martes, 20 de octubre de 2015

THINX: tangas o bragas que sustituyen a las compresas y tampones, ¡sin fugas!

Aunque este blog es de alopecia femenina, muchas de mis lectoras tienen problemas hormonales que les producen unas reglas muy abundantes y dolorosas. De hecho, hace unos meses os hablé de la copa menstrual. Es curioso. Aunque más de la mitad de lectores según mis estadísticas están registrados como hombres, los comentarios que me llamaban sucia y guarra (en el post de la copa menstrual) eran usuarios registrados en Chrome o Firefox como mujeres. Tiene ovarios la cosa.

Los tejidos y la ropa inteligente son el futuro. Gracias al trabajo de investigación de tres chicas neoyorkinas durante tres años, hay una alternativa ecológica y segura a las compresas. Gran visión: un par de miles de millones de mujeres en el mundo menstrúan. La base de mercado es infinita.

Además, por cada braga THINX que se compra, la empresa dona el equivalente a siete unidades de compresas reutilizables a la ONG ugandesa AFRIpads.  En el primer mundo la regla no es más que un incordio mensual. Pero en muchos países de África, millones de chicas no pueden asistir al colegio durante esos días por no poder costearse económicamente compresas desechables.

Según explican en la web oficial y en los vídeos, las THINX tienen un grosor absolutamente normal (como cualquier ropa interior). La clave está en la triple capa de tejidos ultra finos: una drenante, otra absorbente y otra antibacteriana. El modelo de braga grande (tipo culotte, quizá algo más pequeña) tiene un nivel de absorción comparable a dos tampones, y lo mejor es que garantizan que no hay escapes aunque lleves unos pantalones o un vestido blanco ese día.

Hay otra versión tanga (equivale a medio tampón) y una intermedia tipo cachetera (asoman un poco las nalgas debajo) que absorbe uno. No es necesario usar compresas ni salvaslip, pero sí recomiendan ponerse la copa menstrual los días en los que la hemorragia es fuerte.

El precio oscila entre 24 USD (tanga) y 34 USD (el culotte). Lo idóneo es disponer de dos o tres, para tener recambio mientras se lavan. Basta con enjuagar primero en el grifo y meterla en la lavadora (siempre con agua fría). No hay que echar suavizante, y se cuelga en el tendedero (no secadora).

No he encontrado lo que pueden durar en general, si meses o años. Me imagino que el tratamiento bactericida y la capa absorbente se irá deteriorando con los usos y lavados. Pero con que dure un año ya es un ahorro considerable entre compresas y tampones (y además es ecologista).

Esta es la web: http://www.shethinx.com/

Y esta es la ONG AFRIpads: http://afripads.com/







No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin