domingo, 29 de noviembre de 2015

Síntomas de un alto nivel de estrógenos, ¿cómo detectarlo?

Que conste que este post no tienen ninguna pretensión de sustituir la opinión de un médico ni nada de eso. Simplemente hablo de mi experiencia personal...

1) Cuando hace siete u ocho años estaba obsesionada con conseguir un diagnóstico sobre mi problema de alopecia, y me gastaba todo el dinero que tenía (y más que me daban mis padres) en ir a consultas médicas de difeferentes especialidades como dermatólogos, endocrinos, ginecólogs etc.. (ahora me doy cuenta de que me salía más a cuenta pagar 50€ / mes de un seguro), en un análisis de sangre el nivel de estrógenos estaba por las nubes. Pensé que mi problema podría deberse a un SOP por dominancia de estrógenos, pero al repetir los análisis no volvió a suceder. Podría haberse tratado de un pico puntual, pero estaban totalmente desbocados, alcanzando niveles de embarazo sin estarlo. Eso me dejó con la mosca tras la oreja.

2) Hace poco descubrí la web del fisioterapeuta Xebi Verdaguer, que relaciona el exceso de estrógenos con dos síntomas muy habituales en las mujeres: tener diarreas durante la regla, o lo que sí es mi caso: un exceso de histamina que me produce alergias y rinitis aunque no estemos en primavera. Por suerte no he tenido nunca un ataque de estornudos y cagalera al mismo tiempo... ¡Toco madera!

Antes de tener perros desconocía que también era alérgica a ellos. Imaginad el percal en una casa rodeada de naturaleza (polen, etc) en la que convivimos animales humanos y no humanos (perros y gatos). Estaba enganchada a los sprays de oximetazolina (respibien, utabon etc...) desde el verano, aún tomando antihistamínicos (obalix, no confundir con obélix) a diario. A finales de septiembre dejé las pastillas y evidentemente fui a peor. Sin embargo, no todos los días sufría la misma intensidad de alergia aunque estuviera expuesta a los mismos alérgenos, era como si respondiera a un ciclo. Y lo que es más curioso: en el trabajo (no polen, no perros, no gatos no vegetación) tenía episodios de rinitis / sinusitis iguales o peores que estando en mi casa. Así que, el problema, además de ser obviamente exógeno, tenía un detonante que habitaba en mi interior. ¿Los estrógenos, quizá?

3) La semana pasada no aguantaba más y volví al médico (sí, soy de esas personas hipocondríacas pero con pánico a la bata blanca por si me ven algo "malo"). Me recetó un inhalador que me produjo una reacción y se me puso el morro como si hubiera conectado el limp plumper al aspirador del coche. Aunque tampoco sé al 100% si fue por eso o por algo que comí. A los dos días mi cara estaba normal, y me cambió la medicación por otra cosa: mometasona. Me dijo que tenía que darme dos inhalaciones en cada fosa nasal al día, y en poco tiempo estaría mejor. Dedicí inhalar sólo una vez por fosa, y obvio al principio no pasaba nada. Dos o tres días después, de la noche a la mañana, desaparecieron de golpe todos los síntomas de la alergia, rinitis, sinusitis, moqueos, sensación de presión en las sienes y dolor de cabeza al tumbarme boca abajo. Hoy es domingo y llevo desde el viernes sin usarlo, porque me encuentro estupendamente, incluso restregando mi cara por el lomo de uno de mis gatos (mansito), y pasando varias horas en compañía de los perros. Quizá el fármaco es acumulativo y dura lo que dura, o quizá es que por otro lado el DIM (un inhibidor natural de estrógenos) está siendo efectivo por fin para mi rinitis alérgica.

En episodios anteriores os hablé de qué es el DIM, y hace más de cinco meses que lo tomo de manera disciplinada, al menos 200 mg a diario. Se trata de extractos de brócoli (y otras coles) que ayudan al cuerpo a deshacerse de estrógenos activos para transformarlos en otros metabolitos "buenos".

Podría ser que el eje del mal formado por el exceso de estrógenos e histamina está llegando a su fin, si mi intuición no me falla y el DIM está actuando naturalmente como barrera (obvio el inhalador a base de mometasona enmascara los síntomas, y he de esperar algunos días más a que se pase su efecto, aunque me raya que sea un esteroide y pueda funcionar como precursor de estrógenos). Le conté algo sobre estos temas al médico y la verdad es que no tenía idea de lo que le estaba diciemdo (no sobre la histamina-estrógeno, sino sobre el DIM). Otra de mis teorías (en principio descartada por el médico, aunque no 100% imposible porque cosas más raras se han visto) es que mi organismo, de la noche a la mañana, se haya acostumbrado a los alérgenos y lo que apenas unos días antes me ponía malísima, ahora no me afecta.

El DIM es un extracto natural que en España sólo se encuentra en tiendas de suplementos para aumentar el rendimiento deportivo, y quizá en algún herbolario, pero no es algo que esté tan extendido como el aceite onagra, la valeriana y la equinácea (antes lo consideraban magufadas, pero ahora bien que se vende hasta en las farmacias). Siempre me ha gustado leer sobre el uso tradicional de las plantas medicinales (soy como "La yerbas" jaja).. Ahora por ejemplo estoy barajando incorporar cúrcuma a mi dieta (2 gr / día), pues parece ser que la curcumina es más potente que el DIM. Y cápsulas de boldo, que es depurativo para el hígado (el hígado se deshace del exceso de hormonas, y por lo tanto hay que mimarlo mucho, paradójicamente tomar la píldora para regular las hormonas de manera artificial lo machaca). 

Después de todo este coñazo que os he dado con mis historias, he encontrado un artículo en internet sobre qué otros síntomas hay si sufres un exceso patológico de estrógenos (aparte de rinitis e intestino):
  • Crecimiento inusual del vello facial
  • La infección en la vagina
  • Los períodos son irregulares
  • Los pechos duelen
  • Fibromas benignos en el seno
  • Abortos involuntarios
  • La sequedad en la vagina
  • La piel es seca en general
  • Hinchazón
  • Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP)
  • La pubertad a una edad temprana
  • PMSing
  • Estéril
  • Sudores nocturnos
  • Irritable en la naturaleza
  • Los períodos de los últimos días
  • La menopausia es tardía
  • La endometriosis
  • Baja de la tiroides

En Madrid he localizado a un fiosterapeuta, Daniel Sanz, que también es experto en nutrición y habla sobre el exceso de estrógenos en una entrevista publicada en la revista Mia. Es director del centro Fised, donde me imagino que a lo mejor pas  consulta. Me había planteado ir a Barcelona a que me hicieran el estudio de los estrógenos, pero igual primero pido cita en Madrid que me pilla mucho más cerca :-)

Podéis leer el reportaje aquí: http://www.mujeresreales.es/salud/articulo/demasiados-estrogenos


Fuentes:

http://www.mujeresreales.es/salud/articulo/demasiados-estrogenos
https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/meds/a602024-es.html
http://lasaludi.info/altos-niveles-de-estrogeno.html
http://www.mujeresreales.es/salud/articulo/demasiados-estrogenos









No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin