martes, 8 de diciembre de 2015

"El Debate 7D": el pelo de los candidatos de las elecciones generales a debate



Igual me estoy metiendo en un berenjenal, pero bueno, en este blog escribo un poco lo que me da la gana y cuando me da la gana. No creo que pueda resultarle ofensivo a nadie, pues no voy a entrar casi nada en temas políticos, sólo en su imagen, especialmente de las cejas para arriba.

Me hubiera gustado poder explicar por qué Rajoy tiene la barba canosa mientras que mantiene el pelo de la cabeza más bien amarronado. Pero no ha ido al debate. Ha mandado a Soraya en su lugar, y Soraya tiene un cabello estupendo. Dicen las malas lenguas que se lo tiñe (Rajoy, aunque Soraya también). No tiene por qué (o a lo mejor sí). De hecho, Aznar luce un pelazo todavía bien negrote, sin embargo el mostacho blanco. Podría tratarse de disciplina de partido, pero no, hay una explicación científica para eso. Los ciclos del cabello de la cabeza son mucho más largos, entre 2 y 6 años, mientras que el del vello facial es cortísimo, entre 3 y 8 semanas. Por tanto, no es raro que haya hombres con la barba más canosa que su cabeza: el vello facial se renueva más rápido y cuando los pelos pigmentados son sustituidos por canas debido a la genética o a la edad, pueblan la cara a más velocidad que la cabeza, y ésta tarda más años en blanquearse porque va "a su ritmo". Aunque obviamente lo que tira es la genética. Además, el recuento folicular es menor en la barba que en el cuero cabelludo, por lo que un pelo blanco destaca más entre 10 oscuros que entre 100.

Esto me recuerda al anuncio electoral del PP para pedir el voto hipster, porque con la moda de llevar barbas tipo leñador, se ha disparado la demanda de tinte masculino específico para vello facial. O sea, que tener más canas en la barba que en la cabeza no es sólo cosa del actual presidente del gobierno, sino también de los hipsters. Mariano Rajoy no se tiñe la barba porque no tiene nada en contra de las canas, ni tampoco nada en contra de... ¿las ballenas?

Y ahora vamos con Soraya. Que no es la candidata, pero se come los marrones como si lo fuera. No sé si es cosa mía pero he notado que se ha oscurecido un pelín el cabello. Es curioso, ya que normalmente la tendencia en mujeres dedicadas a la política es la contraria: aclarárselo. De hecho, Susana Díaz (PSOE) hace como diez años llevaba el pelo negro y rizado. Soraya era la única mujer "midiéndose las barbas" con los otros tres candidatos; por eso quizá la elección del tinte un poco más oscuro sea para darle una imagen más determinante, más firme y por qué no, más carismática.

Soraya Sáenz de Santamaría en el debate, dando la cara.
Soraya algo más rubia, bailando en El Hormiguero (noviembre). 

Albert Rivera: del líder de Ciudadanos ya se ha publicado todo sobre su pelo. De hecho, uno de los artículos más virales del diario El Confidencial es: Las pastillas capilares de Albert Rivera. En el reportaje, publican una comparativa de su imagen actual con fotos de 2014 en las que sus entradas eran más pronunciadas, el pelo más fino y con una textura más lisa (aunque también es cierto que lo llevaba más corto). Según explican en El Confidencial, los expertos en imagen y comunicación política aseguran que el pelo es uno de los elementos más importantes para ganar votos.


Albert Rivera en una imagen de 2014
Rivera en el debate. Algo nervioso pero no daba puntadas sin hilo.

Y en esta foto se percibe mejor "el cambio".
 Estoy de acuerdo con eso sólo en parte, no creo que hoy en día una melena frondosa siga siendo un símbolo de poder rollo Sansón. No hay más que ver a Putin cabalgando sin camisa. O el look rapado de Yanis Varufakis, uno de los políticos mejor valorados (en según qué momentos) por sus compatriotas griegos y por no compatriotas también. Obviamente al otro lado del cuadrilátero (y esto lo digo literal, porque el tío ha boxeado) tenemos al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, con un pelazo que me pone mucho, mucho, mucho.  Así que hay políticos "potentes" para todos los gustos capilares. Incluso podría mencionar el despropósito de cortinilla de Donald Trump o el injerto fallido de Berlusconi, pero mejor no. ARGHH.

Yanis Varufucker.
 Putin ecuestre. El putin amo.
No es un actor de Hollywood ni un modelo. Este chulazo es el PM de Canadá.
En el caso de Rivera, y según publica El Confidencial, el departamento de prensa de su propio partido desmintió que se hubiera sometido a un injerto, y que simplemente toma pastillas para fortalecer el pelo. Desde luego no sé si ese tratamiento que sigue a rajatabla es a base de vitaminas, de minoxidil o de finasteride, pero ha surtido efecto y está mucho mejor.

Pablo Iglesias. Ni qué decir que no sepamos, porque es obvio que lleva el cabello largo y siempre se lo sujeta en una abundante coleta. Seguramente es la envidia de muchos políticos en lo que a pelos se refiere. Desde la revolución de la chaqueta de pana con coderas de Felipe en los albores de los 80, ningún otro candidato a las generales había sido tan "díscolo" respecto a su imagen en lo que llevamos de democracia. Según el asesor y consultor político Antonio Gutiérrez Rubí, en una entrevista concedida al diario El Mundo, Iglesias ha hecho de la coleta su mejor herramienta de comunicación corporativa, y que un político no renuncie a su pelo largo transmite determinación. Es más, esa coleta se ha convertido en todo un icono. Yo, desde que le vi desmelenado al salir de la ducha en el programa de Ana Rosa, tengo mucha envidia de su pelo y no precisamente sana.

Pablo Iglesias en el debate de anoche. Evitó fruncir el ceño como un jabato.
Pablo Iglesias Superstar en el programa de Ana Rosa.
Pedro Sánchez: es el político más equilibrado en lo que a pelos se refiere. No tiene casi canas. Va bien relación calidad-cantidad de la masa capilar. Con entradas en su justa medida, viriles. Corte de pelo muy reciente, parece clásico, pero si os fijáis lleva los laterales más rebajados y un ligero pompadour que le da volumen arriba (que ahora es tendencia).

Pedro Sánchez en el debate. Impecable y todo en su sitio, cual Kennedy.
Fuentes: El Debate Decisivo, A3Media Televisión.
http://www.vanitatis.elconfidencial.com/noticias/2015-03-13/las-pastillas-capilares-de-albert-rivera_726766/
http://www.elmundo.es/loc/2014/11/08/545d06c2ca474169668b4577.html
http://www.abc.es/20120320/sociedad/abci-verdad-sobre-canas-pelo-201203161617.html
http://www.elmundo.es/espana/2015/12/07/566547e746163f655a8b45c8.html


4 comentarios:

leticia dijo...

pues a mi me ha encantado tu articulo.Ya me gustaria a mi tambien, tener el pelo de Pablo Iglesias.

Blog de Alopecia Femenina dijo...

Gracias Leticia! Yo del debate 7D me quedo con los memes y con el montaje que han hecho de Albert Rivera con la canción "Cachete con cachete". Brutal.

Anónimo dijo...

A mi el pelo de Iglesias no me transmite determinación. Me transmite una dejadez en su imagen flipante, la verdad.

Anónimo dijo...

¡Interesantísimo el post, Verbatim!

Piru

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin