. Está bueno. Antes siempre lo había comido a la plancha o a la brasa. No suelo verlo mucho en mi pescadería salvo en Navidades (a cojón de pato) y poco más, pero en cuanto pueda me compro un lomito para filetear.

Ojo, salvo el salmonete que es un poco más grande que una sardina y obviamente se vende por unidades, si os animáis a comer el pescado crudo (o marinado) no lo pidáis en rodajas sino en lomos, para poder sacar los filetitos. A excepción del ceviche o del tartar, que va en dados o picado a cuchillo. En esos casos da igual cómo te lo den, mientras esté fresco...

Importante anotación sobre los anunakis anisakis: se trata de unos parásitos  que podemos contraer al comer pescado crudo o muy poco hecho. A veces los síntomas son leves (naúseas, dolor de estómago), pero en algunas ocasiones (muy pocas), se produce una reaccción alérgica bastante importante. Reconozco que soy una inconsciente y que no siempre congelo el pescado antes de comerlo (me la juego, vaya), pero lo idóneo es que una vez que estén hechos los filetes, lo metáis al congelador al menos 24 hora. Eso sí, los peces de piscifactoría tienen menos riesgo de transmitirlo, pues su alimentación y condiciones del agua están totalmente controladas.

jueves, 7 de enero de 2016

Cómo usar el champú en seco para dar volumen al pelo paso a paso

Es algo que no reconoceré ante mis amistades ni bajo tortura, pero he cogido el gustillo a ir al Primark de Gran Vía de vez en cuando, a comprarme chuminadas: bragas, calcetines, velas, cosas para la casa, etc... Lástima que no tengan (o que no he visto) una sección para mascotas. Es una manera muy buena de poner a prueba mi agorafobia, sobre todo en los días previos a Nochevieja y Reyes. Procuro ir a horas de menos concurrencia, pero aún así es como una especie de orgía brutal del consumismo, con pinceladas de survival zombie. Gente por doquier, hasta donde menos te lo esperas, incluso entran con carritos o portamochilas de bebé, desafiando al mismísimo Darwin. Eso sí, lo que más me gusta es que los chicos que trabajan allí son extremadamente amables. En otras cadenas de ropa preguntas por algo y lo máximo que consigues es que te señalen alguna zona de la otra punta de la tienda para que lo busques tú misma. En este caso siempre que he tenido que consultar algo en Primark me han acompañado y ayudado a localizarlo.

Hay algo que compro siempre que voy, y es el champú en seco (foto). ¿Por qué? Por si me voy de viaje, así no tengo que estar preocupada de lavarme el pelo a diario (aunque me dure decentillo 48h como máximo, no hay nada como llevarlo recién lavadito). Eso sí, que su poder cosmético combinado con fibras capilares sea increíble, no significa que sea algo sano. Yo lo utilizo como máximo tres veces a la semana.

Aparte de este champú, que parece económico (1.5€) pero en realidad no lo es, porque el spray es tamaño liliput, también he probado Matrix de L'Oreal, que me gusta mucho más. Pero no es tan sencillo de encontrar (al por menor) como este otro. Y reconozco que el packaging de Primark es más cuqui, así como ideal para llevarlo en el neceser o en el bolso. 

Bueno, estos son mis briconsejos:

1) Que el champú en seco sirva para efectivamente lavar el pelo en seco es cierto. Pero que tampoco recomiendo que tengáis las raíces churretosas de grasaza para comprobar sus bondades. En definitiva lo idóneo cuano se padece alopecia es utilizarlo para conseguir volumen instantáneo y duradero en las raíces, que, combinado con fibras capilares  es como volver a tener una melena normal.

2) Rocía a 25-30 cm del pelo, de lo contrario lo dejarás gris, apelmazado y con residuos (costritas), lo cual da un aspecto de pelo suciorro y acartonado. Con una ligera bruma en las raíces (sobre todo donde te abres la raya y remolino/coronilla) es más que suficiente. También se puede usar como alternativa a la laca si se te ha acabado.

3) Antes de usar cepilla concienzudamente tu pelo, no dejes nudos ni enredos. Haz particiones en la zona frontal y pulveriza a 25-30 cm. Si se te queda el cabello opaco, puedes volver a cepillar para retirar exceso de producto. En mi caso, procuro echar lo mínimo y estilar con los dedos.

4) Personalmente tras la primera "capa" de champú en seco, aplico las fibras capilares. Como las raíces prácticamente han duplicado su tamaño (es un efecto óptico, por el volumen), necesito menos fibras capilares de lo habitual. A ver, ahorras en fibras capilares pero gastas en champú, que es un producto más caro a la larga. Una vez que coloco las fibras, termino con otra ligera bruma de champú para fijarlas (en lugar de laca, prefiero el olor del champú).

5) Cuando tengo el pelo recién lavado, si acaso he quedado con alguien o tengo que ir a algun sitio que requiera arreglarme más, reconozco usar una mínima nube de champú en seco, sólo por el efecto volumen. Habitualmente lo uso día sí, día no, es decir, el día que no me toca lavar el pelo.

6) Si llevas prótesis capilar, peluca o parcial de clips con flequillo, este producto es especialmente útil, ya que con nuestra grasa facial, sudor, maquillaje, cremas y demás, el flequillo es lo que más se mancha, y no es plan de lavar la prótesis 14 veces a la semana (con una o dos, vale). Por lo tanto, puedes pulverizar un pelín de champú en seco si lo ves grasiento. OJO, que sea un truco efectivo no significa que sea bueno para el postizo, el champú reseca así que no os extrañéis si se os enreda o encrespa más la zona del flequillo de la prote a medio-largo plazo. Todo tiene sus pros y sus contras. Y recuerda cepillar perfectamente la pieza para eliminar los residuos antes de lavarla.

7) Si tu alopecia es bastante avanzada, y no quieres todavía empezar a utilizar una prótesis capilar, un parcial de clips o una peluca, en ese caso hay otro truco. Con el pelo húmedo recién lavado, no chorreando, simplemente en mojado, pulveriza champú en las raíces. Seca el pelo cabeza abajo para dar aún más volumen con el secador, y verás la diferencia. Cindy Lauper era una aficionada.

El efecto es bastante bueno, sobre todo si te rascas el bolsillo y usas marcas de champú en seco un poco más premiums (aunque pueden llegar a costar 20€ el bote). Hay una manera de hacerlo en plan casero que puede ayudaros a salir del paso (majomeno), que es aplicar polvos de talco (siempre y cuando lo cepilles muy bien para que no parezca que has envejecido treinta años de golpe).

Bueno, espero haber dado algunas ideas! Hasta la próxima!

PS. El champú en seco no provoca alopecia per se. Otra cosa es que no te laves la cabeza en varios días porque consideres que con esto ya vale de limpieza. Se acumularán residuos, empezarás a notar picores, descamación, irritación y en última instancia puede que el folículo termine dañándose. Pero si lo usas con moderación (y sin formar estratos), no tiene por qué influir en tu caída.

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin