domingo, 1 de noviembre de 2015

Ya es posible fabricar pelo sintético con una impresora 3D

Hoy ha amanecido soleado y con buena temperatura, a pesar de estar ya en noviembre. Voy a salir un par de horas a la que es mi actividad  prioritaria de fin de semana: barrer la calle, recoger hojas, hacer montones, meterlas en bolsas de jardinería y esperar a que en cosa de unas pocas horas todo vuelva a cubrirse de hojas otra vez. Es como una condena rollo Día de la Marmota. Pero qué bonito es el otoño, con sus tonalidades ocres y la luz por la tarde.

Anoche me quedé en casa entre terribles sufrimientos, y me perdí la cena de Halloween. A medio día hice una tarta de chocolate, pero en lugar de usar harina refinada añadí salvado de avena y alubias rojas cocidas. Esta receta la vi en una página web de comida dietética (no recuerdo en cuál, si lo supiera la enlazaría, la he estado buscando en Google y no la encuentro). Comí una pequeña porción, pero me produjo unos gases y retortijones brutales. Tuve que meterme en la cama, en posición fetal, a las ocho de la tarde. Por unos minutos pensé que tenía algo grave y debía llamar a urgencias a que viniera alguien a remolcarme, por las tremendas punzadas. No recordaba gases tan horriblemente dolorosos. Pero hoy estoy como una rosa :-)

Lo más Halloweenesco que hice, encontrándome tan mal, fue contar con la compañía de uno de mis gatos, Mansito, que es totalmente negro (como el de las brujas). Si ya era un gato dócil y cariñoso, desde que lo llevé a castrar se ha convertido en una dulce y delicada princesita. Me ronroneó, me amasó un buen rato (apunta maneras de fisioterapeuta, salvo que a veces saca las uñas) y me lamió los dedos (considera que los humanos no estamos lo suficientemente aseados y nos ayuda en nuestra rutina de higiene). Luego se quedó dormido a mi lado como un ovillito de lo más achuchable. A eso de las 2 de la madrugada me despertaron porrazos, y me lo encontré haciendo carreras y saltando como un cafre por el pasillo para cazar una polilla. Sigue teniendo su puntito salvaje después de todo.

¿Y por qué os suelto todo este rollo? Pues la verdad, no lo sé, estoy en plan attention whore. Bueno, lo importante, he encontrado una noticia sobre impresión 3D de fibra sintética: 

En la publicación digital Tech Times publican que el investigador Chris Harrison ha patentado una nueva técnica para poder imprimir fibra flexible (aunque no demasiado fina, pero todo se andará). Dentro de unos años la impresión 3D se usará para prácticamente todo, incluídas las pelucas sintéticas. Al tiempo.
Aquí podéis ver el vídeo presentación de su tecnología (inglés):


http://www.chrisharrison.net/index.php/Research/3DPrintedHair






No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin