viernes, 2 de octubre de 2015

El post del viernes: ideas cabeceros para la cama DIY y lowcost

Bueno, la verdad es que no es una entrada muy original y no sé hasta qué punto los posts del viernes tienen relevancia para nadie, pues los improviso un poco sobre la marcha. Sin embargo, creo que más que ofrecer información de interés (en definitiva este blog es sobre alopecia, los viernes me tomo una licencia creativa), nos sirve para desconectar un poco del pelo. En mi caso no es pelo sólo en este blog, es pelo en el trabajo, pelo en mi tiempo libre (tengo que mantenerme reciclada y actualizar conocimientos al menos del sector de la posticería), pelo en mi vida personal (areata) y pelo hasta en la sopa. Literalmente. El otro día cenamos puré de calabacín y me encontré uno. Mi novio, con su sorna habitual, sugirió que podía tratarse de vello púbico pues le gusta cocinar totalmente desnudo, que así se siente más en contacto con la gastronomía y tiene una relación más íntima con la termomix, entregándose en cuerpo y alma a la receta. Esto es coña, claro. Debería dedicarse a los monólogos otra vez, como cuando estaba en la universidad.

No tengo apenas muebles (peor que un piso de estudiantes, en serio), y ahora que he terminado de plantear lo básico para el salón, recibidor y cocina estoy trabajando en el dormitorio. Sólo está nuestra cama de matrimonio, el armario empotrado de obra, un espejo apoyado en la pared, una cómoda del ikea que odio con toda mi alma y un fichero de oficina con ruedas que uso a modo de mesilla de noche. Ya, ya lo sé, es lamentable. Al menos en esta estancia sí que hay una lámpara, pero es clásica, dorada, probablemente de los años 80, que me gustaría usar de piñata. Soy de esas personas "quiero y no puedo" respecto a muebles.

Así que frente a limitados recursos €€, lo mejor es el ingenio, y he estado buscando ideas para el cabecero de la cama. Creo que le otorga mucha personalidad al dormitorio. Quería algo original, sencillo y barato. Al final me he decantado por esta opción, pero hay otras que están bien:


He encontrado una especie de repisa o balaustrada antigua tirada en un descampado. La voy a desinfectar, lijar bien y a pintar con chalk paint para darle ese toque  rústico y decandente. Mi novio me ha pedido que deje de traer mierdas a casa, pero pagar el 50% de la hipoteca me da derecho a la chatarra. En lugar de jarrones voy a poner cuadros apoyados en la pared, he visto unas láminas muy chulas en Etsy, dibujadas con plumilla y acuarela, de búhos y atrapasueños. Los marcos los pillaré en Tiger o en el Ikea.

La idea la he sacado de aquí: http://www.practicaychic.com/blog/10-bonitas-ideas-de-cabeceros-low-cost

En esta web hay muchas otras ideas : http://www.milideas.net/las-100-mejores-fotos-e-ideas-para-hacer-un-cabecero-de-cama-original-iii

Me encantan los cabeceros de librerías. Los de vinilo se han pasado de moda y los acolchados me recuerdan a los manicomios :-S

La ventaja de improvisar los muebles poco a poco es que tu casa será diferente y especial. A ver, Ikea está genial (aunque me gusta más Maisons du Monde pero no me llega), pero al final todas las casas amuebladas en Ikea son exactamente iguales. Misma mesa grornhön, mismas sillas malm, mismos armarios jordgard y las  mismas jodidas cortinas tjusig (que por cierto esas palabrejas son topónimos).







No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin