domingo, 7 de junio de 2015

¿Incapaz de que el tono del tinte te quede ni tan siquiera parecido a la foto de la caja?

Todas hemos comprado tintes de aplicar en casa en muchos momentos de nuestra vida. Y en ocasiones, por mucho que te gastes 12 ó 15 pavos en la caja (que por poco más vas a una peluquería), el resultado es un poco al libre albedrío e incluso a veces varía de un uso a otro. No es raro que me consulten chicas porque un color 5.3 les ha quedado negro. Un 6.0 les ha quedado negro y ¿adivinad qué? Un 7.1 les ha quedado negro.

Pero si te tiñes el pelo porque quieres disimular canas, entramos en otro terreno pantanoso, que por mucho que lo dejes una hora, te sucede igual: ligero tono violáceo en la raíz (no cubre bien la cana). En peluquería se dice coloquialmente que "la cana se queda borracha", cuando el tinte no la ha cubierto bien, y a los pocos lavados vuelven a asomar en todo su esplendor. Mientras que que de medios a puntas te quedará el pelo más negro que la boca del lobo (sí, a pesar de que te des un 7.1).

¿Por qué sucede esto? Pues por varios motivos:

El tinte que se vende en supermercados o droguerías de uso doméstico ya incluye la botella de peróxido con los volumenes que determina el fabricante, y la cantidad de pigmento que también elige el fabricante para que simplemente hagas la mezcla. Lo que quieren es algo fácil y sencillo que pueda hacer cualquiera en su casa, sin ningún conocimiento previo. Basta con que te tomes un minuto en leer las instrucciones (hay gente que ni eso).

Normalmente, los volumenes de peróxido son bajitos (10 / 20) y el pigmento es más intenso para que agarre bien y tenga mayor cobertura (lo cual no quiere decir duración). Al cabo de 4-6 lavados aclarará al tono que quieres, pero al principio te vas a ver muy oscura. Otra opción es que hagas como en los salones, comprar por un lado el tono y por otro el peróxido (siempre y cuando sepas hacer la mezcla en su justa medida).

En muchas ocasiones, el pelo muy finito y muy poroso actúa como una esponja absorbiendo todo el pigmento. Por este motivo, da igual que te pongas un 5 que un 7, el resultado será, tras los 40 minutos de rigor: NEGRO. Tengo una clienta a la que un 9.1 le quedó azabache, según me contó. Y ya después de eso nada me sorprende. Ojo con los cenizas, es mejor que elijáis un tinte base (x.0) si no queréis llevaros una sorpresa demasiado desagradable, y nunca exponerlo más de 30 min.

Entonces, ¿por qué el tinte puede quedar raro? Por varios motivos:

1) De medios a puntas ni tal mal, pero en la raíz no hay manera. Esto puede suceder por dos cosas:

1.1 La cana tiene una cutícula más cerrada que el pelo pigmentado, por lo que el tinte le cuesta más penetrar. En casos de canas más duras que el morro del challenger, se usa un  producto químico que se llama "mordiente de cana", para facilitarle el "trabajo" al tinte.

1.2 Anemias, enfermedades, medicación... Si los tintes te quedan de colores impredecibles por no decir rarunos, vigila tu estado de salud (sobre todo tu alimentación o si estás expuesta a tóxicos), ya que influye mucho en la calidad del pelo. También depende del tipo de medicación que estés tomando (o si te drogas). Sobre todo esto afecta especialmente a pacientes oncológicos, aunque hayan terminado los ciclos de quimio, pueden tardar meses en teñirse el pelo sin sorpresas.

1.3 Minoxidil. Si tienes la raíz con canas y además te aplicas minoxidil, se produce el efecto caja de chocolatinas de Forrest Gump, nunca sabes qué color va a salir. Importante: aplica el minoxidil, espera al menos 2-3 horas, lávate la cabeza muy bien. Seca totalmente el pelo y aplica el tinte.
Probablemente el color de la raíz no vaya a ser el que tú esperas (o quizá sí), pero desde luego será mejor estando limpio que si te pones tinte directamente encima del fármaco.

2) Aunque hagas lo que hagas, te queda más negro que la noche:

Si tu pelo es muy finito y muy poroso, en ocasiones el resultado no es que sea uno o dos tonos más oscuro de lo que buscabas, es que te queda directamente negro. Ya te pongas un 5 ó un 7. En este caso, siempre elige como mínimo un tono más claro que el color que te gusta de la caja, y aún así, probablemente te quede más oscuro (en tres lavadas, arreglado).  Como no puedes engordar la textura de tu pelo teniendo alopecia (sobre todo difusa), no hay mucho más que puedas hacer para evitarlo.

Pero todo tiene solución menos la muerte, y quizá este consejo te puede interesar:

Si no tienes una cantidad muy notable de canas, en lugar de usar tinte tradicional, utiliza mascarillas de color. Son cosméticos que oscurecen paulatinamente el pelo y mantienen el tono más intenso respecto a su oxidación, ya que son de uso frecuente (aplícala 5-10 minutos una vez por semana). Yo trabajo con la marca profesional Lumiere y me encantan los resultados. No es un tinte propiamente dicho, por lo que daña menos el pelo, pero aún así hay que aplicarlo con guantes.  Hay otras marcas en el mercado que yo nunca he utilizado y por tanto no tengo opinión sobre ellas. Evidentemente si te tiñes con la finalidad de aclarar más tu pelo, esto no te sirve. En fin. La paciencia es la madre de la ciencia.

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin