martes, 17 de noviembre de 2015

Truco para esparcir mejor las fibras capilares tras aplicarlas en la raya

Mi brocha es como la #3. Foto: irune84@blogspot.com
Hasta hace cosa de una semana me entretenía bastante en la rutina de maquillaje y aplicación de fibras capilares. No sé qué me pasa estos días, estoy como de mal humor, cuando suena el despertador pienso... ¡Diossss! Y me cuesta levantarme. Me ducho, me seco el pelo sin peinarme (lo llevo tan corto que no se me enreda casi nada), me embadurno la cara de CC Cream (una lectora me recomendó la de marca Dell y me va de maravilla, gracias) me echo fibras capilares así a lo puto bruto como si estuviera aliñando una ensalada y cojo lo primero que veo seco en el tendedero.

Que yo me ponga las fibras capilares como si no hubiera un mañana tiene un pase, porque las compro en grandes cantidades. Pero eso no es normal ni se debe hacer. Además, una gran parte se va por el desagüe y es un desperdicio, por no hablar del chocho que dejas en el lavabo (fibras por todas partes).

Antes, hasta hace un par de días, usaba un cepillito para cejas de manera que una vez que estaban aplicadas distribuía mejor las fibras por la raya. No hay que dejarlo todo tapadorro como si te hubieran pintado la cabeza. Se tiene que ver el cuero cabelludo solo que lo justo y necesario como en cualquier cabeza normal. Aquí hablo de en el caso de las chicas, con los chicos que llevan el pelo cortito o muy corto que no se vea el cuero cabelludo no pasa nada, de hecho normalmente se peinan así.

Aunque la técnica del cepillo para cejas me ha dado buenos resultados, tiene una pega, y es que es más lento. El otro día agarré una brocha de marca Sigma para aplicar el colorete, ligeramente viselada, y me puse a dar toquecitos a las fibras capilares que estaban cubriendo la raya. Como cuando te empolvas la cara. En cosa de 20 segundos (como mucho) lo tenía perfectamente distribuído todo.

Pues nada, os invito a que probéis este truco. Eso sí, ¡aparta la brocha para no usarla con colorete después!

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin