lunes, 5 de octubre de 2015

Un año en la vida de una joven con alopecia areata

NOTA: Me ha gustado esta historia no por su contenido, ya que estoy segura de que entre las lectoras de este blog hay 10000 relatos mejores y más interesantes relacionados con alopecia, sino por el hecho de que en la prensa "seria" norteamericana, como puede ser el periódico de Boston, dan cada vez más visibilidad a la alopecia, y no sólo por quimioterapia. Cuantas más historias de este tipo lleguen a la opinión pública a través de medios serios y generalistas, menos tabú y menos estigma social, lo cual es en beneficio de todas :-) 



Christine Wigandt es una joven estudiante de la ciudad de Salem (USA). En un año perdió a su madre (falleció víctima de una enfermedad crónica pulmonar) y también todo su cabello. Ahora es activista en favor de que las pelucas estén subvencionadas en USA. Su historia se ha publicado en un periódico digital de Boston. Justo cuando terminó el instituto, en mayo, notó un parche sin pelo en la zona posterior de su cabeza, tan pequeño como un botón. Sin embargo, estaba muy ocupada acompañando a su madre en el hospital después de su trabajo.

Ese verano perdió su larga melena castaña, y ella creyó que su vida se estaba desmoronando. "Todo lo que pude hacer fue sentarme y ver cómo se me caía el pelo. Mi padre estaba muy ocupado atendiendo a mi madre. Comprendí que mi cabello no era prioritario, pero recuerdo que me preguntaba por qué me tenía que pasar a mí".

En julio de ese año acudió a un doctor que le diagnosticó alopecia areata: "Me solté la coleta y me quedé con un mechón en la mano para que viera lo que me estaba pasando", explica. La alopecia areata es una condición autoinmune por la que nuestro sistema inmunológico se "despista" y ataca al pelo. Desgraciadamente su madre fallecía en agosto. "Con todo lo que me sucedió fue muy duro volver al trabajo y empezar la universidad en septiembre", cuenta.

La doctora Lynne Goldberg, profesora de dermatología en la Universidad de Boston, explica que el desencadenante de la alopecia areata es todavía una incógnita, pero creen que pudiera tener un origen genético. No es contagioso ni afecta a la calidad de vida del paciente respecto a su estado de salud, pero "Sí produce un impacto muy negativo psicológicamente", explica Goldberg.  "Fue un alivio saber que a pesar de que se me cayera el pelo, tenía una buena salud", comenta Christine.  Seis meses después de que nuestra protagonista encontrara la calvita, había perdido el 70% de su pelo, así que decidió cortarlo y utilizar una peluca en diciembre para asistir a clases e ir a trabajar (a la comisaría de policía).

En marzo del siguiente año había perdido sus cejas y pestañas. Sin embargo, se sentía mejor sinpeluca, así que decidió contarles a sus amigos, compañeros de trabajo y superiores su problema para poder acudir al trabajo sin pelo. Christine ahora mismo trabaja en una división de la policía que atiende a víctimas de violación, y está mucho más cómoda mostrándose tal cual es. "Es genial, me encuentro mucho mejor conmigo misma", dice. Aunque continúa haciendo tratamientos médicos para estimular el crecimiento del pelo, aceptarse tal y como es y tener una rutina de ejercicios y otras actividades de ocio ayuda mucho a Christine a sentirse "normal". Además, colabora activamente como voluntaria en una fundación de jóvenes con alopecia areata.

Aunque a Christine no le guste usar peluca, ha presentado junto a los demás socios y voluntarios de la fundación una solicitud para que los afectados de alopecia reciban ayuda económica, y de esa manera puedan costearse parte de las prótesis capilares o de las pelucas en Estados Unidos. De momento cuentan con el apoyo de un congresista de California. 

"La gente me dice que debería llevar una peluca o taparme la cabeza de alguna manera, pero yo no quiero hacerlo. Deberían guardarse para sí mismos ese tipo de comentarios". Crhristine tiene muchos planes para el futuro, sobre todo graduarse como oficial de policía. Pero también es una joven que se muestra esperanzada en que su tratamiento médico funcione: "Me gustaría tener pestañas y cejas sólo para el día de mi boda, pero si no se puede, no se puede". 


No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin