viernes, 6 de noviembre de 2015

El post del viernes: receta tarta pedorra de chocolate (con alubias en lugar de harina)

Esta es la tarta que hice el día de Halloween y me produjo unos gases tan espantosos que pasé la tarde en la cama, en posición fetal, pensando que iba a morir porque estaba rota por dentro. Al final sólo eran gases. Qué dolor. No obstante, hay otras dos personas que la han probado, les ha gustado mucho tanto la textura como el sabor (tipo brownie) y no han experimentando ningún problema de aerofagia extreme. Es cierto que las personas que padecemos problemas autoinmunes tenemos el intestino delicadillo por norma general.  Por eso aprovecho hoy para compartir la receta. La leí en una web de dietas pero no lo encuentro, y de todas maneras no la seguí al pie de la letra sino que hice mi propia versión en plan cocina free style.

Lo que váis a necesitar: 

250 gr de alubias rojas (yo las compré ya cocidas en bote, si no, tenéis que dejarlas en remojo toda la noche y después hacerlas en la olla que es más rápido). Se usa alubias rojas (o negras) porque tienen un puntito de dulzor en comparación con las blancas. Ahora bien, si puedes conseguir alubias azuki, mucho mejor. En esta tarta sustituimos la harina blanca refinada por la legumbre. Aunque el aporte calórico es similar, tiene mucha fibra y los carbohidratos son de absorción más lenta: evita picotazos de insulina.

1 tableta de chocolate cacao puro (os recomiendo que tenga mínimo 70% cacao) de 125 gr (la tableta entera, que suele ser fina).

2 huevos medianos

2 claras de huevo (las venden embotelladas y pasteurizadas en carrefour o mercadona).

3 cucharadas soperas de salvado de avena, esto es opcional.

Sirope de ágave (en lugar de azúcar, yo lo pongo a ojo, es ir probando hasta que os guste el dulzor).

Opcional: muesli o nueces troceadas. Yo usé muesli de bolsa para desayuno.

1 yogur (en mi caso utilicé uno griego que había por casa, probablemente unos días caducado, queda mejor porque lleva nata y es cremoso).

Levadura tipo royal.

2 cucharadas de aceite para lubricar el molde o margarina.

Paso a paso: 

Fundir el chocolate al baño maría, o si no, en el microondas. Mezclarlo con el yogur griego para hacer una crema ganache (se nota que veo top chef jejej).

Si tienes tiempo y ganas, separa las yemas y monta las 4 claras al punto de nieve y reserva. Si no, te puedes saltar este paso.

Pesa 250 gr escurridos de alubias rojas en una báscula digital y machaca con un tenedor. Si no tienes báscula en casa, ten en cuenta que normalmene los tarros de alubias son de 400gr escurridos, así que un poco más de la mitad.

Añade 3 cucharadas soperas de salvado de avena al puré de alubias, una vez esté todo mezclado, incorpora la ganache de chocolate, las yemas previamente batidas y el sobre de levadura (yo usé medio, no quería que subiera mucho la masa). 

El truco del almendruco es mezclarlo todo en una batidora de vaso, así queda una pasta muy fina.

En este momento lo endulcé con sirope de agave, que tiene una textura tipo melaza, hasta que me gustó el sabor (probando con el dedo, no queda otra, aunque también podéis utilizar una cucharita, que es más fino). Si pones chocolate con azúcar en lugar de cacao puro, no le añadas mucho dulce más.

Para finalizar, mezcla toda la masa con las claras al punto de nieve, con movimientos envolventes de cuchara, para que aporte ese toque esponjoso de mousse. Si no has montado las claras, bate los huevos con un tenedor y los añades en el paso anterior junto con la levadura.

Opcional: añade trocitos de nueces o cereales al final. Yo puse muesli de la caja del desayuno, que también incluye chips de chocolate. 

Engrasa una fuente tipo Pirex o un molde de silicona con el aceite de oliva / margarina. Precalienta el horno a 200 grados durante 10 minutos. Mételo con calor arriba y abajo durante 20 minutos más. Pincha con un palillo en el centro a ver si está hecho (probablemente no), apaga el horno y déjalo dentro otros 15 min más para que se termine de hacer con el calor residual.

El truco del palillo es el siguiente: si pinchas y sale sucio (con pegotillos de chocolate) es que sigue crudo. Si por el contrario sale totalmente limpio, significa que has hecho un perfect y la tarta está ya cocinada.

Deja que se enfríe en el mismo molde o en una rejilla de repostería si eres cocinillas y la tienes en casa. Espera a que esté templada o fría para comer.

¡Espero que la disfrutéis y que no os pase como a mí! ¡Bon apetit!

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin