domingo, 17 de mayo de 2015

Videojuego simulador transplante de pelo tira

¿Que cómo he encontrado esta frikada / bizarrada por internet? Bueno, es una larga historia, pero como no tengo nada mejor que hacer en esta mañana de domingo, os la voy a contar jeje.

A los diez años me regalaron un Macintosh que necesitaba discos de arranque de baja densidad (enormes y flexibles) para funcionar. Había poco que pudiera hacer con la máquina sin tener idea de informática, así que decidí aprender lenguaje basic y visual basic para poder trastear: primero comandos sencillos y elementales hasta comprender la estructura. Conseguí programar las fórmulas de aritmética que estudiábamos en el colegio (áreas y volúmenes de figuras geométricas) para no tener que esforzarme mucho ni estar tanto tiempo con la tarea de mates. Una compañera de clase tenía un Spectrum enchufado a la tele (de esos que usaban cintas de casette) e intercambiábamos conocimiento. Dicen que el amor es el lenguaje universal pero yo no lo creo. Las matemáticas y el código de programación sí lo son. Ella es ahora ingeniero informático. Yo me fui por letras porque se me daba bien escribir.

Dos o tres años más tarde me regalaron un ordenador IBM 386 de segunda mano, con impresora de nueve agujas que hacía un ruido infernal. Para que os hagáis una idea, se trataba de un PC anterior a los famosos Pentium. El sistema operativo era MS-DOS y tenía instalado Windows 3.11. Además, entre las cajas de los periféricos encontré unos cuantos disquettes de alta densidad que contenían no sólo software de ofimática -el clásico Word Perfect- ¡sino también videojuegos piratas! Un simulador de vuelo (caza militar), el Tetris, varios arcades, el primer Sim City de la historia y la mítica aventura gráfica Maniac Mansion de Lucas Art Films. Además, había un disquette sin nada escrito en su etiqueta. Creí que sería para almacenar archivos personales (con la friolera de 1.44 MB de capacidad).  Por suerte, se trataba de otro simulador, esta vez de cirugía: Life & Death.

Ese juego es y era realmente complicado. A día de hoy, con muchas horas de práctica a mis espaldas porque todavía de vez en cuando echo una partidilla (encontré un emulador online de abandonware) todavía nadie ha salido vivo de quirófano.  Eso sí, me sé de memoria cómo operar una apendicitis y exactamente dónde pinzar la arteria mesentérica. Culturilla.


Life & Death: el quirófano
El otro día en un rato tonto me metí en esa web de juegos clásicos, y me recomendaron este otro simulador de cirugía, bastante más moderno, para hacer transplantes de pelo con la técnica de la tira. ¡Malditas cookies de navegador jaja!

Así que, ¡disfrutadlo! Eso sí, no os podéis salir del guión ni tomar decisiones por vuestra cuenta como rajar al paciente (eso sí se puede hacer en Life & Death). Hay que seguir la línea de puntos y seguir el protocolo paso a paso, tampoco necesitas buen pulso. Es un juego puramente informativo.

http://www.surgerysquad.com/surgeries/virtual-hair-transplant-surgery/

OJO: el simulador de transplantes de pelo no sustituye los procedimientos de un cirujano, ¡no os animéis a hacerlo en casa!
Fuentes:
http://www.surgerysquad.com/surgeries/virtual-hair-transplant-surgery/



No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin