martes, 7 de abril de 2015

Ultra Hold líquido: cómo usarlo para pegar la prótesis capilar o una peluca paso a paso

Ya lo escribió Stan Lee en su primer cómic de Spiderman: "Un gran poder requiere una gran responsabilidad" (frase erróneamente atribuída a otro personaje, tío Ben). Con el pegamento Ultra Hold pasa igual, tiene una adhesión así pringosa y con hilillosh igual que las telas de araña. Aunque a priori parece difícil de usar (y mucha gente no lo sabe hacer), si no lo hacemos o no sabemos hacerlo bien no podremos sacarle todo el partido (o, mejor dicho, el juguillo).

Tengo el caso de un cliente que venía a comprar el bote grande (100 ml) cada tres semanas. A la tercera vez le pregunté por qué tanta cantidad, pensando que lo quería para otro centro capilar, y, al tenerle como cliente profesional poder darle un mejor precio. Me dijo que era para él, como particular (lleva prótesis). Le preguntamos, por curiosidad, cómo es posible que un bote con una vida útil de 6 meses se le agotara en veinte días (en realidad caduca a los 12 meses de abrir, pero se va poniendo espesote, sucede igual que con los esmaltes de uñas). Yo ya me estaba montando la película de que lo revendía o lo inhalaba o algo por el estilo. Pero verdaderamente lo quería para hacer un mantenimiento diario. Su rutina, según me explicó, era la siguiente: se quita la prótesis todos los días para lavar su pelo. Acto seguido, aplica por toda la cabeza una generosa capa de Ultra Hold. Sin esperar, pone la prótesis encima y la peina con los dedos.

Afortunadamente usa una prótesis capilar de antigua generación, con una malla de monofilamento muy gruesa y tupida. Gracias a eso evita que se le traspase al pelo demasiado pegamento (no del todo, lo de su  flequillo no era gomina precisamente ). Para ir al gimnasio o las noches si salía de fiesta, se ponía más pegamento de refuerzo por si las moscas.  Él mismo nos dijo que no le gustaba gastar tanto dinero en adhesivos. Tratamos de explicarle que lo hacía mal, que en su caso mejor usar una cinta de perfil bajo para retirar la prótesis a diario. Se marchó totalmente convencido de que su técnica es la válida y de que sólo le queríamos liar para que hiciera doble gasto, así que poco pudimos velar por sus intereses.

Por tanto, el pegamento Ultra Hold es muy efectivo si se usa de manera adecuada. Si no se usa bien, mejor no comprar y utilizar cintas de doble cara. ¿Cómo se utiliza el adhesivo Ultra Hold líquido paso a paso?


1) La zona a pegar tiene que estar limpia, libre de sudor y de grasa, sin cabello o bien rasurada. Ahora que empieza el caloret, es importante que hagáis los mantenimientos en una habitación bien acondicionada o ventilada. Evitad hacerlos durante las peores horas de sol si vuestro piso o casa está orientado al este o es muy luminoso, mejor dejarlo para el anochecer (o antes del amanecer, como la peli, jeje).

2) Muchas personas utilizan protector de cuero cabelludo, por ejemplo walker scalp protector thick (es en roll on, más cómodo que en spray para mi gusto), pero hay otros. Otras personas prefieren no utilizarlo, cada caso es un mundo. Si haces mucho deporte o transpiras mucho por la cabeza, sí se recomienda.

3) Menos es más. La capa de Ultra Hold ha de ser verdaderamente fina. Cuanto más le pongas, peor. Es decir, no por más cantidad más fijación, todo lo contrario. A mí me gusta usar el propio pincel que viene en la botellita, pero hay personas que usan los triángulos de los maquilladores profesionales (son de goma espuma). Evita los alogodones y los bastoncillos (dejan pelusas).

4) La paciencia es la madre de la ciencia. Espera a que cure (se seque) al aire. Lo ideal es esperar de 10 a 15 minutos. No hagas el mantenimiento deprisa y corriendo. Resérvate una hora completa para ti, sin interrupciones y hazlo tranquil@, sin prisas y sin agobios. Hay personas que por ir más rápido, se dan aire con el secador (frío). No lo recomiendo tampoco, mejor esperar.

5) Si quieres puedes aplicar otra capa, pero tampoco es necesario. Si la echas, también toca esperar.

6) Muchas veces el problema no es el pegamento sino la limpieza del sistema. Mejor dicho: la ausencia de limpieza. Estos últimos años han pasado por mis manos decenas de pelucas y de prótesis con costrones de adhesivo capa sobre capa. El pegamento se va quedando negro debido a los residuos, células muertas, contaminación ambiental, suciedad, seborrea... Lo que es un milagro es que se sujete de esa manera (por no hablar de posibles infecciones por llevarlo 24 horas en contacto con nuestra piel).  El sistema ha de estar lo más limpio posible de adhesivos, lacas, gominas, mascarillas, sudor y grasa. Si está sucio o grasiento, por muy bien que completemos el ritual, pocas horas o pocos días más tarde se habrá depegado parcialmente. En verano, debdio al clima o a la humedad si estás en la costa, se puede derretir antes. Hay trucos para eliminar los residuos de pegamento de una peluca o una prótesis capilar sin desquiciarnos en el intento. 

7) Muchas personas utilizan cinta de doble cara en el sistema, y adhesivo en la piel. Esta técnica es muy interesante por dos motivos: en prótesis o pelucas de poliuretano o para evitarnos el engorro de limpiar los restos de pegamento líquido reseco de la malla o del tul. Basa con exfoliar nuestra piel y retirar (con cuidado sin dar tirones) la cinta de doble cara del sistema, pues deja menos residuo que el formato líquido. Si se derrite porque espaciáis mucho los mantenimientos, por el clima, la sudoración o la actividad física (no es lo mismo pasar un fin de semana recogiendo escombros que estar en el sofá viendo tv, y lo digo por experiencia). En resumen: a andar se aprende caminando. Cuando me lo hacía en mi casa, yo sola, me apañaba más mal que bien según mis circunstancias. Trabajar en el sector y manipular adhesivos a diario te hace aprender, pues cada cual tiene un estilo de vida, una manera de sudar y un tipo característico de piel. No es lo mismo una piel grasa que una piel muy seca (hasta cuartearse) que una atópica. Hay que adaptar los cuidados en función de cada persona.

8) Asegurar la resistencia al agua. Ultra Hold es un adhesivo acrílico resistente al agua (como los esmaltes de uñas, que si te lavas con agua no se quitan), pero al igual que cuando nos pintamos las uñas inmediatamente no nos metemos en la bañera con el agua a 60 grados, con este adhesivo para prótesis capilares sucede igual: tiene que estar totalmente seco y asentado para que selle y resista la acción del agua (o del champú). Cuando te hagas el mantenimiento, espera dos horas al menos antes de sudar (lo ideal es que evites sudar de 6 a 8 horas seguidas). Es decir, si te pones la prótesis con adhesivo limpio a las 8 de la tarde, y a las 9 te vas a clase de spinning: mal. O si te metes en la cama a las 11 de la noche sin aire acondicionado ni ventilador, a sudar la gota gorda en el mes de julio (pero un mes de julio en Sevilla, no en Burgos). Lo ideal es que pases las siguientes dos horas en un sitio bien acondicionado: vete al cine y no te olvides la chaqueta. Si quieres ir a la piscina o a la playa, planifica bien el mantenimiento para que no te coincida exactamente el mismo día. Hay que acostumbrarse a planificar estas cosas con cierta antelación, igual que somos previsor@s con otras muchas otras cosas (¿o te vas a ir a la playa / piscina sin depilar, por ejemplo?).

¡Por cierto, se me olvidaba! Esos hilillos del Ultra Hold que deja la brocha, y a veces desquician un poco, son señal de que el producto funciona y está bien conservado. Se llaman "legs" (patitas). Qué cosas.

No hay comentarios:

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin