viernes, 3 de abril de 2015

El post del viernes (Santo): Por qué se visten así los cofrades/nazarenos en Semana Santa?

Fan art de "La vida de Brian". Fuente: http://www.rtve.es/radio/radio3/
Aunque he recibido una educación católica apostólica y romana desde los dos hasta los 18 años (bueno, en realidad los curas pasaban muuuucho de los alumnos de bachillerato, todo hay que decirlo), a los doce por alguna extraña razón me volví atea. Fue una epifanía pero al revés, no podía creer, lo cuestionaba todo. También coincide con que a esa edad me saqué el carnet de la biblioteca y leía muchísimo. No me extraña que la Inquisición (ahora reconvertida en  la Congregación para la Doctrina de la Fe que dirigía Josep Ratzinger antes de ser Papa Benedicto XVI) prohibera los libros como si fueran obra del diablo. En realidad, lo que ha pasado siempre es que leer favorece el pensamiento crítico-racional, de toda la vida de Dios.

Aunque no soy creyente, en este blog ya me he declarado aficionada a la antropología de lo sagrado y sobre todo al arte sacro, así como a la iconografía religiosa (religiones occidentales, de las orientales no controlo mucho, aunque son fascinantes también). Por lo tanto, la Semana Santa es una época del año que me gusta más que la Navidad. Oh sí. Me encantan las procesiones. Prefiero un Viernes Santo con sus tambores y trompetas, un rosario de antorchas o unas Edades del Hombre antes que una cabalgata de Reyes. Sí, soy así de friki, ¡no lo puedo evitar!

Siempre he querido ser cofrade. Pero, lógicamente, exige requisitos que por supuesto no cumplo ni cumpliré: ser creyente y participar en la Liturgia y en otros oficios religiosos (que tampoco quiero). Bueno, rezar el Rosario sí me gusta, desde pequeña, ¿por qué? Porque es un mantra y puedo poner la mente en blanco y meditar. Algo totalmente oriental. Con las misas no puedo, y espero no ofender a los creyentes, pero son un rollo macabeo. Literal.  Si acaso las misas gospel-evangelistas, que tienen su puntito por la música. Pero duran dos o tres horas, así que tampoco creo que pueda con ellas. 

Rosario significa corona de rosas. ¿Por qué? Pues porque supuestamente la Virgen se apareció a tres pastores en Fátima (Portugal) y les reveló que cada vez que se reza un Ave María, es como si le ofrecieran una rosa. Por lo tanto, rezar un rosario completo con sus 150 Ave Marías conforma una corona de flores (mejor dicho un ramo de 150 rosas, porque corona tiene una connotación fúnebre). De hecho, para fabricar las bolitas (cuentas y misterios) normalmente se utiliza una pasta a base de pétalos de rosa, que han sido triturados en un máquina tipo termomix y posteriormente deshidratados. También se elaboran con huesos de aceitunas (espero que no estén chupados) ¿por qué? Por el huerto de los olivos (Getsemaní).

Bueno, voy a dejar ya la catequesis jajaja. Cuando me da por los sermones aburro hasta a las ovejas jajaja.

Vamos a lo curioso, ¿por qué los cofrades / nazarenos van así? ¿Quiénes son esas mujeres tan fashion en su little black dress, poitrine balconette, stilettos, peineta y mantilla que salen en procesión? Mucho se están metiendo con ellas por los outfits, pero yo prefiero ir descalza con grilletes en los tobillos pisando cáscaras de pipas (la exquisita educación del público de las procesiones es para escribir un post aparte), que soportar todo el recorrido subida en unos tacones de 12 centímetros, ¡eso sí que es penitencia!

 
Imagen: quhist.com 
El origen del capirote o capuchón se remonta a la Inquisición. A las personas castigadas por motivos religiosos se les imponía la obligación de usar una prenda de tela que les cubriera el pecho y la espalda y un cucurucho de cartón en señal de penitencia. Seguro que os suena lo del "sambenito" (que es una pieza de tela que cubre pecho y hombros). Encima de la cabeza, y a cara totalmente descubierta, iba el cucurucho de cartón para que destacaran entre los demás, cual símbolo humillante.

El sambenito y capirote se imponía como castigo, el condenado tenía que llevarlo durante un tiempo: desde varios meses a toda la vida. Era un traje penitencial de lana normalmente de color amarillo y se acompañaba de un sombrero alto de papel prensado en forma de mitra o cónica: la  coroza. Esta indumentaria era bendecida por el cura y consistía en una prenda que se metía por la cabeza cubriendo pecho y espalda, pero dejando libre los hombros. A raíz de la muerte de Torquemada se colocaría en el sambenito la cruz de San Andrés de color rojo, negro o verde sobre el pecho y la espalda. Se utilizó esta cruz en aspa y  no la tradicional de Cristo al no considerar a los herejes dignos de llevarla. Los condenados eran obligados a marchar por la ciudad descalzos, vistiendo el sambenito y con un gran cirio encendido. Una vez que cumplían la condena, el sambenito debía colgarse en la iglesia a la que pertenecía el hereje para que nadie olvidara nunca su culpa, indicándose a su lado el nombre de la familia, el crimen cometido y el castigo. De hecho, muchas habéis escuchado lo de "colgarle el sambenito a alguien". Esa expresión viene de aquí. En la actualidad, todavía mucha gente se cree con el derecho "divino" a humillar, a difamar y a machacar constantemente al prójimo. En definitiva "colgarte el sambenito". Pero en la realidad, y muy pocas veces o ninguna me equivoco, tienen un gran complejo de inferioridad porque son personas desgraciadas, infelices o inseguras, y se sienten superiores así, ¡angelicos! ;-)

Este cariz penitencial es lo que se ha ido adaptando a las diferentes cofradías desde finales del siglo XIX. Dependiendo de cada agrupación se lleva de una forma u otra, normalmente el cucurucho va por dentro de un verdugo y está cubierto por la tela (en Castilla y León o en Madrid es así). El sambenito se ha reconvertido a túnica, en ocasiones con capa. Pero por ejemplo en Murcia leo que además del capirote van a cara descubierta (corregidme si me equivoco). Curioso. Aunque a muchas personas les impresiona o les resulta intimidante ver desfilar hileras de nazarenos con la cara cubierta, el capirote y los agujeritos en los ojos tipo fantasma (se llama antifaz), aunque la estética puede ser siniestra es imprescindible: son penitentes y la penitencia ha de ser un  acto de contrición auténtico. Salir con la cara tapada, en silencio, significa que nadie te va a reconocer y por tanto no vas en procesión para lucirte ni para hacer proselitismo o propaganda electoral (los políticos deberían salir también con capucha, igual que hacen en la cabalgata de Reyes cuando se tiznan para hacer de Baltasar y no les reconoce ni su madre).

Imagen: www.cuatro.com
Por este motivo, y ojo, desde mi posición como atea, estoy en contra de que las Procesiones de Semana Santa se conviertan en una pasarela de modelos o en un escaparate de autoridades y concejales (qué buenos son y qué tipín tienen). ¿A qué viene esto? Por el código de vestimenta que se ha impuesto en la Semana Santa andaluza para las Camareras de la Virgen: hae dominae ("esas mujeres", intento de juego de palabras con ecce homo que me parece no ha entendido nadie, y creo no haber declinado bien) que acompañan a las cofradías con vestido negro, tacón y mantilla (las he mencionado más arriba). En muchas cofradías no se respeta el protocolo, así que este año se han puesto más firmes (y por supuesto todo el mundo a ofenderse y a rasgarse las vestiduras, pero los curas tienen razón). El vestido ha de ser negro, no escotado, sobrio y sencillo. No de encaje. Falda larga o por las rodillas. Medias negras cristal, no color carne ni mucho menos de rejilla ¡por el amor de Dios!

Zapatos tipo salón, clasicos, sin excesivo tacón. Complementos: pueden adornarse con pequeñas y discretas joyas que no llamen la atención como perlitas, cadenitas, el medallón de la cofradía/hermandad o una alianza en el caso de las mujeres casadas. No se puede usar reloj. El bolso ha de ser tipo clutch, negro, discreto, y eso sí: hay que llevar rosario. Opcionalmente se pueden usar guantes calados o de encaje. El pelo recogido en coleta o moño bajo sin dejar mechones sueltos en la cara, opcionalmente se puede colocar una peineta tipo teja en color carey (algunas la podrán comprar de carey auténtico, pero es una verdadera pena) y mantilla color negro confeccionada en tul, encaje, blonda o chantilly (estas son las mejores). Importante: el largo de las mantillas debe cubrir los brazos. Si llevas peineta, necesitarás colocar alfileres, horquillas o un broche para sujetar la mantilla (que no sea ostentoso). Respecto al maquillaje: nada llamativo, muy natural.

Bueno, las Camareras de la Virgen tienen su origen en la palabra cámara (habitación de la reina) siendo estas mujeres las únicas autorizadas que pueden entrar en ella.  Ser camarera es servir a la Virgen, dedicando tiempo de manera desinteresada al mantenimiento de la imagen (vestirla, peinarla, limpiarla, ponerle flores, restaurarla, poner velas etc), a su veneración y también a labores de apostolado. Probablemente, como pasa con todo, un alto porcentaje de las camareras que salen en procesión pasen olímpicamente de ejercer como tales el resto del año. ¡Si es que sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena!

¿A que no os imaginábais que fuera tan carca respecto a la tradición de la Semana Santa? ¡No me pega nada!

Fuentes:
http://www.diariosur.es/sociedad/201503/10/prohibido-llevar-escote-minifalda-20150310160824-rc.html
Wikipedia
http://www.erroreshistoricos.com/curiosidades-historicas/origen/678-el-origen-del-capirote-o-capuchon.html
www.Cuatro.com
http://sevilla.abc.es/semana-santa/20150402/sevi-como-vestir-mantilla-201504012003_1.html
http://www.vanitatis.elconfidencial.com/moda/2013/03/28/como-vestir-en-semana-santa-sin-dar-la-nota-23584
http://quhist.com/origen-expresion-colgar-sambenito-inquisicion-espanola/





2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola guapa
La verdad es que no te pega nada.A mi lo que me gusta de semana santa es ir al pueblo a comer torrijas y demás delicias culinarias,jeje. Lo de las procesiones donde salen politicuchos y modelos eso es postureo.
Un beso

Anónimo dijo...

No me sorprende porque la religión es religión y no puede ser que en nombre de una religión se vista de tal manera. Y si no puede resistirse sera que oe falta un poquitin de fe para soportar "la tortura".

El vestidito escotado y las medias de rejillas son seductores y prece que se va a ligar y a dejarse ver más que para cristo..... Las miradas no tienen que ir para ellas.... Si ya me enteré que hay mucho jalei con esto pero yo me pregunto, estos días las chicas y los chicos ligan??? Seguramente que si y por eso se debe eso de querer enseñar tanto y parecer que va a una boda en vez de ir de luto......

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin