martes, 17 de marzo de 2015

Mujeres extraordinarias: Staciana Stitts, oro en Sidney 2000 y alopecia areata. Una historia de superación

Fuente de la imagen: wikipedia
Mucha gente está metida en casa todo el día tremendamente acomplejada por su problema de alopecia, ya sea alopecia androgenética femenina, alopecia areata o alopecia universal. Es lógico y normal que durante una temporada te encuentres muy triste y desanimada, hasta que asumas la realidad de la situación (y por supuesto visites a los médicos para barajar tratamientos si lo deseas en tu caso), pero por otro lado encerrarse en vida durante tantos años no es una opción de personas mentalmente saludables. Lo he dicho cienes de veces, yo estuve dos años así. Y han sido dos años irrecuperables de mi vida, no me han aportado nada bueno en absoluto (ni a mí misma ni a nadie de mi entorno, sólo sufrimiento).

Así que voy a inaugurar una nueva sección (además de los pots del viernes, en los que básicamente escribe mi ego) para que conozcáis a chicas con alopecia (me refiero a alopecia de dominio público, no pienso sacar del armario a nadie porque sospeche que lleva prótesis o peluca) que son todas unas triunfadoras, y un modelo a seguir.  En el post de hoy quiero hablaros de Staciana Stitts y de su historia de superación como medallista olímpica.

Staciana es una joven de 34 años procedente de Columbus (Ohio). Ha sido medalla de oro en Sidney 2000 y también en las olimpiadas Panamericanas de 1999.  Como es lógico, su alopecia universal es algo que llamaba la atención incluso más que sus sobresalientes éxitos deportivos. Una noticia publicada hace 15 años en una revista digital de San Francisco (USA) explica su historia y me gustaría compartirla con vosotras (disculpad por destrozar la traducción, podéis leer el articulo original aquí): http://www.sfgate.com/sports/article/Olympic-Sized-Composure-Despite-hair-loss-2705861.php

3 comentarios:

MM dijo...

Holaaaa
Me gusta el post, realmente es una mujer muy fuerte,y ha sufrido desde pequeña, que te marca la vida sin lugar a dudas...
Pero yo te digo una cosa,no me siento menos luchadora ni menos campeona por llevar un parcial, estoy feliz, y cada mañana me levanto ENCANTADA de ponerme guapa,y no tengo la sensación de que si no lo llevase, y mostrase mis 4 pelos con orgullo ,me fuese a sentir mejor, no, no, no, no me sentiría mejor.las mujeres que padecen areata,y se ponen sus cositas, ole por ellas, no son menos luchadoras.
Para mi son realmente campeones,todas esas personas que, por desgracia están enfermas, y aunque sea solo (ojalá)momentáneo hacen sus vidas lo mas normales posibles, llevando a los niños al colé, paseando sus perros, o haciendo sus recados, como si nada....buff...
Un abrazo, (me rechifla leerte)

Anónimo dijo...

Qué muchacha, es de admirar su actitud y deberiamos aprender todas de ella.

Creo que cuando somos pequeñas sufrimos igual pero tenemos más facilidad de ser fuertes. De pequeña al perder el pelo por completo por la quimioterapia, me negaba a usar peluca aunque hubiese sido mejor para mi para disimular más pero tenía algo dentro de mí que me decía que debía evitarlo, que llevara gorra y ya está, tratando de ignorar las miradas y los comentarios. Ya ni me acuerdo de todo ese pasado y a mi madre le hice romper mis fotos siendo calva porque lo que no me gusta no quiero recordarlo, lo trato de eliminar completamente y gracias a dios, casi todo lo que en esta vida me ha echo sufrir mucho no me acuerdo porque tengo el ON puesto para suprimir lo desagradable directamente sin preocuparme y así vivir mejor el presente y el futuro.

Ahora me veo con alopecia, no sé de qué tipo, pero el hecho de tenerme que ver por segunda vez así, me hace sentir como "si la pesadilla vuelve".

Me dan ganas de llorar, de esconderme y de alejarme. Pero como dices no son formas de vivir y no tenemos que castigarnos. Tengo hijos y me necesitan asi que es impensable que hiciera tal cosa, y me animan a seguir adelante y a vivir feliz teniendoles a mi lado que son lo que más quiero.

También me ayuda mucho el apoyo de mi marido y que él no me rechace ni me deje por eso. Si lo hiciera me hundiría más seguro. A veces dudo de que siguiera conmigo si avanzara la alopecia pero bueno si así fuera, pasaré de la situación. No quieri que nada me haga caer en depresión y desear suicidarme.

En el peor de los casos me implantaré o pondré peluca, aunque la peluca me inspira mucha inseguridad por si se me cae o alguien me toca y se desengancha y bueno se me viera la calva por sorpresa...

Seria capaz de aceptarme pero son los demás quienes no me lo permiten. Si alguien me viera diría cosas hirientes y habría que tener un escudo contra todo eso. Una kucha y fortaleza dificil de adoptar.

Espero que un día avancen en medicina y podamos ser curados todos los que sufrimos alopecia. Ojalá cambien las cosas conel tiempo. Aunque con todo el negocio que produce esto, dudo que haya interesados en avanzar en el tema. Pero la esperanza siempre tiene que estar presente.

Gracias por estos testimonios guapa. Enfin, la belleza y lo que realmente llega al corazón de otra persona es su manera de ser más que su pelo. Y es eso lo que ser especial o magnifica. El pelo es algo estético que se aprecia mucho en la sociedad pero sin el no dejamos de ser las maravillosas personas que somos.

Un saludo

nuria dijo...

Gracias por el artículo y por esta nueva iniciativa.
Este tipo de artículos hace reflexionar. Yo llevo con esto 5 años ya y todavía tengo días malos, pero con ejemplos como este se remueve la consciencia y hace que deje de mirarme el ombligo, tomar aire y ser yo, mucho más que un pelo.

Compártelo:

|

También te interesaría leer...

Blog Widget by LinkWithin