lunes, 14 de diciembre de 2015

Los cinco errores más habituales que cometemos a la hora de lavarnos el pelo

Sí, la higiene personal es algo privado y el momento de lavarse el pelo nos parece una tontería de puro sencillo. Tampoco es algo que solemos comentar con los demás: "¿Oye, tú te das un agua rápida, te enjabonas o te lo lavas sólo con mascarilla?". Incluso hay gente que se siente incómoda hablando de estos temas. Sin embarg, hay personas que todavía no lo hacen nada bien (y esto no significa que vayan poco aseadas, las consecuencias pueden ser otras).  Además, aprovecho para insistir en que lavarse el pelo todos los días no hace que se caiga más ni hace que salga más grasa de la que hay (por esa regla de tres mejor no lavarse los dientes a diario porque a la larga saldrá más sarro). Lo de la grasa es un tema básicamente hormonal. Un cuero cabelludo limpio de seborrea, caspa y suciedad es un cuero cabelludo más sano, lo cual también se refleja en nuestro pelo...

Bueno, esta es mi selección, aunque seguro que hay más errores:

1) No desenredar el pelo antes de entrar en la ducha. Si lo llevas largo o muy largo como era mi caso hace apenas dos semanas, mojarlo y enjabonarlo con enredos es mucho peor. Además, cuando termines vas a tener que emplearte más a fondo para cepillarlo en mojado, momento en el cual el pelo está más débil y se puede partir con más facilidad. Así que antes de meterte en la ducha, por ejemplo mientras se va calentando el agua, te lo cepillas 30 segundos e ya. 

2) El agua demasiado caliente. En invierno es un gustazo. A mí personalmente me gusta el agua a temperatura fuego del infierno. Pero para el pelo no es lo mejor. De hecho, a más calor, más opaco. Lo idóneo es agua ni fría ni caliente, en su justa medida. Porque si te lavas el pelo con el agua demasiado fría, no eliminarás bien la grasa. Si eres muy friolera como yo y no lo aguantas, al menos trata de bajar la temperatura en el último aclarado lo máximo que soportes. El pelo se verá con más brillo porque la cutícula quedará más cerradita.

3) Darse sólo una jabonada (champunada). Es preferible que te laves el cabello dos veces a que uses una gran cantidad de champú y lo laves sólo una vez. Quedará más limpio y aunque parezca una paradoja: ahorrarás en cosméticos. Y no porque a la primera salga espuma significa que te lo has lavado bien, eso depende de los agentes químicos espumantes que lleve el champú. Importante: frota tu cuero cabelludo con las yemas de los dedos para eliminar los restos de grasa, caspa, fibras capilares si usas, minoxidil cristalizado etc, pero para distribuir el champú por el pelo hazlo suave, con movimientos de la raiz a las puntas y sin estrujarlo (ni en círculos) para evitar que se enrede demasiado.

4) Evitar el acondicionador de manera sistemática. Aunque todas o casi todas vamos con mucha prisa por las mañanas, reservar dos minutos en aplicar un acondicionador marca mucho la diferencia, sobre todo si tienes las puntas abiertas o te tiñes. Los fines de semana que tengas más tiempo, mima tu cabello con una mascarilla intensiva, incluso las hay de prelavado (y si quieres ahorrarte unos dineros, aceite de oliva virgen extra de medios a puntas 5-10 minutos antes de lavarlo y mano de santo). Ojo: hidratar es importante, pero lavarse el pelo sólo con mascarilla no es lo idóneo, porque está sucio por debajo. En este post lo explico de cara a lavar las prótesis capilares o pelucas, pero con el pelo biológico sucedería igual (incluso peor, ya que al menos las pelucas de pelo natural no tienen glándulas sebáceas de serie).

5) No usar el champú adecuado a tus necesidades. Parece una tontería ya que todos los cosméticos "prometen" dejar el pelo FA-BU-LO-SO. Pero ya sabéis que la sombra del marketing es alargada, y lo que le vaya muy bien a tu vecina de escalera a ti te puede ir fatal, o viceversa. Es lo mismo que dejarse llevar por las modas... Recuerdo hace unos años el boom del champú de caballo. La gente como loca comprándolo, y se trataba de un producto de uso veterinario con insecticidas. Cualquier chica con el cuero cabelludo sensible acabaría con una reacción a los fitosanitarios y con una irritación de puta madre importante. Al poco tiempo Mercadona sacó su propia línea de champú de caballo para personas, o sea, cosmética de uso humano y doméstico, enriquecido con Biotina (B5). Tuvo bastante éxito, pero daba igual: ni en el caso de los equinos ni el caso de los humanos la vitamina B5 se absorbe vía tópica, es algo que tienes que tomar en cápsulas o en comprimidos durante semanas o meses para notar algo... 

Por tanto, si tienes el cuero cabelludo graso: champú astringente + mascarilla de medios a puntas y a correr. Si lo tienes fosco, busca un champú que tenga muchas siliconas o proteínas para que den peso al pelo y posteriormente faciliten su alisado...   etc, etc... 

Si te da igual o no pones cuidado en los cosméticos que te llevas a la cabeza, y además tienes el pelo largo o muy largo, o con necesidades especiales: exceso seborrea, descamación... puedes tener problemas con el pelo a medio-largo plazo. Si no sabes qué es lo más idóneo para ti, consulta en una peluquería o tienda especializada en cosméticos para el pelo donde te podrán asesorar mejor. Y no por mucho gastarnos dinero en un producto va a ser mejor que otro más económico, es simplemente acertar con el adecuado. 
 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, me he topado con tu blog buscando información sobre la AGA. La verdad es que soy bastante joven y bueno, en septiembre comencé a experimentar una caída del cabello bastante fuerte. Fui al dermatólogo y me recetó Chelidon y me mandó analíticas. Todo perfecto.

Hoy he vuelto, tras casi tres meses, y sin hacerme analíticas ni nada; sólo tocándome el pelo y viéndolo a "ojo", me manda Iraltone para el AGA y me sube el minox a un 5%. Yo no sé si tengo AGA, porque no me lo ha dicho ni me ha mandado análisis específicos para ello. Así que mi pregunta es: ¿tú te tomarías este tratamiento sin que me hayan hecho analíticas de ningún tipo?, ¿se puede ver a "ojo" la presencia de AGA?

Muchas gracias y espero no molestar, pero es que estoy desesperada.

Blog de Alopecia Femenina dijo...

Hola ANonimo
En primer lugar muchas gracias por leer mi blog y por comentar. No sé, yo en mi desesperación hace muchos años estaba dispuesta a tomar de todo y a agarrarme a un clavo ardiendo. Hace seis años te habría dicho que si, pero ahora te digo que no, no tomes nada si no tienes un diagnóstico. Mi caso han sido de muchos años con un diagnóstico erróneo en el que he tomado medicamentos (algunos verdaderamente fuertes como diane) que no me correspondía tomar!!! Así que ánimo y mucha suerte!

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin