viernes, 10 de abril de 2015

El post del viernes: nail stickers / esmaltes de uñas adhesivos. ¡Gran invento!

Nail stickers marca AVON
El tema de la manicura siempre me había parecido una frivolité, pero, ¡ay amigas! Cuando vas a manicurista profesional y te arregla las uñas (me araño y arranco los padrastros de alrededor), ¡es otra cosa! ¡Como ir con la cara lavada o con un buen maquillaje! Es que cambia mucho la mano.

No os exagero cuando digo que en mi casa, a pesar de haber regalado decenas de esmaltes, tengo todavía unos 30. La mayoría resecos y con varios años de uso que me da pena tirar (siempre por si acaso). Y al final casi siempre utilizo los mismos colores, unos con destellos de purpurina de la marca China Glazé. ¿Por qué con purpurina? ¿Es que soy así de cursi? Pues en realidad porque si te las pintas mal, como la superficie es irregular y con relieve, no se nota. Y ese es mi problema, que la mano izquierda ni tan mal, pero la derecha un horror porque soy diestra. Además, al trabajar durante horas tecleando, se me descascarillan muy rápido (sobre todo índices y corazón). En otros posts os he hablado de la manicura permanente y demás cositas como la lámpara de gel de Essence, que he ido probando a ver si podía llevar las uñas decentemente pintadas al menos toda la semana.

Y es que verlas recién pintadas (majomeno) por una misma, es una cosa. Pero como te pases de cantidad, aunque esperes que se sequen durante horas (por ejemplo ver una película con las manos en posición cirujano antes de enguantar), te rozas en la cama o en cualquier parte y se queda la calcomanía marcada. Afortunadamente nunca friego los platos, pero si haces cualquier cosa manual (y ya no digamos trabajar en un jardín a manos desnudas arrancando yerbajos, es que gato con guantes no caza), salta el esmalte cosa mala y se rayan. Y no, no compro los esmaltes en bazares de todo a un euro precisamente, pero tampoco son de Channel (una vez me las pinté con uno de Christian Dior para ir a una boda y tampoco os creáis que dura tanto, no mucho más que los de OPI. Eso sí, el color, divino).

Además, mis uñas psoriásicas son blandurrias, se parten en capas y si uso esmaltes malos o abuso de las uñas postizas, amarillean.

Bueno, he descubierto un gran invento (que no ha tenido éxito parece ser, no lo entiendo): nail stickers, o esmaltes de uñas adhesivas. Me los regalaron hace meses con un pedido de AVON, los metí en un bolso y me olvidé totalmente de ellos. Hace poco me los encontré. Son como los vinilos que ponemos en superficies lisas como los cristales. Simplemente lo apoyas sobre la uña limpia y seca (preferiblemente pulida), presionas con la yema del dedo gordo, limas la pegatina sobrante y voilá! Uñas perfectamente pintadas, color homogéneo y cubriente, sin pegotones, sin esperar a que se sequen, sin enciscar nada y sin pintarte la comisura de los dedos que tanta rabia da (sobre todo con los colores oscuros).

Nada de olor a disolvente, que eso a muchas personas les desagrada. Y lo mejor de todo es que puedes usar colores lisos o ¡estampados imposibles! En la imagen de arriba llevo las pegatinas tipo vidriera modernista de AVON, con incrustaciones de brillantitos (obviamente de plástico). De hecho, ya son varias las personas que me han preguntado cómo diantres lo he hecho, incluso un amigo que es teleco y que jamás en su vida me había preguntado absolutamente nada relacionado con mi maquillaje, peinado o mis complementos, ¡si es que estas uñas tan molonas llaman mucho la atención!

¿Y qué es lo bueno de llamar tanto la atención? Pues que así no se fijan en vuestro pelo. ¡Probadlas!

En Kiko valen unos 4€ (16 unidades). Dicen las "malas lenguas" que sólo duran 3-4 días, pero yo las llevo desde hace una semana larga y muy bien. Me apliqué por encima una capa de esmalte transparente de Sephora y el top coat de gel de Essence. Diez segundos de lamparita cada dedo y ya.  En total, no tardé ni 15 minutos en hacerme las dos manos, ¡antes entre que me pintaba, me salía, pasar los bastoncillos de acetona para limpiarme, dar otra capa y esperar a que se secaran me podían dar las uvas!  Los esmaltes de secado rápido no me acaban de convencer porque dejan así tipo efecto acuarela no muy cubrientes. Ojo, me refiero a los que yo he utilizado, probablemente los habrá mejores que los míos, que me han costado menos de 6€.

Pues eso, personalmente recomiendo las pegatinas, voy a prescindir del servicio de mis esmaltes de uñas y a comprar un surtido de adhesivos.  He leído en un blog que en Sephora las están liquidando de 8 €a 1 € el paquete. ¡He de darme prisa porque me temo que las van a retirar!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No se si habría alguno menos colorido, a mi me gustan esmaltes de un solo color. El rosa y el rojo son mis preferidos jejejejeje

Blog de Alopecia Femenina dijo...

Sí, también los hay lisos, esta tarde he quedado para ir al sephora y a kiko para cotillear :)

Anónimo dijo...

Jejejeje que te lo pases bien

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin