domingo, 5 de julio de 2015

Aceite de oliva para hidratar el pelo (sólo medios y puntas), ese gran desconocido...

Resulta que fuera de nuestras fronteras, sobre todo para las mujeres de pelo afro, el aceite de oliva aplicado en el pelo está cotizadísimo. Algo así como aquí el aceite de argán (originario de Marruecos). Es triste que seamos los principales productores de aceite de oliva en el mundo, y que se infrecuente encontrar cosmética basada en aceite de oliva, mientras sí hay mil referencias de productos para hidratar y suavizar el pelo con argán.

Sí he visto una tienda en Madrid, en la calle Bravo Murillo a la altura de Canal si mal no recuerdo, que están especializados en aceite de oliva en todas sus variantes: oleoteca (cocina), cosmética corporal (jabón, champú, mascarilla, lociones) y también cremas hidratantes faciales. Seguramente hay varias, y también se puede comprar por internet. Pero es paradójico que no sea el ingrediente estrella de los cosméticos, si lo comparamos con otros como la keratina, el aloe vera, el argán, los taninos o el dichoso aceite de coco, ¡todo el mundo tiene una botella de aceite de oliva virgen extra en casa, maldita sea!

En este blog, especializado en chicas de pelo rizado (y afro), explican cómo se debe usar. Este tratamiento es intensivo, y está recomendado sobre todo para pelo muy encrespado, dañado, seco, castigado, con puntas abiertas... En principio, para un parcial o una peluca, se debe aplicar exclusivamente en las puntas, ya que es muy denso y tenemos riesgo de que empape la base debilitando los nudos (además de dejar maravillosos lamparones en el tul).

Estas son las instrucciones. Obviamente si tu cuero cabelludo es muy graso o con tendencia a dermatitis de tipo seborréico, ten mucho cuidado de no empapar las zonas más próximas a la raiz:

1) Calienta el aceite en el microondas durante unos segundos. Media tacita es suficiente. El aceite tiene que estar tibio, no caliente ni quemando.  Si tienes el pelo muy fino, lo puedes mezclar con aceite de coco, almendras o de jojoba (en realidad la jojoba es una cera líquida, no aceite).
2) Pon una cucharada de aceite de oliva en la palma de tu mano (tibio), masajea el cuero cabelludo usando las y emas de los dedos (suave) y termina masajeando de medios a puntas.
3) Ponte un gorro de ducha de plástico para no manchar y que conserve el caloret.
4) Espera de 5 a 45 min (en función del daño acumulado, de la largura etc), aclara con abundante agua y después lávate el pelo con tu champú habitual.

En esta otra web, que pertenece a una empresa de venta online de aceite de oliva ecológico hablan de los beneficios de utilizar aceite de oliva en el pelo (cuesta 5 USD - 50 ml de aceite de oliva virgen ecológico):

- Aseguran que es anticaspa (masajear el cuero cabelludo con aceite de oliva).
- Evita el encrespamiento y las puntas abiertas.
- Añade brillo (obvio, jeje).
- Deja el pelo más manejable.
- Suaviza el cabello y lo repara.
    Personalmente no lo he probado porque tengo en casa como 2.000 botes de mascarillas y sérums diferentes (es lo que tiene estar enchufada y que te regalen cosas cuando haces compras por volumen), pero si ahora mismo no estás muy bien de dinero y tienes las puntas fatal (además, cuanto más secas y estropeadas más se encrespan) este tratamiento intensivo puede ayudarte. Si lo vas a utilizar con una peluca o un parcial que esté en las últimas, cuidado, sólo en las puntas, aléjalo de la base.

      No hay comentarios:

      Compártelo:

      |

      También te interesaría leer...

      Blog Widget by LinkWithin