sábado, 21 de noviembre de 2015

Cómo arreglar el estropajo en una peluca sintética rizada (o cómo permanentarla ya de paso)

Este truco no creo que lo vaya a compartir en  el blog comercial porque es muy hardcore. Aquí sí me atrevo por varias razones: 1) Es mi blog personal y escribo un poco lo que me sale del bolo (como dice Mercedes Milá). 2) Muchas lectoras tienen bastante experiencia y maña llevando peluca, no es lo mismo liarse la manta a la cabeza con tu primera y única pieza que cuando ya tienes el culo pelado de usar pelucas y prótesis capilares. 3) Es una pena que las pelucas sintéticas tengan una vida útil tan corta porque el concepto es maravilloso: no se despeinan casi nada ni tras el lavado, no se oxida el color, no se ponen foscas por la humedad o días de lluvia y  algunas tienen un brillo característico que a mucha gente le encanta (cosa que no entiendo, siempre he preferido la fibra mate y casi el 90% de las pelucas sintéticas lo son, pero hay personas que demandan exactamente lo contrario, cuanto más brille más les chifla).

Hace poco compartí el truco para eliminar el frizz en las pelucas sintéticas de pelo liso, pero también hay gente que las lleva rizadas, onduladas, con tirabuzón... ¡Y también tienen derecho!

Necesitarás:

1) Un cepillo para desenredar, si puedes hacerte con uno clon del tangle teezer o el original, mejor.
2) Bigudíes de alambre forrados de espuma. Conocidos en jerga peluqueríl como churros. Los podéis ver en la foto de arriba a la izquierda (naranja). 
3) Si tienes una vaporeta o cacharro que limpie al vapor, estupendo. Si no, una plancha de ropa.
4) Guantes de jardín o de trabajo para no quemarte. Evita las manoplas del horno, necesitas movilidad.
5) Tijeras que corten pero que no las tengas mucho cariño (por supuesto que no sean para cortar papel o para cortar pelo humano, las de cocina valen).
Ojo: La peluca ha de ser de fibra resistente al calor hasta 180 grados (casi todas las pelucas para gente joven lo son. Si usas kanekalon desgraciadamente no se puede hacer con vaparo a altas temperaturas, tendrías que poner la máquina al mínimo e ir probando mientras rezas para que no se derrita la fibra sintética). 

Paso a paso:
1) Cepilla a fondo la peluca, elimina enredos si es que tiene. Aprovecha para cortar 2-3 cm de las puntas que estén ya super tazadas. No te preocupes si no la igualas perfecta, con los rizos no se notará.
2) Separa el pelo en mechones y ponle los bigudíes para marcar más el rizo. Si quieres cambiar el look aprovecha para hacer los rulos más gordos o viceversa. Para hacerlo puedes llevar la peluca puesta en tu cabeza y así calcular la altura y la direccionalidad que les quieres dar. Una vez que termines, coloca la peluca en un soporte con forma de cabeza fin fijo a la mesa. Si no tienes soporte, usa un almohadón viejo y asegúrate de que no se mueve.
3) Calienta la vaporeta o la plancha, llénala hasta arriba de agua. Cuando esté a punto, aplica vapor en el pelo. Ten cuidado de no quemarte las manos (usa guantes). Observa cómo se comporta la fibra, obvio si oyes el crujido característico de plástico quemándose baja la temperatura. Nunca lo hagas con la peluca puesta sobre tu cabeza a no ser que tengas una buena excusa para explicar al médico de urgencias...
4) Asegúrate de que rocías todos los churros con vapor caliente al menos en tres o cuatro pasadas.
5) Deja secar durante toda la noche en un soporte tipo percha para pelucas.
6) Al día siguiente retira los churros y aplica mascarilla para peluca sintéticas en seco, en plan sérum, para que le aporte lubricación (el pelo sintético no hidrata). Lubricantes Durex Play no funcionan, tiene que ser específico para pelucas. Lo podéis encontrar como sérum para peluca sintetica o como mascarilla.
7) Obvio si tienes una peluca sintética lisa con fibra resistente al calor y ya te has aburrido de ella, puedes utilizar este truco para hacerle una permanente en casa. Irreversible, claro.

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin